< Inicio del Blog

¿Dónde esquiar cerca de Madrid? Las mejores estaciones de esquí

Si vives en Madrid, estarás muy cerca de las bonitas montañas de la sierra de Guadarrama, en el Sistema Central, que tiene su techo a 2.428 metros de altitud, con la simbólica cima del Peñalara. El clima de interior favorece unas buenas condiciones de la nieve, así que no hay que recorrer demasiados kilómetros para pisarla y poder disfrutar del esquí y del snowboard.

¿Qué estaciones de esquí cerca de Madrid podemos encontrar? ¿Qué nos ofrece cada una de ellas? Conoce todos los destinos de nieve de la Comunidad Autónoma de Madrid. Fuera de la región, además, hay algunas estaciones muy frecuentadas por los madrileños. Te invitamos a descubrirlas.

Las estaciones de esquí más cercanas a Madrid

Es posible esquiar en Madrid sin salir de los límites de la comunidad autónoma. Ahora bien, hay que tener en cuenta que aquí la temporada suele ser algo más corta que en otros destinos como Sierra Nevada o los Pirineos debido a la menor altura de sus montes. Las estaciones de Madrid, sin ser enormes, son suficientes para disfrutar de uno o más días en la nieve con grandes dosis de diversión.

Valdesquí

Esta estación de esquí de Madrid está en la vertiente norte de las montañas de la Bola del Mundo y el Cerro de Valdemartín, en el término municipal de Rascafría; la orientación favorece unas buenas condiciones de la nieve en las pistas. Se trata de un importante centro de ocio invernal que atrae a muchos madrileños y segovianos por la proximidad a las dos ciudades.

Está a cotas entre 1.860 y 2.278 metros de altitud y tiene 22,3 kilómetros esquiables, en los que hay 29 pistas de nieve en Madrid muy equilibradas, una pista de competición homologada FIS, un snowpark, actividades de après-ski, escuela de esquí y snowboard y tienda de alquiler de material. En el entorno de Valdesquí también hay opciones para los amantes del esquí de montaña.

El Puerto de Navacerrada

Es una estación de esquí y también un puerto de montaña a 1.858 metros de altitud, en un collado que hace de frontera entre las provincias de Madrid y de Segovia: la vertiente sur es la madrileña, que da a los pueblos de Cercedilla y Navacerrada, mientras que la norte pertenece al municipio segoviano de La Granja de San Ildefonso.

Estas pistas de esquí de Madrid están a cotas entre los 1.703 metros y los 2.174 metros, llegando hasta el alto de Guarramillas. Tiene 10 kilómetros de pistas, en las que encontramos un total de 8, de las cuales una es verde, tres son azules y 4 son rojas. También tiene un snowpark. Una de las cosas que más nos gusta de este destino es que se puede llegar en coche, en autocar o en tren hasta la misma estación de ferrocarril del Puerto de Navacerrada.

Pinilla

Esta estación de esquí realmente está en la villa de Riaza, en la provincia de Segovia, pero su proximidad a Madrid lo convierte en un destino de nieve bastante habitual entre los madrileños. Podemos destacar las impresionantes vistas y parajes que rodean el complejo, a cotas entre los 1.500 y los 2.274 metros de altitud, en el macizo de la Sierra de Ayllón.

Se caracteriza por ser una estación bastante divertida, muy acogedora y con un ambiente muy familiar. Tiene un total de 20 pistas, con bastantes que suponen un reto para esquiadores experimentados sin olvidarse de los debutantes: hay 4 pistas verdes, 7 pistas azules y 13 pistas rojas. En sus instalaciones hay todo tipo de servicios, desde hotel y albergue, hasta tienda de alquiler de material de esquí, bares y restaurantes y escuela de esquí.

Las estaciones de esquí más TOP frecuentadas por esquiadores de Madrid

Si buscas estaciones de esquí más grandes, con más pistas y retos en la nieve, no estás solo: son muchos los madrileños que perfieren no esquiar en Madrid y hacen algunos kilómetros más para probarse en otros centros invernales de la península. Como mucho, nos desplazaremos hasta 6 horas y media en coche.

Formigal-Panticosa

Una de las estaciones de esquí por excelencia del Pirineo Aragonés y España. Se encuentra a 475 kilómetros de distancia de Madrid, algo menos de 5 horas en coche. Para quien no la conozca, se trata de una de las grandes pirenaicas: tiene 147 pistas (12 verdes, 36 azules, 52 rojas, 42 negras y 5 itinerarios) en un impresionante dominio esquiable de 182 kilómetros.

El entorno de las pistas de Formigal-Panticosa es espectacular, cerca del nacimiento del río Gállego, y tiene un ambiente familiar, pero también mucha marcha en las horas del après-ski, donde destaca la fiesta de la terraza-discoteca de Marchica. Seguro que os encontraréis a muchos madrileños esquiando por aquí, un acierto seguro.

Astún y Candanchú

Otras de las habituales entre los esquiadores de Madrid, especialmente entre los que ya tienen un cierto nivel; está a 488 kilómetros y unas cinco horas en coche. Astún tiene muchas pistas, pero pocas fáciles y las azules tienden a ser algo más complicadas que en otras estaciones. Hay 3 pistas verdes, 13 azules, 21 rojas y 13 negras. Ahora bien, la cosa cambia si le sumamos el dominio de 100 kilómetros que suma con la vecina Candanchú.

Entre las dos, agrupan hasta 102 pistas con 15 verdes, 30 azules, 38 rojas y 19 negras, así que hay diversión para todos los públicos. No falta un snowpark, estadio de competición, zona de trineos que encantará a los peques, recorridos de esquí de montaña, circuitos de fondo, circuitos para hacer rutas con raquetas… y mucho más. Aunque el esquí en Astún y Candanchú está muy enfocado al público familiar, también es posible encontrar pubs y bares animados durante el après-ski, como el Barambán de Candanchú.

Sierra Nevada

Muchos madrileños optan por viajar hacia el sur para esquiar, concretamente a la espectacular sierra cerca de Granada para disfrutar de su buen tiempo en las pistas, de su impresionante dominio esquiable con más de 100 kilómetros de pistas y de su precioso entorno. Hay muchas cosas que hacer en Sierra Nevada, por no olvidar de la cercanía a la ciudad y capital de las cervecitas y las tapas, un plan de nieve infalible.

Está a 455 kilómetros de Madrid, lo que se traduce en unas 4 horas y 40 minutos en coche. Si quieres esquiar en Sierra Nevada, hay un hueco para todos: desde el público familiar hasta los grupos de debutantes y los esquiadores avanzados que buscan más adrenalina. Hay 133 pistas, con los siguientes niveles de dificultad: 20 verdes, 48 azules, 51 rojas y 7 negras. Además, ¡podemos esquiar por la noche y vivir una experiencia inolvidable! Y no olvidemos que el desnivel esquiable es de 1.200 metros.

Baqueira-Beret

Un destino de nieve algo más lejano de los que hemos visto antes, pero que vale mucho la pena. Está a unos 580 kilómetros de la ciudad de Madrid, es decir, unas 6 horas y media en coche. Esquiar en Madrid no tiene nada que ver con Baqueira, una de las estaciones de esquí en el Pirineo Catalán con más prestigio y con unas grandes condiciones de la nieve durante toda la temporada.

Esquiar en Baqueira Beret significa esquiar en 165 kilómetros balizados y 5 kilómetros de itinerarios, todo en un área esquiable de más de 2.270 hectáreas. En total hay 113 pistas, de las cuales 5 son verdes, 43 son azules, 48 son rojas y 17 son negras. También hay snowpark, stadium de slalom, funpark, ski kronos, boardercross, zona freeride y circuito de conducción sobre nieve.

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.