< Inicio del Blog

Cómo esquiar con técnicas para principiantes

Con la llegada del frío, las estaciones de esquí comienzan a prepararse para abrir sus puertas y los amantes de este deporte al aire libre pueden empezar a disfrutar de su actividad deportiva favorita. Si no has esquiado nunca y quieres aprender, a continuación te mostramos algunas técnicas para principiantes que debes conocer.

¿Cuál es la posición correcta para esquiar?

Lo primero que debes saber es cuál es la posición correcta para esquiar; esta es con las rodillas levemente flexionadas y el cuerpo un poco inclinado hacia delante. Del mismo modo, la cabeza debe mirar al frente y los esquís deben estar separados, a la anchura de las caderas.

Además, es importante que los esquís se mantengan planos sobre la nieve; para conseguir una posición correcta, la cadera debe estar levemente hacia atrás, de forma que el centro de gravedad esté encima de los pies y el peso del cuerpo se reparta mejor.

Si es tu primera vez esquiando, lo más probable es que no dispongas de los materiales necesarios para practicar este deporte; por eso, es probable que dudes si debes alquilar o comprar el material de esquí.

técnica de esquí para principante

Mejores técnicas de esquí para principiantes

A continuación te mostramos cómo esquiar con técnicas para principiantes en el deporte rey de la nieve:

  • La cuña en esquí: es la técnica más recomendable para las personas que se inician en el esquí, ya que permite controlar la velocidad, frenar y girar. Para ello, tienes que colocar los esquís en forma de V, de modo que la parte delantera quede junta y las colas separadas.
  • Frenada: no debe ser brusca; para hacerla, tienes que colocar los esquís sobre los cantos interiores y repartir el peso por igual. Debes tener en cuenta que, cuanta más presión ejerzas, más fuerte será la caída.
  • Velocidad: manteniendo la técnica de cuña puedes controlar la velocidad; para aumentarla, tienes que abrir la cuña, mientras que para disminuir la rapidez solo tendrás que cerrarla.
  • Giro básico en el esquí: otra de las técnicas básicas que debes aprender es el viraje fundamental; es decir, la técnica de giro. Para ello, debes tener en cuenta la inclinación y el ángulo; para realizar un giro básico, tu cuerpo debe estar casi erguido.
  • Diagonal: permite reducir y controlar la velocidad; para eso, tienes que situar los esquís en forma de ángulo, con los dos en paralelo. El esquí que está en la parte inferior tiene que rozar con la nieve y el otro se encargará de mantener el equilibrio.
  • Derrapar: es imprescindible que sepas derrapar esquiando, para salir de situaciones en las que es imposible girar. Por ello, debes dominar el canteo de los esquís y sacar las rodillas hacia el valle y ubicar los esquís en paralelo y planos.
  • Bajada lateral: tienes que poner los esquís de forma perpendicular mientras mantienes la parte superior del cuerpo mirando hacia abajo; tienes que ir soltando los pies y las rodillas, para ejercer menos presión en los cantos y que puedas comenzar a bajar de forma controlada. Cuando lo controles, podrás comenzar a hacer giros más cortos o semi-paradas en seco.

Consejos para esquiar para principiantes

¿Tienes hijos? En este post te damos unos consejos para ir a la nieve con niños que te ayudarán. Además, a continuación te traemos unos tips para principiantes que no debes olvidar:

 

  • Ponte en forma: esto es especialmente recomendable si llevas varios meses, o incluso años, sin practicar ningún tipo de deporte.
  • Descansa dos horas: es muy recomendable para descansar, hidratarse y volver con las pilas recargadas.
  • Conoce la calidad de la nieve: cuando hayas probado varias pistas, seguro que sabrás en cuáles tienes que tener más precaución.
  • Vigila el tiempo: lo mejor es que consultes días antes la previsión meteorológica, para estar preparado/a ante posibles inclemencias meteorológicas.
  • Empieza por las pistas de principiantes: es importante que, si es tu primera vez, empieces por las pistas con bandera verde; esta señal indica que la zona está pensada para personas que están aprendiendo.
  • Recuerda el calentamiento: antes de comenzar a esquiar debes calentar todos los músculos del cuerpo, para evitar lesiones y sustos. Un buen calentamiento puede durar unos 5-10 minutos.
  • Cierra bien las botas: revisa que los cierres estén perfectamente apretados, para evitar errores y descontrol.
  • La importancia de los bastones: son imprescindibles para los principiantes, ya que te ayudan a equilibrarte.
  • Relaja los brazos y la cabeza: tener el cuerpo tenso lo único que hará será que tengas más posibilidades de caerte; debes intentar relajarte lo máximo posible para garantizar una conducción fluida.
  • Orienta el peso de tu cuerpo: no debes olvidar que tu cuerpo debe estar ligeramente inclinado hacia delante y debes flexionar los tobillos y las rodillas, de forma que la pierna descanse sobre la parte anterior de la bota.
  • Mirada: es fundamental que siempre estés mirando hacia donde ves; es decir, hacia delante, hacia donde quieres ir. Nunca puedes mirar al suelo, al cielo o a los esquís.
  • Seguridad: esquiar es un deporte de riesgo, por eso, es importante mantener una distancia prudencial con el resto de esquiadores, no salir de las pistas verdes marcadas y utilizar siempre casco.

 

Ahora que ya conoces todas las técnicas y consejos para esquiar para principiantes, ¿a qué esperas para comenzar a disfrutar de un día de nieve divertido?

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *