Ofertas de esquí y viajes a la nieve

En Viajes Estiber tenemos las mejores ofertas de esquí de Hotel + Forfait para que puedas esquiar en Andorra, Pirineo catalán, Pirineo Aragonés, Sierra Nevada, Alpes o Pirineo Francés al mejor precio. Utiliza el buscador para planificar tu viaje a la nieve y encuentra los días para una escapada perfecta al mejor precio. Benefíciate de las ofertas especiales para esquiar en cualquiera de las estaciones de Andorra, España o Francia en fin de semana, una semana entera, navidades, fin de año, semana Santa o cualquiera de los puentes. Aprovéchate y reserva con nuestras mejores ofertas de Ski. Ver más

loading gif

Ofertas de esquí: tu viaje a la nieve perfecto

Las estaciones de esquí mejor valoradas para viajes a la nieve

¿Planificando un viaje a la nieve? Con el invierno llegan las bajas temperaturas, la nieve y el momento de practicar nuestro deporte favorito: el esquí y el snowboard. Tanto los que nunca se han puesto las botas como los que sueñan con la adrenalina de una pista negra, hay pistas con diferentes niveles de dificultad. Aquí encontraréis las mejores ofertas de esquí en estaciones de España y Francia.

  • Uno de los viajes a la nieve que te recomendamos es esquiar en la estación de Val Thorens. ¿Nunca has ido a los Alpes? Ahora tienes una oportunidad de oro con estas ofertas esquí con las que disfrutar de una gran cantidad de nieve, paisajes espectaculares, un número interminable de pistas y remontes que facilitan una perfecta conexión entre ellas. Todo ubicado en el dominio Les Trois Vallées, uno de los dominios de esquí más grandes del mundo con 600 kilómetros de pistas. Impresionante, ¿verdad?
  • En los mismos Alpes franceses también puedes organizar viajes a la nieve a la estación de Tignes, en el llamado “Espace Killy”, un espectacular espacio de 10.000 hectáreas de superficie que te quitarán el aliento. Lo tienes más fácil que nunca gracias a un gran número de alojamientos y ofertas de ski.
  • Otra propuesta: el esquí, en Pirineos, es sinónimo de Andorra. La estación de esquí de Grandvalira es de las favoritas de la península, y no es para menos: tiene 210 kilómetros esquiables, 930 metros de desnivel y 128 pistas. No le falta una buena cantidad de propuestas para el ‘après-ski’, desde mucha fiesta y bares de copas, hasta relajación en balnearios del prestigio de Caldea o ‘shopping’ en los innumerables centros comerciales de Andorra con gangas de productos gourmet.
  • Tampoco te pierdas las ofertas para esquiar en la joya del Pirineo catalán: ski en la estación de esquí Baqueira Beret. En pleno Val d’Aran, es garantía de óptimos espesores de la nieve en polvo gracias a su ubicación y bajas temperaturas y, además, se realizan inversiones importantes en infraestructuras y mantenimiento.
  • Por último, no queremos olvidarnos de Formigal-Panticosa, el tesoro del esquí de Aramón. Allí te esperan más de 140 kilómetros para esquiar y 102 pistas. Es un gran destino para amigos y para el público familiar. La oferta de alojamientos es más limitada que en otras zonas, así que recomendamos reservar con antelación para encontrar ofertas de esquí baratas en este destino.

Pero hay muchas más estaciones de esquí y viajes a la nieve preparados para ti. Aquí encontrarás las mejores ofertas para ir a esquiar, tanto para escapadas para un fin de semana como para una semana entera e incluso ofertas de esquí por meses, para los que quieren aprovechar al máximo la temporada invernal.

Las mejores fechas para encontrar auténticas ofertas para esquiar

¿Cuándo es mejor ir a esquiar? ¿En qué época de la temporada se puede esquiar en España barato? No siempre coincide el mejor momento de la calidad y cantidad de nieve con las mejores ofertas: como en todo, la temporada alta (festivos y en el mundo del esquí, especialmente, en febrero) es más cara. Los privilegiados que vivan relativamente cerca de las estaciones de esquí lo tendrán más fácil para aprovechar los días más económicos. A continuación te dejamos unos consejos para encontrar chollos de viajes a la nieve:

  • Esquiar en el puente de diciembre. Aunque parezca un momento caro para esquiar porque es cuando todo el mundo viaja, lo cierto es que, al tratarse del arranque de la temporada, es bastante fácil encontrar gangas en viajes a la nieve. ¡Aprovéchalo y reserva con antelación para encontrar más descuentos! Además con la garantía de nieve de Estiber te aseguras nieve en tu viaje, y si la estación no abre, te devolvemos el dinero de tu reserva.
  • Fines de semana de diciembre y fines de semana de enero. Fuera de las fechas navideñas (Navidad, Fin de Año), es una buena oportunidad para encontrar buenas esquís ofertas. Además, son fines de semana que todavía no están masificados, ideal para quienes buscan más tranquilidad.
  • Esquiar en Navidad. Si buscas chollos para esquiar, no es el mejor momento. Pero lo cierto es que es mágico y muy especial pasar las fiestas navideñas con paisajes de postal: entre montañas, todo nevado, con una decoración y actividades especiales para ambientar… algo que encantará, sobre todo, a los que viajan a la nieve con niños, ya que Papá Noel o los Reyes Magos no se olvidan de visitar a los peques en las pistas. Eso sí, no los veréis viajando ni con renos ni con camellos: ¡llegarán esquiando!
  • Esquiar en febrero. Es uno de los mejores momentos del año para esquiar: hace frío, es plena temporada alta, con buenos espesores de la nieve. Y, claro, eso se paga; es el mes más caro de la campaña invernal. En febrero, las pistas de esquís se llenan gracias a las “semanas blancas” en colegios, institutos y lugares de trabajo. Es más complicado encontrar ofertas ski.
  • Esquiar en marzo. Se acerca el fin de la temporada de esquí en muchas estaciones. En este mes es posible esquiar de una manera muy agradable: predomina el buen tiempo, con el cambio de hora los días son más largos y hay más probabilidades de que haga sol… y todo en un mes en el que todavía hay nieve en las estaciones de esquí. Lo mejor de todo: los precios en este momento del año son más económicos, así que son unas fechas ideales para encontrar viajes de esquí baratos y gozar de una escapada con buenas temperaturas.

Esquiar en España barato es posible

Hay quien dice que el esquí es un deporte de montaña caro, hasta elitista, que no está al alcance de todos los bolsillos. Aunque es obvio que es más caro que hacer una ruta de senderismo en verano, lo cierto es que las estaciones de esquí se han hecho muy asequibles con el paso del tiempo. Hoy ya hay viajes a la nieve baratos que incluyen, en un mismo paquete, el forfait, el alojamiento e, incluso, el alquiler del material de esquí (en caso de necesitarlo).

¿Dónde están las mejores ofertas nieve? Ofrecemos paquetes de esquí a precios imbatibles en muchas estaciones de esquí, pero sin duda, las propuestas más económicas en España son las siguientes:

  • Esquiar en Espot y Port Ainé: Son dos estaciones del Pirineo catalán que se caracterizan por tener un tamaño modesto (entre las dos suman unos 50 kilómetros esquiables y unas 50 pistas de esquí alpino) y porque son ideales para los debutantes y niños, ya que predominan las pistas verdes y azules (aunque también las hay con más adrenalina, para que los veteranos no se aburran). La calidad de la nieve en Port Ainé es especial gracias a su microclima, mientras que Espot destaca su precioso entorno natural y su tranquilidad. Dos chollos nieve que vale la pena aprovechar.
  • Visitar la estación de Boí Taüll: Otra propuesta para esquiar en el Pirineo catalán, a buen precio. Boí Taüll es una de las estaciones favoritas de quienes buscan un viaje a la nieve tranquilo, sin grandes masificaciones, sin hacer colas en los remontes y disfrutando de la desconexión en la montaña. No desaproveches las ofertas esquís en la estación más alta de Catalunya, con cotas que van de los 2.020 metros a los 2.751. Dominan los espacios abiertos en un entorno que transmite calma en un área esquiable de 550 hectáreas y 47 kilómetros con 47 pistas.
  • Descubrir la estación de Port del Comte: Se trata de una de las estaciones de esquí catalanas más desconocidas, y quizás por eso, cuenta con un buen abanico de ofertas de esquí pero con muy pocos alojamientos disponibles cerca del dominio esquiable. Ubicada en el Solsonès, está a poco más de dos horas en coche de Barcelona. Es modesta, pero acogedora, y no faltan trazados para todos los niveles de dificultad. Ideal para una escapada a la nieve a buen precio.
  • Pasar unos días en Astún-Candanchú: Estas dos estaciones de esquí del Pirineo aragonés (en Huesca) son dos apuestas seguras que suman, entre ambas, más de 100 kilómetros y más de 100 pistas. Candanchú está considerada la estación más antigua de España, lo que la ha convertido en una de las más prestigiosas. Por su tamaño mediano, son opciones geniales para lograr interesantes ofertas en viajes de esquí.

¿Cuándo es un buen momento para encontrar ofertas de esquí en los Alpes Franceses?

Todo esquiador que se precie debe ir, al menos una vez en su vida (y si son más, mejor), a esquiar en los Alpes. Es otro mundo, con montañas que superan, de largo, los 4.000 metros de altitud; un auténtico paraíso para los amantes de la nieve. ¿Lo ves inalcanzable, algo solo apto para los bolsillos más pudientes? Lo cierto es que, en las estaciones de esquí francesas -incluidas las de los Alpes-, podemos encontrar interesantes ofertas en viajes a la nieve.

¿Cuál es la mejor época para aprovecharse de ofertas para ir a la nieve en los Alpes Franceses? Sin duda, los periodos vacacionales en España que no coinciden con los festivos en Francia. Un ejemplo es el puente de diciembre, cuando se junta el día de la Constitución y el día de la Inmaculada: son fechas en las que es habitual que Francia, y también sus pistas de esquí, se llenen de españoles. Es posible encontrar precios reducidos para esquiar en Tignes, Val Thorens, Les 2 Alps o Chamonix.

Para más detalle, así son los meses de la temporada de esquí en las estaciones de los Alpes franceses:

  • Esquiar en los Alpes en el Puente de Diciembre. Además del llamado “puente de los españoles”, otra buena idea es esquiar en este paisaje de ensueño en Navidad o Nochevieja, ya que no falta animación en las fechas señaladas. Una experiencia mágica en la que admirarás paisajes de postal con pintorescos pueblos. Aquí, la nieve está garantizada durante el arranque de la temporada, lo que significa que además de tener buenas fotos, podrás gozar de unas magníficas condiciones de la nieve. Son de las únicas fechas donde podrás encontrar ofertas de 3,4 o 5 noches en las estaciones de esquí.
  • Esquiar en Enero en los Alpes Franceses. Es un buen mes para evitar multitudes en los Alpes franceses una vez que han vuelto los niños al colegio. Además, la nieve facilita la práctica del skimo, para los amantes de la aventura más salvaje. Aunque es temporada alta, es posible encontrar ofertas de esquí en enero en Alpes franceses. Para econtrar packs de esquí en los Alpes, como en el resto del año, tendrás que alojarte un mínimo de 6 noches.
  • Febrero, temporada alta. Es el momento del año más popular para ir a las pistas de esquí, por lo que estarán más masificadas por turistas de diferentes países y los precios serán sensiblemente más caros. No obstante, si solo puedes ir a esquiar en febrero, debes saber que, aunque lo pagarás, disfrutarás de más movimiento, más actividades en los resorts y unas fantásticas condiciones en las pistas, repletas de nieve en polvo. No dejes de consultar las ofertas en viajes de ski en Alpes franceses en esta época del año.
  • Marzo y abril. Los días se hacen más largos, las temperaturas son más agradables y llegan las vacaciones de esquí de Semana Santa: ¡no tienes excusas para no hacer un viaje a la nieve a los Alpes franceses! Consulta las ofertas ski para el final de la temporada y cierra el año con una buena esquiada.

Andorra es mucho más que un país para viajar a la nieve

¿Quién no ha ido a esquiar a Andorra? Es sinónimo de nieve, diversión y de no parar. Este pequeño país enclavado en los Pirineos tiene más de 300 kilómetros de pistas, ubicadas a más de 2.000 metros de altura, en las estaciones de esquí de Grandvalira, Pal-Arinsal y Ordino-Arcalís. Esta altitud garantiza una calidad óptima de la nieve, a lo que se le suman inversiones anuales para mejorar las infraestructuras, monitores profesionales cualificados y mucha variedad de ofertas nieve.

Pero todo esto ya lo sabes. Ahora bien, si por algo acertarás seguro al elegir Andorra en tu escapada a la nieve es porque es mucho más que esquí. Cuando cierran las pistas, hacia las 17 horas, ¿qué hacemos el resto del día? Es demasiado pronto para encerrarse en el hotel en plenas vacaciones invernales, ¿no crees? En Andorra no te faltarán planes. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Relajarte en un balneario. El más popular, sin duda, es el centro termolúdico de Caldea: tiene nada menos que casi 45.000 metros de superficie con capacidad para más de 2.600 personas de manera simultánea; en sus instalaciones podremos desconectar y darle al cuerpo un merecido descanso gracias a las aguas termales de Escaldes-Engordany. Pero no es el único centro de wellness del país, hay otros como el Hotel Spa Princesa Parc Andorra, Sport Wellness Mountain Spa o el Park Piolets Hotel & Spa. Lo mejor de todo es que hay ofertas nieve que incluyen en el paquete el forfait, el alojamiento y el acceso a un balneario.
  • Un paraíso para los amantes del ‘shopping’. Irse de compras es otra actividad muy popular entre los que van a esquiar a Andorra: está llena de centros comerciales con grandes marcas, de las cuales podremos encontrar auténticas gangas gracias a sus bajos impuestos. Una buena opción para comprar desde ropa de marca, hasta electrónica, joyería, productos gourmet o perfumes.
  • Muchas actividades de montaña. Quitarse los esquís no quiere decir dejar de mover el cuerpo. Al menos, no en Andorra: son muchas las propuestas para completar el día en la montaña, desde alquilar motos de nieve hasta dar un paseo en trineos tirados por perros (mushing), o construir iglús para los que viajan con niños.
  • Gastronomía y fiesta. El ‘après-ski’ en Andorra tiene muchas propuestas para alargar la noche todo lo que queramos: un restaurante de referencia en Grandvalira es l’Abarset, que ofrece música en directo y sesiones de DJ; el DiamondCBbC en Pas de la Casa; o el Iglú Hotel Bar, en Grau Roig, donde todo es de hielo.

Ventajas de contratar ofertas de esquí todo incluido

¿Buscando ofertas esquí para tu siguiente escapada? Muchos piensan que, yendo por libre, se ahorra dinero: compras los forfaits por tu cuenta, contratas las noches de alojamiento en el hotel por otro lado, alquilas los esquís y el material que necesitas en una tienda… Nada más lejos de la realidad. Lo mejor para ahorrar dinero y conseguir precios bajos para ir a esquiar es contratando un paquete de hotel con forfait y más complementos que desees. ¿Por qué? Estas son las razones por las que deberías elegir esta opción y por qué es más económica:

  • El precio. Como decimos, es más económico contratar un viaje a la nieve con un paquete preparado por una agencia especializada como Estiber. Es fácil de entender el por qué: una empresa logra precios exclusivos con sus interlocutores, los hoteles, las estaciones de esquí, las tiendas, etc. Así que, si contrataras cada servicio por tu cuenta, no te beneficiarías de estos descuentos. Y tampoco en sus correspondientes complementos (seguros, alquileres de material, cursos, etc.).
  • Ahorras tiempo. Además de encontrar ofertas esquí interesantes con un paquete de hotel más forfait, también cerrarás el viaje a la nieve de una manera más fácil y rápida. Se acabaron los quebraderos de cabeza al tener que buscar un hotel que te interese por precio y ubicación, etc. Aquí contratarás, desde una sola plataforma, todo lo que necesitas para tu escapada a esquiar.
  • Da más seguridad. Por ese mismo motivo de contratarlo todo con un mismo operador, te da la seguridad de tener un único interlocutor para solucionar los problemas que te puedan surgir. Al contratar por libre, un problema te puede hacer pasar por llamadas a varios proveedores… no vale la pena.
  • Forfait sin tener que hacer colas. En Estiber te ofrecemos un aliciente: entregamos los forfaits a diario en el hotel donde te hospedas. Cuando llegamos a la montaña, lo que queremos es esquiar, y no perder el tiempo haciendo colas en taquillas. Así podrás aprovechar más la jornada y entrar directo a las pistas de esquí.
  • Garantía de nieve. En Estiber puedes anular tus vacaciones en la nieve si al inicio o final de temporada la estación de esquí decide no abrir, sin gastos de cancelación. También podrás hacerlo de manera gratuita hasta 15 días, o menos, antes del viaje independientemente de cuál sea el motivo (te ha surgido un imprevisto o, simplemente, has cambiado de planes).

Los 10 mejores regalos originales para esquiadores

¿Tienes un amigo, familiar o pareja loco o loca por la nieve y el esquí? Se acercan las fiestas navideñas y quieres sorprenderle con algo que realmente necesite o que le vaya bien para su afición favorita y no quieres fallar. ¿Qué se le regala a un esquiador o esquiadora? Más allá de unos buenos esquís, ¿hay regalos para esquiadores que pueden ser útiles en las pistas o en la montaña? Por supuesto que sí. Y hay elementos para todos los presupuestos. Tanto si te quieres gastar mucho dinero porque esa persona es muy especial para ti, como si tu bolsillo está más ajustado, hay cosas que encantarán a todo esquiador o esquiadora que se precie; y si algo es un poco más caro de lo previsto, piensa que siempre podéis pagarlo entre varias personas. Estas son nuestras ideas de regalos para esquiadores para la Navidad o para cualquier otra fecha especial, como puede ser un cumpleaños. Sea lo que sea lo que elijas, ¡seguro que le encantará! Un kit de encerado para esquís [caption id="attachment_6853" align="alignnone" width="750"] Fuente: Glisshop[/caption] Para los esquís o para la tabla de snowboard. Es un regalo que siempre le va bien a un esquiador o esquiadora, de los que son necesarios y no chorradas para quedar bien. Permite mantener el material en buenas condiciones, algo esencial para alargar su vida útil. Lo normal es que traigan todo tipo de objetos para facilitar la faena, como piezas de encerado y afinación con cera, cera de hierro, biseles de esquís, piezas PTEX, papel de lija para pulir los bordes de las palas, rascadores de metal, almohadillas y otros elementos. En el mantenimiento de los esquís, como en todo, el abanico de precios es muy variado, en función de la cantidad de objetos que lleve y de la marca del fabricante, pero tienden a oscilar entre los 50 euros y los 120 euros. Otra idea similar es una plancha para encerar, es decir, para aplicar cera en la suela de los esquís o de la tabla, con termostato y muy fácil de utilizar (las más baratas cuestan alrededor de 40 euros). Funda para esquís [caption id="attachment_6860" align="alignnone" width="750"] Fuente: Decathlon[/caption] Otro elemento muy práctico para los esquiadores: un sistema para transportar el material sin necesidad de llevar una gran mochila. Como si fuera una funda para la guitarra, vaya. Lo mejor de este regalo de esquí es que es barato y asequible: por unos 15 o 20 euros ya puedes comprar una que da más que buenos resultados. Si te sabe a poco, puedes completarlo con un bolso para guardar las botas de esquí, que si no tiene, también le vendrá muy bien. Así como elegir y comprar los esquís adecuados para alguien es algo mucho más personal, regalar una funda de esquís siempre es un acierto y tiene poco margen de error. Ropa de esquí Es cierto que entramos en terreno peliagudo: primero, porque la elección de la ropa de esquí y material que debemos llevar a la nieve es muy personal y algunos son muy exigentes; segundo, porque es bastante caro (aunque podemos comprarlo entre varios); tercero, porque hay que saber la talla del destinatario y qué necesita realmente para que no se le acumulen cuatro chaquetas para esquiar en el armario. Algo que siempre se agradece son los complementos: unos buenos guantes para esquiar (si quieres sorprender y no te importa el dinero, se venden unos con tecnología wireless para manejar el móvil sin quitarse los guantes por unos 250 euros) una braga para el cuello -hay algunos diseños originales y con precios variados- o un gorro bonito. Los calcetines para esquiar también son un acierto, ya que con el uso se desgastan mucho y nunca está de más tener de sobra, y son asequibles. Ropa para el après-ski Los esquiadores y esquiadoras no van a la nieve solo para descender por pistas o palas sin parar; un momento fundamental de los viajes a la nieve es el llamado 'après-ski', cuando cierran las pistas. Es entonces cuando van a tomarse un chocolate calentito o una cerveza en una terraza con música, viendo el espectacular entorno de montañas nevadas. De nuevo, nos enfrentamos a un mundo muy personal, pero si conocéis bien a quien recibirá el regalo, seguro que le alegráis el día. Cada vez hay más après-ski de moda y hay muchas marcas con buenas colecciones, por ejemplo, SkiDress, con prendas apropiadas para llevar tanto en pistas como en la ciudad.   Un pack con cremas hidratantes El sol y el frío hace que la piel y los labios sufran mucho en la nieve y se resequen. ¿Qué debería llevar el pack? Lip balm, crema solar facial antimanchas, hidratante, tónicos y crema de manos. Importante que lleven protección solar, porque aunque no van a la playa, en alta montaña la radiación ultravioleta es espectacular.   Un secador de botas de esquí [caption id="attachment_6861" align="alignnone" width="750"] Fuente: Decathlon[/caption] Un regalo para esquiadores de lo más práctico: le asegurará que cuando vuelva a las pistas de esquí, las botas estarán secas, y es que no hay nada más desagradable que ponérselas y descubrir que siguen mojadas o húmedas. El aire caliente de estos aparatos seca las botas de forma progresiva y nada agresiva, elimina la humedad y también los olores e impide la acumulación de bacterias. Le encantará, seguro, y no te costará mucho dinero: los más baratos cuestan alrededor de 20 euros. Una cantimplora para esquiadores Es un regalo para esquiadores que puede parecer poco espectacular, pero es muy útil y siempre va bien. Los que hacen escapadas de freeride y son amantes del café, también agradecerán un termo. Es una opción sostenible para mantenerse hidratados y en la actualidad hay muchos diseños e incluso, si queremos sorprender, podemos comprar una botella reutilizable personalizada en tiendas especializadas. Una cámara deportiva, un clàsico en regalos de esquí ¿Qué sería de nuestras hazañas deportivas si no las compartiéramos con el resto del mundo? Igual que en otros deportes, a los esquiadores y esquiadoras también les gusta posturear en las redes sociales. Una cámara deportiva -tipo GoPro- es un acierto seguro como regalo de esquí. Mira que pueda grabar en 4K o al menos 1080p para asegurarte de que la calidad de la imagen cuando baje por las laderas tenga un mínimo de calidad. Aquí hay precios para todos los bolsillos, ya que las calidades y las marcas varían mucho: desde los 50 euros ya podemos encontrar algo aceptable y podemos llegar hasta los 400 euros. Skiball, un regalo para esquiadores de lo más original https://www.youtube.com/watch?v=ySB67SYqqQI&t=6s Se trata de un sistema innovador para llevar los esquís y con el que seguro que sorprendéis al esquiador o esquiadora al que se lo regaléis. Pone una bolita en el extremo trasero de los esquís, de manera que ya no hay que cargarlos al hombro, sino que se pueden arrastrar como si fuera un carrito de la compra. Ahora bien, es un regalo para esquiadores delicado, ya que la decisión de colocarlos es muy personal, ya que exige hacer dos pequeños taladros en los esquís. Nada exagerado, pero ya sabemos que hay puristas a los que no les gustará mucho la idea. Un reloj inteligente Hay muchos modelos, para que sean útiles para un esquiador debemos fijarnos en que tenga GPS y otros sistemas de geolocalización, a ser posible, para saber los datos de la jornada de esquí (velocidad, distancia recorrida, etc.), así como poder enviar una localización exacta en caso de emergencia; altímetro para saber en todo momento en qué punto se encuentra; que sea resistente; que envíe alertas meteorológicas, para estar al tanto de cómo evolucionará la meteo durante el día; que permita hacer llamadas sin tener que sacar el móvil; que tenga brújula y mapas; que tenga una buena autonomía; y detector de caídas, entre otras funciones. Es uno de los cinco gadgets que más han triunfado y los hay de hasta 500 euros.  

Los 5 restaurantes en Grandvalira que debes probar

Has decidido ir a esquiar a Grandvalira. Sabia elección, ya que es una de las mejores estaciones de esquí de los Pirineos y de Andorra. Tiene un espectacular dominio esquiable de 210 kilómetros, que nos garantizan mucha diversión y retos diferentes durante mucho tiempo, por lo que es un buen destino para dedicar una semana de esquí y así aprovechar todos los restaurantes de Grandvalira. Una cuestión muy importante cuando vamos a las pistas de esquí, y a la que a veces no le damos la importancia que se merece, es la alimentación en pistas. Para que te hagas una idea, una mujer consume alrededor de 400 Kcal por hora de esquí, lo que vendría a ser unas 1.600 Kcal por jornada (no salen las cuentas con todas las horas que están abiertas las pistas porque no estamos esquiando todo el rato sin pausa, ya que hacemos paradas para tomar algo, para hacer cola, para subir a los remontes, etc.); un hombre todavía quema más, unas 500 Kcal por hora y unas 2.000 Kcal por día esquiando. Así que, como ves, es importante la cantidad y la calidad de lo que comemos en un viaje a la nieve. La excelencia de la estación de esquí de Grandvalira se ve en la gran cantidad de pistas y en lo bien cuidadas que están, pero también se aprecia en sus servicios. Entre ellos, los puntos de restauración de Grandvalira. Podemos encontrar muchos puntos para comer algo, variados en su oferta y precio, desde exquisitos menús a la carta hasta establecimientos tipo self-service y puestos de venta de comida rápida, como hamburgesas y bocadillos -de alta calidad, eso sí-. Para que aciertes y te alimentes bien en tu escapada de esquí a Andorra, te hemos preparado una lista con el TOP 5 restaurantes que no te puedes perder. 1. Cala Bassa Costa Rodona, uno de los restaurantes más emblemáticos. El antiguo restaurante Costa Rodona de Grandvalira se transformó con la llegada de Cala Bassa Beach Club, uno de los más populares de las Islas Baleares. Los nuevos propietarios revolucionaron el concepto del espacio, que ahora cuenta con un Snow Lounge en Pas de la Casa y un toque muy mediterráneo, sin olvidar la cocina típica de la montaña pirenaica. En este restaurante nos chuparemos los dedos, literalmente. Nos esperan arroces de lo más deliciosos, desde unos con carne de matanza de animales de la zona hasta arroz de marisco. Igualmente, se sirven entrecots y chuletas de carne de calidad. No faltan hamburguesas hechas con ternera de Andorra, ensaladas muy completas, ni un tono ibicenco que veremos en las aceitunas. Los postres tampoco defraudan: no dejéis de probar la Greixonera. El Cala Bassa Costa Rodona de Grandvalira tiene servicio de interior, que agradeceremos mucho en los días fríos, y también de exterior, en una terraza con fantásticas vistas a los Pirineos que podemos aprovechar cuando salga el sol, equipada con mesas, hamacas y sofás y música DJ. Por supuesto, una buena alimentación debe ir acompañada de buena bebida: aquí tienen excelentes vinos y se sirven gin-tonics muy bien hechos. Podemos reservar cenas de montaña, solo bajo reserva previa. 2. Refugio del Llac de Pessons de Grandvalira En las orillas de este lago, en el sector de Grau Roig de Grandvalira, podemos comer en uno de los mejores restaurantes de la estación de esquí (y casi de Andorra). Un refugio muy acogedor con sabrosos platos de cocina tradicional, como trinxats a la andorrana, escudella, huevos estrellados con jamón ibérico, carne de Kobe y Angus a la brasa, espaldas de cordero o asado de tira a la piedra de pizarra. Podemos maridarlo todo con vinos de buena calidad. En la terraza exterior nos espera una sorpresa muy agradable: podremos pedir ostras Amélie y acompañarlas con un delicioso champagne. Para una experiencia única, reservad una cena con menú delicatessen, con productos de alta gama que enamorarán a los más exigentes. El postre está a la altura del resto de la carta: el maestro pastelero Christian Escribà se encarga de preparar unos deliciosos dulces que, además, os sorprenderán porque están muy vinculados al mundo de la nieve, la montaña y su entorno. Los nombres ya dan algunas pistas: Pista Negra, para los locos del chocolate; La bola de nieve; o el Alud. Otra cosa que nos encanta de este restaurante de Grandvalira es su arquitectura y ubicación. Es una típica borda andorrana, con un ambiente muy acogedor, y a 2.350 metros de altitud, junto al lago de Pessons y abrazado por el circo de origen glaciar de Colells. Os encantará comer aquí. 3. L'Abarset, el restaurante con más ambiente de Grandvalira Este espacio mítico del après-ski en Andorra y en los Pirineos, es también uno de los imprescindibles para comer o cenar en Grandvalira. Lo encontraremos a pie de pistas, en la zona de aparcamiento del telecabina El Tarter. Abre a primera hora para servir desayunos, siguen con comidas y cierran con cenas. Así que cualquier momento del día es bueno para dejarnos seducir por un restaurante que es mucho más que eso; aquí se juntan la alta gastronomía, los buenos cócteles, la música y la fiesta, y una decoración increíble, inspirada en la naturaleza.   https://www.youtube.com/watch?v=GWaAtZ0ytf4 Este restaurante de Grandvalira arranca el día con fuertes desayunos de montaña, de los que se comen con tenedor; prosigue con una vermutería, al medio día, para tomar tapas acompañadas por buenos vinos; continua con un "après-ski & tapas", para picar tras el cierre de las pistas; y podemos acabar el día cenando de carta, con platos de cocina local en los que no falta la caldereta de ciervo, las fondues de queso ni los postres caseros, todo a unos precios más que asumibles. A partir de las 18.30 horas comienzan las sesiones de DJ. 4. Restaurante Arrosseria Pi de Migdia El nombre de este restaurante de Grandvalira no es casual, se lo debe a un pino que está en el Pla de Ribaescorjada, muy cerca del establecimiento. Tiene un gran simbolismo, ya que los pastores lo utilizaban como una especie de reloj solar, para saber cuándo era mediodía. El restaurante está junto al telecabina de El Tarter de Grandvalira, a 2.100 metros de altitud. Para acceder a esta zona hay que tener forfait o también puedes llegar esquiando. La cocina de esta arrocería es de lo más exquisita. Entre los entrantes, hay jamón y ostras, y como plato principal, arroces que van desde arroz con setas y foie hasta arroz caldoso de bogavante, carnes al horno y pescado fresco. Si las pistas de esquí os han dejado con hambre, este es un buen lugar para llenar al estómago con sabores genuinos. También se sirven cenas de montaña para grupos con reserva previa. 5. Restaurante Roc de les Bruixes, un restaurante rústico en Grandvalira Cerramos el TOP 5 con los mejores restaurantes de la estación de esquí de Grandvalira en Andorra con un restaurante familiar a pie de pistas, muy acogedor y con una decoración rústica. Está en el telecabina Canillo, a donde podemos llegar esquiando o enseñando el forfait. No dejéis de pedir platos tradicionales de montaña -es obligatorio probar el trinxat de los Pirineos-, además de carnes cocinadas a baja temperatura y carnes al grill, con un emplatado exquisito. Como no podía ser de otra manera, los postres son caseros. El restaurante Roc de les Bruixes abre de 12h a 15h y ofrece también una magnífica terraza con vistas al valle. Un buen lugar para comer con buena relación calidad-precio.

Mantenimiento de los esquís: Consejos y pasos a seguir

Pasar de alquilar los esquís cada año cuando vamos a las pistas a tener nuestro propio material, es un paso de gigante que te adentra de lleno en el mundo de los apasionados del esquí. Por fin, llevarás siempre las mismas botas y las mismas palas, te podrás familiarizar con ellas y no cambiarás en cada viaje de esquí que hagas; también dejarás de hacer colas y de perder el tiempo antes de ir a las pistas y no tendrás que volver a la tienda a devolver el material. Sin duda, un gran salto cualitativo y en el que deberas invertir algo de tiempo en elegir y comprar los esquís que se adecuen más a tus características. Ahora bien, con la compra del equipo de esquí propio llegan también nuevas responsabilidades. Tienes que preocuparte por su mantenimiento y por guardarlo correctamente cuando acabe la temporada de esquí. ¿Tienes dudas sobre lo que tienes que hacer? No te agobies, es una tarea constante pero no es complicada. Para que hagas un mantenimiento de los esquís correcto, te hemos preparado una guía con todos los pasos para que te duren años.   https://www.youtube.com/watch?v=z3amQnSVJvs   Mantenimiento regular de los esquís Piensa en el material de esquí como si fuera tu coche o tu bicicleta; de la misma manera que esos otros medios de transporte -no olvides que los esquís son, además de un deporte, un medio para desplazarse-, necesita unos cuidados regulares. Lógicamente, cuanto más utilices los esquís, más se desgastarán y más mantenimiento requerirán; si usas los esquís bastante, te aconsejamos que los pases por un taller especializado al menos una vez al año. Para mantener adecuadamente los esquís, ¿qué debes hacer? Básicamente, reparar y pulir la base, hacer el afilado de los cantos, el encerado y el control de las fijaciones (esto último, recomendamos que lo haga un técnico especializado para garantizar tu seguridad). Puedes hacer esto por tu cuenta: Limpieza. Siempre que acabes una jornada de esquí y antes de guardarlos en el baúl o en un rincón, pasa un paño o una esponja húmedos por ellos y sécalos, prestando especial atención a los cantos. Este paso es muy sencillo, pero muy importante, ya que en la estación y en el transporte los esquís pueden haber cogido suciedad, insectos o incluso la sal que hay en la carretera, la cual es muy corrosiva. Cuidado de las suelas. Los esquís tenemos que quitárnoslos sobre la nieve. Es algo bastante obvio, pero no está de más recordarlo porque seguro que has visto alguna vez al típico que se los quita ya en el asfalto o sobre piedrecitas. Podemos caminar algún metro sobre la nieve sin problemas, con las botas o nuestro calzado de recambio, y evitar que las suelas de los esquís se dañen gratuitamente. También se pueden desgastar si pasamos esquiando por algún sitio con poca nieve y damos con rocas o piedras. Encerado. Seguimos con el cuidado de las suelas de los esquís. Si estas son importantes en las zapatillas o botas de montaña (¡cuando las desgastamos mucho y nos quedamos sin ellas se nos clava hasta la arena en el pie!), también lo son en los esquís. Un síntoma del desgaste es la aparición de manchas blanquecinas, sobre todo cerca de los cantos. Para evitarlo, una acción esencial es el encerado de los esquís, que podemos hacer nosotros mismos con cera líquida, en spray o aplicadores con esponja, o bien con cera caliente. La suela siempre tiene que estar bien limpia antes de aplicar la cera. Estos son los pasos que seguiremos para el encerado de los esquís (necesitarás una plancha, una rasqueta de plástico, un cepillo de crin y otro de plástico): primero, tienes que cepillar la base para eliminar todo resto de suciedad o polvo; después, derrite la cera en pequeñas gotas con la plancha (ajusta la temperatura a la recomendada en el envase de la cera), de manera que caigan sobre los esquís y pasa a extenderla de manera uniforme por toda la base, hasta que la cubras toda, con cuidado de no quemar la base; y por último, pasa la rasqueta de plástico para eliminar el sobrante de cera de la base, para posteriormente cepillarla hasta que quede como nueva, brillante y completamente lisa. Cantos. Son una parte esencial de los esquís, ya que es lo que nos mantiene en pie sobre la pista cuando hay nieve dura o hielo. Para cuidarlos, hay que saber como guardar el equipo de esquí y siempre deben estar bien secos (para evitar que se oxiden los cantos) y podemos repasarlos con una lima de diamante (de las de toda la vida, o en adaptadores) después de cada esquiada: elimina los puntos ásperos con mucho cuidado (es lo que hace que sientas que el esquí se engancha en la nieve) y mira de conservar correctamente el filo, para acabar con las imperfecciones hasta volver a sentir la superficie suave. Vale la pena acudir a un profesional si no sabes hacerlo, ya que si te pasas rebajando los cantos, podrías acabar con ellos. Ten en cuenta que la nieve artificial es más abrasiva que la nieve natural, por lo que desgasta los cantos a mayor velocidad. De hecho, hay diversos tipos de nieve para esquiar y debemos tener en cuenta el estado de nuestro material si queremos disfrutar de la jornada.   Reparación de daños en los esquís Al margen del mantenimiento de los esquís, en cualquier momento pueden sufrir daños de diversa consideración. No es tu culpa, es lo que tiene el uso continuado del material. En cualquier momento podemos tener un fallo o tener algún encontronazo con árboles, piedras, rocas o con los mismos rieles del snowpark. No te preocupes, porque todo tiene solución. Los desperfectos más comunes que podemos ver en los esquís estarán en la base y en los cantos, normalmente porque han chocado contra algo que no era nieve; estos impactos pueden provocar fisuras en los cantos o en la base, como ralladuras o surcos menores. Son relativamente fáciles de arreglar e incluso puedes repararlos tú mismo con P-Tex (o Cofix), un polietileno que no falta en ningún kit de reparación y mantenimiento de los esquís. En el caso de que los daños sean más graves, la cosa se complica: quizás sea necesario cortar la zona afectada y reemplazarla con material nuevo; esto vale la pena dejarlo en manos de un taller de esquí si no queremos dejar los esquís hechos un auténtico desastre. ¿Y qué pasa si se han dañado los cantos? Es lo peor que nos puede pasar. Una cosa es que haya pequeñas deformaciones o rayas superficiales, algo que seguramente podrán reparar en un taller especializado; sin embargo, si hay partes del borde dañadas o que se han desprendido totalmente, quizás debas plantearte buscar un nuevo par de esquís.   El almacenamiento de los esquís Un último paso esencial para garantizar una larga vida a nuestro material de esquí es almacenarlos de manera correcta. Eso es importante entre jornada y jornada de esquí, y también cuando acaba la temporada y llega el largo y caluroso verano. Ten en cuenta estos consejos: Para guardar los esquís entre usos. Debes limpiarlos con un paño seco y guardarlos igualmente en un lugar seco, para evitar la corrosión de los cantos y de las otras partes metálicas de los esquís. De la misma manera, tienes que procurar que queden protegidos de la luz solar directa y del calor. Para guardar los esquís al finalizar la temporada. Antes de almacenarlos durante meses, hay que inspeccionarlos y arreglar las posibles partes dañadas, retocar los cantos que presenten problemas y rellenar los huecos que puedan tener, así como encerarlos para sellarlos frente a la suciedad o polvo. Hecho todo esto, guárdalos en un lugar seco y donde no vaya a haber temperaturas excesivamente calurosas durante el verano y no vaya a pegar el sol.

Rasos de Peguera: Esquí de fondo cerca de Barcelona

¿Sabías que pasado Berga, a solo hora y media de Barcelona, hay una zona para practicar esquí? Nos referimos a Rasos de Peguera, que es una estación de esquí y parque de nieve en invierno, donde podremos realizar un viaje de esquí para practicar diversos deportes invernales como pasear en raquetas de nieve o deslizarte con trineos. Vamos a descubrir la historia agridulce de la estación de esquí de Rasos de Peguera que, pese a haber pasado por diferentes dificultades a lo largo de su trayectoria, hoy sigue siendo un punto de encuentro entre los amantes de la montaña en invierno.   https://www.youtube.com/watch?v=kLwfmhAhxoE   ¿Qué pasó con la estación de esquí Rasos de Peguera? La estación de esquí Rasos de Peguera estuvo abierta desde 1975 hasta 2004, aunque ya se esquiaba desde mucho antes, hacia 1908 un grupo de jóvenes ya se deslizó por estas montañas tras haber importado el material de Suiza, marcando el inicio del esquí en Catalunya. Pese a la buena acogida que tenía esta zona, especialmente de público familiar por su proximidad a la gran ciudad de Barcelona, en 2004 se vio obligada a cerrar por la combinación de dos factores que supusieron su final: la falta de nieve y los problemas económicos. Muy cerca del municipio de Berga, cuando Rasos de Peguera abrió como estación de esquí se convirtió en la primera de Catalunya. Estaba en un paraje de un relevante valor natural y paisajístico, en el acceso al Espacio Natural Protegido de la Serra d'Ensija-els Rasos de Peguera. Con los años, y pese a algunas reivindicaciones en la comarca para recuperar la vieja e histórica estación de esquí, se recuperó en 2010 con una forma algo diferente: entonces se convirtió en un parque de nieve con un marcado carácter familiar en el que se puede practicar esquí de fondo, hacer sencillas excursiones con raquetas de nieve y jugar a tirarse con trineos por el manto blanco. En definitiva, en esta estación se pueden practicar distinatas modalidades de esquí. Además, hay un bar-restaurante donde hacer una pausa y resguardarse del frío, tomar algo o comer de caliente. Hoy vuelve a ser la estación que era, con sus itinerarios y pistas.   ¿Cómo es hoy Rasos de Peguera? Ya recuperada la estación de esquí, está donde siempre. Se encuentra a una altura mínima de 1.825 metros, y máxima de 2.035, estando la base con todos los servicios en Coll de la Creu, a 1.892 metros. En su momento tenía pistas de esquí de fondo, 3 kilómetros de pistas fáciles (verdes y azules) y 2 kilómetros de pistas rojas. En la actualidad, ha recuperado prácticamente todo lo que había entonces, con dos circuitos para recorrer con raquetas de nieve, diez pistas y seis tele-arrastres. ¿Cómo llegar a Rasos de Peguera? La estación de esquí está, viniendo desde Barcelona o desde el sur, pasando el municipio de Berga; tomaremos la salida Berga norte desde la C-16 y después seguiremos por la BV-4241. Pasado el camping Fontfreda y Castellar del Riu, llegaremos a Rasos de Peguera. Está a 114 kilómetros de Barcelona, alrededor de hora y media en coche, y el trayecto está libre de peajes. ¿Qué servicios hay en la estación de esquí Rasos de Peguera? Pese a lo pequeña que es la estación de esquí de Rasos de Peguera, cuenta con todos los servicios que podemos necesitar para disfrutar con los amigos o en familia de un día en la nieve. Tenemos estas posibilidades:   Alquiler de material: Es importante ir bien equipado, por ello, debemos tener un equipo de esquí con el que disfrutar de la jornada. En Rasos de Peguera tenemos la posibilidad de alquilar material de esquí o raquetas de nieve, de la mano de Relleus Gent de Muntanya. Y contratar a monitores titulados para que nos orienten y nos acompañen en las escapadas.   Alquileres de espacios para filmaciones o anuncios: A no ser que tengas una productora o similar, seguramente esto no te interesará. Pero lo señalamos para que sepas de qué va la cosa si te encuentras, el día que vayáis a esquiar a Rasos de Peguera, un montón de cámaras en los alrededores.   Alojamiento en Rasos de Peguera: El lugar más cercano para dormir en Rasos de Peguera es el Chalet – refugio que hay allí mismo. Está a 1.754 metros de altitud y ofrece 33 plazas, repartidas de la siguiente manera: una habitación compartida con literas para hasta 20 personas y tres habitaciones no compartidas con una cama doble y camas individuales para cuatro o cinco personas. En todo caso, ninguna opción tiene baño privado, por lo que todas comparten duchas y WC. Es posible hacer reserva con alojamiento y desayuno o en régimen de media pensión, con cena (es obligatoria la media pensión fuera de la temporada de verano). Como todo refugio de montaña, se rige por unas normas propias que se alejan de lo que podemos esperar de otro tipo de alojamiento, como un hotel: hay que llevar saco de dormir o sábanas, zapatillas de descanso y material de higiene propio.   El restaurante de Rasos de Peguera: En la misma estación de esquí está el Chalet – refugio Rasos de Peguera, a 1.754 metros de altitud, con un restaurante exquisito. Ofrece menú al medio día y cenas a la carta, todo con productos de temporada y de proximidad. No es un restaurante al uso y para poder ofrecer los platos con la máxima calidad es imprescindible reservar con antelación y elegir el día de antes el menú. Al medio día solo hay un turno con entre 30 y 40 plazas; para cenar, solo pueden reservar las personas que no se alojan en los días que no está lleno el refugio. El menú para comer va cambiando, pero para que te hagas una idea, suelen ofrecer varios primeros (con ensaladas, carpaccio, salteado de setas, berenjenas rellenas o fondue) y otros tantos segundos (como pollo con gambas, pies de cerdo, botifarra, carrillada de cerdo, entrecots o arroces). La cena es a la 20 horas y se sirven los mismos platos a la carta y también se ofrece una variada carta con vinos de proximidad. Otros alojamientos cercanos a la estación de esquí Rasos de Peguera Si lo vuestro no son los refugios de montaña ni compartir habitación con otras personas, tenemos la posibilidad de alojarnos en otros hoteles, pensiones, fondas y casas rurales no muy lejos de las pistas de esquí de Rasos de Peguera: Hotel Ca l'Amagat. Modesto, está en el centro de Bagà, muy cerca de su núcleo medieval. Cuenta con 18 habitaciones, algunas de ella con terraza exterior, todas con baño privado, televisión y teléfono. Además, hay una sala de estar común con un acogedor fuego de leña.   Els Roures. Unos apartaholetes en Castellar del Riu, muy cerca de Rasos de Peguera, en plena naturaleza del Berguedà. Tiene wifi, restaurante, cafetería, piscina, jardín con terraza, spa y hasta un espacio de granja con animales que encantará a los peques de la familia. En ellos te sentirás como en casa, con una decoración muy rústica, y con todo tipo de servicios.   Les Fonts. A solo tres kilómetros de Castellar de n'Hug podemos alojarnos en este acogedor hotel familiar, en el nacimiento de Les Fonts de Llobregat, uno de sus grandes atractivos. Desde aquí es muy fácil llegar a las pistas de Rasos de Peguera, pero también de otras estaciones de esquí más grandes como La Molina y Masella (están a 14 kilómetros del hotel). También se facilitan actividades, como excursiones en 4x4, rutas a caballo o rutas con raquetas de nieve.

Las mejores escuelas de esquí en Sierra Nevada

La estación esquí de Sierra Nevada es un lujo a pocos kilómetros de Granada. Es un impresionante dominio esquiable con más de 110 kilómetros de pistas balizadas en un lugar donde presumen de tener muchos días soleados. No solo cuentan con un maravilloso clima, sino que también es una estación que ofrece muchos servicios como son, por ejemplo, un amplio abanico de los mejores hoteles cerca de Sierra Nevada, escuelas de esquí, o incluso disfrutar de diversos planes que ver y hacer en Sierra Nevada. Aquí podremos esquiar en invierno sobre una nieve de gran calidad y en cantidad, gracias a la altura del dominio, que tiene una espectacular cota mínima de 2.100 metros y alcanza los 3.300 metros (llega casi a la cima del pico Veleta). De hecho, es la que tiene el mayor desnivel esquiable de la península: nada menos que 1.200 metros. Sierra Nevada tiene un total de 133 pistas con todos los niveles de dificultad, trazados para debutantes y familias, y otros para esquiadores experimentados que buscan auténticos retos: 20 pistas verdes (muy fáciles), 48 pistas azules (fáciles), 51 pistas rojas (difíciles) y 7 pistas negras (muy difíciles), donde podemos encontrar alguna de las 10 mejores pistas negras de España y Andorra. Es decir, que tiene más del 50% del dominio esquiable preparado para debutantes que están aprendiendo a esquiar (68 pistas fáciles o muy fáciles). Si os han liado para ir a esquiar a Sierra Nevada y no sabéis ni poneros las botas o queréis perfeccionar vuestra técnica, lo mejor es pasar por una de las 15 escuelas de esquí que hay en Sierra Nevada y que cuentan con más de 400 profesionales. https://www.youtube.com/watch?v=hLuDaiMC7ng   ¿Aprender en una escuela de esquí de Sierra Nevada o por nuestra cuenta? Ser autodidacta en cualquier disciplina siempre es más económico que pasar por una academia o una escuela, pero a veces, lo barato sale caro. Si vamos con amigos, es frecuente que los colegas que más saben nos convezcan para que vayamos con ellos y aprendamos mirándoles o nos dicen que ya nos darán algunos truquillos. Si ninguno de ellos es monitor o guía -en ese caso, nos callamos- es fácil que banalicen cualquier técnica y piensen que por decírtelo una vez ya sabrás hacerlo -por ejemplo, la cuña para frenar- y tú pretendas seguir su ritmo. Craso error: podrías aventurarte en pistas para las que todavía no estás preparado y tener alguna lesión que, en el mejor de los casos, haga que odies el esquí para siempre. De la misma manera, si no vamos a clase con profesionales, podemos adoptar ciertos "dejes" o "vicios" que, una vez asimilados, son difíciles de quitar. Por otro lado, las familias deben huir de la figura padre-profesor o madre-profesora de esquí con sus hijos. Primero, porque saber esquiar no implica necesariamente saber transmitir los conocimientos; segundo, porque podemos traer rencillas de casa que se trasladen a las pistas de esquí y ya sabemos que las peleas entre familia siempre son más habituales que con extraños a los que no conocemos, y esas discusiones pueden generar rechazo al esquí entre los peques; tercero, porque ser padres o madres no nos confiere por naturaleza el arte de la paciencia y podemos forzar a los chavales a que avancen más rápido de lo que quieran o deberían. Así que vale la pena pagar algo de dinero en que les enseñen monitores especializados y acostumbrados a tratar con niños y niñas.   Todas las escuelas de esquí de Sierra Nevada Como decíamos, en la estación de Sierra Nevada hay hasta 15 escuelas de esquí con 400 profesionales. Todas ellas son privadas. Para no marearte, te hemos hecho una selección con las mejores, para que vayas a lo seguro: Bigfootski. Está en Monachil y es una de las escuelas de esquí más recomendadas de Granada. No imparten solo clases para aprender a esquiar, sino que también podremos iniciarnos o perfeccionar nuestras habilidades en la práctica de snowboard, esquí nórdico y esquí alpino. Los debutantes seguramente no tendréis material propio; no os preocupéis, aquí mismo podréis alquilarlo, dentro de Sierra Nevada. Los cursos no solo enseñan a moverse sobre los esquís, sino que además dan consejos muy útiles para saber actuar en caso de peligro, ya sea por sufrir un accidente por encontrarnos ante climatología adversa, ya sea porque el parte haya dado peligro de alud.   Escuela Ski Sierra Nevada. Es de las más recientes de la estación de esquí, pero no unos novatos en el mundo de la enseñanza, y es que los propietarios ya estuvieron al frente de la Escuela Ski Baqueira, en el Pirineo Catalán. La filosofía de esta escuela de esquí es que cualquier edad es buena para aprender, así que imparten clases ya desde los primeros años de vida, para peques de hasta tres años, que pueden recibir tres horas al día de enseñanza, a su ritmo, en las que se les explicarán los conceptos básicos de este deporte invernal.   Snowmotion. Es la escuela de esquí en Sierra Nevada favorita de las familias. Se hacen cursos grupales a elegir, de dos a cuatro horas de instrucción diarias, para diferentes tipos de público: quienes no saben ni cómo girar y para los que quieren perfeccionar sus habilidades. También se organizan los grupos por edades. La misma escuela se encarga de alquilar el equipo necesario para esquiar, así como las zonas de esquí, para que las pistas estén despejadas y el alumnado pueda aprender tranquilamente, a su ritmo, sin el estrés de sentir que bajan a nuestro lado esquiadores a gran velocidad.   Escuela Oficial de Esquí. Una referencia en los deportes de invierno en Sierra Nevada, que hunde sus orígenes en el año 1986. Ofrecen un gran abanico de clases de esquí: básico tanto para adultos como para niños, así como otros más técnicos y especializados de modalidades de competición, y hasta clases de esquí adaptado para personas con movilidad reducida. Los cursos se personalizan y se ajustan al nivel y a las circunstancias de los participantes. Una escuela con mucha trayectoria y profesionalidad, que nunca defrauda.   Extrenieve. En Pradollano encontraremos esta escuela de esquí que imparte clases y también es punto de venta de forfaits de Sierra Nevada. También cuenta con guardaesquís, servicio de reparación de tablas de snowboard y hasta una sección outlet para comprar material de esquí a grandes precios. Un establecimiento con un poco de todo que vale la pena visitar.   Escuelas de esquí para niños Ya hemos señalado que casi todas las escuelas de esquí anteriormente mencionadas cuentan con cursos específicos para el público infantil. Al margen de ellas, la estación de esquí de Sierra Nevada cuenta con instalaciones para que los peques se queden en buenas manos mientras esquían los adultos en las pistas, y donde harán talleres, se relacionarán con otros de su edad, vivirán sus primeros contactos con la nieve e incluso harán unos pinitos iniciales sobre los esquís. Encontramos los siguientes: Centro lúdico infantil Pradollano. Para peques de cuatro meses a seis años. Aquí podrán jugar, escuchar música, hacer manualidades y descansar en una zona de dormitorios.   Family Kids Club. Cogen a niños y niñas de 3 a 12 años y tienen zona de juegos, proyección de vídeos, entre otros servicios. También tienen dos locales en pistas, para que puedan esquiar con profesionales y donde no faltará la diversión y los desafíos, así como la educación medioambiental y de respeto a la montaña.   Jardín Alpino Infantil. Para que los peques den sus primeros pasos en la nieve y comiencen a esquiar partiendo de cero y de manera segura. Lo harán en un entorno lleno de juegos y felicidad.

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el mejor mes del año para reservar las mejores ofertas de esquí?

El mejor momento de la temporada de esquí para encontrar ofertas esquiar es el puente de diciembre gracias a los paquetes que encontramos para atraer esquiadores en el arranque de temporada. Los fines de semana de diciembre y los fines de semana de enero, fuera de las fechas festivas (Navidad, Fin de Año, Reyes) también son una buena oportunidad para reservar una buena oferta esquí.

 

El fin de la temporada, en marzo, los precios también son económicos y sigue habiendo nieve. Por el contrario, las fechas más caras son en fiestas y en febrero.


¿Cómo conseguir el mejor descuento en viajes en grupo a la nieve?

Disponemos de ofertas para esquiar en grupo a partir de 25 personas. Se trata de viajes escolares de esquí, para escapadas de esquí para universitarios, para asociaciones o viajes de esquí para empresas. Lo que os una da igual, lo que importa es el objetivo: esquiar a buen precio. Contacta con Estiber para que te consigamos las mejores esquiar ofertas en el destino que prefiráis. Tenemos escapadas a Andorra, Sierra Nevada, Pirineo Aragonés, Pirineo Catalán, Pirineo Francés y Alpes Franceses. Nos encargamos de organizarlo todo.


¿Cuáles son los mejores destinos para encontrar mejores ofertas de esquí calidad-precio?

Si nos guiamos por la máxima de que el puente de diciembre es cuando mejores ofertas de ski encontraremos, podemos elegir prácticamente el destino que queramos: Andorra (y especialmente, Grandvalira), Baqueira Beret o incluso estaciones como Val Thorens, Tignes o Deux Alpes en los Alpes Franceses. Son grandes estaciones de esquí, con muchos kilómetros esquiables, y donde gracias a sus infraestructuras y altitud de las pistas, se disfruta de unas condiciones de la nieve óptimas durante toda la temporada de esquí.


¿Cómo encontrar las mejores ofertas de ski?

¿Te pasas horas buscando por Internet? En Estiber queremos hacerte la búsqueda lo más sencilla posible y que puedas encontrar la mejor oferta para tu viaje a esquiar.

Reserva un paquete con descuento de hotel+forfait para tu siguiente viaje a la nieve. A continuación, vamos a seguir unas recomendaciones para ayudarte a escoger la mejor opción. Lo primero es definir cuando nos queremos ir.

Hay infinidad de fechas disponibles, puedes escoger las fechas que más te encajen o algunas ofertas en fechas señaladas, como para el puente de diciembre, ofertas para navidad, fin de año, reyes, semana santa, etc.

Pero si no tienes una fecha concreta, puedes comprobar las ofertas de fin de semana o entre semana. Constantemente aparecen nuevas ofertas para muchos fines de semana y vale la pena estar atento para beneficiarte de los mejores precios.

Por último, si tienes claro dónde te gustaría ir, puedes hacer la búsqueda por zona o nombre de la estación de esquí. En esta página concreta hemos seleccionado las ofertas de esquí más relevantes para las estaciones de esquí más vendidas.


¿Porqué reservar mi viaje a la nieve con Estiber?

En la pregunta anterior veíamos los principales trucos para reservar lo más barato posible, con las ofertas más atractivas.

Pero ¿Por qué deberías reservar con Estiber? El principal motivo es que podrás escoger entre una gran variedad de oferta por todo el territorio español, Andorra o Francia.

Disponemos de una amplia gama de hoteles cerca de las principales pistas de esquí y contamos con acuerdos únicos. Todo ello nos permite ofrecerte la mejor opción y a unos precios a los que no podrás resistirte. Los paquetes de Hotel+Forfait nos permiten ofrecer descuentos en los servicios para que podáis encontrar ofertas insuperables. ¡Compruébalo tú mismo! Además, podrás añadir material, clases de esquí o actividades de Spa y aventura a tu reserva.

Déjanos que nos encarguemos de todo y tú sólo tendrás que prepararte para pasar unos días de nieve, relajándote después en el hotel que más te guste. Tenemos opciones para los más románticos, con spa y jacuzzis, para familias, parejas y para grupos de amigos con ganas de divertirse por las noches.

Y si no encuentras lo que buscas, no dudes en escribirnos, nuestros canales de comunicación están siempre abiertos para atender todas las consultas que puedas tener.