< Inicio del Blog

La Ruta del Carrilet: la Vía Verde de Girona

Todas las vías verdes tienen un encanto especial y la Ruta del Carrilet es un buen ejemplo de ello. Esta ruta, que une Olot con Girona, destaca por la belleza y la historia de su recorrido. Son 54 kilómetros de paisajes volcánicos y pueblos con encanto que harán las delicias de cualquiera.

 

En este post te vamos a contar todo lo que necesitas saber para disfrutar, al máximo, de la preciosa Ruta del Carrilet pedaleando por algunos de los parajes más bonitos de la comarca de Gerona.

¿Qué es un vía verde?

Las vías verdes, existen cientos es España, son caminos pensados para ciclistas y senderistas, donde no pueden transitar vehículos a motor.  El programa de Vías Verdes está coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

 

Esta iniciativa nació en 1994 con la intención de transformar más de 2.500 kilómetros de antiguas vías ferroviarias en caminos adaptados para todos los públicos, incluidos personas con movilidad reducida. Sencillos y al alcance de cualquiera, estas vías verdes son una forma diferente y genial de recorrer los rincones de nuestra geografía. Y la Ruta del Carrilet en Girona es, sin duda, uno de los recorridos más famosos de este tipo.

 

Via verde del Carrilet, Gerona

La Ruta del Carrilet

La Ruta de Carrilet es, sin duda, la vía verde estrella de entre las 4 con las que cuenta la provincia de Girona. Este recorrido une Olot con Girona a través de 54 kilómetros perfectamente señalizados y adaptados para todos los niveles, incluidas personas con movilidad reducida.

 

Es una ruta que se puede hacer andando o en bici, en familia o con amigos. Sea cual sea tu elección, es una ruta maravillosa y que te enamorará a medida que vayas descubriendo los secretos que esconde el recorrido.

 

Ruta del Carrilet, Girona

Fuente: www.viasverdes.com

Itinerario de la Ruta del Carrilet y puntos de interés

 La Ruta del Carrilet comienza en la preciosa estación de tren de Olot. Los primeros 4 kilómetros recorren la zona volcánica de la Garrotxa, con sus singulares paisajes, hasta el pueblo de Preses.

 

Aquí podéis tomar el primer descanso y visitar el Centro de Información ambiental (situado en la antigua estación) para conocer un poco mejor las peculiaridades del Parque volcánico de la Garrotxa. Os sorprenderá y os ayudara a entender mejor el entorno que rodea la ruta.

 

La ruta continua hasta Sant Esteve d’en Bas (km 7). A partir de aquí y hasta alcanzar el Coll d’en Bas (kilómetro 11), vamos a tener que subir algunas cuestas. No tiene mucho desnivel y el esfuerzo vale la pena. Las vistas del Vall d’en Bas son espectaculares, no en vano lo llaman “La Suiza de Cataluña”.

 

Ofertas Bike Parks

 

Comenzamos a bajar cuando nos encontramos con la ermita románica de San Miguel (km 14). El valle se va estrechando hasta llegar a llegar a Sant Feliu de Pallerols (km 17). Cruzaremos el pueblo y seguiremos camino, pasando bajo el Castillo d’Hostoles, con mas de 1000 años de antigüedad, hasta llegar a Les Planes (km 22).

 

Después tenemos por delante algo más de 6 km de bosque, en un precioso recorrido hasta llegar al pueblo de Amer (km 30) , donde hay que tomarse en descanso en la plaza mayor porticada. Seguimos avanzando entre volcanes y siempre cerca del rio hasta Cellera del Ter (km 34), vecina de la villa medieval del Anglés (km 37). Este pueblo bien merece otro descanso para darse el placer de recorrer sus calles.

 

A partir de aquí y hasta su final en Girona, la Ruta del Carrilet va recorriendo el antiguo trazado ferroviario, a la sombra de preciosas choperas y  flanqueando en todo momento del rio Ter. Estos kilómetros, recorriendo las estaciones de Bonmatí, Bescanó y Salt, son absolutamente maravillosos y casi te dará pena ver que estas llegando al final de la ruta.

 

Pero la Ruta de Carrilet guarda un gran regalo al final: la preciosa ciudad de Girona. Vas a entrar en Girona por el Parque de la Devesa y , sin duda, debes dirigir tus pasos hacia el casco histórico. Esta ciudad es la guinda perfecta a una vía verde memorable.

 

Vía Verde, Ruta del Carrilet

Ruta del Carrilet: datos prácticos

La Ruta de Carrilet es una ruta sencilla. Está pensada para hacerla comenzando en Olot y terminando en Girona y no al revés. Olot está a 440 metros sobre el nivel del mar y Girona a 70 metros, haciéndola en este sentido aprovechamos el desnivel favorable y la ruta resulta mucho más cómoda.

 

En bicicleta, lo ideal es planearla en dos etapas: la primera desde Olot a Les Planes (km 24) o Amer (km 30) y la segunda hasta llegar a Girona.

 

Si vas caminando o en bici, pero dispones de tiempo y de ganas de descubrir maravillosos rincones, se pueden hacer más etapas y aprovechar la gran oferta de rutas y actividades que ofrece el parque volcánico de la Garrotxa y la Ribera del Ter.

 

Vía verde bicicleta Gerona

Fuente: Tripadvisor.com

Transporte

 

La mejor forma de hacer la ruta es viajar hasta Girona, bien sea en transporte público (tren, avión o autobús) o con tu propio vehículo. Una vez allí y sea como sea como hayas llegado, lo mejor es tomar un autobús hasta Olot. El viaje dura entre 1 hora y 1 hora y media, depende de la ruta, y hay muchos horarios disponibles. Reserva tiempo para Olot, es una ciudad que nunca defrauda.

 

Si viajas con tu propia bicicleta, no hay problema. La compañía que hace este servicio de Girona a Olot es TEISA autobuses y permite llevar hasta 5 bicicletas, pero siempre en función de la capacidad del autobús. Conviene hacer reserva para asegurar la plaza de tu bici.

 

Si prefieres la opción del alquiler de bicicletas, hay compañías especializadas que ofrecen alquiler y transporte hasta o desde el punto de inicio o final de ruta.

 

Donde dormir y donde comer

 

Hay una amplia oferta de alojamiento a lo largo de toda la ruta, tanto en las ciudades y los pueblos, como algunas casas rurales diseminadas a lo largo del camino. Hay opciones para todos los gustos y para todos los bolsillos.  Encontrar un buen lugar donde descansar después de un día de ruta no será un problema.

 

En cuanto a la comida, encontraras un muchos y muy buenos lugares donde degustar los productos típicos de la zona. No dudes en probar la llamada cocina volcánica. Se trata de cocina basada en productos de proximidad que han sido cultivadas en la tierra volcánica de la Garrotxa. Las propiedades de este terreno son muy peculiares y eso les otorga a los alimentos un toque muy especial. También merecen una mención los excelentes embutidos de la zona: fuet, llonganiza, butifarra… ¡para chuparse los dedos!

 

Reponer fuerzas durante el camino será un auténtico placer.

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *