< Inicio del Blog

Pirineo aragonés: 3+1 rutas de un día por el Pirineo oscense

¿Te apetece un respiro? ¿Una escapada para romper con la rutina? Anímate, sal pitando el próximo viernes y aprovecha los largos días y cálidas noches para descubrir el Pirineo Aragonés. Va a ser un fin de semana perfecto porque el Pirineo lo tiene todo.

 

El Pirineo Aragonés es un monumento natural repleto de preciosos pueblos de montaña y paisajes que te dejaran mudo. Pero para que no te preocupes de nada y exprimas al máximo el tiempo, hemos seleccionado lo mejor de lo mejor y vamos a dártelo todo hecho para que sólo te ocupes de pasarlo bien.

Dónde dormir en el Pirineo Aragonés

El primer paso, donde dormir. Mucha gente elige Sabiñánigo o Jaca como centro de operaciones para pasar unos días explorando el Pirineo más occidental. Hay 17 kilómetros entre las 2 y ambas tienen acceso por la autovía A23 y están cerca de Huesca. Disponen de una oferta de alojamientos para todos los gustos y todos los bolsillos.

 

Ahora bien, si lo que buscas es vivir en las montañas por unos días y adentrarte en lo más profundo de esta increíble región montañosa, sin duda Panticosa es el sitio ideal. Entre la oferta disponible, desde Estiber.com destacamos el Hotel Balneario Panticosa, un hotel resort de 4* con uno de los balnearios más famosos de la cordillera y más valorados por los clientes.

 

Enclavado a 1.636 metros entre los escarpados picos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, cuenta con todos los servicios y comodidades para terminar de la mejor forma las largas jornadas recorriendo los rincones de la zona.

 

Más información del Hotel en su perfil de Facebook.

 

De la comida ni te preocupes. Es el lugar perfecto para degustar las viandas propias de la zona, con una amplia oferta gastronómica apta para los paladares más exigentes. Casi cualquier restaurante que elijas, será un acierto seguro.

 

Una vez allí – con el alojamiento resuelto y sabiendo que encontraras donde comer y cenar sin problema -, lo único complicado será decidir que te apetece, porque hay de todo y para todos los gustos.

3+1 recorridos por el Pirineo Aragonés

Desde Estiber te queremos proponer estas opciones para que conozcas a fondo distintos pueblos del pirineo oscense y sus gentes, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Valle del Tena o el Monasterio de San Juan de la Peña y Murillo de Géllego. Obviamente existen muchos otros rincones, pero estos son, sin duda, algunos de los más espectaculares e interesantes de esta parte del pirineo. ¡Que los disfrutes!

1. El Valle de Tena, historia y montaña a partes iguales

El Valle de Tena es una opción perfecta para un día glorioso. Para llegar hay que tomar la N260 hasta Biescas y desde allí, la A136. Una vez en la A136, toma el desvío para El mirador de la Hoz de Jaca, a 26 kilómetros de Sabiñánigo, una parada obligatoria con unas vistas que te dejaran sin aliento.

 

Desde allí, bordeamos el embalse de Búbal para llegar hasta Panticosa, que en su faceta veraniega ofrece un montón de senderos y rutas de montaña. Una opción sencilla, de alrededor de 45 minutos, y muy recomendable es el Mirador de Santa María, son las mejores vistas de la zona media del Valle de Tena.

 

Valle de Tena - Pirineo Aragonés

 Fuente: Valledetena.com

Después del paseo seguimos camino por la A136 y recorremos los 14 kilómetros que hay hasta Lanuza, uno de los pueblos más bonitos del Pirineo, a orillas del embalse del mismo nombre. Si te apetece andar, desde aquí hay un sendero (unos 3 kilómetros) que te llevara entre abedules y hayas, bordeando el embalse, hasta Sallent de Gállego, el hermano mayor de Lanuza, y el corazón del Valle de Tena.

 

La iglesia gótica del siglo XVI, el puente Romano o la plaza son algunas de los sitios que no puedes dejar de pasear.  Después de este gran día de paisajes y paseos, en tu trayecto de regreso, no olvides hacer una parada en Biescas, que bien merece un alto en el camino. Podrás visitar las dos iglesias románicas de la localidad, El Salvador y San Pedro, además de la Plaza Mayor y el Ayuntamiento que no te dejaran indiferente.

2. Aínsa y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

Otra gran elección para un día donde no te faltara de nada. Hay que tomar la N260 desde Sabiñánigo y a unos 55 kilómetros encontraras la villa medieval de Aínsa. Perfectamente conservada, sus calles y sus plazas te transportaran hasta el Medievo. Este pueblo, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1965, es uno de los imprescindibles del Pirineo Aragonés.

 

Ainsa - Pirineo Aragones Fuente: Loveofspain.com

Desde allí, continua hacia el norte por la A138 hasta Escalona, donde encontraras un desvío a la HU631 que recorre la parte sur del Parque Nacional de Ordesa atravesando el Cañón de Añisclo. Son 35 kilómetros por una estrecha carretera de montaña, con unas vistas espectaculares y con multitud de miradores y paradas para que disfrutes al máximo del paisaje y te canses de tirar fotos para el recuerdo.

 

La HU631 te llevara hasta Sarvisé, donde puedes tomar de nuevo la N260 pero esta vez, en dirección Torla. En 5 kilómetros estarás en allí, donde debes dejar el coche y tomar el bus que te subirá hasta el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido. En Ordesa, las posibilidades son infinitas. En el centro de visitantes de Torla encontraras toda la información que necesites para elegir la ruta que mejor se adapte a ti. Sea cual sea, es un acierto seguro.

 

3. Monasterio de San Juan de la Peña y Murillo de Gállego

Si vas buscando historia y cultura, y te apetece regarlo con bonitos paisajes y un poco de aventura y emoción, esta es tu ruta.

 

El Monasterio de San Juan de la Peña está situado a una media hora de coche desde Jaca. Hay que tomar la N240 dirección Pamplona. Tras 11 kilómetros, encontraras un desvío para el pueblo de Santa Cruz de la Serós, por la A1603. Una preciosa carretera que en 13 kilómetros te llevara hasta este espacio natural protegido.  Es un imprescindible de la zona.

 

Este monasterio, cuyas primeras  construcciones  datan del siglo XI,  esta esculpido en la enorme roca de la que toma el nombre y se confunde magistralmente  con el impresionante espacio natural que lo rodea.  La entrada regular cuesta 7€ y abre desde la 10:00h hasta las 14:00h y de las 15:00h hasta las 20:00h.

 

Cuando termines la visita, le toca el turno a la emoción y la aventura, para darle un poco de sal a tu escapada. Continúa por la A163 los 11 kilómetros que hay hasta Bernués, donde debes incorporarte a la A1205 para recorrer 30 kilómetros hasta Murillo de Gállego. Una vez allí, te espera un Rafting emocionante, muy divertido y apto para todos los públicos. Su recorrido, entre los majestuosos Mallos de Riglos, hará de esta ruta uno de los grandes recuerdos de tu escapada.

 

3+1. Termas de Tiberio, las aguas termales pirenaicas

Las Termas de Tiberio son uno de los atractivos con más afluencia de la zona de Panticosa. Pues sus aguas termales ricas en oligometales sirven como terapia y como ocio al mismo tiempo. Ideal después de un día de caminata, es un sitio ideal para reponer fuerzas o simplemente relajarse y desconectar del bullicio diario.

 

Fuente: Turismodearagon.com

Este circuito termal incluye varias piscinas con hidromasaje y zonas de aromaterapia, piscina exterior, ducha nebulizada, sauna, vaporarium, pediluvio, iglú de hielo, solárium y un largo etcétera de tratamientos y servicios.

 

Sin duda, una opción muy a tener en cuenta si pensamos pasar unos días por la zona ya sea en pareja, familia o con amigos. En Estiber encontrarás paquetes de Hotel + Entrada a las Termas de Tiberio combinables con otras actividades como el Rafting, el Trekking, etc. Busca el paquete que mejor se adapte a tus necesidades a través de nuestro buscador de ofertas.

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *