< Inicio del Blog

Transporte de Madrid a Formigal ¿Cómo llegar a la estación?

¿Planeando un viaje de esquí? Primero, tendremos que decidir a qué estación de esquí iremos; después, elegir cómo nos trasladaremos a ella. Hoy nos vamos a centrar en un público muy específico: los madrileños y las madrileñas que quieren realizar un viaje de esqui en Formigal, una joya que encontramos en el Pirineo Aragonés.

 

¿Qué medios de transporte pueden utilizar para llegar a las pistas de Formigal Panticosa? ¿Hay más opciones además del coche? ¿Qué se tarda en cada caso? Vamos a resolver todas tus dudas para que elijáis el transporte de Madrid a Formigal estación más cómodo y que más os conviene.

 

 

 

De Madrid a Formigal en coche

 

Aunque no es la única opción que tenemos para ir a esquiar a la estación de esquí de Formigal, lo cierto es que el coche es el medio de transporte más recomendable por varios motivos: comodidad, ya que salimos de casa y llegamos sin trasbordos para dormir en un hotel cerca de Formigal sin tener que estar cargando con el equipo de esquí arriba y abajo; flexibilidad, nos vamos cuando queramos, sin depender de horarios; libertad, ya que nos permite conocer parajes de los alrededores en las horas del ‘après-ski’ a los que, sin coche particular, sería más complicado llegar.

 

Además, al ser Formigal-Panticosa un dominio de esquí popular y de gran prestigio en los Pirineos, las carreteras están muy bien conservadas y no tienen demasiadas curvas ni son excesivamente cerradas (teniendo en cuenta que estamos en la montaña).

 

Un problema que puede dar el coche en las pistas de esquí es dónde aparcarlo. En la estación de Formigal basta con dejarlo en el parking del hotel; después podemos olvidarnos de él gracias al servicio de ski-bus de Formigal que conecta de manera gratuita los dominios esquiables de Formigal y Panticosa, de forma ininterrumpida mientras están abiertas las pistas (lo detallaremos más adelante).

 

Para ir de Madrid a Formigal estación en vehículo privado, tendremos que recorrer 466 kilómetros (se tarda algo más de cinco horas) por la A-2 en dirección Zaragoza. Seguiremos por la A-23 hacia Huesca y Sabiñánigo, y después tomaremos la carretera N-260 pasando por Biescas, hasta llegar a Sallent de Gállego y, por último, a las pistas de Formigal-Panticosa.

 

 

De Madrid a Formigal en avión

 

Otra opción que tenemos para viajar desde Madrid capital a la estación de esquí de Formigal es en avión. El aeropuerto más cercano a las pistas es el de Huesca-Pirineos, que se encuentra a poco más de 100 kilómetros; ya en Francia, está el aeropuerto Pau Pyrénées, a 95 kilómetros y que alberga vuelos internacionales. También podemos volar a Zaragoza, cuyo aeropuerto está a 170 kilómetros de las pistas de esquí.

 

Desde los aeropuertos lo más recomendable para llegar a la estación de Formigal es alquilando un coche. Eso nos permitirá desplazarnos hasta las pistas en cuanto lleguemos y nos ahorraremos quebraderos de cabeza con horarios de otros medios de transporte y molestias por el transporte del material de esquí (si es que llevamos equipo propio).

 

 

De Madrid a Formigal en autobús

 

Una alternativa que cuenta con mucha aceptación para desplazarnos de Madrid a Formigal es el autobús. Concretamente, el “Bus Blanco” que se pone a disposición de los esquiadores y que une la estación de esquí con las ciudades de Madrid, Zaragoza y Huesca todos los fines de semana de la temporada.

 

Por otro lado, tenemos la opción de viajar con autocares de línea regular que unen Madrid con Zaragoza y Huesca, como las que opera ALSA o Avanza. Consulta los horarios porque pueden cambiar en función del día y la temporada.

 

 

De Madrid a Formigal en tren

 

Por último, podemos coger el tren para desplazarnos de Madrid a las pistas de esquí de Formigal-Panticosa. Cada año van cambiando las ofertas y servicios especiales para cubrir el recorrido, pero la mejor opción es viajar en AVE de Madrid a Huesca con Renfe, y una vez allí, coger un transfer en autobús hacia las pistas de esquí (consultar horarios). Con esta opción, se puede cubrir el trayecto en apenas tres horas.

 

También es posible coger el tren en Madrid Puerta de Atocha hasta Canfranc y allí tomar un taxi hasta las pistas de esquí (son unos 70 kilómetros, alrededor de una hora).

 

 

Moverse dentro de Formigal sin usar el coche

 

Como decíamos, lo mejor de Formigal-Panticosa es que ofrece la posibilidad de olvidarnos del coche en el hotel durante nuestra escapada en la nieve gracias al Skibus gratis que nos facilita el desplazamiento entre sectores. Una buena noticia también para los que viajan en avión, autobús o tren y no disponen de vehículo propio. Las rutas durante la temporada de esquí son las siguientes:

 

  • Sector Formigal – Urbanización Formigal – Sextas-Anayet. Circula todos los días de 8:15h a 17:00h.

 

  • Sector Panticosa – Urbanización Argualas – Panticosa – Telecabina Panticosa. Circula todos los días de 8:45h a 17:30h, con paradas en todos los hoteles del recorrido.-Marchica – Urbanización Formigal. Circula todos los días de 17:30h a 21:30h.

 

  • Conexión entre el Sector Formigal y el Sector Panticosa. Circula todos los días de 8:30h a 17:30h, con parada en Escarrilla.

 

  • Sector Formigal – Sallent. Los días laborables, de Sallent a las 8.30h al parking Sextas de Formigal, y vuelta a las 16.30h; los fines de semana, idas a las 8.30h y 9.30h, y vueltas, a las 13.30h y16.30h.

 

 

Las pistas de esquí de Formigal

 

La unión de las estaciones de esquí de Formigal-Panticosa en 2014 les ha permitido poder presumir de tener el dominio esquiable más grande de España con 180 kilómetros por los que hay trazados 146 pistas de todos los niveles, especialmente de las que exigen un cierto nivel (hay 12 pistas verdes, 35 azules, 51 rojas, 43 negras y 5 itinerarios). Pero más allá del esquí,  también hay un sinfín de actividades para practicar en invierno en Formigal.

 

Desde la apertura de la estación de Formigal-Panticosa, se garantiza una gran calidad y cantidad de la nieve por su ubicación y por la altura de las pistas, que van desde los 1.145 metros hasta los 2.250 metros de altitud en medio de los Pirineos. Y para reforzar los días con menos nieve, Formigal-Panticosa cuenta con el apoyo de 565 cañones de fabricación de nieve artificial que cubren 50 kilómetros de pistas.

 

Si nos centramos en Formigal, sus pistas se reparten a lo largo y ancho de cuatro valles conectados por pistas. Eso quiere decir que nos podemos desplazar de una parte a otra de la estación esquiando, sin necesidad de tomar ningún remonte (¡si tenemos el nivel para ir por ellas, claro!).

 

Los cuatro sectores son: Sextas, el área más próxima al pueblo, dónde se pueden encontrar restaurantes y diferentes tiendas de alquiler en Formigal. Hay pistas que no deberías perderte, como la roja Bosque, que regala bonitos paisajes entre árboles o la pista Tres Hombres, que arranca a 2.276 metros de altitud y tiene un descenso de 695 metros; Sarrios, donde se encuentra el snowpark para practicar saltos y piruetas y donde también hay algunas pistas rojas de interés.

 

 

Anayet, el sector de Formigal donde se dan cita las familias, ya que tiene muchas pistas fáciles para dar los primeros pasos y aprender, como es el caso de la popular pista azul Anayet, de 2,8 kilómetros, muy ancha y con algo de pendiente; y Portalet, la zona de Formigal que hace ya frontera con Francia y donde más nieve virgen se acumula, recomendado para los esquiadores más avanzados y donde también podremos vivir la experiencia del “ski retrack”, una excursión a bordo de una máquina pisanieves hasta laderas de otra manera inaccesibles desde las que bajaremos esquiando.

 

Para conocer toda la extensión de la estación recomendamos contratar clases de esquí en Formigal para explorar todos los rincones, muy desconocidos por muchos esquaidores.

 

 

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.