< Inicio del Blog

Val Thorens, la mejor estación de Europa

¿Quién no ha soñado alguna vez con esquiar en los Alpes? Hoy te traemos una experiencia mágica que deberías vivir en algún momento de tu vida: una escapada a la estación de esquí de Val Thorens, que es la más alta de toda Europa.

 

Se trata de la culminación de los llamados TroisVallées, que a su vez, es la zona de esquí con mayor conexión de pistas del mundo (nada menos que 600 kilómetros). Con estas cifras de infarto, vamos a conocer la estación al detalle con esta guía de Val Thorens.

 

Las pistas de esquí de Val Thorens

Val Thorens tiene su cota mínima a 1.850 metros de altitud, y la máxima se encuentra a 3.200 metros. Casi todas sus pistas de esquí están por encima de los 2.000 metros, por lo que la calidad y la cantidad de nieve es espectacular y está garantizada durante toda la temporada invernal.

 

Lo que nos importa: ¿Cuántos kilómetros y trazados tenemos para divertirnos en el espectacular entorno alpino de Val Thorens? Ofrece 150 kilómetros y 86 pistas. En ellas, hay para todos los gustos y niveles técnicos: 13 pistas verdes, 34 pistas azules, 30 pistas rojas y 9 pistas negras.

 

Las infraestructuras son modernas y están bien cuidadas, fruto de la profesionalidad de la estación de esquí. Cuenta con 30 remontes con los que nos podremos desplazar por las pistas con fluidez (concretamente, hay 1 telesquí, 4 cintas transportadoras, 3 telesillas, 13 telesillas desembragables, 3 telecabinas, 1 telecabina desembragable, 1 teleférico, 3 funiculares y 1 funitel).

 

 

¿Para qué esquiadores está pensada Val Thorens?

La estación de esquí francesa es popular entre los grupos de amigos por su buen ambiente juvenil. No obstante, también existen muchas propuestas pensadas específicamente para el público familiar y para quienes buscan esquiar en pareja.

 

Hay dos sectores principales: Val Thorens, con una zona para debutantes y familias (zona de Péclet) y también para veteranos (en la ladera del Carín), y Orelle, con área más sencilla (Peyron) y más complicada (Combe Rosael).

 

Val Thorens cuenta con el sello de certificación Famille Plus por ser amable para las familias: cuenta con un buen grado de peatonalización de sus calles, permite dejar el coche frente al hotel para descargar el equipaje y cuenta con un transporte gratuito a pistas. También ofrece forfaits especiales familiares y hay escuela de esquí, guarderías (los Mini Clubs Le Montana y Le Roc Ecole Du SkiFrançais) y jardines de nieve donde los peques estarán acompañados de personajes infantiles.

 

¿Cómo llegar a Val Thorens?

Para llegar volando, los aeropuertos más cercanos son el de Ginebra (a 112km) y el de Chambéry (a 159km). Desde ellos podemos desplazarnos con operadores de autobús (como Alpskibus o Trandey Savoie), o bien alquilando un coche para mayor comodidad y flexibilidad. Los más pudientes pueden contratar un helicóptero que deja en la cima Caron. En tren, la estación más cercana de Moütiers.

 

Si piensas viajar en coche, el recorrido es largo, así que te recomendamos paciencia, precaución y disfrutar del viaje: desde Madrid, unos 1.400 kilómetros; desde Barcelona, 780 kilómetros; y desde Donostia-San Sebastián, unos 1.000 kilómetros.

 

Como decíamos, Val Thorens es una estación de esquí semipeatonal, por lo que tiene el aparcamiento limitado. Así que hay que dejar el coche en zonas habilitadas, pero cuenta con la ventaja de que disfrutarás de un ambiente más relajado y agradable.

 

Para terminar… ¡après-ski!

Porque sabemos que los viajes a la nieve no acaban cuando cierran las pistas de esquí. En Val Thorens tendremos un buen abanico de propuestas para alargar la jornada. Podemos comentar las jugadas del día en alguno de los muchos bares de copas de los alrededores, con gran ambiente juvenil (no te pierdas La Folie Douce).

 

Si quieres seguir activo, no te pierdas propuestas clásicas como una ruta en moto de nieve o paseo en trineos tirados por perros, u otras más especiales como buceo bajo hielo, donde experimentarás sensaciones fuertes en un precioso mundo acuático de luces y sombras naturales. Otro imperdible: La Tyrolienne, un vuelo de 1.300 metros de longitud.

 

Por supuesto, no faltan opciones para descansar, que te los has ganado. Son muchos los centros de wellness que rodean la estación de esquí de Val Thorens, como la Residencia Village Montana Plein Sud, Le Spa du Koh-I Nor o el Hameau du Kashmir.

 

Paquetes de hotel+forfait en Val Thorens

Por último, si lo que quieres es disfrutar sin tener que estar comprando por separado forfait y hoteles y quieres despreocuparte de todo, te recomendamos algunos de los paquetes de hotel más forfait en Val Thorens que ofrecemos en Estiber.com. En la web encontrarás infinidad de viajes de esquí organizados para todas las fechas.

 

Si crees que es un destino caro, quítatelo de la cabeza. Encontrarás, por ejemplo, semanas de esquí desde solo 402 euros por persona que incluyen 7 noches de hotel y forfaits de 6 días. O packs de Semana Santa desde 462 euros por persona por 7 noches de hotel y forfait de 6 días.

 

 

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *