Ofertas de esquí, escapadas de aventura y relax

Somos especialistas en viajes y ofertas de esquí. En Estiber.com encontrarás un sinfín de ofertas para esquiar en Andorra, Alpes, Pirineos, Sierra Nevada y muchas otras estaciones de esquí. Elige destino y fecha y encuentra los mejores packs de Hotel + Forfait. Y además de ofertas de ski, para el verano encontrarás cientos de escapadas de aventura.

Ofertas de esquí de última hora

Aprovecha las nevadas y esquía los próximos días

Ofertas de esquí de última hora

Aprovecha las nevadas y esquía los próximos días

loading gif

Hoteles populares cerca de estaciones de esquí

Lo más reservado en viajes de esquí los últimos días

Hoteles populares cerca de estaciones de esquí

Lo más reservado en viajes de esquí los últimos días

loading gif
loading gif

Inspiración para tu próximo viaje

loading gif

¿Qué estaciones de esquí son las más baratas? [TOP 10]

¿Quién dijo que esquiar es un deporte de pijos y solo asumible por las élites? Aunque es verdad que a los famosos les gusta pasearse por algunas de las estaciones de esquí y bares más "chic" en la temporada de nieve, también es cierto que las pistas se han democratizado mucho desde sus inicios. Hoy ya no es imprescindible tener un costoso equipo de esquí, ya que podemos alquilarlo en las estaciones; tampoco tenemos que gastar todos nuestros ahorros para poder comprar unos esquís o un forfait. En todo caso, es cierto que sí existen diferencias de precio en los forfaits para entrar en las estaciones de esquí. Ahora bien, a la hora de elegir un destino, si te centras básicamente en el coste económico, ten en cuenta también el transporte: si tienes las pistas más cerca o más lejos de tu casa para calcular cuánto te costará el viaje, en gasolina o en cualquier otro medio. No pierdas el tiempo comparando precios de forfaits, que ya hemos hecho ese trabajo por ti. Aquí están los precios de las estaciones de esquí más baratas de España y Andorra, para que sepas cuanto cuesta ir a esquiar y disfrutes de la nieve de una manera muy asequible. Las estaciones de esquí más baratas en España ¿Dónde te costará menos el forfait en España y Andorra? Aquí tienes el top de estaciones de esquí más baratas ordenadas de menor a mayor precio el forfait de adulto para un día. Aunque no vamos a detallarlos todos, sobre la base del forfait de adulto te puedes hacer a la idea de que hay otros pases más baratos: para niños, para senior, ofertas especiales de packs para familias o si compras para varios días consecutivos (o no). Estación de Leitarriegos, en León: 15€ No es demasiado grande, pero lo suficiente para pasar un divertido día de esquí por sus 11 pistas y 8 kilómetros esquiables. Y muy atractiva por su precio irresistible para todo amante de la nieve: en temporada baja, el forfait para adulto vale 15€, y en temporada alta, 22€. Si vives cerca o pasas por los alrededores, no hay excusa para no dedicarle, al menos, una jornada. Estación de Manzaneda, en Ourense: 20€ En plena cordillera Cantábrica podemos disfrutar de más de 15 kilómetros esquiables y 23 pistas por 20€ el forfait (27€ en temporada alta). También hay precio especial para debutantes por 13€ (17€ en temporada alta), que da acceso a un remonte, Xeixo. Estación Sierra de Béjar – La Covatilla, en La Hoya, Salamanca: 20€ Esquía en el Sistema Central por más de 17 kilómetros y hasta 19 pistas por 20€ en temporada baja o 29€ en temporada alta. El precio de infantil y de personas con movilidad reducida está entre los 18€ y los 20€. Estación de San Isidro, en León: 22€ Disfruta de los 30 kilómetros y 31 pistas que ofrece esta estación de esquí que cada vez atrae a más esquiadores por sus buenos precios. El forfait de adulto para un día cuesta 22€ en temporada baja y 30€ en temporada alta. La estación de esquí de San Isidro también nos puede interesar el forfait para debutantes, que vale entre 17 o 18 euros, en función del momento de la temporada. Estación de Valdezcaray, en Ezcaray, La Rioja: 22,50€ Una buena opción para esquiar barato es hacerlo en la parte riojana de la Sierra de la Demanda; tiene 26 pistas con buen surtido de todos los niveles (también hay dos negras y dos itinerarios que son un auténtico reto para veteranos). El forfait cuesta entre 22,50€ y 29€ (en base a si es temporada baja o alta) y los principiantes pueden esquiar por 21€ toda la temporada de esquí, con un forfait que da acceso ilimitado a seis remontes. Estación de Valgrande-Pajares, en Asturias: 23€ Es una estación de esquí de moderado tamaño en la Cordillera Cantábrica, con una oferta de 38 pistas de todos los niveles de dificultad, que suman, en total, 39 kilómetros. El forfait sigue siendo bastante económico: entre 23€ y 29€ o 23€ toda la temporada para debutantes. Estación de Javalambre, en Teruel: 29,50€ Esquía en el Sistema Ibérico, en una zona muy fría donde la nieve se suele conservar en muy buenas condiciones, a precios bastante económicos. No es una estación de esquí demasiado grande, pero sí suficiente para divertirnos un día o más sobre los esquís o la tabla de snow: tiene 18 pistas que discurren por 15 kilómetros. Si compramos por internet, el forfait cuesta desde 29,50€ (dependiendo del momento de la temporada) y en Estiber.com puedes encontrar packs de hotel con forfait en Javalambre por poco menos de 90€. Valdelinares, en Teruel: 29,50€ Una de las estaciones de esquí baratas muy apropiada para aprender a esquiar, aunque también tiene algunos retos que gustarán a los esquiadores más veteranos. Tiene 14 pistas y 17 kilómetros esquiables. Cuesta igual que la cercana Javalambre: podrás encontrar ofertas de esquí en Valdelinares desde 29,50€ el día, si reservas por internet. https://www.youtube.com/watch?v=4k_4CfHq9c4 Estación de Espot, en Lleida: 36€ En pleno parque nacional de l'Estany de Sant Maurici i Aigüestortes, una de las rutas más impresionantes de Cataluña, está una estación de esquí que vale la pena visitar. Tiene 25 kilómetros esquiables, 22 pistas y un precio bastante bueno para estar en los Pirineos: podrás esquiar en Espot a partir de 36€ (puede subir dependiendo del momento de la temporada). Estación de Sierra Nevada, en Granada: 46€ Descubre la gran estación de esquí de Andalucía, con más de 110 kilómetros esquiables y 131 pistas y con la posibilidad de esquiar, incluso, por la noche. En función de cuándo vayamos, el forfait de adulto nos costará a partir de 46€. También hay jornadas especiales llamadas "el día del esquiador", cuando el precio del forfait pasa a ser de 44€. Estaciones de esquí en Andorra, de la más barata a la más cara Estos son los precios de las estaciones de esquí en Andorra. Si quieres esquiar en Andorra, ten en cuenta que los precios de los forfaits en Andorra son dinámicos y pueden variar según temporada y aforo de la estación. Estos son los precios publicados a principios de temporada en las estaciones de Grandvalira Resorts. Estación de esquí de Ordino-Arcalís: 43€ Una estación con nieve de gran calidad que ofrece 30,5 kilómetros esquiables y un total de 28 pistas. El forfait de la estación de Ordino Arcalís cuesta 43€ para adultos y hay otras modalidades más económicas, como el forfait para debutante, que vale desde 24,20€. Estación de Pal-Arinsal: 44,40€ Esta estación de esquí de Andorra tiene 45 pistas en 63 kilómetros esquiables. El precio del forfait de día para un adulto es de 44,40€ y el de debutante, 26,50€. En Estiber encontrarás paquetes de hotel y forfait en Pal Arinsal por poco más de 90€ Dominio esquiable de Grandvalira: 57€ Es la estación de esquí más cara de Andorra, pero también la más impresionante: tiene más de 200 kilómetros esquiables y 128 pistas para todos los niveles. El precio del forfait de adulto vale 57€ y hay opción de forfait para debutantes por 38€. Podrás encontrar ofertas de esquí en Grandvalira con hotel incluido por poco más de 100€ ¿Encontrar la estación de esquí más económica? Aprovecha los paquetes de hotel+forfait Si todavía quieres ahorrar más en tu escapada a la nieve, no te centres en encontrar la estación de esquí más barata, te recomendamos que reserves un paquete de hotel más forfait en tu estación de esquí favorita. ¿Por qué es más barato comprándolo en Estiber? Básicamente porque en Estiber tenemos acuerdos especiales y mucha experiencia en el sector, es decir, adquirimos muchos forfaits y muchas habitaciones de hoteles, por lo que conseguimos descuentos a los que es imposible acceder reservando cada cosa por tu cuenta. Y eso, claro, repercute después en los precios imbatibles que podemos ofrecer. Así que benefíciate de nuestras ofertas de esquí esquiando un fin de semana con dos noches y forfait para dos días, por ejemplo, en Grandvalira (Andorra) desde 123 euros; en Baqueira-Beret (Pirineo Catalán) desde 136 euros; en Cerler (Pirineo Aragonés) desde 121 euros; o en Sierra Nevada desde 117 euros.

Los mejores resorts en Andorra para una escapada de lujo

¿Eres de los que piensan que, ya que me voy de vacaciones, lo hago por todo lo alto? Si buscas todas las comodidades, servicios y las mejores calidades en tu escapada a esquiar a Andorra, debes saber que te esperan resorts espectaculares en los que no echarás nada de menos. Por si no lo sabes, la diferencia entre un hotel y un resort es que en este último, además de ofrecer alojamiento, en su recinto cuenta con instalaciones deportivas y de ocio en un entorno natural. Si bien es cierto que muchos hoteles tienen zona de gimnasio y wellness, el resort va mucho más allá: es todo un complejo turístico con mucha propuesta de actividades y un surtido de servicios mucho mayor que el de un hotel. Es una especie de pequeña ciudad con propuestas de ocio, bares y restaurantes de donde, si no quieres, no tendrás porqué salir. Así que prepara el esquipo de esquí y no te preocupes de nada más que de disfrutar en tus vacaciones alojándote en estos 5 resorts de lujo en Andorra. Los 5 mejores resorts de lujo en Andorra Hotel Anyós Park (4 estrellas) Se encuentra en La Massana, en un entorno con mucha tranquilidad, a solo cinco minutos en coche de las pistas de esquí de Pal Arinsal y Grandvalira, por lo que es una buena opción si vas a cualquiera de los dos dominios esquiables. Aquí te espera un tradicional resort de montaña en Andorra con grandes lujos, servicios e instalaciones. Hay una gran oferta de alojamiento, pudiendo reservar habitaciones, un dúplex o un apartamento si prefieres sentirte como en casa. En el resort del Hotel Anyós Park podremos disfrutar de un sinfín de opciones para cuando volvamos de darlo todo en las pistas: hay un spa-wellness con sauna, jacuzzi, hammam, cascadas, jets y una gran zona de aguas para relajarnos; si eres de los que no paran nunca, también podéis optar por las diferentes actividades outdoor que proponen (bicicleta, raquetas de nieve, rutas por la montaña, etc.). Hay Kids Zone & Colonias en la que los peques se divertirán de lo lindo, también hay Chiki Park; Oxi Beauty Center con tratamientos cosméticos de alta calidad de la marca suiza; AquaLounge; un espectacular Club Deportivo con más de 20.000 metros cuadrados; y gastronomía de autor con el chef Paco Méndez, con una estrella Michelín. Además, hay tienda de material de esquí y snowboard, por si se te ha olvidado algo o quieres renovar parte del equipo. Si buscas una oferta de esquí en La Massana, este es sin duda uno de los hoteles que más te recomendamos. Sport Hotel Hermitage (5 estrellas) Lujo total en Soldeu, a pie de pistas de este sector de la estación de esquí de Grandvalira, en Andorra. El alojamiento es en hotel, con posibilidad de reservar en habitaciones y suites con altas prestaciones. El Sport Wellness Mountain Spa es impresionante, de 5.000 metros cuadrados a 1.850 metros de altitud, un auténtico oasis para relajarnos tras un día esquiando, de uso exclusivo para personas mayores de 13 años y con carta de tratamientos. Además, es uno de los hoteles con piscina climatizada en Andorra más cotizados. A los que les gusta viajar con el sentido del gusto, encontrarán en este resort de Andorra una variadísima oferta gastronómica: trabajan los chefs con estrella Michelín Francis Paniego y Hideki Matsuhisa y tiene hasta nueve restaurantes (Ibaya, Koy, Hermitage Tradició, Glassbar, Sol i neu Club Hermitage, Sol i neu pizzería, The Villager, La Tofana y La Brasserie); además, hay una amplia e interesante bodega de lujo, con vinos selectos de todo el mundo para acompañar una propuesta gastronómica de tan alta calidad. En el resort del Sport Hotel Hermitage se ofrecen también diferentes experiencias para vivir a tope el invierno, como paseos con raquetas de nieve, motos de nieve o cursos de seguridad en la nieve; asimismo, en el complejo hay Kids Club y campo golf a 2.250 metros de altitud que se abre en verano, cuando la nieve deja paso al verde del césped. Grand Plaza Hotel & Wellness (5 estrellas) Si buscáis un resort para volver a relajaros después de esquiar, pero queréis estar en medio de la ciudad, este es vuestro alojamiento ideal, en plena Andorra la Vella y cerca de la avenida Meritxell, la arteria comercial del país. Os costará encontrar un complejo de más lujo que este en Andorra: tiene diferentes tipos de habitaciones, todas ellas deslumbrantes y con todas las comodidades. Al volver de esquiar, te gustará saber que te espera un completo spa con circuito de hidroterapia, zonas de hidromasaje, camas de piedra caliente, hammam, sauna, duchas de contraste y carta de tratamientos. Aunque hay muchas cosas que ver en Andorra, sin salir del resort del Hotel Grand Plaza & Wellness, podremos reservar experiencias que harán que tu viaje a Andorra sea inolvidable: deslizarse con trineos tirados por perros, caminar con raquetas de nieve, pasar un divertido día familiar en Naturland (en Sant Julià de Lòria), etc. Y para cuando se os abra el apetito, os interesará saber que hay dos restaurantes de gran calidad, para los más sibaritas: el Instants Restaurant & Bar, de ambiente casual y desenfadado, con cocina de mercado y producto fresco y local; y el Sottovoce, con sabores tradicionales italianos. Para tomar algo a media tarde, está el Veranda & Te, ambientado al más puro estilo inglés. Sport Hotel Village (4 estrellas) Otro resort ubicado a pie de pistas de Soldeu, uno de los hoteles más cercanos a Grandvalira, el dominio esquiable más grande del sur de Europa. Su decoración es de gran calidez y la madera está muy presente en sus habitaciones e interiores de las instalaciones. Entre sus servicios, destacamos: un miniclub infantil, una sala de fitness con equipamiento cardiovascular y de musculación, guardaesquís, monitores de esquí particulares y clases (bajo petición) y animación nocturna con programación consultable. En el Sport Hotel Village de Andorra no falta un spa de 5.000 metros cuadrados en los que relajarnos después de haber estado todo el día en la nieve; se distribuye en cinco plantas y se ofrecen circuitos de tres horas. Vale la pena mencionar que es un hotel ideal para viajar en familia a Andorra, hay un Kids Club con zonas adaptadas para los bebes desde su nacimiento hasta los adolescentes de 13 años, con actividades recreativas relacionadas con la nieve durante el invierno. El restaurante de este resort es un Buffet & Show Cooking: ideal para los que comen mucho y, al mismo tiempo, buscan calidad, ya que se ofrecen platos de cocina sana, para todos los gustos, también para vegetarianos y pensados en los peques de la familiar. Hoteles con media pensión en Andorra como el del Sport Hotel son dificiles de encontrar. Lo complemente el bar cafetería Sport Hotel Village. Serras Andorra Luxury Boutique Resort & Spa (5 estrellas) Para los que buscan una estancia en uno de los hoteles en Andorra con más encanto especial en medio de la naturaleza. Es un oasis en el valle de Incles, en Soldeu, el sector de Grandvalira. El Hotel Serras Andorra Ideal para alojarse a pocos metros de las pistas de esquí. Mantiene una fachada histórica típica de la alta montaña, con piedra y madera, y tiene un interior completamente renovado. En este resort de lujo de Andorra nos podremos alojar en habitaciones y suites y tendremos diferentes servicios: el Spa & Clinic, un auténtico santuario de belleza y relajación a 1.800 metros de altitud con tratamientos ecológicos y veganos y zona de aguas con sauna, cabina de infrarrojos, baño de vapor, pileta de agua fría, ducha secuencial bitérmica y ducha rainmaker. La gastronomía es otro de los puntos fuertes del resort: prueba las propuestas gastronómicas del chef estrella Michelín Marc Gascons en los restaurantes Bruna y La Fromagerie de Bruna. También hay Snow Terrace para hacerse un tentempié y el Cocktail Bar 42 Grados para tomar algo en un ambiente relajado.

¿Esquiar en Valencia? TOP 5 estaciones de esquí cerca de Valencia

La Comunitat Valenciana es conocida por ser un paraíso de sol y playa, pero eso no significa que allí no haya grandes amantes de la montaña y de los deportes invernales. Lo cierto es que provincias como la de Alicante es una de las más montañosas de España; pero no hay estaciones de esquí ni en las zonas de interior de Valencia, que es donde más frío hace y más tiempo se mantiene la nieve en sus cotas más altas. Para ir a esquiar, los valencianos tienen que coger el coche. Las pistas de esquí más cercanas a Valencia son las de Javalambre y Valdelinares, de tamaño más modesto y con pistas más adecuadas para debutantes y para el público familiar; los que busquen pasar más días en una estación más extensa y con pistas más exigentes, pueden subir unos kilómetros más por la costa, hacia Catalunya y Aragón, también nos esperan estaciones increíbles para disfrutar de la nieve en los Pirineos. Y tú, ¿cuál prefieres? Estaciones de esquí cerca de Valencia Aramón Javalambre En el municipio turolense de Camarena de la Sierra, esta estación de esquí está a 140 kilómetros de la ciudad de València, alrededor de 1 hora y 40 minutos en coche. No es una estación gigante, pero sí lo suficiente para quitarnos el "mono" de esquiar y en un entorno precioso y muy rural. Tiene 13 pistas en 15 kilómetros esquiables, a cotas entre los 1.650 y los 2.000 metros de altitud (el "techo" está muy cerquita del pico Javalambre): 4 verdes, 8 azules y 1 roja. Además, cuenta con zona freestyle, con un funnytrack, dubby pista, snowy trineos, skicross y zona de habilidad. Esta estación cerca de Valencia tiene una pista imprescindible de esta estación de esqui de Javalambre es Lapiaz, una azul (aunque con algún tramo con una pendiente que la deja en un punto intermedio entre azul y roja) que une los dos sectores (Sabina y Lapiaz, ambas con todos los servicios necesarios para tu jornada en la nieve) y que ofrece unas vistas espectaculares. Tampoco te pierdas la pista Amanaderos, una azul más exigente (hay quien opina que debería ser roja), con un descenso bastante largo y muy divertido, que sale de la cota más alta de Javalambre (desde el Balcón de Teruel, a 2.000 metros) y llega hasta la más baja (a 1.650 metros), ideal para llevarte una de las mejores vistas de la estación de esquí. https://www.youtube.com/watch?v=hlBnKVMvJxY   Aramón Valdelinares Seguimos en las estaciones de esquí de Teruel para ir a otra estación de esquí cerca de València, en la sierra de Gúdar-Javalambre: está a 144 kilómetros y a menos de dos horas en coche. Puedes esquiar en Valdelinares por sus 13 pistas en un dominio esquiable de 17 kilómetros (todos tienen innivación artificial), de las cuales 5 son verdes, 4 son azules y 4 son rojas. Está a unas cotas de entre 1.700 y 2.000 metros de altitud. Valdelinares es ideal para los principiantes, con pistas sencillas para ir progresando como Debutantes I, Debutantes II, Colmenilla, Hornillo y Bujarones; te recomendamos hacer una parada en la base de esta última, Bujarones, en la Cabaña 1900, donde podrás tomarte algo con las espectaculares vistas del Mirador de Valdelinares. Además, hay un snowpark para los amantes de los saltos y piruetas, una snowy área, un funnytruck y un snowy trineos, donde los peques se lo pasarán en grande. También cuenta con una pista de hielo, uno de los lugares más populares de la estación, para patinar. El entorno de Valdelinares es muy agradable para practicar otros deportes en la nieve como rutas con raquetas; en la misma estación podremos alquilarlas y subir con ellas, por ejemplo, al pico más alto de Teruel, que es el cercano Peñarroya (a 2.028 metros de altitud). Formigal-Panticosa La ruta más corta desde la ciudad de Valencia para llegar a esta estación de esquí en el Pirineo Aragonés es por la A-23, por donde se recorren 470 kilómetros, algo más de 4 horas y media de viaje en coche. Haremos un trayecto más largo pero vale la pena si tenemos pensado hacer una escapada de varios días, y es que aquí nos espera un dominio esquiable de nada menos que 182 kilómetros (presume de ser el más grande de España) que se distribuyen por hasta seis valles, en los que hay 147 pistas, con un gran equilibrio entre fáciles y complicadas: 12 verdes, 36 azules, 52 rojas, 42 negras y 5 itinerarios. La estación está a cotas de entre 1.145 y 2.265 metros de altitud. Pero esquiar en Formigal-Panticosa no lo es todo, es mucho más que sus pistas de esquí: también hay un boardercross, un eslalon permanente en Cantal, un funny track ideal para ir con niños, jardines de nieve para dejar a los peques en buenas manos mientras esquían los adultos, el espacio de freestyle Terrain Park y la posibilidad de ir en ski ratrack, la máquina pisapistas que conduce hasta parajes con nieve virgen, hay muchas cosas que hacer en invierno en Formigal. Aunque toda la estación es ideal para todo tipo de públicos, el sector Panticosa es adecuado para ir en familia y el sector Formigal tiene un ambiente de lo más animado para grupos de amigos, de hecho el sector cuenta con uno de los Aprés-ski más conocidos de la península: muy popular que abrió sus puertas en 2009 y desde entonces se ha convertido en un lugar de referencia de la fiesta en las pistas de esquí. Se encuentra junto al edificio de Sextas y se conoce como Marchica de Formigal. Masella Esta estación de esquí del Pirineo Catalán, en Girona, está a unos 455 kilómetros de distancia de València ciudad, algo más de 4 horas y media en coche. Esta estación de esquí de Cataluña. Tiene 74 kilómetros esquiables con un desnivel bastante interesante: 935 metros (la cota mínima está a 1.600 metros en el Pla de Masella, y la máxima, a 2.535 metros). Podremos esquiar por 65 pistas muy equilibradas, para todo tipo de públicos: hay 9 verdes, 24 azules, 22 rojas y 10 negras. Además, ofrece la experiencia especial de poder esquiar por la noche en Masella gracias a 10 kilómetros de pistas iluminadas. Son muchos los motivos para esquiar en Masella, pero destacamos la gran calidad de su nieve, gracias a su altitud, a la orientación norte y a las grandes masas forestales que protegen la nieve de la radiación solar; la buena nieve que hay en primavera, especialmente en las pistas que hay por debajo de Cap del Bosc por la mañana, y después, vale la pena subir a los sectores de Coma Pregona, la Tosa e Isards; o el gran ambiente familiar que tiene la estación. Masella suele ser la que ofrece la temporada de esquí más larga de los Pirineos. La Molina Otra estación de esquí catalana que suele atraer a muchos valencianos, en la sierra del Cadí, en Girona. Este histórico complejo que data del año 1908 se encuentra a 460 kilómetros de València por la ruta más corta, unas 4 horas y 45 minutos en coche. Las pistas de esquí de La Molina tiene un público bastante fiel, enamorado de sus 71 kilómetros esquiables. En ellos hay un total de 66 pistas de esquí alpino de los siguientes niveles de dificultad: 20 verdes, 18 azules, 22 rojas y 6 pistas negras, una de ellas es una de las pistas negras más conocidas de la península: La pista Barcelona, inaugurada en 2023. La cota mínima está a 1.667 metros y, la máxima, a 2.537 metros, una altitud que garantiza unas buenas condiciones de la nieve durante toda la temporada de esquí. Además, hay una pista de trineos (pista Coll Sisè), un snowpark, un itinerario para recorrer con raquetas de nieve, un estadio de competición FIS, una pista adaptada, un circuito segway, un superpipe, pista de tubbing, parque ARVA y parque de aventura en los árboles (tanto para adultos como para niños).

Descubre Alto Campoo, la acogedora estación de esquí de Cantabria

La Cordillera Cantábrica es un paraje de ensueño en todas las épocas del año, pero en invierno todavía lo es más. ¡Imagínatela nevada, completamente blanca! Allí, entre sus montañas, nos espera la estación de esquí de Alto Campoo o Brañavieja. ¿Dónde está Alto Campoo? Se encuentra en el municipio de Hermandad de Campoo de Suso, en Cantabria, a 24 kilómetros de Reinosa. Alto Campoo es una estación de esquí que no es demasiado grande, pero tiene una oferta suficiente para divertirnos con los retos que nos proponen. No hay pistas negras, por lo que no es una estación demasiado exigente y es muy apropiada para debutantes y para el público familiar. Te animamos a conocer más a fondo un complejo que sin ser gigante, es muy completo. ¿Cómo es la estación de esquí de Alto Campoo? La estación de esquí de Alto Campoo en Cantabria tiene su base en Calgosa, a 1.650 metros, y la cota máxima a 2.175 metros de altitud. Presenta una orientación norte-noroeste, algo que facilita las buenas condiciones en todos los tipos de nieve en Alto Campoo, en cantidad y en caltidad, durante toda la temporada. A rasgos generales, podemos decir que es una estación donde las pistas son bastante anchas y largas, lo que nos permite esquiar sin parar durante más tiempo y practicar cualquier tipo de modalidad de esquí; aunque no es una estación que se masifique especialmente, sí puede tener picos con muchos visitantes en fechas especiales, como algún fin de semana de enero y febrero, en semanas blancas escolares y en festivos. Tiene un total de 30 kilómetros esquiables, en los que encontramos 23 pistas: 4 verdes, 10 azules y 9 rojas. Por tanto, no hay negras, que son el nivel de dificultad más exigente. Aún así, hay algunas rojas que suponen retos para los esquiadores profesionales, como Tres Mares (que baja de la cota más alta de la estación), porque es más estrecha y suele tener más bañeras y hielo; El Castro, tiene una última pala muy empinada que sorprende hasta a los más veteranos; o Cuchillón, en este caso con dos muros muy empinados y en un recorrido en el que a menudo aparecen "calvas" (trozos sin nieve). Ahora bien, si por algo destaca la estación de esquí de Alto Campoo es por ser un paraíso para debutantes y una estación ideal para esquiar en familia. En la zona más baja, donde está el Edificio Multiusos (en Calgosa, a 1.650 metros), encontramos dos pistas verdes, Calgosa I y Calgosa II, que son muy fáciles y están en una zota acotada, por lo que los esquiadores avanzados no pueden entrar ni por error, así que nadie con mucho nivel nos molestará y nos podremos deslizar poco a poco, a nuestro ritmo. Seguimos con los debutantes. El telesilla Río Híjar lleva a otra zona con verdes, pero menos fáciles, perfectas para seguir avanzando: Tobogán I y Tobogán II; igualmente, estás aisladas, por lo que no están conectadas con pistas más complicadas, para que podamos esquiar sin estrés. En la zona central están las pistas azules, que siguen siendo fáciles, pero ya nos darán algo más de emoción. Y si en vuestra escapada a Alto Campoo ski os veis ágiles y animados, apuntad la pista roja El Chivo Superior, que aun teniendo su complicación, sería la roja más fácil de la estación. Los remontes de Alto Campoo tienen una capacidad para transportar a 13.900 personas por hora. En el complejo también hay 2,7 kilómetros de circuito de fondo y hay un snowpark. https://www.youtube.com/watch?v=dN8K5L9s6MQ Los servicios de Alto Campoo Pese a ser una estación de esquí más pequeña que otras que podamos haber visitado, por ejemplo, en Pirineos, cuenta con todos los servicios necesarios para disfrutar de una jornada en la nieve. Hay básicamente tres zonas con servicios: Edificio Multiusos en Calgosa, a 1.650 metros. Es la base de la estación y donde se encuentran la mayoría de los establecimientos. Si estás empezando a esquiar, lo normal es que no tengas nada de material; no te preocupes, porque aquí mismo podrás alquilar o comprar esquís y snowboard a buen precio por días, para toda la temporada, y también hay paquetes especiales para grupos. También se puede comprar diferentes prendas del equipo de esquí, alquilar casco, raquetas de nieve para dar un paseo y equipamiento de esquí de fondo. En este edificio también hay escuelas de esquí para aprender de la mano de profesionales. No faltan otros servicios como helipuerto; cafetería-restaurante con hamburguesas, raciones o pinchos; zona de aparcamiento; parque infantil; objetos perdidos; punto de información; botiquín / enfermería; lavabos; venta de forfait y albergue. El Chivo, a 1.850 metros. Es la zona más alta de la estación de esquí de Alto Campoo con servicios. Un buen lugar para hacer una pausa en una ajetreada jornada en las pistas y tomar algo en la cafetería-restaurante. También hay lavabos y botiquín. Brañavieja. Es el poblado que está a un kilómetro de las pistas de esquí y donde hay zona de aparcamiento, albergues y apartamentos. Dónde alojarse en Alto Campoo La opción más cómoda para quedarnos a dormir en Alto Campoo es hacerlo en el hotel La Corza Blanca, un tres estrellas con 68 habitaciones con baño completo, calefacción, lavandería, terraza solarium, área de parking no vigilada, restaurante y cafetería. Está a pie de pista, por lo que en cuanto nos despertemos ya saldremos a esquiar. También hay otros alojamientos más económicos, como el Albergue La Cotera, en Abiada, a unos 15 kilómetros de las pistas de esquí, con habitaciones con tres literas (para un máximo de 6 personas); o el Albergue Juvenil de Brañavieja, donde hay que reservar con antelación y es necesario tener el carnet de alberguista. ¿Cómo llegar a Alto Campoo? Los cántabros y asturianos pueden ir tranquilamente a pasar el día a la estación de esquí de Alto Campoo (desde Santander, por ejemplo, hay una hora en coche). Los que viajan desde Madrid está a unas 4 horas en vehículo privado, que es el medio de transporte más recomendable para ir a las pistas. Para llegar a Alto Campoo desde Santander, hay que coger la autovía A-68 hasta Reinosa y después tomar la CA-183. Para venir a esquiar desde Madrid, la más recomendable por su tráfico más fluido es la A-1 hasta Burgos, seguir por la N-627 hasta Aguilar de Campoo, tomar la A-67 hasta Reinosa, y como antes, acabar con la CA-183. Otra opción para no tener que coger el coche, aunque con una oferta bastante limitada, es coger el Tren Blanco a Alto Campoo con forfait. Se trata de un paquete cerrado que incluye el transporte, acceso a pistas y alojamiento para sábado y domingo o de viernes a domingo. Se va en tren Valladolid o Palencia hasta Reinosa; una vez allí, hay servicio de autobús hasta la estación de esquí de Alto Campoo. Après-ski en Alto Campoo Solo nos falta una cosa para hacer redonda nuestra escapada de esquí a Alto Campoo: qué hacer cuando cierran las pistas. Y es que todavía queda mucho día por delante que podemos aprovechar con otras actividades en la nieve como rutas con raquetas, tomando algo y dándolo todo en la discoteca del Hotel La Corza Blanca, o haciendo algo de turismo por los alrededores. Hay cosas que ver en el momento del Après-Ski de lo más sorprendentes: La colegiata erótica en Cervatos, a 30 kilómetros de las pistas. Sí, has leído bien: se trata de una iglesia llena de figuritas eróticas en los canecillos. Santuario de Nuestra Señora de Montesclaros, a 43 kilómetros de la estación. Una ciudad-convento espectacular, que vale la pena visitar. Un paseo por el embalse del Ebro. En Orzales, a 32 kilómetros, podremos visitar una microrreserva y dar una vuelta por un paraje muy bonito.

Cómo ser un esquiador PRO (o al menos parecerlo)

¿No has esquiado nunca o lo has hecho muy pocas veces? No te preocupes, se dice que siempre hay una primera vez para todo y que nadie nace enseñado. En la estación de esquí aprenderás a dar tus primeros pasos sobre los esquís o tabla de snowboard con la compresión (¡y paciencia!) de los monitores y, seguro, de tus colegas. Ahora bien, entre no saber nada y parecer un pardillo, sabemos que hay una gran diferencia. Si le metes caña y constancia, algún día serás todo un esquiador PRO que podrá presumir en pistas con sus descensos, maniobras y piruetas; mientras llega ese momento, al menos, puedes intentar no parecer demasiado novato siguiendo esta guía para que el vocabulario y los conceptos básicos del esquí no te pillen desprevenido. Para que si te hablan de palilleros o de powder no pienses que te están hablando en chino o de la última receta culinaria de moda. El material que necesitas Unos esquís, ¿y ya? ¿Te los ajustarás en las zapatillas que tienes para ir al supermercado? Suponemos que si no tienes ni idea de esquiar, lógicamente no tendrás material a no ser que hayas heredado algo o te lo hayan regalado. En ese caso te puedes saltar este apartado;no te hará falta elegir y comprar esquís, te tocará ir a una tienda a alquilar material de esquí. Tendrán que darte tres cosas: los esquís, las botas y los bastones. Cuando te los pruebes, te parecerán la cosa más infernal del mundo. Bueno, excepto que escales y te pongas con frecuencia los pies de gato; en ese caso ya vas armado con una paciencia y tolerancia al dolor y a la incomodidad que te ayudarán mucho a la hora de esquiar. Es normal que las botas aprieten y sean incómodas, pero tampoco nos pasemos: vamos a esquiar y a divertirnos, tampoco a hacer un "via crucis", así que coge una talla y un ajuste suficiente, pero sin que llegue la sangre al río (ni a la montaña). Lo ideal es que para empezar las botas tengan un Flex por debajo de 60; eso significa que son más flexibles que las botas más precisas y rígidas de los esquiadores expertos. Si no lo entiendes, sin problemas: tú suelta eso del "flex" en la tienda de alquiler, que quedarás como un auténtico profesional. Si por el contrario, prefieres empezar por el snow, comprueba aquí los tipos de tabla de snowboard que puedes escoger en una tienda y para que sirven cada uno de ellas. Viste como lo haría un esquiador PRO Momento clave el de abrir el armario y elegir qué ponerte. Quizás tengas guardado uno de esos trajes ochenteros para esquiar, lleno de colorido, herencia de un tío, hermano mayor, vecino, o comprado para una fiesta de disfraces "vintage". A no ser que vayas a una jornada "retro" -oye, ¡que las hay en algunas estaciones de esquí!- o que busques conscientemente llamar la atención, quizás sea mejor optar por algo más discreto. Sobre todo porque -y que esto quede entre tú y yo- todavía no eres un esquiador PRO de verdad y más vale pasar desapercibido, al menos al principio. En la actualidad la ropa de esquí tiene bastante estilo y, cuando te la pongas, igual te gusta tanto que acabas yendo con la chaqueta cualquier día de frío polar a la oficina. Además, hay muchas gangas que podemos conseguir en portales y app de ropa de segunda mano, en tiendas tipo "outlet" o en rebajas; incluso podemos alquilarla en algunas tiendas. Fíjate en la estética, pero también en la funcionalidad de las prendas. Y vístete por capas, como si fueras una cebolla: una primera transpirable; una segunda que abrigue; y una tercera que nos proteja del viento, lluvia y/o nieve. No te olvides de la braga para el cuello, guantes, protector labial y gafas de sol. Un poco de vocabulario Vale, cuando te vean esquiar difícilmente podrás aparentar ser un PRO si estás empezando. Pero cuando estés en la terracita tomándote algo o charlando en alguno de los bares de après-ski, al menos sí podrás aparentarlo si te aprendes este vocabulario básico: backcountry, es esquiar fuera de pistas y en terreno con nieve no tratada; un boardercross es un circuito con peraltes, giros, saltos y cambios de rasante; carvear es girar sobre los cantos; si te hablan de "calvas" no te están insultando, sino refiriéndose a los trozos sin nieve en las pistas; un descenso chino no es una manada de esquiadores asiáticos, sino una avalancha de esquiadores, en general; si te dicen que estás "engorilao" es que vas a tope con el esquí. Las "focas" son las pieles que se pegan a la suela de los esquís para hacer esquí de fondo o travesía; si te advierten de que "vas chuscao", es que vas muy rápido; los "kamikazes" son los que bajan por las pistas a lo loco, sin fijarse en el resto de esquiadores (cuidado con no chocarte con ellos); palis o palilleros son los esquiadores, independientemente de la modalidad de esquí que practiquen, mientras que los snowboarders son surfers; powder es la nieve polvo, la identificarás rápido, es el tipo de nieve para esquiar más codiciada; remar es impulsarte con los palos; skimo es el esquí de montaña; meterle gas es acelerar agachándote con los palos hacia atrás y los esquís paralelos en pendiente. Los habituales del fuera pista son los "freeriders" y los locos de los snowparks, "freestylers". https://www.youtube.com/watch?v=tQAS2b9oaBM Cómo comportarte en la estación de esquí Moverse por la estación de esquí es fácil. Coge un mapa de pistas o descárgatelo en el móvil para tener identificadas algunos puntos básicos de interés: Dónde están las pistas verdes (muy fáciles) y azules (fáciles... pero alguna te puede dar algún susto). Intenta evitar las rojas y las pistas negras de esquí porque si te metes en ellas, lo normal es que no te quede más remedio que bajarlas como puedas. Dónde están los mejores bares (con terraza, si hace sol) para hacer algún descanso durante la jornada porque esquiar no consiste en estar el 100% sin parar de esquiar, ¡ni siquiera siendo el esquiador PRO que sabemos que eres! [ironía off]. Ah, y acuérdate de cómo eran tus esquís para cuando acabes la cervecita y vuelvas a por ellos, ya que puede haber muchos parecidos. Dónde están los jardines de nieve si vais con niños y necesitáis "aparcarlos". Algo básico para no quedar como un novatillo en las pistas es saber subir y bajar de los remontes. El telearrastre será uno de los primeros con los que te enfrentarás. Recuerda una cosa: no es una silla, guíate por su nombre y deja que, simplemente, te arrastre. Los telesillas suelen dar menos problemas a los principiantes, aún así, bajar de ellos a menudo es motivo de caídas; intenta bajar con suavidad y si caes, ya lo sabes, una sonrisa y adelante. El après-ski, un imprescindible de todo esquiador PRO Un esquiador PRO sabe que el día no acaba cuando cierran las pistas de esquí; de hecho, es ahí cuando empieza lo mejor para muchos: el après-ski ("después del esquí", por si no lo has pillado). En tu viaje de esquí puedes ir a conocer el pueblo, hacer turismo, pasear, irnos de compras, ir al cine... o lo que hace la mayoría, irse de bares a conocer gente, a ligar y a repasar el historial de hazañas que hemos logrado en las pistas (real o inventado). Pásatelo bien, sé tú mismo y, si todavía no tienes la seguridad de ser un esquiador PRO y aún no controlas del todo la terminología del esquí, no te flipes demasiado porque es fácil que te pillen con alguna fanfarronada.

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.