< Inicio del Blog

El esquí nórdico: qué es, cómo y dónde se practica

¿Has oído hablar del esquí nórdico? ¿Sabes cómo y dónde se practica esta actividad deportiva? En este post te contamos todo lo que debes saber.

¿Qué es el esquí nórdico?

El esquí nórdico es una disciplina del esquí que incluye todas las variantes de este deporte que no necesitan tener el talón de la bota fijado a la base del esquí, a diferencia del esquí alpino.

Este deporte se caracteriza por ser bastante suave, ya que no requiere impacto articular y el riesgo de lesiones es muy bajo; también destaca porque permite disfrutar de los paisajes nevados y por ser muy recomendable para la recuperación de los deportistas.

En la actualidad, existen cinco tipos principales de esquí nórdico: esquí de fondo, salto de esquí, biatlón, telemark y combinada nórdica. En muchas ocasiones, habrás podido comprobar que los términos esquí de fondo y esquí nórdico se utilizan indistintamente.

Es fundamental saber que no significan lo mismo, ya que el esquí nórdico engloba distintos tipos de prácticas deportivas, entre las que se encuentra la modalidad de fondo.

Aspectos a tener en cuenta para practicar esquí nórdico

A continuación te mostramos algunos factores que debes tener en cuenta para practicar esquí nórdico:

  • Los esquís son más largos que en el esquí alpino: estos facilitan la movilidad y la flexibilidad, a la vez que permiten el deslizamiento por superficies planas cubiertas de nieve o caminos con poca pendiente.
  • Modalidad deportiva: las pistas están preparadas y los desniveles son suaves, lo que permite a los participantes recorrer largas distancias.
  • Ropa para esquí nordico: es importante que te proteja del viento y la humedad, al mismo tiempo que te aporte ligereza y transpirabilidad. Lo mejor es llevar un pantalón largo deportivo o unas mallas, una camiseta interior térmica y transpirable, otra capa superior transpirable, un cortavientos, calcetines transpirables, guantes que permitan el manejo de los bastones, gorro, gafas de sol y una mochila pequeña.
  • Técnica: se mantiene la técnica del esquí de fondo, ya que es la más sencilla de aprender y sus gestos provienen de los movimientos de andar, incluyendo el deslizamiento y la fuerza en los brazos con los bastones.
  • Máquinas de preparación de las pistas: estas suelen indicar un rastro y lo único que tienes que hacer es seguirlo con los esquís, para que no se entrecrucen un puedas mantener el equilibrio.
  • Material: para practicar esquí nórdico es necesario que tengas, además de la ropa comentada anteriormente, una tabla de esquí, fijaciones adecuadas, bastones y botas.
  • Recorrido: si tienes un buen estado de salud te recomendamos que hagas entre 10 y 15 km al día, durante unas 2-3 horas. Si estás empezando, lo mejor es que te lo tomes con calma y te centres en realizar una técnica más fluida para, poco a poco, ir ganando velocidad sin resentir tus músculos.

practicando esquí nórdico

¿Dónde practicar esquí nórdico?

El esquí nórdico es el deporte tradicional más practicado en Cataluña; a continuación te mostramos las mejores pistas para practicar esquí nórdico en esta región.

  • Tavascan: esta pista, ubicada en el parque natural del Alt Pirineu, es ideal para disfrutar de un día de esquí en familia; además, ofrece circuitos de esquí nórdico y permite practicar otros deportes, como el esquí alpino o el esquí de montaña. La base de la estación la encontramos en el refugio de la Pleta del Prat.
  • Guils de Fontanera: situada en Cerdeña, a 12 km de Puigcerdá, esta pista de 34 km, 10 km adaptados a raquetas de nieve, te permite disfrutar de unas vistas panorámicas impresionantes a la cumbre y al Valle de la Cerdeña.
  • Lles de Cerdanya: ofrece unas impresionantes vistas a la Sierra del Cadí y al valle de la Cerdeña; además, cuenta con un pequeño refugio en Kiilan Jornet y tiene conexión con la estación de Aransa, lo que otorga 67 km de esquí nórdigo, uno de los más grandes del mundo.
  • Aransa: esta pista se encuentra en la comarca de Cerdeña, a 5 km del pueblo de Aransa. Una de sus principales características es que cuentan con circuitos que se introducen en bosques impresionantes y llegan hasta el Alt Urgell, una de las partes más altas de la zona.
  • Sant Joan de L’erm: esta estación se ubica entre el Alt Urgell y el Pallars Sobirà, dentro del parque natural del Alt Pirineu. Una de sus principales características es que cuenta con una amplia variedad de circuitos y un refugio en el núcleo principal, donde se realizan actividades a lo largo de todo el año.
  • Tuixent-La Vansa: se sitúa en la cara norte del Macizo del Port del Comte y ofrece unas maravillosas vistas al Pedraforca y a la Sierra del Cadí; además, su acceso es muy sencillo y está muy cerca de la Cataluña Central.
  • Virós-Vall Ferrera: esta estación está situada en el Pallars Sobirà, en un entorno ideal como es el parque natural del Alt Pirineu. En su refugio del Gallfer se realizan todo tipo de actividades y está abierto durante todo el año.

En definitiva, ahora que ya sabes qué es, cómo y dónde puedes practicar esquí nórdico en España, ¿a qué esperas para reservar tus vacaciones? Disfruta de los impresionantes paisajes de Cataluña mientras te deslizas por la nieve gracias a este deporte de invierno.

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *