< Inicio del Blog

Dragon Khan Portaventura, un viaje a la ciudad prohibida de Pekín

Sus colores, formas y silueta es inconfundible a lo lejos, cuando nos acercamos al parque temático de PortAventura en tren o desde la carretera. Además, es el gran símbolo del parque de atracciones, y una de las que está desde que abrió su puertas allá por 1995. Ya sabes de cuál estamos hablando: ¡del majestuoso Dragon Khan!

 

 

El Dragon Khan de PortAventura es una montaña rusa catalogada como «atracción fuerte», por lo que solo se recomienda para los visitantes más intrépidos: aquí viajaréis a gran velocidad y os pondréis boca abajo en varias ocasiones gracias a sus continuos loopings. No puedes ir a uno de los mejores parques temáticos de Europa sin subirte, al menos una vez, a esta atracción. ¿Cómo es? ¿Cuál es su historia? ¿Cuándo es el mejor momento para subir al Dragon Khan? ¿Cuándo se desaconseja la atracción? Hoy pocos son los que no conocen esta montaña rusa, pero vamos a aportar detalles del famoso Dragon Khan que seguro que no sabías.

 

 

 

 

Características de Dragon Khan de PortAventura

 

 

La montaña rusa más famosa de PortAventura, el Dragon Khan (con permiso de la espectacular Shambhala), fue inaugurada el 1 de mayo de 1995, el mismo día que abría el parque temático sus puertas por primera vez ante una gran expectación social, política y mediática. En aquel momento, todas las miradas confluían, por su espectacularidad y porque sobresalía respecto al resto de atracciones, en el Dragon Khan. Ya desde sus primeros momentos, el Dragon Khan se convirtió en el gran emblema de PortAventura. Además, aquel año cosechó el récord mundial de tener el loop más alto del mundo con 38 metros.

 

 

El Dragon Khan costó el equivalente a seis millones de euros y se trata de una montaña rusa tipo «steel roller coaster», donde los pasajeros viajan sentados en los vagones de tres trenes con una gran seguridad: su característico arnés de cierre hidráulico amarillo con cinturón quitamiedos.

 

 

Esta atracción tiene una altura de 45 metros y una caída de 49 metros (la primera bajada, la que más impresiona, tiene una inclinación de 45 grados). En total, los vagones recorren 1.266 metros y el pico máximo de velocidad son 110 kilómetros por hora. La diversión (¡o sufrimiento!, depende de a quién le preguntemos) dura unos 69 segundos, un minuto que se te puede hacer muy largo… Tiene una capacidad para 1.300 personas por hora.

 

 

Como sabemos, las vías son de color rojo y los soportes, de color azul celeste. Hubo un momento en el que PortAventura, estando abierto, tuvo el Dragon Khan cerrado: ocurrió al final de la temporada de 2011, cuando se clausuró para volver a pintar la atracción completamente, acción que se aprovechó para cambiar el color de los tres trenes, que pasaron a ser granate, verde-pistacho y morado-azulado.

 

 

La historia del Dragon Khan

 

 

¿Cuál es la leyenda que se esconde tras la atracción más famosa de PortAventura? Según dicen, el príncipe chino Hu, muy orgulloso, intentó destronar al emperador de China de su época, pero no lo consiguió. Como castigo a sus actos, los dioses lo transformaron en un enorme dragón y lo condenaron a vagar sin rumbo por el mundo y para toda la eternidad. Es una leyenda que se ha trasmitido de manera oral de abuelos a nietos y de padres a hijos por toda China y que hoy se encarna en una atracción de PortAventura.

 

 

Respecto a su forma: ¿sabías que sus subidas y bajadas, la estructura, simula el cuerpo de un gran dragón haciendo honor al Dragon Khan? En cuanto a las colas, no esperes que estén especialmente tematizadas, aunque sí se representa un gran edificio de la Ciudad Prohibida de Pekín, protegida por dos dragones. En el interior, conforme avancemos en la cola del Dragon Khan veremos la cabeza de un gran dragón y otras representaciones, como el ave fénix o el ying-yang taoísta.

 

 

¿Quién puede subir al Dragon Khan?

 

 

¡Solo los visitantes más intrépidos de PortAventura! Ahora bien, además de valor, coraje y ganas, hay unos requisitos de altura para acceder al Dragon Khan: hay que tener una altura mínima de 1,40 metros y también se establece una máxima de 1,95 metros. Asimismo, por la intensidad de la atracción, también se desaconseja subir al Dragon Khan a todas aquellas personas con riesgo de sufrir epilepsia y con enfermedades del corazón.

 

 

Los valientes que os habéis atrevido a vivir la experiencia, la velocidad y los loopings del Dragon Khan, ¡no os perdáis buscar vuestra foto a la salida, ya que esta atracción cuenta con photoride! No te diremos dónde para que te pille por sorpresa y la instantánea sea más divertida…

 

 

¿Cuándo es el mejor momento para subir al Dragon Khan?

 

 

Si miras el mapa de PortAventura verás que cruzando la entrada, la atracción del Dragon Khan la tenemos en la otra punta del parque. Está en el área temática de China, entre México y la zona infantil de SésamoAventura, junto a la otra de las mejores montañas rusas de PortAventura: Shambhala. El Dragon Khan es una de las atracciones más emblemáticas de PortAventura, por lo que es también de las que más colas suele acumular a lo largo de la jornada.

 

 

¿Cuál es el mejor momento para ir a PortAventura y evitar al máximo las colas del Dragon Khan? Recomendamos ir a primera hora, en cuanto abre el parque, o bien en momentos como la hora de comer, cuando muchos aprovechan para hacer una parada o incluso descansar un poco en sus hoteles de PortAventura.

 

 

Por otro lado, vale la pena seguir los consejos que damos para evitar las colas, en general, en PortAventura: evita ir en festivos (como 11 de septiembre, puente de diciembre o San José) y procura ir al parque entre semana siempre que te sea posible; no obstante, en julio y agosto, coincidiendo con las vacaciones escolares, muchos van a PortAventura siguiendo esa táctica, entre semana, y también se suelen producir bastantes aglomeraciones de lunes a viernes.

 

 

Ahora bien, si eres de los que se desesperan haciendo cola y no te importa pagar un poco más por tu entrada a PortAventura, también tienes la opción de pagar un pase exprés que te permite el acceso directo a determinadas atracciones -como el Dragon Khan-, una vez o de forma ilimitada (consulta las condiciones de cada tipo de entrada a PortAventura).

 

 

¿Cuándo cierra el Dragon Khan?

 

 

El Dragon Khan abre al mismo momento que el parque de atracciones. El horario de PortAventura va cambiando en función del momento de la temporada. El inicio de las vacaciones escolares alarga la apertura de las jornadas, por lo que es una buena oportunidad para los que no os cansáis de subir una y otra vez a las atracciones.

 

 

No obstante, puede haber condiciones meteorológicas que obliguen a parar la actividad del Dragon Khan por motivos de seguridad. En general, en un día de lluvia -más allá de que sea más o menos molesto- esta montaña rusa funciona con normalidad, aunque si hubiera tormenta eléctrica o mucho viento podría cerrar.

 

 

El fenómeno meteorológico que más hace cerrar el Dragon Khan son las fuertes rachas de viento, que también obligará a «bajar la persiana», por seguridad, de otras atracciones emblemáticas de PortAventura como Shambhala, Hurakan Condor, Stampida o El Diablo. Si se prevé un día con mucho viento, vale la pena mirar de cambiar las fechas de tu visita a PortAventura más hotel, por ello recomendamos consultar la previsión meteorológica del parque antes de viajar; y si no es posible, siempre podéis cobijaros en atracciones cerradas o disfrutar de los clásicos espectáculos de Portaventura a cubierto.

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.