Ofertas de hotel + forfait de esquí en Masella

¿Estás buscando nuevos destinos de esquí para tus próximos viajes a la nieve? Prueba La Masella, una de las estaciones principales del Pirineo Catalán. Te sorprenderán su 72 kilómetros de nieve de la mejor calidad y en orientación norte. Con estos precios y ofertas de esquí será tendrás menos excusas para escaparte a esquiar este año a La Masella.

Información para esquiar en Masella

Esquiar en la estación de esquí de Masella

La estación de esquí de Masella es una de las que más fideliza a los esquiadores por muchos motivos. Se ubica en La Cerdanya, uno de los valles de los Pirineos que recibe más horas de sol al año, por lo que es un auténtico placer descender las laderas nevadas a temperaturas moderadas y hacer una pausa en una terraza disfrutando del buen tiempo; está casi en el centro de la comarca y esto lo convierte en una estación de esquí fácilmente accesible y a menos de dos horas en coche desde las principales poblaciones catalanas. La estación se encuentra entre los términos municipales de Alp, Das y Urús.

Por otro lado, sus pistas limitan con el Parque Natural del Cadí-Moixeró y cuenta con un bonito paisaje de bosques, además de una orientación norte que nos asegura una buena calidad de la nieve durante la temporada de esquí; en cualquier caso, dispone de una gran red de 578 cañones de nieve que mantienen nada menos que 53 kilómetros de pistas con nieve producida de forma artificial, para que no te quedes sin esquiar aunque las condiciones meteorológicas no sean las mejores.

La cota más alta de Masella es la cima de la Tosa, que está a 2.535 metros de altitud, y la más baja, es el Pla de Masella a 1.600 metros; de manera que podremos esquiar por un desnivel de hasta 935 metros, uno de los más importantes de los Pirineos. Sus pistas se pueden enlazar con las de la estación de esquí de La Molina y sumar el dominio conocido como Alp 2.500.

Los números para esquiar en Masella: tiene una extensión esquiable de 74 kilómetros, en las que encontraremos 65 pistas de esquí en Masella de diferentes niveles de dificultad. Hay 9 pistas verdes, 24 pistas azules, 22 pistas rojas y 10 pistas negras. Por ellas nos podemos desplazar cómodamente gracias a una potente infraestructura de 17 remontadores (cuatro telesillas desembragables, un telesilla con cinta de embarque, seis telesquís, cuatro cintas transportadoras y dos telecuerdas). También tiene un completo snowpark, La Pleta.

La estación de esquí de Masella está dividida en diez sectores por los que se reparten sus pistas de esquí: Bosc d’Alp, Cap del Bosc, Coma Oriola, Coma Pregona, Coms de Das, Dues Estacions, La Pia, La Pleta, La Tosa y Pla de Masella.

Por otro lado, la estación de esquí Masella se la conoce como “la capital del esquí nocturno de los Pirineos”. Y es que se abren hasta 13 pistas de esquí Masella por la noche de diferentes niveles de dificultad para que disfruten familias, principiantes y veteranos de un total de 10 kilómetros iluminados. Para el esquí nocturno en Masella se ponen en marcha siete remontes.

Estos son los espacios para esquiar en Masella en función de vuestro nivel de experiencia:

  • Debutantes en Masella. El mejor sector para comenzar a iniciarse en el manejo de los esquís es Pla de Masella, la cota más baja de la estación y donde se encuentra la mayoría de los servicios. Aquí es donde se concentran las pistas verdes y los remontes sencillos, como la pista Debutants, Racó, Pastorets y Pastors. Para subir un poco el nivel de dificultad, podemos seguir con la pista azul más sencilla de toda la estación, La Plana, que desciende desde el sector La Pleta: es muy ancha, ideal para familias y para que los principiantes vayan cogiendo soltura. Otra opción fácil es la pista azul La Freda, que se accede por los telesillas de La Pleta y que bordea el snowpark y tiene una buena panorámica de la estación.
  • Veteranos en Masella. Los esquiadores avanzados tienen muchas pistas divertidas entre las que elegir en Masella. Recomendamos La Davallada, que desciende desde La Pleta hasta el Pla de Masella y que recorre un bosque muy bonito. Los amantes de lo extremo no deben perderse las pistas negras más complicadas: Extrema, Pista Fonda, una de las mejores pistas negras de España, y La Canal (en el sector Isards); Pala Bestia (en el sector Cap del Bosc); y Desferracavalls (en el sector Coma Pregona). Discurren por terrenos irregulares, con baches, cornisas, saltos… solo para expertos.
  • Freeriders en Masella. Los freeriders están de enhorabuena, ya que son muchas las zonas preparadas para esta disciplina. Se accede con los remontes de La Tosa y Jumbo Tosa. Sin embargo, es importante destacar que todas las áreas de freeride son difíciles, por lo que solo se recomienda para esquiadores con mucha práctica y técnica.

El tiempo y nieve en Masella

La estación esquí Masella se encuentra en la Cerdanya, en medio del Pirineo Catalán, donde predominan las bajas temperaturas en invierno. Buena señal, porque eso garantiza una buena cantidad y calidad de la nieve para esquiar en Masella.

¿Cómo es el tiempo en Masella durante la temporada de esquí? Primero diremos que Masella presume de ser la que casi cada año abre más días sus pistas de esquí en toda la temporada (alrededor de cinco meses) en los Pirineos. Su año esquiable de suele prolongar desde finales de noviembre hasta finales de abril.

Si nos fijamos en las temperaturas, la estación de esquí de Masella registra las siguientes medias durante los meses que están abiertas sus pistas: en noviembre, las máximas son de 9 grados, y las mínimas, de -6 grados; en diciembre, entre 6 y -9 grados; en enero, entre 5 y -9 grados; en febrero, entre 6 y -9 grados; en marzo, entre 10 y -6 grados; yen abril, entre 13 y -4 grados. Piensa que las bajas temperaturas se producen durante la madrugada, cuando estamos durmiendo en el hotel -o estando de fiesta, ¡quién sabe!, en ese caso no te olvides de abrigarte bien para la salida del pub o discoteca-. La temperatura media durante el día en Masella, teniendo en cuenta que estamos en alta montaña, tiende a ser muy agradable.

En el tiempo Masella, también nos interesa mirar los días de precipitaciones que hay al mes, para nutrir la nieve Masella: en noviembre, hay 19,8 días secos y 1,4 días de nieve; en diciembre, 22,7 días secos y 2,4 días de nieve; en enero, 22,1 días secos y 3,8 días de nieve; en febrero, 19,5 días secos y 4,1 días de nieve; en marzo, 20,9 días secos y 2,6 días de nieve; y en abril, 16,1 días secos y 1,3 días de nieve. Es en febrero, por tanto, cuando normalmente se suelen producir las mayores nevadas en la estación de esquí de Masella.

A la hora de contratar un paquete de hotel con forfait, sabemos que cuanto antes lo hagamos, de más descuento nos beneficiaremos. Ahora bien, es lógico que nos asalte la duda: ¿Y si el año, climatológicamente hablando, no es bueno y cuando viaje no hay apenas nieve y hay pocas pistas de esquí abiertas en Masella? No te preocupes por eso, porque contratando con nosotros tendrás garantía de nieve en muchos alojamientos; solo tienes que buscar el sello de garantía de nieve en los hoteles, y en caso de tenerlo, podrás cancelar o modificar las fechas de la reserva sin ningún coste en caso de que la estación de Masella cierre la temporada antes de lo previsto o si se clausuran todas las pistas por falta de nieve. Consulta aquí otras opciones para esquiar en Cataluña con viajes de esquí todo incluido. 

Esquiar con niños en las pistas de Masella

La estación de esquí de Masella es una de las mejores para aprender a esquiar en todo el Pirineo; eso significa que es un destino ideal para aquellos que están empezando en este deporte invernal y para las familias. Y es que las pistas están muy bien ordenadas, estando las más difíciles en las cotas más altas, y las más fáciles, en las cotas medias y bajas, de manera que es complicado equivocarse de trazado. Casi todas ellas desembocan en el soleado Pla de Masella, por lo que es fácil orientarse en las pistas Masella. Además, es muy fácil acceder a las pistas de Masella, no es como otras estaciones que exigen pasar por carreteras con muchas curvas, algo que agradecerán mucho los peques.

Así que esquiar en Masella con niños es muy recomendable. No solo por las pistas fáciles que hay para ir con ellos y para que vayan avanzando, sino por los servicios que hay para las familias. Primero, las pistas más fáciles de la estación para que os deslicéis todos juntos sobre la nieve: la “13”, en Pla de Masella, es la más sencilla, ya que apenas tiene pendiente y funciona con un remonte de cuerda; la “1”, apropiada para aprender a manejarse con la cuña; la “10”, con telearrastre; y la “15” y la “16”, un trazado dividido en dos tramos.

En cuanto a los servicios para niños y niñas que hay en la estación de esquí de Masella, constan los siguientes:

  • La Casita de los Niños. Un entorno para dejar en buenas manos, vigilados y controlados a los peques de entre 18 meses y 3 años. Estarán tranquilos y con otros niños de su edad. Un lugar de confianza donde pasar el día mientras los padres se lo pasan en grande, sin preocupaciones, en las pistas de esquí de Masella. Solo abre los fines de semana y festivos.
  • Jardín de nieve. Es un espacio para peques de 3 a 6 años donde monitores especializados les enseñarán a dar sus primeros pasos sobre los esquís, envueltos de mucha diversión. Este servicio no incluye el alquiler de esquís, que tendrán que abonarlo aparte las familias. Solo abre los fines de semana y festivos. Recordad que es conveniente etiquetar los objetos personales del peque con su nombre y apellidos para evitar malentendidos. Si podéis, acompañarles un rato en el Jardín de nieve de Masella para que tengan confianza y ayudadles a hacer amigos.
  • La Escuela de Masella. Hay clases para todo tipo de público y también clases especialmente dirigidas a los niños, con unas instalaciones específicas para ellos (protegidas y adaptadas a sus necesidades). Las Masella clases esquí las imparten monitores titulados y con experiencia, además de darse en diferentes idiomas.

Por último, vamos a daros unos consejos generales para esquiar con niños para disfrutar de una jornada de esquí en familia con niños pequeños. En primer lugar, hay que recordar que los peques desconocen qué es la montaña, esquiar, abrigarse o caminar con botas duras y hay que saber escoger esquís, de manera que les tendremos que explicar todo paso a paso, para que no cojan miedo a lo desconocido. Dadles tiempo a que se acostumbren al entorno y motivadles para que jueguen con la nieve: se trata de que tengan una experiencia divertida que quieran repetir y no hay que esperar que salgan de su primer viaje listos para competir. Más vale que se lo pasen bien aunque no hayan conseguido progresar de la primera pista verde que haberle visto bajar por una verde complicada o una azul y que se haya sentido tan forzado que ya no quiera volver a la nieve.

Viajar en familia a esquiar nunca había sido tan fácil con las ofertas de esquí de Masella que tenemos preparadas. Consulta precios de paquetes que incluyen hotel más forfait en Masella.

Cómo llegar y parking en Masella

Normalmente, cuando vamos a una estación de esquí tenemos que esperarnos un viaje relativamente largo y con curvas cuando nos acerquemos a ella. Es normal, están en medio de la montaña y es lo que tiene. Este no es, sin embargo, el caso de la estación de esquí de Masella, en el Pirineo Catalán, que es de las que cuenta con un acceso más fácil... ¡y rápido! Y es que está a menos de dos horas en coche de las principales ciudades catalanas y de los aeropuertos de Barcelona y de Girona-Costa Brava, a través de carreteras cómodas y seguras. El coche es el medio de transporte más flexible para viajar a la estación de esquí de Masella, pero vamos a ver todas las opciones tenemos.

  • En coche. Las carreteras están bien cuidadas y son bastante cómodas, sin apenas curvas. De hecho, los que tomen el Túnel del Cadí (es de pago) se ahorrarán incluso los puertos de montaña; en cambio, por la Collada de Toses no pagaréis el peaje, pero se alarga más el viaje (para quitarnos las curvas, tras pasar Dòrria debemos seguir en dirección a Fornells de la Muntanya y después hacia Tosas). Así, si vamos a Masella en coche, tendremos las siguientes distancias y tiempos: desde Barcelona, 140 kilómetros y 1 hora y media o 2 horas (en función de si cogemos el Túnel del Cadí o no); desde Girona, 129 kilómetros y 2 horas; desde Tarragona, 188 kilómetros y 2 horas y cuarto; desde Lleida, 177 kilómetros y 2 horas y media; desde Madrid, 630 kilómetros y 7 horas.

Hay tres zonas de párking Masella para dejar el coche: la Pia, Masella 1600 y Coma Oriola. Son gratuitos, con bastantes plazas y están al descubierto.

  • En Skibus desde Barcelona. Por otro lado, si te preguntas Masella cómo llegar sin vehículo privado, existe la posibilidad de tomar el Skibus Barcelona-Masella-Alp2500. Es ideal para olvidaros del coche y que os dejen cómodamente en las pistas de esquí. Este autocar sale todos los días de Barcelona, excepto los lunes; enlaza con el dominio esquiable Alp2500, que abarca Masella (llega los martes, jueves y domingos) y La Molina (llega los miércoles y sábados). Consulta los horarios para viajar en bus a las pistas de esquí de Masella.
  • En tren. Si queremos viajar a la estación de esquí de Masella en ferrocarril, podemos hacerlo tomando la línea de Cercanías C3, que pasa por L'Hospitalet-Vic-Puigcerdà. No iremos de forma directa, sino que nos bajaremos en el pueblo de La Molina, desde donde tomaremos un bus hacia las pistas de la estación de La Molina, y desde ahí ya podremos acceder al dominio esquiable de la Masella. Si buscas ir a esquiar en transporte público, realmente es más cómodo el Skibus (si te va bien su recorrido).
  • En avión. Si vienes de lejos, quizás prefieras acercarte con un vuelo a la estación de esquí. Si es tu caso, los aeropuertos más cercanos para ir a esquiar a Masella son el de Barcelona-El Prat (a 150 kilómetros y alrededor de dos horas en coche) y el de Girona-Costa Brava (a 130 kilómetros y a unas dos horas). Una vez allí, la mejor opción es alquilar un vehículo para llegar a las pistas de Masella.

Alojamiento cerca de la estación de esquí Masella

Tenemos varias opciones para alojarnos en nuestro viaje a esquiar a Masella. Podemos quedarnos a pie de pistas, o bien en otros municipios de los alrededores que no quedan demasiado lejos y donde estarás a pocos minutos en coche de la estación de esquí. En tu alojamiento Masella, ¿buscas un hotel clásico o prefieres un apartamento en Masella donde sentirte como en casa? Estas son las alternativas que te recomendamos en la zona.

  • Alp Hotel Masella (3 estrellas). Es el hotel en Masella más cercano a la estación de esquí: ¡está a pie de pistas! Se trata de un alojamiento tradicional de montaña, en medio del bosque y con todos los servicios que necesitarás en tu estancia: hay wifi gratis, habitaciones amplias y con calefacción y baño privado, vistas a las montañas que te rodean e instalaciones de spa. ¿Se te ocurre un plan mejor para relajarte tras pasarte el día esquiando que en un balneario? Este hotel ubicado en la estación de esquí de Masella también ofrece entretenimiento, con actividades preparadas para niños y adultos, y también hay un club gratuito para peques de 3 a 12 años, guardaesquís y servicio de alquiler de material de esquí, para mayor comodidad. No falta un restaurante buffet que sirve desayunos, comidas y cenas. Hay parking gratis, así que no tendrás que preocuparte por buscar un sitio para dejar el coche.
  • Hotel Fontanals Golf (4 estrellas). Un completísimo alojamiento cerca de Masella, a solo 10 kilómetros de sus pistas de esquí, para los que buscan lujo y los mejores servicios. Está en el campo de golf de Fontanals y ofrece wifi gratis, acceso directo al campo y tarifas reducidas para que jueguen los huéspedes. Las habitaciones son muy amplias y el baño privado tiene bañera de hidromasaje. Muy próximo está el bonito pueblo de Puigcerdà, a 10 minutos en coche. Uno de los hotels Masella para los más exigentes.
  • La Collada Hotel & Spa (4 estrellas). Consulta las ofertas de esquí en Masella con este hotel que no deja indiferente a nadie. Está en medio de la montaña y tiene centro de fitness y spa para relajarse y cuidarse en cuerpo y alma. Se encuentra cerca de Toses, próximo a las estaciones de esquí de Masella y de La Molina, en el Pirineo Catalán. Las habitaciones son muy elegantes y tienen wifi, conexión a internet por cable, vistas a las montañas y TV de pantalla plana de 20 pulgadas. En el complejo hay dos restaurantes y un bar tipo inglés con chimenea y libros, ideal para recordar las anécdotas del día en las pistas de esquí.
  • Hotel Supermolina (3 estrellas). Si reservas un paquete que incluya hotel y forfait en Masella con este alojamiento, te quedarás a dormir en un hotel con mucho encanto y decoración que encantará a los deportistas y esquiadores, con algunos esquís colgados por las paredes. Está muy cerca de la estación de La Molina y tiene habitaciones funcionales con baño, televisión y calefacción central. Además, hay un restaurante muy apropiado para probar la típica comida montañesa.
  • Ecoresort la Cerdanya. Se trata de un complejo con muchas posibilidades y en un entorno de ensueño, en el pueblo de montaña de Prullans, con vistas al valle de la Cerdenya y a los Pirineos. Ofrece la posibilidad de reservar habitaciones, aparthotel en Masella o bungalows, todos ellos equipados con calefacción, baño privado y wifi. El centro dispone de piscina cubierta, piscina al aire libre y centro de bienestar/spa, un complemento ideal a una intensa jornada en las pistas de Masella. También hay biblioteca, gimnasio, pista de pádel, paseos en poni en establos en el mismo complejo, guardería y miniclub con parque infantil cubierto, restaurante tipo buffet, guardaesquís y mucho más. Una buena opción para los que queréis alojaros en contacto directo con la naturaleza y que os puede salir muy bien de precio contratando un paquete de hotel más forfait en Masella. En Estiber ofrecemos ofertas de esquí en diferentes estaciones de esquí.

Restaurantes en las pistas de Masella

Como apasionados del esquí que somos, podríamos estar horas y horas bajando por las pistas, sin parar, sin darnos cuenta de que el tiempo pasa. Pero de vez en cuando tenemos que parar a repostar, como seguramente se encargará nuestro estómago de recordárnoslo. ¿Dónde podemos comer en la estación de esquí de Masella? Tenemos diferentes opciones, ¿prefieres tomar algo rápido, un plato combinado o prefieres probar la gastronomía típica de la zona con una buena carta? Sin salir de las pistas de Masella encontrarás todo esto y mucho más.

  • Restaurante Cafetería Pla de Masella. Lo encontraremos fácilmente en el edificio ubicado en la cota 1.600, en uno de los accesos a las pistas de esquí. En este restaurante de Masella tendremos conexión wifi libre para que no tengamos que preocuparnos por los datos. A la parte de la cafetería podemos ir durante todo el día: para arrancar la jornada, se sirven desayunos; y ya cuando comencemos a esquiar, podremos hacer una pausa cuando quedamos para tomar algún tentempié calentito dentro del establecimiento o fuera, en la terraza, en los días soleados. En el restaurante, hay una oferta variada: menú diario, platos combinados y platos a la carta.
  • Restaurante Pla de Masella por la noche. Hablamos del mismo restaurante que antes, ubicado en el edificio central de la cota 1.600. Cuando cae la noche, este establecimiento se transforma en un restaurante de gran nivel donde podremos probar algunos de los platos más tradicionales de la gastronomía de los Pirineos. Toma nota y pídelos todos: reclettes, trinxats y carne a la brasa. También se preparan deliciosas fondues. El restaurante de Pla de Masella solo abre los días en que la estación ofrece esquí nocturno; el horario es de 20h a cierre. Una gran manera de cerrar una jornada de esquí o snowboard.
  • Restaurante y Cafetería Coma Oriola. Nos vamos a otra parte de la estación de esquí de Masella para descubrir el restaurante ubicado en el sector de Coma Oriola. Aquí podremos llegar en coche cogiendo la carretera que sale del Pla de Masella, o bien directamente esquiando desde Cap del Bosc o Isards. Fácilmente veréis la cafetería reformada frente al telesilla. Un buen lugar para hacer una breve pausa entre pista y pista o para parar a comer. Se sirven desayunos, snacks y comidas dentro de un edificio con wifi libre, aseos, taquillas, espacios interiores para protegernos del día y una gran terraza para disfrutar de los días soleados.
  • Bar Cap del Bosc. Típico bar refugio en altura con mucho encanto. Lo encontraremos en la cota 2.150 de la estación de esquí de Masella, enfrente de los remontes de la Tosa. Solo por tomarse una cervecita o un refresco con vistas panorámicas a la Tosa y Coma Pregona ya vale la pena subir hasta aquí. Tiene una gran terraza con tumbonas a las que les podréis sacar mucho partido en los días con sol y temperaturas agradables. Aquí podréis pedir bebidas y todo tipo de bocadillos, para recuperar energías. Pese a su ubicación en el medio de la nada, debes saber que: ¡hay wifi libre!

Forfaits en Masella

Cuanto más esquíes en Masella, más barato te saldrá. Existen varios tipos de forfait en Masella, con descuentos por edades y días de esquí. No te arrepentirás, ya que los 74 kilómetros esquiables y los 53 kilómetros de pistas de esta estación del Pirineo Catalán dan para mucho. Estos son los tipos de accesos que podemos comprar.

  • Masella forfait de un día. Hay precios diferenciados para: adulto (de 25 a 64 años), joven (de 12 a 24 años), infantil (de 7 a 11 años), menores (hasta 6 años), debutante, medio día adulto (a partir de las 13h), medio día infantil (a partir de las 13h), veterano I (sábados, domingos y festivos), veterano I (de lunes a viernes), veterano II, forfait noche + forfait para el día siguiente para adulto y forfait noche + forfait para el día siguiente para infantil, veterano I y joven. Los veteranos I son aquellos que tienen entre 65 y 74 años y los veteranos II, los que tienen a partir de 75 años.
  • Packs de fidelización. Hay Masella forfait para utilizar en la misma temporada que incluyen 2, 4, 6, 8 o 10 días para adultos, joven o infantil, cuyo precio por día se va reduciendo a mayor reserva de jornadas de esquí.
  • Pack ahorro. Se trata de una oferta forfait Masella especialmente pensada para las familias: se aplica a aquellas reservas que incluyan dos adultos y dos niños o jóvenes (es decir, de 7 a 24 años). Se pueden añadir un máximo de tres suplementos de niños y jóvenes al pack. También hay otra modalidad que es “pack familiar trío” para un adulto con dos niños o jóvenes (no se admiten suplementos).
  • Suplemento de noche en cualquier forfait de día. El dominio esquiable nocturno más grande de los Pirineos está en Masella, ¿te lo vas a perder? Se trata de una experiencia única, sentirás el contacto con la nieve bajo tus pies envuelto de un manto de estrellas. En la estación de esquí de Masella se abren hasta 13 pistas por la noche, que quedan iluminadas con una potente red de luces. Tienen un desnivel de 420 metros. Para gozar de esta vivencia, se aplica un suplemento sobre los forfaits de día para esquiar en Masella (más barato que si compráramos solo el pase para esquiar de noche).
  • Forfait de una noche. Si estás de paso por Masella y solo quieres vivir esta bonita experiencia, la estación de esquí también pone a disposición un forfait para deslizarte por las 13 pistas que abren por la noche. El horario es: sábados y festivos, de 18.15h a 21h, y jueves de 18.15h a 20h.

Après-ski en Masella

Si vas a la estación de Masella podrás elegir seguir esquiando en el après-ski. ¿Qué te parece? Si eres un gran apasionado de la nieve y aguantas horas y horas deslizándote por las pistas, puedes alargar la jornada en su espectacular esquí nocturno, el más grande de los Pirineos: se abren hasta 13 pistas iluminadas los jueves, sábados y festivos de 18.15h a 20-21h.

Cuando cierran también las pistas del esquí nocturno, te preguntarás: ¿Qué hacer si quieres aprés ski en Masella? Y es que todos sabemos que un viaje a la nieve no es solo lo que pasa en las pistas, sino lo que hacemos fuera de ellas. Es el momento de relajarse, tomar algo, rememorar todas las anécdotas que han pasado durante el día en la estación de esquí, conocer a gente que comparte la misma pasión por la montaña que nosotros, quién sabe si ligar, probar los platos típicos de la zona... En definitiva, son muchas las cosas qué ver y hacer en la Cerdanya después de un día de esquí. No te pierdas ningún plan y descubre los rincones de este territorio.

Estas son nuestras propuestas para completar la jornada y disfrutar del mejor apres-ski Masella:

  • Cenar y tomar algo en el Restaurante Pla de Masella. Abre las noches en que hay esquí nocturno, a partir de las 20 horas. Se encuentra a pie de pistas, en la cota 1600, en el edificio donde están todos los servicios de la estación. Un buen lugar para relajarse y degustar la mejor gastronomía de montaña: fondues, raclettes, trinxats y carne a la brasa. Si tenéis la intención de cenar aquí, es mejor reservar mesa antes.
  • Chill Out La Cantina de Masella. Aquí se pueden degustar una gran variedad de bocadillos, pizzas, gofres, licores y combinados y bebidas durante el día... y también durante la noche cuando hay esquí nocturno en Masella. A partir de las 14h ya empiezas las fiestas del après-ski de la mano de Els Golfus en la gran terraza. Únete al buen ambiente que crea la música en directo. También hay una zona VIP para los que buscan un espacio más exclusivo. Además, aquí se celebran diferentes eventos durante toda la temporada de esquí... estad atentos porque se organizan unas buenas fiestas.
  • Après-ski en La Molina. Si vamos a esquiar a Masella, también podemos aprovecharnos de las propuestas de après-ski de la estación vecina de La Molina (incluida en el forfait de Alp2500). Allí podremos vivir experiencias auténticas como subir en máquina pisanieves a los 2.100 metros de altitud en los que se encuentra el restaurante Costa Rasa, cenar y volver a bajar esquiando; o un plan similar en el refugio del Niu, combinando el telecabina con la pisanieves. Desde aquí tendremos una panorámica espectacular, en días y noches claras, del macizo del Pedraforca y de la sierra del Cadí, auténticos emblemas del montañismo catalán.

¿Esquiar en Valencia? TOP 5 estaciones de esquí cerca de Valencia

La Comunitat Valenciana es conocida por ser un paraíso de sol y playa, pero eso no significa que allí no haya grandes amantes de la montaña y de los deportes invernales. Lo cierto es que provincias como la de Alicante es una de las más montañosas de España; pero no hay estaciones de esquí ni en las zonas de interior de Valencia, que es donde más frío hace y más tiempo se mantiene la nieve en sus cotas más altas. Para ir a esquiar, los valencianos tienen que coger el coche. Las pistas de esquí más cercanas a Valencia son las de Javalambre y Valdelinares, de tamaño más modesto y con pistas más adecuadas para debutantes y para el público familiar; los que busquen pasar más días en una estación más extensa y con pistas más exigentes, pueden subir unos kilómetros más por la costa, hacia Catalunya y Aragón, también nos esperan estaciones increíbles para disfrutar de la nieve en los Pirineos. Y tú, ¿cuál prefieres? Estaciones de esquí cerca de Valencia Aramón Javalambre En el municipio turolense de Camarena de la Sierra, esta estación de esquí está a 140 kilómetros de la ciudad de València, alrededor de 1 hora y 40 minutos en coche. No es una estación gigante, pero sí lo suficiente para quitarnos el "mono" de esquiar y en un entorno precioso y muy rural. Tiene 13 pistas en 15 kilómetros esquiables, a cotas entre los 1.650 y los 2.000 metros de altitud (el "techo" está muy cerquita del pico Javalambre): 4 verdes, 8 azules y 1 roja. Además, cuenta con zona freestyle, con un funnytrack, dubby pista, snowy trineos, skicross y zona de habilidad. Esta estación cerca de Valencia tiene una pista imprescindible de esta estación de esqui de Javalambre es Lapiaz, una azul (aunque con algún tramo con una pendiente que la deja en un punto intermedio entre azul y roja) que une los dos sectores (Sabina y Lapiaz, ambas con todos los servicios necesarios para tu jornada en la nieve) y que ofrece unas vistas espectaculares. Tampoco te pierdas la pista Amanaderos, una azul más exigente (hay quien opina que debería ser roja), con un descenso bastante largo y muy divertido, que sale de la cota más alta de Javalambre (desde el Balcón de Teruel, a 2.000 metros) y llega hasta la más baja (a 1.650 metros), ideal para llevarte una de las mejores vistas de la estación de esquí. https://www.youtube.com/watch?v=hlBnKVMvJxY   Aramón Valdelinares Seguimos en las estaciones de esquí de Teruel para ir a otra estación de esquí cerca de València, en la sierra de Gúdar-Javalambre: está a 144 kilómetros y a menos de dos horas en coche. Puedes esquiar en Valdelinares por sus 13 pistas en un dominio esquiable de 17 kilómetros (todos tienen innivación artificial), de las cuales 5 son verdes, 4 son azules y 4 son rojas. Está a unas cotas de entre 1.700 y 2.000 metros de altitud. Valdelinares es ideal para los principiantes, con pistas sencillas para ir progresando como Debutantes I, Debutantes II, Colmenilla, Hornillo y Bujarones; te recomendamos hacer una parada en la base de esta última, Bujarones, en la Cabaña 1900, donde podrás tomarte algo con las espectaculares vistas del Mirador de Valdelinares. Además, hay un snowpark para los amantes de los saltos y piruetas, una snowy área, un funnytruck y un snowy trineos, donde los peques se lo pasarán en grande. También cuenta con una pista de hielo, uno de los lugares más populares de la estación, para patinar. El entorno de Valdelinares es muy agradable para practicar otros deportes en la nieve como rutas con raquetas; en la misma estación podremos alquilarlas y subir con ellas, por ejemplo, al pico más alto de Teruel, que es el cercano Peñarroya (a 2.028 metros de altitud). Formigal-Panticosa La ruta más corta desde la ciudad de Valencia para llegar a esta estación de esquí en el Pirineo Aragonés es por la A-23, por donde se recorren 470 kilómetros, algo más de 4 horas y media de viaje en coche. Haremos un trayecto más largo pero vale la pena si tenemos pensado hacer una escapada de varios días, y es que aquí nos espera un dominio esquiable de nada menos que 182 kilómetros (presume de ser el más grande de España) que se distribuyen por hasta seis valles, en los que hay 147 pistas, con un gran equilibrio entre fáciles y complicadas: 12 verdes, 36 azules, 52 rojas, 42 negras y 5 itinerarios. La estación está a cotas de entre 1.145 y 2.265 metros de altitud. Pero esquiar en Formigal-Panticosa no lo es todo, es mucho más que sus pistas de esquí: también hay un boardercross, un eslalon permanente en Cantal, un funny track ideal para ir con niños, jardines de nieve para dejar a los peques en buenas manos mientras esquían los adultos, el espacio de freestyle Terrain Park y la posibilidad de ir en ski ratrack, la máquina pisapistas que conduce hasta parajes con nieve virgen, hay muchas cosas que hacer en invierno en Formigal. Aunque toda la estación es ideal para todo tipo de públicos, el sector Panticosa es adecuado para ir en familia y el sector Formigal tiene un ambiente de lo más animado para grupos de amigos, de hecho el sector cuenta con uno de los Aprés-ski más conocidos de la península: muy popular que abrió sus puertas en 2009 y desde entonces se ha convertido en un lugar de referencia de la fiesta en las pistas de esquí. Se encuentra junto al edificio de Sextas y se conoce como Marchica de Formigal. Masella Esta estación de esquí del Pirineo Catalán, en Girona, está a unos 455 kilómetros de distancia de València ciudad, algo más de 4 horas y media en coche. Esta estación de esquí de Cataluña. Tiene 74 kilómetros esquiables con un desnivel bastante interesante: 935 metros (la cota mínima está a 1.600 metros en el Pla de Masella, y la máxima, a 2.535 metros). Podremos esquiar por 65 pistas muy equilibradas, para todo tipo de públicos: hay 9 verdes, 24 azules, 22 rojas y 10 negras. Además, ofrece la experiencia especial de poder esquiar por la noche en Masella gracias a 10 kilómetros de pistas iluminadas. Son muchos los motivos para esquiar en Masella, pero destacamos la gran calidad de su nieve, gracias a su altitud, a la orientación norte y a las grandes masas forestales que protegen la nieve de la radiación solar; la buena nieve que hay en primavera, especialmente en las pistas que hay por debajo de Cap del Bosc por la mañana, y después, vale la pena subir a los sectores de Coma Pregona, la Tosa e Isards; o el gran ambiente familiar que tiene la estación. Masella suele ser la que ofrece la temporada de esquí más larga de los Pirineos. La Molina Otra estación de esquí catalana que suele atraer a muchos valencianos, en la sierra del Cadí, en Girona. Este histórico complejo que data del año 1908 se encuentra a 460 kilómetros de València por la ruta más corta, unas 4 horas y 45 minutos en coche. Las pistas de esquí de La Molina tiene un público bastante fiel, enamorado de sus 71 kilómetros esquiables. En ellos hay un total de 66 pistas de esquí alpino de los siguientes niveles de dificultad: 20 verdes, 18 azules, 22 rojas y 6 pistas negras, una de ellas es una de las pistas negras más conocidas de la península: La pista Barcelona, inaugurada en 2023. La cota mínima está a 1.667 metros y, la máxima, a 2.537 metros, una altitud que garantiza unas buenas condiciones de la nieve durante toda la temporada de esquí. Además, hay una pista de trineos (pista Coll Sisè), un snowpark, un itinerario para recorrer con raquetas de nieve, un estadio de competición FIS, una pista adaptada, un circuito segway, un superpipe, pista de tubbing, parque ARVA y parque de aventura en los árboles (tanto para adultos como para niños).

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.

Preguntas frecuentes

¿Cuándo empieza y acaba la temporada 2022-2023 en Masella?

La estación de esquí de Masella suele ser la que ofrece la temporada de esquí más larga de todos los Pirineos. A la espera de que se concreten las fechas de apertura de la temporada 2022-2023 en Masella, se prevé que las pistas para esquiar en Masella abran desde finales de noviembre hasta finales de abril. Podría variar en función del tiempo en Masella que haga en los próximos meses.


¿Cuántos kilómetros y pistas tiene el dominio esquiable de Masella?

Sin ser de las estaciones de esquí más grandes de Europa, el tamaño de la estación de esquí de Masella es más que suficiente para pasar varias jornadas esquiando por su dominio: 74 kilómetros esquiables, 935 metros de desnivel y un total de 65 pistas de esquí en Masella (9 verdes, 24 azules, 22 rojas y 10 negras). Además, un gran porcentaje de las Masella pistas están innivadas: 53 kilómetros cuentan con sistema de nieve producida.


¿Dispone de snowparks y zona de 'fuera pista'?

¡Sí! La estación de esquí de Masella ofrece muchos atractivos para aquellos que quieren salir de las bajadas en pistas. Por un lado, tenemos el snowpark La Pleta, a 2.020 metros de altitud, a donde llegaremos con el telesilla TGV Masella. Por otro lado, podemos practicar el 'fuera pista' en zonas altas muy cerca de los trazados balizados, aunque tiene que nevar mucho para que sea seguro.


¿Cuál es la mejor épica para esquiar en la estación de Masella?

Toda la temporada es un buen momento para ir a la estación de esquí de Masella, ya que buena parte de los kilómetros de sus pistas cuentan con sistema de producción de nieve artificial. Ahora bien, si queremos disfrutar de los mayores niveles de nieve, vale la pena ir en febrero, aunque justamente por ese motivo, es la época en la que Masella recibe más visitantes.


¿Hay servicios de alquiler de material de esquí en la estación de Masella?

Si no tienes material propio para esquiar, no te preocupes, porque en la misma estación esquí Masella puedes conseguir los esquís y las botas. El alquiler material Masella se encuentra en la planta baja del albergue Abrigall, en el Pla de Masella, al lado de las taquillas de los forfaits. Allí mismo encontrarás las mejores marcas en alquiler esquís Masella.


¿La estación dispone de guardaesquís?

Sí. La estación de esquí de Masella pone a disposición de los esquiadores armarios para guardar el material durante toda la temporada, tanto de esquí como de snowboard. Así podrás esquiar en Masella sin preocuparte por llevar y traer el material en cada viaje. Los guardaesquís están en el Pla de Masella y tienen capacidad para hasta cuatro equipos completos de esquí (esquís, palos y botas) o snowboard (tablas y botas), por lo que podéis compartirlo.


¿Puedo practicar esquí nocturno en la estación Masella?

Sí, y de hecho el esquí nocturno Masella es el más grande de todos los que se ofrecen en los Pirineos: se iluminan nada menos que 13 pistas, 10 kilómetros y 420 metros de desnivel. Abren los jueves de 18.15h a 20h, y los sábados y festivos, de 18.15h a 21h. El forfait nocturno Masella se puede comprar aparte y con un descuento si lo añadimos al forfait de día. Vale la pena vivir esta experiencia mágica de esquiar en Masella de noche.