< Inicio del Blog

Consejos para elegir tus gafas de esquí

A la hora de elegir las mejores gafas para esquiar hay que tener en cuenta diversos factores, pero lo más importante es entender que las gafas de esquí no son un complemento en tu equipo, son un elemento indispensable para la practica de este deporte. El sol es fuente de luz y de energía pero también emite radiación ultravioleta, causante de varios tipos problemas oculares y de la llamada ceguera del esquiador. La radiación solar refleja en las superficies nevadas y puede provocar, si no se llevan los ojos correctamente protegidos, una serie de problemas como conjuntivitis, irritaciones o pérdida temporal de visión.

 

Con esto claro, llega el momento de elegir las gafas de esquí perfectas y para ello aquí os dejamos información y consejos para que aciertes con tu próxima compra.

 

¿Cómo deben ser las lentes en unas gafas de esquí?

 

El elemento principal en unas gafas para esquiar son las lentes. Las lentes son las encargadas de proteger los ojos de las radiaciones UV y dosificar la cantidad de luz visible.

 

Todas las gafas llevan una protección que debe bloquear como mínimo el 99% de la radiación ultravioleta para proteger los ojos de lesiones, pero hay que comprar siempre gafas con la certificación europea CE (se encuentra normalmente en la patilla de las gafas o en las cajas de las mascaras) y olvidarse de comprar las gafas en los chinos.

 

Cuando hablamos de la cantidad de luz visible nos referimos a la cantidad de luz que la lente deja pasar. Según los parámetros de la Unión Europea, las gafas se pueden clasificar en cinco escalas, del 0 al 4, donde el cero significa que deja pasar mucha luz y el 4 que bloquea hasta el 95% de la luz. Estas cinco categorías serían: noche, indoor, nublado, sol y glaciar y tiene mucho que ver con el color de la lente. Para nublado serían amarillas que ayudan a distinguir el relieve; para sol y glaciar las encontraras rosadas, anaranjadas o incluso marrones.  Para nuestro deporte, debemos buscar siempre lentes de categoría 2 (nublado), 3 (sol) o 4 (glaciar). Otra opción es optar por una lentes foto-cromáticas, que cambian de color en función de la luz que reciben y resultan muy útiles si quieres llevar las mismas gafas en todas tus salidas de esquí.

Tipos de gafas para esquiar

 

Hay dos tipos de gafas de esquí, las gafas de sol y las gafas de ventisca. Ambas tienen que cumplir una serie de características y aquí tenéis todo lo que necesitáis para elegir sabiamente.

 

Gafas de sol

Lo primero que se debe tener en cuenta es que unas gafas de calle, por muy buenas que sean no están pensadas para esquiar y sobre todo no están preparadas para recibir golpes. Las gafas de sol deben ser de policarbonato, para evitar roturas que puedan herir los ojos.

 

Las gafas deben ser curvas, no planas, para evitar que la radiación solar llegue hasta los ojos. En el caso de gafas planas, los laterales de las gafas deben estar protegidos con unas piezas de cuero a los lados.

 

Las gafas de sol pueden resultar ideales en días soleados, sobre todo si no hace frío ni viento. Pero no son recomendables para días de ventisca, ni para días nublados o de mal tiempo, ya que no permiten distinguir el relieve en la nieve.

 

Gafas de ventisca

 Gafas de ventisca

Las gafas de ventisca o máscaras protegen del viento, del frío, del sol y ayudan a mejorar la visión en todas las condiciones climatológicas. Son gafas diseñadas para la práctica de los deportes de invierno.

 

Son unas gafas grandes, que deben cubrir las cejas, que se adaptan a la cara gracias a una membrana de espuma. La membrana puede ser de diferentes tipos, desde una estándar con una capa de espuma, hasta las que llevan dos capas además de algún tejido especializado que garantiza un mayor confort.

 

Las lentes de las gafas de ventisca deben llevar un tratamiento anti-vaho para evitar que se empañen mientras esquiamos. Podemos encontrar desde gafas que tienen tratamiento anti-vaho simple en la parte interior de la lente, hasta tratamientos anti-vaho dobles con ventilación.

 

En cuanto a la lente, ya hemos visto que existen diferentes tipos en función de la cantidad de luz visible. En el caso de que queráis tener unas únicas gafas de esquí, lo más recomendable es unas gafas de esquí fotocromáticas, que adaptan a las diferentes condiciones (nieve, nubes, sol). En el caso de que os gusten las gafas de sol en los días soleados y sin viento, el complemento perfecto son unas gafas de ventisca de categoría 2, para días nublados. También se puede optar por gafas de ventisca que permiten cambiar la lente para adaptarse al clima. Cuenta con la ventaja de que las lentes son pequeñas y ligeras, de tal forma que resulta sencillo llevarlas en la mochila cuando subimos a esquiar.

 

Lo más importante para elegir correctamente unas gafas de ventisca es probárselas y si es posible, con el casco. Probar y probar hasta encontrar las gafas ideales. También hay que tener en cuenta que la mayoría de marcas al hacer la diferenciación entre modelos de hombre o mujer solo están hablando de detalles estéticos, ya que las gafas generalmente son unisex y solo hay tres tamaños: niños, mediana y grande.

 

Tanto en relación con la membrana como con el tratamiento anti-vaho o el tipo de lente, evidentemente serán mejores máscaras cuanto más confort tengan, menos se empañen y mejor calidad de visión ofrezcan. A la hora de elegir la tuya, la clave está en el presupuesto que hayas asignado para las gafas de ventisca.

 

Si disponen de un buen presupuesto, marcas como Bolle o Oakley tienen excelentes gafas de ventisca foto-cromáticas, con muy buena relación calidad precio. Si tu presupuestos es más ajustado, todas las marcas clásicas de nieve, como Atomic o Salomon, fabrican gafas de ventisca excelentes con la posibilidad de lentes intercambiables para adaptarse a la luminosidad.

 

Gafas de ventisca para quienes necesitan gafas de ver:  OTG (Over the glasses)

 

La mejor opción para quienes necesitan llevar gafas de ver para esquiar son las gafas Over The Glasses, es decir, gafas de ventisca para llevar encima de las tuyas.

 

Todas las marcas importantes de gafas de ventisca tienen lineas de gafas, desde las mas sencillas (lente tipo 2 con capa de espuma y tratamiento anti-vaho simple) hasta las más completas (foto-cromáticas con doble espuma, acabado de confort, doble lente, ventilación y máximo tratamiento anti-vaho) donde el espacio entre la cara y la lente es mayor para permitir que puedas ponerlas sobre tus gafas de ver.

 

Gafas de esquí para niños

 

Los parámetros que debemos tener en cuenta al elegir unas gafas de esquí para niños son los mismos que para los adultos, pero también hay que valorar que la pigmentación de la retina de los niños no se completa hasta los 12 años, por lo que hay que ser muy cuidadoso a la hora de elegir unas gafas para los menores. Para ellos, siempre gafas de ventisca con lentes foto-cromáticas o varias lentes intercambiables.

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *