Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en Más información.

Ofertas de Hotel + Forfait de esquí en Formigal-Panticosa

¿Sabías que las pistas de Formigal-Panticosa configuran el mayor dominio esquiable de España? Si aún no sabes dónde esquiar en tu próximo viaje a la nieve, aquí encontrarás una amplia oferta para todos los niveles. Por ello es uno de los más populares. No hay excusas: con estos paquetes tendrás las mejores ofertas esquí Pirineo Aragonés. ¡Prepara las maletas!

Puente de Diciembre en Formigal-Panticosa

Navidades en Formigal-Panticosa

Reyes en Formigal Panticosa

Carnaval en Formigal Panticosa

Reyes en Formigal-Panticosa

Nochevieja en Formigal-Panticosa

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.
Ir a esquiar a Formigal-Panticosa es sinónimo de tener una escapada en la nieve de “diez”. Es una estación de esquí que siempre sorprende, ya que difícilmente completarás todos los recorridos que tiene: 146 pistas (12 verdes, 35 azules, 51 negras, 43 negras y 5 itinerarios) que se distribuyen por un dominio esquiable de 180 kilómetros, el más grande de toda España.

 

Su nieve está garantizada -tanto en calidad como en cantidad-, por su buena ubicación y la altura de sus pistas, con una cota mínima de 1.145 metros, y máxima de 2.250 metros; en cualquier caso, si hiciera falta, cuenta con el importante apoyo de 565 cañones de nieve que abastecen a unos 50 kilómetros de pistas. Además, las instalaciones brindan un buen servicio de desplazamientos entre sectores con sus 37 remontes capaces de transportar a 51.685 esquiadores a la hora. Unas cifras realmente espectaculares.

 

Formigal-Panticosa es una de las estaciones de esquí gestionadas por el grupo Aramón y tiene dos grandes sectores, que son los que le dan nombre. Está en el municipio de Sallent de Gállego, en el precioso valle del Tena, en el Pirineo Aragonés.

 

Si echamos la vista atrás, a la historia de la estación de Formigal, veremos que el núcleo inicial se estableció, en realidad, alrededor del valle de Izas; sin embargo, se fue ampliando hacia el sur, y después hacia el norte, buscando la frontera con Francia. Fue en 2014 cuando se unió a la vecina Panticosa, una confluencia de la que ha surgido, como decimos, el dominio esquiable más extenso de la península. Vamos a conocer los principales sectores, sus características, y cuáles son más adecuados en función de tu nivel de esquí.

 

Esquiar en Formigal

 

Las pistas de la estación de esquí de Formigal se distribuyen por cuatro valles. Todos ellos están conectados por alguna pista (al menos una pista azul y una pista roja), de manera que es posible desplazarse de un lugar a otro sin necesidad de tomar un remonte, simplemente esquiando.

  • Sextas. Es la zona más próxima al pueblo de Formigal. Aquí te recomendamos probar la pista roja Bosque, un recorrido espectacular entre preciosos paisajes y árboles, aunque es imprescindible que lleve mucha nieve, por lo que te recomendamos ir a primera hora (de hecho, a menudo la cierran por la tarde). Tampoco te puedes perder una de las más emblemáticas de la estación y que se encuentra en esta área: la pista Tres Hombres, que parte de la cima del pico que lleva ese nombre, a 2.276 metros de altura, y se prolonga durante tres kilómetros y supera 695 metros de desnivel; es conocida por albergar diferentes carreras y campeonatos internacionales por su exigencia de hacer virajes a gran velocidad.


  • Sarrios. Si lo que te gustan son los saltos y piruetas, este es tu lugar en Formigal-Panticosa. Aquí está el snowpark y también unas cuantas pistas rojas a las que se llega con arrastres.

  • Anayet. Se trata del espacio por excelencias para familias de toda la estación. Ideal para iniciarse en la práctica del esquí y para ir con los peques. Destaca la pista azul Anayet, muy ancha y con 2.800 metros de largo, perfecta para aprender. Pese a ser fácil, suele agradar a todos los esquiadores que la pisan, ya que también tiene una pendiente que le añade un toque de emoción.

  • Portalet. Pegado a la frontera con Francia está este valle con un ambiente menos familiar y más apropiado para esquiadores avanzados. Se trata de una zona donde se practica el ski retrack, que son máquinas pisanieves que transportan a esquiadores a una ladera a la que solo se puede llegar de esta manera (lo cierto es que es una experiencia muy curiosa y recomendable). Cuando nieva, Portalet es la zona donde más nieve virgen se acumula, por lo que es un placer esquiar aquí. Os recomendamos la pista azul Batallero, que aunque es relativamente sencilla, es muy divertida y cuenta con preciosas vistas del valle.

 

Esquiar en Panticosa

 

En este sector tenemos zonas muy interesantes para debutantes, como es el trío de pistas fáciles Fobas I, Cuartalé y Petrosos. Con estos trazados, además, podremos explorar algunos de los rincones más bonitos de la estación (los valles Petrosos y Sabocos).

 

Si buscas algo más de caña, un imprescindible es la pista roja de Estrimal, que llega hasta el mismo pueblo de Panticosa, a 1.100 metros de altitud, convirtiéndose así en la que alcanza la cota más baja de España. Otra imprescindible es Pala Petrosos, una roja (que tira para negra) con orientación norte, solo apropiada para expertos y que está homologada para competiciones internacionales.

Formigal-Panticosa es una estación de esquí -o mejor dicho, la unión de dos estaciones de esquí- que se encuentran en alta montaña, en el Pirineo aragonés. Pese a ello, las carreteras para llegar están bastante bien y no demasiadas curvas ni excesivamente cerradas (para lo que es habitual en este tipo de destinos). Además, las carreteras están muy bien conservadas, se nota que el turismo de nieve es una de las grandes fuentes de ingresos de la comarca. Por todo ello, y porque te da más flexibilidad, te recomendamos que viajes en coche, pero estas son todas las alternativas que tienes.

 

En avión

 

El aeropuerto más cercano a Formigal-Panticosa es el de Huesca-Pirineos, a poco más de 100 kilómetros de la estación de esquí (con pocas conexiones). Otra buena opción es el aeropuerto francés Pau Pyrénées, a solo 95 kilómetros y con vuelos internacionales. El aeropuerto de Zaragoza queda a 170 kilómetros de las pistas.

 

En autobús

 

Formigal-Panticosa ofrece la posibilidad de viajar cómodamente a sus pistas con el “Bus Blanco”, que conecta la estación con Madrid, Zaragoza y Huesca los fines de semana.

 

Dentro de la estación, lo cierto es que no echarás de menos no tener tu coche porque hay un servicio de transporte gratuito a pistas y de ‘après-ski’ que circula de manera ininterrumpida por varias rutas: Sector Formigal - Urbanización Formigal - Sextas-Anayet, Sector Panticosa - Urbanización Argualas – Panticosa - Telecabina Panticosa, Marchica - Urbanización Formigal (ruta après-ski), Sector Formigal-Sector Panticosa y Sector Formigal-Sallent.

 

Para llegar a la estación de esquí, también hay diferentes posibilidades de rutas en autocar, como las líneas que opera ALSA o Avanza con Zaragoza.

 

En coche

 

Formigal-Panticosa está en el norte de la provincia de Huesca. Deberás dirigirte hacia la autovía A-23, y a la altura de Sabiñánigo, coger la autovía A-123, que conduce hacia Biescas y Sallent de Gállego. Primero verás el desvío hacia el sector de Panticosa, y si sigues la carretera, hacia el sector de Formigal.

 

  • Desde Madrid son 466 kilómetros (un poco más de cinco horas) por la A-2 hacia Zaragoza-Huesca-Sabiñánigo-Panticosa- Formigal.

 

  • Desde Barcelona, 360 kilómetros (unas cuatro horas y media) por la A-2 hacia Lleida-Huesca-Sabiñánigo-Panticosa-Formigal.

 

  • Esta es una zona que atrae a muchos esquiadores del País Vasco gracias a su proximidad. Por la carretera N-260 se llega desde el País Vasco a Formigal en apenas tres horas (desde Donostia hay 246 kilómetros).

 

  • Desde la capital navarra, Pamplona, hay 162 kilómetros (unas dos horas) y hay que tomar la dirección Jaca-Panticosa-Formigal.

 

  • Los que viajan desde Francia, Toulouse está a 265 kilómetros y deberán seguir la ruta Pau-Toulouse-Portalet-Formigal-Panticosa. Desde Bordeaux hay 289 kilómetros.

 

Moverse entre estaciones

 

Por otro lado, cabe señalar que Formigal y Panticosa están conectadas de manera gratuita gracias a un servicio que presta la estación de “ski-bus”. Está activo, de forma ininterrumpida, mientras están abiertas las pistas, con parada en Escarilla.

Tanto si has llegado a Formigal-Panticosa en tu coche particular como si has llegado en autocar, te interesará saber que hay una manera muy interesante de despreocuparse del desplazamiento a las pistas: las diferentes rutas de esquí en autobús que pone a disposición de los esquiadores la propia estación. Cuenta con las siguientes rutas y horarios:

 

  • Sector Formigal - Urbanización Formigal - Sextas-Anayet. Circula todos los días entre las 8:15h y 17:00h.

 

  • Sector Panticosa - Urbanización Argualas – Panticosa - Telecabina Panticosa. Circula todos los días entre las 8:45h y las 17:30h, con paradas en todos los hoteles del recorrido.

 

  • Marchica - Urbanización Formigal. Circula todos los días de 17:30h a 21:30h, ideal para disfrutar del après-ski fiestero sin tener que coger el coche.
  • Conexión entre el Sector Formigal y el Sector Panticosa. Circula todos los días entre las 8:30h y las 17:30h. Tiene parada en Escarrilla.

 

  • Sector Formigal – Sallent. Los días laborables hay un bus que sale por la mañana de Sallent a las 8.30h hacia el parking Sextas de Formigal, y otro de vuelta a las 16.30h; los fines de semana hay dos servicios: de ida, a las 8.30h y 9.30h, y de vuelta, a las 13.30h y a las 16.30h.

 

Aparcar en Panticosa

 

Hay zonas amplias de aparcamiento gratuitas en Panticosa: una explanada antes de cruzar el puente y junto a los aparcamientos, y dos explanadas más a los lados del Telecabina. Es fácil encontrar aparcamiento y aquí el tráfico suele ser más tranquilo y fluido que en el sector de Formigal. Además, hay parkings de pago para alquilar para toda la temporada (cuesta 550 euros).

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ✔️   ℹ️ Acceso mediante telecabina

 

Aparcar en Formigal

 

  • Aparcar en Sextas.

En Sextas hay un parking gratuito, pero los fines de semana se suelen llenar bien pronto. También tiene la alternativa de parkings de pago para alquilar para toda la temporada (cuesta 709 euros).

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ✔️   ℹ️ Acceso mediante telecabina

 

  • Aparcar en Sarrios.

 

Una bonita zona de aparcamiento, pero con el acceso más complicado por su altura. Por ese motivo, no suele estar masificado, pero en días de gran afluencia puede haber atascos en la carretera de acceso. Tiene hasta un área para poder pernoctar en el vehículo.

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ❌   ℹ️ Acceso mediante telecabina

 

  • Aparcar en Anayet.

 

Hay dos zonas de aparcamiento: una gratuita y otra de pago. Si quieres dejar el coche aquí, recomendamos ir con tiempo porque se llena pronto. El de pago cuesta 417 euros toda la temporada y 5 euros el día en temporada baja, y 10 euros en temporada alta.

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ✔️   ℹ️ Acceso mediante telecabina

 

  • Aparcar en Portalet.

Zona amplia para aparcar gratis a 1.760 metros de altura, junto al remonte. Se llega siguiendo la carretera A-136 desde Sabiñánigo y, antes de llegar a Portalet, tomamos el desvío hacia el parking en una pequeña rotonda.

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ❌   ℹ️ Acceso mediante telecabina

 

¿A qué niño no le gusta jugar con la nieve, dar rienda suelta a su creatividad construyendo muñecos o tirarse en trineo por suaves laderas? Un viaje a una estación de esquí en familia es uno de los mejores planes que puedes hacer con los peques en invierno. Abrígalos bien y a disfrutar. Y si ya tienen una edad, es el momento de que empiecen a aprender a utilizar los esquís: no les presiones y déjales que avancen a su ritmo. Formigal-Panticosa es una buena estación de esquí para el público familiar. Vamos a descubrir todo lo que ofrece especialmente a las familias.

 

Precio del forfait infantil en Formigal-Panticosa

 

Formigal-Panticosa ofrece precios especiales a niños de dos categorías: “Chiquitín”, que son los nacidos a partir del año 2014; e “Infantil”, que son los niños nacidos entre 2008 y 2013.

 

Además, hay una promoción especial de forfaits gratis para los peques de 6 a 11 años haciendo una reserva de hotel más forfait con un mínimo de 4 días y con un mínimo de dos adultos; un descuento que también se aplica en el alquiler del material de esquí y de snowboard. Es válido para toda la temporada excepto para las fechas: del 5 al 7 de diciembre, del 26 de diciembre al 10 de enero, del 6 al 28 de febrero y del 27 de marzo al 4 de abril. El primer niño va gratis, y el resto, recibirán un descuento del 50% en el precio.

 

 

Servicios para niños en Formigal-Panticosa

 

En esta estación de esquí encontrarás una buena oferta de actividades y espacios pensados exclusivamente para el disfrute de niños y niñas. Si quieres que se lo pasen bien mientras los adultos esquiáis, disponéis de dos jardines de nieve, uno en cada uno de los sectores principales. Estos son los servicios infantiles de Formigal-Panticosa.

 

Escuela de esquí   2
Guarderías (de 1 a 3 años)   1
Pistas azules y verdes   47
Jardin de nieve o parque infantil (de 3 a 6 años)   1
Remontes de cinta   10

 

  • Jardín de nieve de Formigal. Se encuentra junto a la zona de aparcamiento de Anayet y está dirigido a niños y niñas a partir de 4 meses de edad, por lo que es más bien una guardería. Tiene zona de interior y una amplia zona en el exterior con cinta transportadora (solo pueden usarla los niños mayores de tres años), para que los peques tengan un primer contacto con la nieve.

 

  • Jardín de nieve de Panticosa. Está en la cota 1900, junto a la llegada del telecabina. Destinado para niños y niñas a partir de los 2 años de edad. Tiene instalaciones cubiertas y zona exterior para jugar con la nieve y para que experimenten sus primeras bajadas gracias a una cinta remontadora.

 

  • Escuelas de esquí. Hay dos en la estación: la Escuela Española de Esquí de Formigal, que imparte clases para niños a partir de 4 años; y la Escuela Española de Esquí de Panticosa, que está especialmente centrada en la enseñanza de los peques, con cursos especiales para niños de entre 4 y 6 años.

 

 

Dónde esquiar con niños en Formigal-Panticosa

 

El dominio esquiable de Formigal-Panticosa cuenta con un total de 47 de baja dificultad (verdes y azules). Eso lo hace un destino de nieve ideal para ir con los peques y que comiencen a ganar seguridad en este deporte. Concretamente, estas son las mejores zonas para esquiar toda la familia:

 

  • Anayet. Es la zona predilecta de las familias en Formigal-Panticosa. Aquí os encontraréis muchos adultos ayudando a sus hijos a dar los primeros pasos sobre los esquís. Es muy conocida la pista Anayet, de 2,8 kilómetros, muy ancha y agradable. Además, esta zona tiene varios servicios para parar y recuperar fuerzas, como restaurantes, terrazas y áreas de descanso. También está el Anayet Park, con muchas propuestas: trineo de perros, construcción de iglús para mayores de 5 años o paintball en la nieve a partir de 14 años.

 

  • Sarrios. Aquí encontraréis el Funny Track, un divertido circuito que encantará a los peques, con módulos pensados para todos los niveles: obstáculos, dianas, puentes, etc.

 

  • Portalet. En esta zona está el paraíso invernal de Nieve Aventura. Es un espacio de pago pensado para familias donde todos experimentaran con la nieve de una forma creativa de la mano de la “Pandilla Snowy” con zonas diferenciadas: zona juegos, zona tirabolas, zona descenso y zona explora.

 

  • Panticosa. En este sector está el Petrosos Park, una propuesta muy atractiva dirigida a las familias, que se encuentra donde acaba el telecabina que da acceso a la estación. Tiene un área exclusiva para disfrutar con el trineo y otra para jugar con la nieve, hacer muñecos, ir en raquetas o en esquís.

La diversión en Formigal-Panticosa es doble: por la mañana, esquiando; por la tarde, tomando algo y rememorando anécdotas del día en la montaña, o bien haciendo turismo o seguir practicando la infinidad de actividades que propone el entorno de los Pirineos. Y es que un viaje a la nieve es mucho más que esquí: como anochece temprano en invierno, cuando las pistas cierran todavía queda mucha tarde (y noche) por delante. 

 

Aquí te dejamos algunas de las mejores propuestas para el ‘après-ski’ en Formigal-Panticosa y en sus alrededores.

 

Bares y fiesta

 

Si hay un establecimiento emblemático en España de la fiesta ‘après-ski’, ese es Marchica (ojo, que está abierto todo el día y ya desde primera hora también sirve desayunos). Está a pie de pistas en el sector de Formigal y anexo al edificio de Sextas. Desde las 15 horas comienza a montarse una buena fiesta que combina gran ambiente, música ininterrumpida, vistas espectaculares… y todo maridado con un cubata ¡ que nunca se deshiela! Está inspirado en los bares de los Alpes tirolenses y no hace más que ampliar su zona exterior gracias a la gran acogida que tiene cada año, ya que se ha convertido en toda una referencia de la fiesta ‘après-ski’ en Europa y por Marchica ya han pasado algunos de los DJs más conocidos del panorama internacional, como Brian Cross, Carlos Jean o el grupo Dorian. ¡Cada tarde es diferente!

 

Otro imprescindible de la fiesta en Formigal es la discoteca Tralalá y M The Club, con dos espacios con gastronomía y buena música. Para una experiencia diferente, no dejes de acercarte al Iglú Bar que hay en la zona de Sarrios: tiene una gran terraza exterior amenizada con música en directo de DJ, muebles de madera con pieles, cócteles y gastronomía diversa y una gran barra de hielo en el interior que te sorprenderá.

 

Sigue la fiesta fuera de pistas en los diversos locales que hay en la urbanización de Formigal y que permanecen abiertos hasta bien avanzada la madrugada, como Norheim, Five Elks o Grajos.

 

 

Actividades

 

Formigal-Panticosa está en el Pirineo aragonés, en un entorno impagable como es el valle de Tena, de manera que no te faltarán propuestas de actividades impresionantes para seguir en movimiento cuando cierran las pistas de esquí. Puedes explorar las montañas nevadas a bordo de un trineo tirado con perros, conduciendo tú mismo una moto de nieve, practicando senderismo invernal con raquetas de nieve o bien acercarte en familia al parque multiaventura de Biescas Aventura, a 800 metros de la plaza del Ayuntamiento del pueblo, con 9 circuitos y más de 80 juegos con diferentes niveles de dificultad (lianas, pasarelas, tirolinas o rocódromos).

 

Una actividad muy recomendable a 19 kilómetros de Formigal es el parque faunístico de los Pirineos llamado Lacuniacha, en el pueblo de Piedrafita de Jaca. Aquí descubriréis un bioparque de 30 hectáreas con una importante representación de la flora y fauna que habita los Pirineos. Todos los animales proceden de centros de recuperación o han sido rescatados de espacios donde no estaban cuidados.

 

Otra propuesta es hacer turismo en los alrededores de la estación de esquí de Formigal-Panticosa: no os perdáis los típicos pueblecitos del Pirineo aragonés, como Jaca o Sallent de Gállego, o itinerarios como la Ruta de las iglesias del Serrablo, a 27 minutos en coche de las pistas y con características arquitectónicas únicas en un paraje espectacular. 

 

Relax

 

Después de haberte pasado todo el día esquiando o como colofón a un viaje de nieve, no deberías dejar de dar a tu cuerpo un merecido premio en el conocido Balneario de Panticosa. Con una historia de cientos de años, hoy sigue bebiendo de fuentes milenarias pero con instalaciones modernas y de diseño a 1.600 metros de altura. Sus aguas son mineromedicinales y brotan del manantial de Tiberio a 53 grados; están indicadas para tratamientos y dolencias por sus características y propiedades.

 

En este centro termal disfrutarás de relajación y cuidados en un ambiente especial que cuenta con diferentes circuitos y propuestas, como camas de burbujas, cuellos de cisne, geisers, aguas frías de contraste, ducha nebulizada, vaporarium, pediluvio, iglú de hielo con cromoterapia, hammam, terma metida en la montaña, gimnasio y mucho más.

Formigal-Panticosa es la estación de esquí con el dominio más grande de España, preparado para acoger a miles de esquiadores. La infraestructura hotelera está a la altura: son muchos los alojamientos, para todos los bolsillos y perfiles de los esquiadores, en los que te podrás quedar a dormir en los alrededores para estar cerca de las pistas. Aquí hemos preparado una selección de diferentes categorías con nuestras recomendaciones. Todos ellos en medio del Pirineo aragonés.

 

  • Hotel Nievesol (3 estrellas). Si lo que quieres es alojarte junto a las pistas de esquí buscando la mayor comodidad a una fantástica relación calidad-precio, este es tu lugar. Está en el centro de la urbanización de Formigal, desde donde te podrás mover gratuitamente por las pistas gracias al Skibus, que tiene parada en la misma plaza del hotel. Está a 500 metros de los remontes, un breve paseo. El hotel tiene 143 habitaciones con diferentes posibilidades: triples y cuádruples, ideales para las familias. Cuenta con wifi gratis, bar-cafetería, restaurante con desayuno buffet y cena a la carta y piscina. Además, en invierno organiza un programa de talleres infantiles para entretener a los más pequeños. Cuenta con servicio de alquiler de material de esquí.

 

  • Hotel Saliecho (4 estrellas). Un precioso hotel para esquiadores exigentes en la entrada de la urbanización de Formigal. Se trata del alojamiento que está más próximo a los remontes. Te impresionará su bonita arquitectura, una comunión de madera y pizarra con una muy bien elegida decoración. Tiene wifi, spa con gran piscina cubierta para que te relajes después del esquí, gimnasio con zona de fitness (cinta, bicicleta, remo, waterfly, mancuernas y plataformas vibratorias) e instalaciones de wellness. Ofrecen servicio de alquiler de esquís, para que no pierdas tiempo, así como de guardaesquís. Tiene acceso directo a pistas con transporte propio. No te pierdas los platos regionales de su restaurante Ondarribia, que también sirve desayuno continental todos los días; también tiene bar con terraza y vistas a los Pirineos.

 

  • Resort Balneario de Panticosa (4 estrellas). Los más sibaritas deben alojarse aquí, un auténtico lujo para todos los sentidos. Este resort cuenta con dos impresionantes hoteles: el Gran Hotel, que data de 1896 y se restauró en 2004, con jardín de 5.800 metros cuadrados, habitaciones totalmente equipadas, restaurante, bar-cafetería, sala de billar, biblioteca con chimenea y spa termal; y el Hotel Continental, que comparte las zonas exteriores con el anterior, y es de una ambientación más moderna, con 190 habitaciones distribuidas en dos edificios comunicados por una pasarela acristalada con el emblemático Balneario de Panticosa.

 

  • Hotel Villa de Sallent (3 estrellas). En la urbanización de Formigal, está a solo 500 metros de los remontes de Formigal (ofrece traslado gratis a pistas). Sus habitaciones cuentan con una decoración muy acogedora de tipo rústico. Tiene wifi gratis y acceso gratis a su centro de fitness, spa y centro de bienestar. Lo mejor es el spa, que es muy completo: tiene piscina cubierta climatizada, bañera de hidromasaje, sauna, hammam, ducha de vapor y aromaterapia, todos los servicios que necesitas para relajar el cuerpo después del deporte. En el mismo hotel está el restaurante YOY Prestige, con gastronomía local y nacional, además de una cafetería con terraza y vistas a los Pirineos. Tiene guardaesquís, miniclub, calentadores de botas gratis y en invierno ofrece un servicio exclusivo de asistencia en carretera a un radio de 20 kilómetros en caso de encontrarse con condiciones meteorológicas adversas. Acepta mascotas.

 

  • HG Alto Aragón (4 estrellas). Un hotel muy lujoso a cinco minutos en coche de Formigal, aunque también ofrece servicio gratis de traslado a las pistas. Sus habitaciones son amplias y confortables, con elegante decoración y algunas, incluso, con terraza privada. Tiene buffet con cocina local e internacional, bar-cafetería, wifi, tienda de regalos, club infantil ideal para quienes viajan en familia, gimnasio, piscina cubierta, sala de juegos y alquiler de material de esquí, entre otros servicios.

 

  • Hotel Mi Casa (3 estrellas). Se trata de un alojamiento modesto pero muy confortable y acogedor, con grandes precios. Está en Sabiñánigo y tiene 65 habitaciones, bar, restaurante, salón, aparcamiento, guardaesquís y, por un suplemento, se puede acceder al spa del Hotel Villa Virginia. Está a 38 kilómetros de las pistas de Formigal.

Comer en las pistas de Formigal-Panticosa significa degustar todo tipo de cocina internacional, además de tener la posibilidad de probar platos tradicionales de montaña, de los Pirineos. Estas son las propuestas de restauración que nos ofrece por sectores.

 

Formigal

 

  • La Glera. Se trata de un enclave único para comer, una entrañable cabañita a 2.000 metros de altura. Tiene un acceso exclusivo para esquiadores y se llega con Ski-Ratrack (máquina pisanieves). Producto autóctono y espectacular carne a la brasa. Es posible reservar cena mágica en alta montaña.

 

  • Trattoría Cantal Panoramic. Grandes vistas a los Pirineos para saborear platos italianos (pastas, risottos, pizzas, carnes)… al calor de la chimenea. También sirven tapas.

 

  • Cabaña Izas. Un rincón con buen ambiente, champagne y montaditos calientes y fríos. No te pierdas la Burguer Izas ni sus hamburguesas gourmet, con buena carne.

 

  • Menú de Altura. En la zona de Cantal se encuentra el restaurante más antiguo de la estación, donde se puede degustar un menú con bonitas vistas del valle. Se llega con el telesilla de Sallent.

 

  • Cabaña Lolea. Mucho color que resalta en medio de tanto blanco. Tiene terraza con música y aquí podrás parar a tomar un aperitivo y algún trago.

 

  • Asador Montañés Formigal. Para estómagos exigentes está su gran selección de carnes a la parrilla: ternasco DO, migas de pastor, Tomahawk de vacuno y mucho más. Gastronomía típica de montaña.

 

  • Croquetería. Ideal para hacer una parada rápida para llenar el estómago con algo delicioso con vistas al snowpark y al valle de Izas.

 

  • Iglú. Un espacio diferente y singular para degustar sushi esquimal o jamón de pato.

  • Yurta. No te pierdas una visita a esta construcción que emula una típica vivienda nómada de Mongolia en Portalet. Te transportará a la Edad Media.

 

  • Tipis. En la pista El Bosque de Formigal encontrarás estas típicas viviendas de los indios nómadas americanos en los que podrás tomar un aperitivo mientras los peques se divierten tocando el tambor.

 

  • Restaurante Anayet. La zona más familiar de la estación tiene una oferta gastronómica variada: ensaladas, platos de cuchara, pizzas, cochinillo y cordero lechal.

  • La Bodegueta-Anayet. Ideal para una pausa rápida: chorizos a la sidra, croquetas y montaditos.

 

  • Foodtruck-Anayet. Con gran espacio interior para saborear hamburguesas con producto 100% aragonés. Deliciosa.

 

  • Chocolatería Anayet. Ideal para desayunos: bollería, galletas, cafés, chocolate caliente y tentempiés salados.

 

Panticosa

 

  • Bocatería Petrosos. Gran diversidad de bocadillos fríos y calientes.

 

  • Restaurante El Vagón. Delicioso el cogote de merluza y el chuletón a la piedra que preparan en este agradable espacio.

 

  • Cervecería Cobaxo. No te pierdas los exquisitos quesos que sirven aquí y el jamón ibérico al corte.

Preguntas frecuentes

La estación de Formigal abrirá sus puertas a principios de diciembre de 2020 y la fecha prevista para finalizar la temporada 2020-2021 está aún por determinar.


La estación de Formigal tiene actualmente 141 km esquiables repartidos en 101 pistas de todos los niveles: 6 verdes, 19 azules, 34 rojas y 38 negras.


Si, la estación de Formigal cuenta con zona de SnowPark y zona de “fuera pista”.


Los meses de diciembre a febrero. En Estiber encontrarás ofertas especiales para Navidad, Fin de año, Reyes, Puentes y otras fechas señaladas.


La estación de Formigal cuenta con escuelas de esquí y servicio de guardería. Además, tiene cafeterías y restaurantes.