< Inicio del Blog

Elegir y comprar esquís ¿Qué tipos de esquís son adecuados para ti?

¿Tienes dudas sobre el tipo de esquís que te conviene? ¿No sabes qué tener en cuenta a la hora de elegir tu nuevo par de tablas? Intentamos mostrarte las opciones que tienes y ayudarte en la decisión de comprar esquís.

Un año más, llega el frío; con él, la nieve; y con ella, ¡arranca la temporada de esquí! Después de esquiar varias veces y haber alquilado siempre el material, ¿ya estás cansado de hacer cola, de probarte las diferentes botas de la tienda hasta dar con unas cómodas y de dejarte el dinero en comprar unos esquís que al final vas a devolver?

Entonces, ha llegado el momento de comprarte unos esquís. Si te han enganchado las pistas o los itinerarios por nieve virgen, los amortizarás pronto. Vamos a ayudarte a elegir los esquís que más te convienen por sexo, estatura, peso, disciplina de esquí favorita y experiencia.

Tal vez, esas tablas que terminaste de reventar la temporada pasada merecen pasar a mejor vida. O tal vez, estés pensando en probar nuevas modalidades de esquís con los que deslizarte montaña abajo. Si es tu caso y, aprovechando la visita de los reyes magos, tienes en mente un cambio de esquís, te dejamos algunas recomendaciones a tener en cuenta para que aciertes en la elección. También te diremos que antes de hacerte con un nuevo par de esquís, te dejes aconsejar por los profesionales de la tienda de esquís a la que acudas.

En cualquiera de los casos, queremos darte unas pequeñas pautas sobre cómo se encuentra hoy en día el panorama de los esquís, para que elijas lo que mejor se adapte a tu nivel y forma de entender el deporte.

¿Esquiador debutante o veterano? Comprar esquís según tu nivel

Aquí no vale hacerse trampas al solitario. Sé honesto y, si son tus primeros esquís comprados, es porque seguramente estés más cerca de ser un principiante con algo de aprendizaje que un auténtico experto en las pistas.

Esto es importante, porque los esquís también difieren en función de tu habilidad de manejo: los tipos de esquís para debutantes deben ser muy cómodos y ligeros, cortos y blandos, de manera que hace más fáciles de manejar (además, son más baratos); en cambio, los esquís que están pensados para esquiadores veteranos tienden a ser más duros, más largos y más pesados (y también bastante más caros).

¿Qué tipos de esquís existen? Comprar esquís según tu estilo

¿Te gusta bajar por las pistas o prefieres la emoción de los salvajes fuera pista? ¿Lo que te apasionan son los trucos, saltos y piruetas del freestyle? Es importante que tengas claro, al menos, cuál es tu disciplina favorita a la hora de elegir qué esquís comprar, porque cada una presenta unas exigencias específicas (aunque hay algunos más polivalentes y no especializados, pero que pueden cubrir un abanico más amplio con un resultado más que aceptable).

Básicamente podríamos dividir los modelos en 4 categorías o tipos: esquís de freeride, freestyle, de pista y los llamados all mountain. Según la modalidad de esquí que quieras practicar o tu nivel, deberás escoger uno u otro.  Te contamos que te ofrece cada tipo de esquí.

Tipos de esquísFuente: Wedze.com

Esquís de Pista o esquí alpino

Son las tablas más comunes cuando uno piensa en el esquí alpino clásico. Se trata de un estilo que podemos clasificar en dos categorías: estándar o competición. Pensados para el descenso por pendientes trabajadas, asegurando el giro y exigiéndonos una mayor fuerza física, son un tipo de esquí muy específico.

Si eres un clásico al que le gusta el plan de estación de esquí, tomar algo y darlo todo en el après-ski, no te compliques y busca unos esquís cortos, estrechos, flexibles y estables. Te permitirán controlar bien la velocidad y la trayectoria en las pistas.

Conoce sus características en el post de Esquís alpinos: características y cómo elegirlos.

Esquís All Mountain o esquís polivalentes

Te gusta todo un poco y no sabrías decir qué disciplina prefieres; eres de ir picando un poco por aquí, y otro poco por allá. Entonces, opta por unos esquís que te puedan funcionar bien en diferentes escenarios; los polivalentes son un punto intermedio, ideales para los que esquían en pistas y fuera de pistas, más o menos a partes iguales. Elige unas tablas polivalentes y anchas (de unos 80 mm), con espátula bastante larga para conseguir un buen aguante y manejabilidad en todos los ambientes.

Llevamos ya algunas temporadas en las que este tipo de esquí se posiciona como el rey de los escaparates. Se objetivo es buscar un diseño que les permita adaptarse a cualquier situación y terreno.

Es un tipo de esquí que en todas sus variantes. Comprar este tipo de esquís nos va a ofrecer la oportunidad de encararnos a cualquier tipo de nieve, sin sustos y con un manejo ‘fácil’. Un esquí versátil capaz de satisfacer la expectativas de la mayoría de esquiadores en la mayoría de situaciones. Tienes más información en nuestro post específico de Esquís All Mountain o polivalentes.

Esquís de Freeride

Una práctica solo recomendada para los más aventureros y para los que tienen mucha habilidad sobre los esquís, ya que es peligroso. En este caso, debéis optar por unas tablas anchas que garanticen una buena superficie de agarre en el entorno más salvaje.

Si tu nivel ya te lo permite, y anteriormente has hecho tus pinitos por fuera de las pistas, quizás este año te interese hacerte con unas tablas de freeride. Si lo que te gusta son las pendientes vírgenes, hundirte en nieve polvo hasta las rodillas y bajar por donde nadie ha pasado antes, lo que necesitas son unos esquís de freeride.

Con un patín más ancho ganarás estabilidad y seguridad en altas velocidades sobre nieve no pisada. Pero si no sabes cuales te convienen, puedes visitar este post: Esquís de Freeride, cómo elegirlos.

Esquís de Freestyle

Esto ya es otro nivel. Si eres de los que hacen saltos imposibles y figuras en el aire, probablemente ya sepas que esquís te freestyle te convienen. Pero para el resto de los mortales, qué grado dureza/flexibilidad es el más recomendado o qué tipos de esquís existen según si van usarse más en half-pipe o park son cosas que se nos escapan.

¿Cuando vas a esquiar a una estación andas siempre buscando en el mapa dónde está el snowpark? Los amantes de los saltos y piruetas deberían mirar esquís ligeros y, mejor aún, de doble espátula.

Si quieres descubrir el mundo de los esquís de doble espátula, quizás podrías empezar por este post dedicado a los Esquís de freestyle.

Esquís de travesía o montaña

El esquí de travesía ha sido uno de los que más ha crecido en los últimos años. Y es que el hecho de subir ‘a pie’ te permite escapar de las estaciones y conocer aquellos lugares más recónditos donde se esconden kilómetros y kilómetros de nieve fresca. Si ya tienes un nivel de esquí medio-alto y están pensando en calzarte unas pieles de foca, te interesará conocer los tipos de esquís de montaña, fijaciones, botas y el resto de material específico de la disciplina.

En el post Esquí de travesía o montaña: qué es y cómo elegir esquís encontrarás toda la información que necesitas.

Esquís de mujer

A las recomendaciones anteriormente mencionadas por disciplinas, las esquiadoras deben tener en cuenta que, por constitución, ellas tienen otras características físicas que hacen recomendable que los esquís de mujer sean más ligeros y flexibles (así son los especialmente pensados para mujeres que veremos en las tiendas). Sin embargo no todas ellas eligen comprar esquís específicos de mujer, ya que en muchos casos, y sobretodo en niveles más avanzados, con un esquí de las categorías mencionadas anteriormente pueden rendir a un más alto nivel.

Comprar esquís por altura y peso

A todo lo anteriormente mencionado hay que añadir un elemento fundamental: no todos somos iguales, por lo que los esquís deben adaptarse, también, a nuestra altura y peso. Empecemos por lo primero: lo habitual es que los esquís tengan entre 10 y 15 centímetros menos del total de lo que medimos (a excepción de los específicos para esquiar fuera de pista, que sobrepasarán nuestra estatura).

Ahora bien, cabe destacar que cuanto más cortos sean los esquís, más fáciles de manejar serán, y cuanto más rígidos sean, más técnicos serán. Así que si eres debutante, procura que esas medidas sean todavía mayores. Es decir, que los esquís sean entre 14 y 18 centímetros más pequeños que tu altura. Los más expertos, en cambio, se mueven en una horquilla de 10 a 12 centímetros menos, unos esquís bastante largos que permiten hacer giros más amplios, pero al mismo tiempo, más difíciles de maniobrar.

Por otro lado, es igualmente importante elegir y comprar esquís en función de nuestro peso. A continuación te damos una guía de la longitud que deberían tener en base a lo que marque la báscula, pero estos números los tendremos que equilibrar con lo mencionado anteriormente, disciplina que preferimos, altura y nivel de esquí:

  • Menos de 50 kilos: esquís de 1,40 metros de longitud.
  • Peso de entre 50 y 60 kilos: alrededor de 1,50 metros.
  • Entre 60 y 70 kilos: esquís de 1,55 metros.
  • Más de 90 kilos: longitud recomendada de unos 1,70 metros.

Tipos de esquís según el arqueo o curvatura

Qué esquís elegir

Que no se nos pase por alto la curvatura que tienen los esquís en vacío -es decir, sin estar nosotros sobre ellos- a la hora de elegirlos. Los hay casi planos y otros muy curvos. Así son:

  • Con arqueo tradicional. Son los esquís más habituales, que quedan en contacto directo con la nieve tanto por los extremos como por el talón, pero no por la zona centro, que está ligeramente levantada. Son los esquís más apropiados para utilizar en pistas.
  • Con rocker o arqueo invertido. Al contrario que los esquís de toda la vida, estos tienen la parte central en contacto con la nieve, mientras que la espátula y el talón están levantados. Estos esquís son los más apropiados para los locos del freeride.
  • Rocker en la espátula. Una combinación entre el arqueo tradicional y un rocker en la espátula, que ayuda a tener mejores giros. Muy recomendable también para esquiar en pistas.
  • Rocker en la espátula y el talón (doble rocker). Otro modelo que combina el arqueo tradicional y dos rocker, en este caso tanto por delante como por detrás. Ideales para los amantes del freeride, ya que garantizan un fantástico agarre en la nieve y buena flotación sobre la nieve polvo.

¿Cuánto dinero te quieres gastar al comprar tus esquís?

Al final, nuestro presupuesto es lo que acabará decidiendo si compraremos unos esquís u otros. El material de esquí no es barato, pero es cierto que te saldrá mucho más rentable comprarlo que seguir alquilándolo si tienes claro que quieres hacer varias escapadas a la nieve durante la temporada. ¿Cuántos días piensas ir al año a esquiar? ¿Vale la pena hacer una gran inversión inicial en primeras marcas, o mejor comenzar con otras más baratas hasta que progreses un poquito más?

Cuida bien los esquís para que tengan una larga vida útil y piensa que, con el tiempo, podrás sustituirlos por otros cuando mejores tu práctica o quizás te atraigan otras disciplinas. Para comenzar, otra buena idea es tirar de tiendas de esquí segunda mano o comprar esquís en forma de chollos en épocas de rebajas y outlets.

Recuerda que, además de los esquís, este deporte invernal también requiere una inversión en ropa y en las botas de esquí, que para elegirlas tendrás que entrar en otro mundillo relacionado con la caña, la flexión, la longitud y la anchura.

Estos son algunos de los puntos que de lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar esquís y los tipos que podemos encontrar a día de hoy en las tiendas de esquís. Ahora ya tienes una guía para cambiar tus tablas esta temporada según tu nivel o modalidad de esquí. No dudes en preguntar nunca a los profesionales de las tiendas, ellos te podrán ayudar con las especificaciones concretas de cada marca.

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.