Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en Más información.

Ofertas esquí Val Thorens

¿Sabías que Val Thorens es la estación ubicada a mayor altitud de toda Europa? Por si fuera poco, además está dentro del mayor dominio esquiable del mundo, el área conocida como Les Trois Vallées, en plenos Alpes Franceses. Estos dos datos ya lo convierten en un lugar donde hay que ir alguna vez en la vida. Con estas ofertas de ski Val Thorens lo tendrás más fácil.

Puente de Diciembre en Valthorens

Reyes en Valthorens

Nochevieja en Valthorens

Navidad en Valthorens

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.

 

¿Con ganas de ampliar experiencias en tu historial como esquiador? Un destino de nieve espectacular que no decepciona nunca es Val Thorens, ubicado en el valle de Tarentaise en Saboya (Francia). Una escapada a otro país es una opción ideal para desconectar de la rutina: otro idioma, otros horarios, otras gentes, otras culturas… un cambio total en tus vacaciones. ¿Y qué podemos decir de los Alpes para esquiadores y para todo aficionado de la montaña? ¡Es todo un sueño!

 

Val Thorens presume de una trayectoria de 40 años. Se construyó gracias a unos primeros visionarios que idearon la estación en un paraje natural excepcional, y así ha llegado hasta la actualidad, y por el camino se ha ido montando una infraestructura hotelera, el teleférico más grande del mundo hasta la cima Caron (con capacidad para 150 personas) y hasta un restaurante, L’Oxalys, obtuvo con el tiempo su primera y su segunda estrella Michelín.

 

Vamos a lo que nos interesa, el esquí: esta estación parte de un impresionante dominio esquiable conocido como “Les Trois Vallées” y que suman un total de 600 kilómetros, constituyendo la mayor zona del mundo. Pero vamos a centrarnos en uno de ellos, en Val Thorens: su cota mínima está a 1.850 metros de altitud, y la máxima, a 3.200 metros; sin embargo, prácticamente todas sus pistas están por encima de los 2.000 metros, así que te puedes imaginar que la cantidad y la calidad de la nieve es inmejorable durante toda la temporada de esquí. De hecho, es la estación que está a más altura de toda Europa.

 

Si por algo es un destino ideal para esquiar es porque está rodeado de un entorno espectacular: seis glaciares, lo que le dota de unas vistas consideradas de las más bonitas de todos los Alpes. Cuenta con un total de 150 kilómetros que dan para mucho, para nada menos que 86 pistas de todos los niveles de dificultad: 13 pistas verdes, 34 pistas azules, 30 pistas rojas y 9 pistas negras. Tiene un total de 30 remontes para desplazarse por la estación, de lo más variados: un telesquí, cuatro cintas transportadoras, tres telesillas, 13 telesillas desembragables, tres telecabinas, un telecabina desembragable, un teleférico, tres funiculares y un funitel.

 

La estación de esquí de Val Thorens está indicada para grupos de amigos porque tiene un gran ambiente juvenil. Sin embargo, tiene muchas actividades específicas que también la hacen un destino de nieve ideal para el público familiar y para los que esquían en pareja. Val Thorens cuenta con dos sectores principales, el que da nombre a la estación y Orelle, ideal para los que buscan tranquilidad y huir de las masificaciones. Son muchas las pistas que son imprescindibles en Val Thorens, os encantará el entorno de ensueño. Te recomendamos las siguientes pistas, en función de vuestro nivel de esquí.

 

Dónde esquiar en el sector de Val Thorens

 

 

  • Para debutantes y familias. La zona de Péclet tiene algunos trazados interesantes para iniciarse sobre los esquís, como la azul Corniche o las verdes Flocon y Combe de thorens. Con algo más de diversión tenemos Genepi, con un trayecto muy curvilíneo.

 

  • Para esquiadores avanzados. En las ladera de la cima del Carón hacia Val Thorens encontramos algunos descensos interesantes para quienes buscan algo de adrenalina como la pista roja Col d’Audzin, con magníficas vistas panorámicas del valle y que se puede enlazar con la negra Cristaux. Apunta también las rojas Falaise, Asters y Maurienase.

 

Dónde esquiar en el sector Orelle

 

  • Para familias y debutantes, esta zona es muy agradable porque hay menos masificaciones, por lo que podréis esquiar con más tranquilidad. Una buena pista para aprender a dar los primeros pasos en este sector en Peyron (azul), que se baja desde el Glaciar de la Pointe Renod con una pendiente muy amplia, con curvas, larga y sencilla, y además tiene unas vistas espectaculares al valle de Maurienne. No os perdáis una de las zonas más bonitas del dominio de Val Thorens lo recorre la pista azul Lory, bastante larga y de poca pendiente; puedes subir hasta el punto más alto, que es la silla Bouchet que está a 3.230 metros, aunque desde aquí la bajada es roja (Coraia y Bouchet).

 

  • Para esquiadores avanzados. No os perdáis la pista negra Combe Rosael, que desciende desde el pico Caron, a 3.200 metros de altitud, y llega hasta Plan Bouchet, a 2.350 metros, enlazando con otras pistas rojas o azules (Mauriennaise, Gentianes…).

Los Alpes franceses son un destino de montaña por excelencia. Por ese motivo, las conexiones son muy buenas y las carreteras están muy bien cuidadas. Existen muchas maneras de llegar a la estación de esquí de Val Thorens, ya sea por vía aérea, marítima o terrestre. Estas son las opciones que tienes. Viajar en avión desde España es lo más rápido, y si quieres hacer algo de turismo por los alrededores durante el ‘après-ski’ y moverte con comodidad y flexibilidad, te recomendamos que vayas en tu propio coche, o bien ir en avión y alquilarlo en el mismo aeropuerto.

 

En avión 

 

La estación de esquí de Val Thorens se encuentra a solo dos horas en carretera de cuatro aeropuertos internacionales. Desde aquí puedes tomar un taxi o alquilar un coche para moverte con libertad. Por si fuera poco, cuentan con conexiones directas con líneas regulares de autobús. Son los siguientes:

 

  • Aeropuerto de Lyon Saint-Exúpery (a 183 kilómetros). Con el operador Trandey Savoie.

 

  • Aeropuerto de Chambéry (a 159 kilómetros). Con el operador Alpskibus, a hora y media en coche o autobús.

 

  • Aeropuerto de Ginebra (a 112 kilómetros). Con el operador Trandey Savoie, a dos horas y media en coche o autobús.

 

  • Aeropuerto de Grenoble (a 187 kilómetros). Con el operador Ben’s Bus.

 

Si te lo puedes permitir, otra opción para llegar a Val Thorens por vía aérea es a través de su helipuerto. Tiene capacidad para acoger hasta tres helicópteros a la vez, está a pie de pistas y es accesible desde la carretera. Se entra al helipuerto por una cabina vintage del teleférico que llega a la cima Caron.

 

En tren

 

La estación de tren más cercana a Val Thorens es Moûtiers. Está a solo 37 kilómetros de las pistas y cuenta con un servicio regular de lanzaderas operados por Altibus. También hay servicio de traslado en taxi.

 

En autobús

 

Como decimos, hay muchos servicios de autobús que enlazan con puntos como la estación de tren de Moütiers. Además, la compañía Alpes Savoie Tours opera viajes a Val Threns todos los días de la semana con diferentes puntos de Francia.

 

En coche

 

Como decíamos, la opción más rápida y menos pesada para llegar a Val Thorens es coger el avión y una vez allí, alquilar un coche. Aún así, si tienes pensado viajar desde España en tu coche particular porque no te importa conducir muchos kilómetros, estas son las principales rutas:

 

  • Desde Madrid. Son unos 1.400 kilómetros y unas 13 horas. Tienes que tomar la dirección a Zaragoza, después la AP-2 hacia Barcelona, la AP-7 hasta la frontera por La Junquera y seguir la autovía A-9 ya en Francia pasando Narbona, Montpellier y Nimes. Después, sigue a la A7 hacia Valence, donde tomarás el desvío por la A49 hacia Voiron, seguir por la A48 a Grenoble, y aquí seguir la A41 hasta Albertville. En este punto tendremos que seguir la carretera N90 hasta Moûtiers. Aquí ya veréis la señalización a Val Thorens, que tendréis que seguir la D117.

 

  • Desde Barcelona. El trayecto son 780 kilómetros y se tardan unas 7 horas y 42 minutos.

 

  • Desde Donostia-San Sebastián. El recorrido son 1.017 kilómetros y unas 9 horas y media.

Lo mejor de acceder a las pistas de la estación de esquí de Val Thorens es, sin duda, la casi obligación de dejar el coche. Es importante que sepas que es una estación semipeatonal en la que está limitado el aparcamiento por sus calles durante el invierno, que es cuando más visitantes recibe por las pistas de esquí. El ambiente sin coches es muy amable e ideal para pasear.

 

Por ello, hay que dejar el coche en las zonas habilitadas para ello (de pago), lo cual tiene numerosas ventajas: no sufrirás atascos después de esquiar ni tendrás que romperte la cabeza para buscar dónde aparcar, el coche estará protegido y calentito y cuando lo recojas, no tendrás que quitar ni nieve ni hielo del parabrisas.

 

Para aparcar el coche en Val Thorens y después acceder a las pistas hay que seguir unos pasos:

 

Paso 1. Para frente a tu alojamiento para dejar el equipaje unos minutos, en modo carga-descarga.

 

Paso 2. Entonces dirígete al aparcamiento (más bien, garajes) más cercano a tu alojamiento. Son fáciles de localizar gracias a su sencilla nomenclatura. Las zonas de aparcamiento P0 y P1 están abiertos desde los viernes a las 14 horas hasta los domingos a las 20 horas. El área P2 es la única que está abierto las 24 horas del día. Estas tres primeras zonas están dentro de la estación de esquí. Seguimos por los espacios P3 y P4, que están ya fuera, pero cuentan con autobús lanzadera gratuito hasta las pistas. Si no vas al P2, el único abierto todo el día y descubierto (por ello, ideal para autocaravanas), te recomendamos que reserves tu plaza online y con antelación, porque son limitadas, y así te aseguras un hueco en la zona más cercana a tu alojamiento.

 

Paso 3. Te puedes desplazar por la estación de esquí de dos maneras: en buses lanzadera gratuitos que funcionan a diario de 8 horas a 20 horas y circulan por toda la estación; o bien a pie, que es todo un placer ya que así puedes apreciar el lujo que supone estar esquiando en los Alpes. La estación se cruza andando en 20 minutos.

 

Por otro lado, el P4 cuenta con zona de parking gratuito para visitantes que acuden a Val Thorens a esquiar durante el día y después se van; en esta área no está permitido aparcar durante la noche. Es gratis, por tanto, de 7 horas a 20 horas y ofrece acceso directo a las pistas, además de estar junto a las taquillas de los telecabinas Cairn y Caron, donde se pueden comprar los forfaits cómodamente.

 

También puedes dejar el coche para pasar el día en otras zonas de aparcamiento de pago, como son P0, P1 y P2, con una tarifa de 8.50 euros de 8 horas a 20 horas (está sujeto a la disponibilidad de ocupación que tenga). Otra opción son los aparcamientos fraccionados de Arche y Slalom para acudir un rato a dar una vuelta, se paga por horas con un máximo de tres horas consecutivas.

 

En total, sumando todas estas opciones, la estación de esquí de Val Thorens cuenta con más de 3.500 plazas de aparcamiento para coches. No tendrás problema para encontrar un hueco y después moverte caminando, aprovechando la semipeatonalidad del pueblo base. Todo un lujo que debes aprovechar.

 

Parking Gratis ✔️ Parking de pago ✔️   ℹ️ Acceso mediante Funicular

La estación de esquí de Val Thorens es un buen destino para ir familia por muchos motivos. Por un lado, cuenta con el sello de certificación Famille Plus que expide el Ministerio de Turismo del Gobierno francés y que garantiza que es un espacio “friendly” para viajar con niños y niñas. 

 

Esto es así gracias a su semipeatonalización, a sus calles cerradas al tráfico de coches, lo que crea un espacio tranquilo, amable y seguro, ideal para ir con los peques. Además, se puede dejar el coche frente a tu alojamiento para descargar todo el equipaje y hay transporte gratuito directo a las pistas. Todo son comodidades para el público familiar.

 

¿Qué vale el forfait para niños en Val Thorens?

 

En Val Thorens tenemos paquetes de forfaits pensados para el público familiar. Por un lado, está el “pase familiar” que incluye dos adultos y dos o más hijos de entre 5 y 17 años. Cuesta, aproximadamente, unos 184 euros el forfait para toda la familia de un día. 

 

Por otro lado, los debutantes tienen ofertas muy interesantes para el público familiar, como el uso gratuito de los remontes de cinta (Campagnols, Musaraigne, Castor & Pollux), un 50% de las tarifas para acceder solo a pistas verdes y azules con opción a usar los remontes 2 Lacs, Cascades y la góndola Caron.

 

¿Qué servicios para niños hay en Val Thorens?

 

La estación de esquí de Val Thorens, gracias a su gran diversidad, tiene buena oferta para disfrutar de un viaje a la nieve con la familia. Además, cuenta con opciones de ocio con las que os lo pasaréis en grande juntos, tanto adultos como niños, como es pasar una noche en el cine 

 

Escuela de esquí 1
Guarderías (1-3 años) 2
Pistas azules y verdes 47
Jardin de nieve o parque infantil (3-6 años)        2
Remontes de cinta 4

  • Mini Clubs: Le Montana y Le Roc Ecole Du Ski Français. Así es como se llaman los espacios para que disfruten los niños y niñas con monitores especializados mientras los adultos os divertís en las pistas. Aceptan a niños de 3 a 35 meses y en este espacio se practican diferentes actividades lúdicas, algunas de interior como juegos, dibujos y otras manualidades, y otras de exterior cuando las condiciones climatológicas lo permiten, como paseos, trineos o breves caminatas con raquetas de nieve.

  • A partir de los tres años de edad, los niños son bienvenidos en Val Thorens en dos áreas pensadas para ellos: dos jardines de nieve seguras con alfombras mágicas en compañía de personajes infantiles, Monsieur Piou Piou y Madame Marmotte. Estos espacios son Jardin d’Enfants – Ecole Du Ski Français y Jardin Des Neiges Ecole de Ski Prosneige.

  • Los niños de entre 4 y 12 años pueden pasar el día aprendiendo con la Ecole du Ski Français (ESF). Pueden recibir clases exclusivas y especializadas o bien en grupo para hasta 8 alumnos de diferentes disciplinas, como ski, snowboard, freeride, freestyle, slalom, Telemark, moguls o handinski.

¿Dónde ir a esquiar con niños en Val Thorens?

Las pistas verdes de la estación de esquí de Val Thorens están en el sector con el que comparte nombre y son: Voie Lactée, Flocon, Combre de Thorens, 2 combes, Traversée des 2 lacs. En el Plan Bouchet de Orelle hay una pequeña zona verde junto al telecuerda, a 2.350 metros. Por otro lado, si los niños ya dominan algo los esquís, no dejéis de esquiar en familia por la larga, amplia y sencilla pista azul de Lory, muy bonita, divertida y con preciosas vistas, que sale desde el Col de Thorens (en Orelle).

Por otro lado, no os podéis perder una pista de trineo única en Francia como es La Cosmojet, pensada para esquiadores de 5 a 88 años. Se trata de una pista balizada que está junto a un glaciar natural y se accede desde el funitel de Péclet, a 3.000 metros de altura. Son un total de 45 minutos de bajada lúdica, con curvas y diferentes tipos de pendientes. Cuesta (con trineo y casco) 17 euros por bajada, 25 euros por dos bajadas, y gratis para los niños de 5 a 9 años siempre que vayan acompañados por un adulto. 

También se puede ir en trineo por la noche, una actividad familiar muy peculiar que seguro que encantará a los más pequeños por su halo mágico (cuesta 24,50 euros).

Tampoco os podéis perder el Espace Junior y el VT Fun Ride, una pista que está adaptada para el público familiar, para que los peques vivan sus primeras emociones con adrenalina en la nieve. Cuenta con módulos muy creativos, para que den sus primeros pasos de freestyle.

Un viaje a la nieve no es solo esquiar. Y mucho menos si te desplazas a una estación de esquí en los increíbles Alpes franceses. Cuando cierran las pistas en Val Thorens, solo acaba una parte del día; todavía quedan muchas horas por delante antes de irse a la cama que conviene aprovechar bien. Puedes tomarte algo y alargar la noche en algún bar o discoteca, o practicar alguna actividad deportiva adicional en un entorno tan fantástico como son los Alpes. Otra opción es darle al cuerpo descanso y tratamiento en un centro de wellness. ¿Qué prefieres?

 

Bares y fiesta

 

Si lo tuyo es la fiesta, no te va a faltar oferta en los alrededores de la estación de esquí de Val Thorens, ya que cuenta con un ambiente muy juvenil. Un buen lugar para tomar algo y cenar después de esquiar es l’Auberge des Balcons, al lado de los remontes Plein Sud, cuya área de bar cierra a las 12 de la noche. La Folie Douce – La Fruitière inicia el ‘après-ski’ a las 14.30 horas con espectáculos, sesiones DJ y música en directo; el grupo habitual, The Party Makers, tiene una programación musical ecléctica que casa muy bien en su entorno extravagante. Les Enfants Terribles es perfecto para los que buscan ambiente de fiesta, pero con glamour: cenas y cócteles gourmet hasta altas horas de la noche. Para tomar algo hasta las 01 horas de la madrugada tienes el Club 72.

 

Actividades

 

Dejas de esquiar, pero no quieres parar de hacer cosas. Si ese eres tú, te alegrará saber el gran número de actividades deportivas complementarias al esquí que ofrece la estación de Val Thorens. Seguro que muchas de ellas nunca las has probado, ¿a qué esperas? Vive estas experiencias y haz que tu viaje sea divertido e inolvidable.


  • La Tyrolienne. Se trata de un increíble vuelo de 1.300 metros de longitud que dura solo un minuto y 45 segundos… muy intensos, a 100 kilómetros por hora. Va de la cima del telesilla de Bouchet (en el sector de Orelle) hasta la cresta de Val Thorens, a 3.000 metros de altitud, arriba del Funitel de Thorens. Cuesta 55 euros y pueden lanzarse personas de 8 a 88 años de edad.

 

  • Ruta en moto de nieve. ¿Qué te parece explorar el precioso entorno de los Alpes franceses en moto de nieve y por la noche? Se trata de una experiencia mágica que se puede hacer en solitario o con un pasajero. No te preocupes porque no te perderás: contarás con un guía, para que solo te dejes llevar por las sensaciones. Hay tres salidas, a las 17.30 horas, a las 18.45 horas y a las 19.55 horas.

 

  • El Bowling. Un lugar ideal para disfrutar en grupos de amigos o para ir en familia. Hay zonas especiales para peques, dos salas de billar (pool americano y snoker), sala de juegos, biblioteca deportiva con entrada libre y un sport-bar con retransmisión de los principales eventos deportivos mientras te tomas algo. Cierra a las 2 de la madrugada, por lo que es un buen lugar para quedarse despierto hasta tarde.

 

  • Buceo bajo hielo. ¿Buscas una experiencia única? ¡Aquí la tienes! Aunque no está calificada como actividad extrema, experimentarás sensaciones muy fuertes. Se te disparará la adrenalina cuando te sumerjas con todo tu equipamiento -totalmente hermético- baja una capa de hielo… dura 20 minutos, en los que descubrirás un nuevo mundo con juegos de luces y sombras totalmente naturales. El tiempo lo marcará tu respiración. Cuesta 180 euros y puede participar cualquier persona, sin necesidad de tener experiencia previa en buceo, a partir de 16 años.

 

  • Paseo en trineos tirados por perros. La estación de Val Thorens te invita a descubrir su entorno con trineos con capacidad para un máximo de tres personas (dos adultos y un niño) y también pueden ir dos trineos a la vez. Pueden ir niños a partir de dos años.

  • Circuito de hielo. Si te gusta conducir, no te pierdas esta experiencia de la mano del equipo de Ice Driving Val Thorens en el circuito más alto de Europa. Se imparten clases individuales, entrenamientos libres, bautismos con pilotos profesionales y otros tipos de cursillos. A partir de 16 años de edad.

 

Relax

 

Si ya has tenido suficiente marcha en las pistas de esquí, ¿por qué no te relajas en uno de los numerosos centros de relajación que hay cerca de la estación de Val Thorens? Apunta estos nombres: Altapura Spa Pure Altitude, con 1.000 metros cuadrados de bienestar; Le Spa du Koh-I Nor, toda una experiencia holística; Spa by L'Occitane en el Hotel Le Pashmina, en el corazón de la estación; y el Centre Sportif de Val Thorens, Espace Bien-être, igualmente en el centro.

Los Alpes franceses cuentan con una infraestructura hotelera muy amplia, por lo que no te costará encontrar un alojamiento adecuado para tus gustos y para tu capacidad económica. Hay varios hoteles donde dormir en las mismas pistas de la estación de esquí de Val Thorens, si quieres dejar el coche en alguna de sus zonas de aparcamiento y olvidarte de él durante tu escapada, ya que sin salir del complejo tendrás todo lo que necesitas: ocio, actividades y relax. Estos son los alojamientos que te recomendamos entre su variada oferta.

 

  • Chamois d’Or Val Thorens. Está pegado a las pistas de esquí. Encantadora decoración contemporánea con conexión wifi gratis en todas las instalaciones del hotel. Las habitaciones cuentan con todo el equipamiento necesario: TV y decoración muy rústica, de madera. Hay diferentes tipos de habitaciones, que se adecuan a tus necesidades (charm room, privilege room, rimbambelle room, prestige room y suites).

 

  • Hotel Koh-I Nor Val Thorens (5 estrellas). Es un alojamiento de lujo con muchísimos servicios: tres restaurantes en su interior (una brasserie y dos con platos internacionales), un lounge bar, un spa de 800 metros cuadrados con dos piscinas y un centro de negocios. Te encantará su diseño, con armonía de lujo, gastronomía y relajación. Todas las habitaciones tienen vistas espectaculares, ya sea a la montaña o al pueblo y el baño es de ensueño, de mármol con albornoces y otros artículos gratuitos. Desde la misma cama, como en las películas, se puede degustar en este hotel el desayuno, ya que también lo sirven en la habitación. No te hará falta salir del hotel para cuidar el cuerpo y relajarte: tiene un spa equipado con todo tipo de servicios, desde pared de sal hasta bañera de hidromasaje, sauna o hammam.

 

  • Hotel Village Montana (4 estrellas). Este alojamiento está en el corazón de Val Thorens, a pie de pistas del complejo. Cuenta con habitaciones muy amplias y totalmente equipadas, con TV de pantalla plana, wifi y balcón privado con vistas a las montañas. Tiene dos bares y cuatro restaurantes con platos exquisitos de cocina tradicional y típicos de la zona de la Saboya francesa. Además, encontrarás una zona de relajación ideal para descansar de la jornada de esquí: tiene spa, hammam oriental, saunas, bañera de hidromasaje y una piscina nórdica al aire libre. Los esquiadores novatos contaréis con servicio de alquiler de material en la tienda del hotel, además de sala de guardaesquís climatizada para que los recuperes calentitos y parking cubierto, para que no tengas que quitarle el hielo o la nieve al coche.

 

  • Chalets Montagnettes Lombarde Val Thorens. Se trata de una residencia perfecta para los que buscan alojamiento independiente, fuera de un hotel, con más prestaciones. Está a solo 50 metros de las pistas de esquí de Val Thorens y a 100 metros de su centro y de sus tiendas. Tienen cocina y chimenea con leña, lo que contribuye a crear un ambiente muy hogareño a pesar de estar lejos de casa. Tiene wifi gratis, lavandería de pago, hay habitaciones familiares y se admiten mascotas bajo petición. Una alternativa ideal para familias, para estar todos juntos y poder cocinar y pasar ratos entrañables juntos.

 

  • Chalets de Rosael. Bonitos apartamentos con un estilo de chalet y arquitectura típica de los Alpes. Está a pie de pistas de Val Thorens y a solo 600 metros del centro de este municipio. Tienen una zona de estar muy espaciosa para compartir momentos y una zona de cocina preparada para cocinar vuestros propios platos, con lavavajillas y microondas. Los apartamentos tienen balcón privado con preciosas vistas a los Alpes y algunos hasta tienen chimenea. En los Chalets de Rosael hay taquilla para guardaesquís, wifi gratis y hasta piscina cubierta, sauna y hammam. También es posible alquilar material de esquí sin salir del alojamiento, con toda comodidad. Cuenta con parking privado.

 

Comer en Val Thorens es toda una experiencia para todos los sentidos. Aquí se lleva eso que conocen como “bistronomía montañera”, es decir, una mezcla entre buen paladar y amor por el entorno. Hay un sinfín de establecimientos para tomar algo: cafeterías, restaurantes, bocadillos, platos tradicionales, comidas caseras… Esta es toda la oferta.

  • La Cave. Platos originales y especialidades saboyardas. Caldos Magrez y vinos seleccionados de su increíble bodega.

  • Chez Pépé Nicolas, en Chalet Alpino. Está en la pista de La Chasse, entre Les Menuires y Val Thorens. Restaurante para comer o cenar productos locales. No te piedras su foie gras de pato o sus guisos tradicionales de carne de Saboya. Tienen platos veganos igual de ricos.

  • La Laiterie. El esquí en Francia termina con una fondue, y eso es así. Un espacio de lujo para degustar deliciosos quesos, champán y otros productos regionales.

  • L’Auberge des Balcons. Se encuentra en la pista azul Plein Sud, en una buena ubicación para hacer una pausa entre dos descensos. Ofrece menú esquiador. Sabrosa cocina, pista soleada e increíbles vistas.

  • Le Diamant Noir. Cocina creativa y refinada de la mano del chef Éric Samson. Usa mucha trufa negra y platas aromáticas, especias y hierbas de montaña. Recetas muy sabrosas. Tiene carta y también se puede tomar simplemente un snak en una pausa breve para recuperar fuerzas.

  • Winter Café. Ideal para comer unas pizzas de gran calidad, hamburguesas, kebabs, patatas fritas… Recomendamos la Pizza Bufala y la Pepper Bacon Burger.

  • Les Chalets du Thorens. El conocido “pueblo de las mil maravillas” cuenta con un bar lounge con DJ, self-service y mucha variedad: desde sushis hasta wok, pizzas y gofres belgas.

  • Le Rendez-Vous. Ambiente relajado para comer platos del día, tapas, hamburguesas, pizzas, carnes, ensaladas y especialidades saboyardas. A pie de pistas, junto a las cintas Castor y Pollux.

  • La Paillote. A pie de pistas, perfecto para degustar sus especialidades: raclettes, fondues y platos a la brasa, así como caracoles, ancas de rana, crujiente de cabra y tartare de ternera a cuchillo.

  • Chalet des 2 ours. Perfecto para los que no quieren parar mucho rato. Prueba el gratinado de crozets con colmenillas y setas. Tienen charcutería casera y plato del día.

  • Le 2 Mille 3. Para los amantes de la carta tradicional. Especialidades a la plancha, wok asiático y gran selección de pastas y deliciosos quesos regionales.

  • Chalet de Caron. Se te hará la boca agua en este autoservicio de estilo montañés. Rapidez y alta calidad, con mucha variedad de platos, pasta, grill, pizzas, especialidades saboyardas, platos vegetarianos, menú infantil… Buen precio. Acceso por la pista azul de Cairn.

  • Restaurante del Hôtel Le Sherpa. Desayunos, aperitivos y cenas con cocina regional y generosa. Raclette fumée, raclette de cabra y hamburguesas saboyardas.

  • Club 72 Steak House. Para tomar una copa y degustar entrecot, chuletón de buey Aubrac, solomillo de ternera o platos vegetarianos.

  • La Folie Douce / La fruitière. Brasería gourmet con après-ski.

  • La Maison. Espectacular restaurante en el corazón de la estación de Val Thorens. Lo más célebre es su estofado del día, que llenará los estómagos hambrientos de los esquiadores. También hay pizzas y otros platos.

  • Les Aiguilles de Péclet. Cocina gourmet a 3.000 metros de altitud, a los pies del glaciar. Espectacular. Se accede con el funitel Péclet. Restaurante self-service y especialidades de la casa.

  • Les Enfants Terribles. Una brasería muy chic de alta montaña. Abierto hasta altas horas de la noche. Prueba el lobster roll, el lenguado, el carpaccio de vieiras o su solomillo de ternera. Gran calidad.

Preguntas frecuentes

La estación de Val Thorens abre sus puertas el día 21 de noviembre de 2020 y la fecha prevista para finalizar la temporada 2020-2021 será el día 9 de mayo de 2020.


La estación de Val Thorens tiene actualmente 150 km esquiables repartidos en 78 pistas de todos los niveles: 11 verdes, 29 azules, 30 rojas y 8 negras.


Si, la estación de Val Thorens cuenta con zona de SnowPark y zona de “fuera pista”.


Los meses de diciembre a febrero. En Estiber encontrarás ofertas especiales para Navidad, Fin de año, Reyes, Puentes y otras fechas señaladas.


La estación de Val Thorens cuenta con 9 escuelas de esquí y servicio de guardería. Además, tiene cafeterías y restaurantes.