< Inicio del Blog

Aprender a esquiar en un día… ¿es posible?

Las temperaturas comienzan a bajar y pronto caerán los primeros copos. Las estaciones se preparan para una nueva temporada, pero también los esquiadores/as que más ansiosos.

 

Elegir fecha, lugar y hospedaje no lo es todo si no has esquiado nunca o muy poco. Si estás pensando en unas vacaciones en la montaña y estrenarte en el deporte blanco, estos consejos pueden ser muy útiles:

 

Consejos para ir a esquiar por primera vez

La verdad, es que aprender a esquiar en un día es mucho decir. Si bien es muy probable que en tu primer día de esquí consigas ya hacer alguna bajada sin rodar por el suelo, ‘saber esquiar’ requiere de muchos años de práctica.

 

Sabrás deslizarte de una forma más o menos habilidosa, pero aún te faltará el control y la seguridad que te permita disfrutar plenamente del esquí. Pero oye, ¡eso no significa que no puedas disfrutar!

 

Si vas a esquiar por primera vez, te dejamos algunos consejos a tener en cuenta para que tu día sea perfecto.

 

Aprender a esquiar en un dia6 consejos para tu primer día de esquí

Sobrevivir a primer día de esquí no es tan complicado, veras que lo realmente difícil está en los giros y frenadas, así que no te librarás las inevitables caídas de principiante. A parte de ir mentalizado sobre este aspecto, estos son algunos aspectos que deberás tener en cuenta.

1. Elegir el equipo adecuado

La mayoría de los que van por primera vez a esquiar lo hacen con un equipo alquilado o prestado. Equipo que, en muchos casos, puede no ser el más adecuado a tu peso y estatura.

 

Alquilar el material en la estación donde vas a ir a esquiar es importante, pues tendrás la asesoría adecuada y podrás realizar cambios si los necesitaras. El equipo básico consta de esquís, botas, bastones y casco. Este último es de uso obligatorio en algunas estaciones.

 

OJO, al inicio la bota puede resultar incómoda. Un buen ajuste es imprescindible para un uso correcto y así evitar lesiones o molestias.

 

Entre la ropa que necesitas, las cual debe ser impermeable y de buena calidad, no te puede faltar:

 

  • Pantalón
  • Anorak
  • Ropa térmica o primera capa
  • Calcetines gordos (sin costuras para evitar ampollas)
  • Guantes de esquí
  • Gafas (Puedes usar gafas de sol, pero es recomendable usar una ’máscara’ para días de viento y nieve)

Enlace de interés: Cómo elegir las botas de esquí perfectas para ti

2. Casco y elementos de protección

No te olvides del resto de material que forma el equipo de protección, en especial el casco, el cual es fundamental para evitar cualquier golpe o impacto durante una caída. Su uso reduce en forma importante las fuerzas aplicadas al cráneo y cerebro a causa de trauma y disipa la energía del golpe y evita que la cabeza absorba la fuerza total del impacto. Por todo ello, evita aquello de: ‘con el gorro y la capucha ya me vale’.

 

Otros elementos para no olvidar son los guantes y las gafas, imprescindibles para poder esquiar de forma confortable y concentrarte solo en aquello que debes.

3. Cuidados de piel y ojos

El reflejo de los rayos del sol en la nieve puede provocar graves quemaduras en los ojos y piel.

 

Es importante no se debe olvidar el uso recurrente de un buen protector solar y aplicarlo varias veces durante el día. No sentirás calor, pero es muy importante que prestes atención a tu piel si no quieres quemarte en pocas horas.

 

Gafas de ventisca

El protector labial también es muy recomendable para evitar una sequedad que derive en ampollas. Al igual que el bloqueador debes repetir aplicación varias veces al día.

 

Anteriormente recomendábamos el uso de máscara de esquí o gafas solares. Es importante fijarse en la categoría de los cristales de las mismas para asegurar una buena protección ocular. A parte del viento y la nieve, es importante protegerse del sol que ‘rebota’ en la nieve (incluso en días nublados).

 

Consejo: Las claves para elegir las mejores gafas de esquí

4. Las clases y el monitor de esquí

Ya con el equipo adecuado y bien protegido, la segunda etapa es contratar unas clases. Contratar un buen monitor de esquí te permitirá asentar una buena base para luego ir progresando.

 

Todos tenemos un amigo que, de buena fe, querrá enseñarte a esquiar, incluso hay quien es autodidacta. Pero contar con un profesional te ahorrará mucho tiempo, pues sabrás de inicio la postura y la técnica a ejecutar. Después, todo es práctica y no tener miedo.

 

Recuerda que a cada uno le lleva su tiempo, así que de nada vale fijarse en los demás. Solo de tus habilidades y esfuerzo dependerá el tiempo que te tomará aprender, recomendamos que no te exijas demasiado y disfrutes este nuevo desafío que estás descubriendo.

 

Aunque a veces no dependerá de ti, la elección del monitor es muy importante. La seguridad que transmita y la claridad en sus instrucciones y consejos serán fundamentales para tu desempeño. Todos, por norma general, suelen ser muy buenos profesores.

 

Esquiar con niños forfait gratis5. Tele arrastre y telesilla

Debes familiarizarte con estos nuevos medios de transporte. Aunque al inicio es posible que tengas suficiente con las pistas más bajas y no lo necesites, tarde o temprano subirás a las cumbres.

 

La primera vez que las cojas es importante que lo hagas con alguien que te indique que debes y no debes hacer. De igual forma, sigue las instrucciones del personal de la estación y los carteles informativos.

6. Pistas y señales de seguridad

Las pistas están clasificadas por colores que identifican el nivel de dificultad de cada una.

 

Las verdes son las más fáciles, seguidas por las azules (intermedio) y las rojas (difícil) y negras (experto) que son las más difíciles. Aunque depende de varios factores, la inclinación y el ancho de la pista suelen ser los elementos que indican.

 

OJO, una roja helada o incluso una azul con mala nieve puede ser más difícil de bajar que alguna negra.

 

Hazte con un mapa de la estación y sigue las indicaciones y señales. No tendrás ningún problema para seguir el itinerario que decidas.

 

Mapa de pistas Grandvalira Estiber

Mapa de pistas Grandvalira

 

Todas las estaciones cuentan con un mapa de pistas, estúdialo y sigue las indicaciones.

 

Dicho todo esto, relájate y disfrutar cada instante. No hay nada más gratificante que un buen día de esquí: naturaleza, deporte… Es una sensación difícil de describir.

 

Al final de la jornada, unos buenos estiramientos, también serán importantes a fin de evitar calambres y molestias.

 

 

Por último, aunque estés cansado, te recomendamos que salgas a disfrutar del après – ski, tomar algo y disfrutar el paisaje. Reponer fuerzas es vital si al día siguiente esquías de nuevo. 😉

 

Fuente imagen portada: www.escuela-esqui-pirineos.es

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *