Ofertas de esquí, escapadas de aventura y relax

Somos especialistas en viajes y ofertas de esquí. En Estiber.com encontrarás un sinfín de ofertas para esquiar en Andorra, Alpes, Pirineos, Sierra Nevada y muchas otras estaciones de esquí. Elige destino y fecha y encuentra los mejores packs de Hotel + Forfait. Y además de ofertas de ski, para el verano encontrarás cientos de escapadas de aventura.

Inspiración para tu próximo viaje

loading gif
loading gif
loading gif

10 planes con niños para pasar la Navidad en Andorra

La Navidad es, seguramente, el periodo de vacaciones más mágico del año. Es un momento para juntarnos con la familia y con otros seres queridos, para compartir tiempo juntos, para echar la vista atrás y reflexionar de cara al próximo año. En esta época, un toque de nieve le da un toque todavía más especial. Así que, ¿por qué no hacer un viaje en familia en Navidad al llamado "país de la nieve", es decir, Andorra? Aunque Andorra es un destino que no falla nunca porque siempre tiene propuestas para disfrutar de la naturaleza, es cierto que el invierno es su punto fuerte: en el corazón de los Pirineos, montañas que en estas fechas lucen preciosas cubiertas con el manto blanco de la nieve, es un lugar perfecto para pasar la Navidad en familia o con los amigos. Además de contar con el entorno y paisaje perfecto para las fiestas navideñas, podemos encontrar muchos planes para pasar la Navidad en Andorra. Y, por supuesto, no podemos olvidar que Andorra cuenta con grandes estaciones de esquí como Grandvalira, Pal-Arinsal y Ordino-Arcalís, para los que quieren pasar la Navidad en la nieve. Estas son las 10 mejores propuestas. ¡Toma nota y vivid unos días inolvidables!   https://www.youtube.com/watch?v=qtXAEPp1sso   Disfruta del 'Poblet de Nadal' Un plan imprescindible para los que viajáis en familia a Andorra en Navidad, es una visita al espectacular 'Poblet de Nadal' que se monta en la capital del país, Andorra la Vella. Se trata de una feria navideña con un programa muy completo que está en marcha del 25 de noviembre al 31 de diciembre. Se desarrolla por diferentes espacios de la ciudad, con espectáculos, actividades y talleres para adultos, niños y niñas. No falta oficina de correos mágica de los "menairons", un "tió" o una pista de patinaje. Uno de los puntos fuertes del 'Poblet de Nadal' es el Mercat de Nadal, en la plaça del Poble, un mercado navideño que abre las tardes de los jueves y viernes, así como todo el día los fines de semana y días festivos. Aquí también podremos acudir al "Neret after Shopping", que es un espacio gastronómico con productos locales y chefs del país y música en directo, todo en un ambiente tipo chill-out muy agradable. Conocer a Papá Noel en Andorra Papá Noel no se olvida de que muchos niños y niñas pasan la Navidad en Andorra, de manera que también se acerca con su trineo por sus calles. Ha dado ya el aviso de que visitará las diferentes parroquias de Andorra entre el 22 y el 24 de diciembre, como Andorra La Vella, Canillo o Soldeu. Y es que a Papá Noel también le gusta esquiar... por lo que os dará alguna sorpresa en las pistas de esquí. Allí los peques podrán entregarle directamente las cartas con sus deseos. Un plan muy emocionante es visitarlo por la noche a la Cabaña Piolet, donde se aloja, en el sector de Grau Roig. Un guía os acompaña hasta allí, en medio del bosque del Montmalús, desde el aparcamiento. Os recibirán por todo lo alto, con un aperitivo con productos de la zona. Hay que reservar previamente. Visita los pesebres de Andorra Hay belenes o pesebres montados por todo el país, para pasear y tomarnos algo en los alrededores. Sin duda, el más famoso es el de Canillo: es el más grande y os sorprenderá con más de 200 figuras de tamaño real al aire libre y con más de 30 escenas relacionadas con el nacimiento del niño Jesús. Se reparten por las calles más concurridas del pueblo, como el paseo Carlemany, el casco antiguo, la plaza de Sant Cerni o el molino de harina en la calle mayor (el nacimiento está en la iglesia de la Santa Creu). Se puede visitar del 2 de diciembre al 15 de enero. Descubre la magica de los desfiles de Andorra la Vella En el marco de la Navidad en Andorra, la capital acoge -además del citado 'Poblet de Nadal'- diferentes espectáculos itinerantes que recorren las principales arterias de la ciudad. Es de lo más esperado en fiestas por su espectacularidad (son de gran formato). Van de la avenida Meritxell hasta la plaza Príncep Benlloch y estas son las fechas: el 25 de noviembre, 'Peluix' (espectáculo inaugural); el 26 de noviembre, 'Per-Q'; el 3 de diciembre, 'Fiers à Cheval'; el 7 de diciembre, 'L'envol'; el 10 de diciembre, 'Universe'; y el 17 de diciembre, 'Aquiles'. ¡Esquía en Andorra en Navidad! Entre las ideas de Navidad en Andorra en familia o con amigos, no podía faltar pasar unos días en las impresionantes estaciones de esquí del país. Los Pirineos se tiñen de blanco en estas fechas y es un gran momento para disfrutar de sus pistas: en la enorme estación de Grandvalira o en las menos conocidas, la estación de esquí familiar de Pal-Arinsal y más extraordinaria y salvaje estación de esquí de Ordino-Arcalís. Hay recorridos con diferentes niveles de dificultad, así que no importa si alguien nunca se ha puesto las botas. Además, se hacen actividades especiales para las fechas navideñas y hay cursos especializados en el público infantil, por lo que los peques también se lo pasarán en grande. Actividades en la nieve En la nieve la única actividad que podemos practicar no es el esquí y el snowboard. Las mismas estaciones de esquí nos lanzan unos cuantos planes para Navidad en sus pistas, como recorrer las montañas nevadas en trineos tirados por perros (mushing), hacer paseos a bordo de motos de nieve en Andorra, dar una vuelta en raquetas de nieve, vuelos panorámicos en helicóptero, participar en talleres de construcción de iglús e incluso seguir esquiando por la noche en Grandvalira, bajo la luz de la luna, algo que se ofrece en Pas de la Casa – Grandvalira. Hay ideas para todos los gustos. Relax en Navidad en Andorra Después de tanto ajetreo, deportes en la nieve, horas de pie paseando por mercadillos navideños, etc., también llega el momento de regalarnos un espacio de paz, tranquilidad y descanso. Así que uno de los planes para Navidad en Andorra que no puede faltar es una sesión en el spa de Caldea, el centro termal más reconocido del sur de Europa situado en Escaldes Engordany. En este balneario hay un espacio para cada ocasión: Termolúdico, el espacio de Inúu, Orígenes y Likids (solo para niños y niñas, a partir de 3 años). Descubre las iglesias románicas de Andorra No es un plan específico de Navidad, pero sí un imprescindible si te gusta conocer la historia de los lugares que visitas. Hay muchas cosas que hacer en Andorra pero la arquitectura románica con montañas nevadas como telón de fondo es una estampa que no deberías perderte. Son muchas las que podremos conocer, como Sant Miquel d'Engolasters, Sant Climent de Pal, Sant Martí de la Cortinada o Sant Joan de Caselles. Una buena excusa para hacer algo de turismo por pueblos de Andorra con mucho encanto. Un día en Naturland El parque de atracciones en la montaña de Naturlandia, en Andorra, es otra propuesta para pasar un día de estas fechas navideñas. De diciembre a abril, este espacio multiaventura nos ofrece entradas con actividades para todo el día: bajadas en su popular Tobotronc, tirolina, paseos guiados en raquetas de nieve, trineos, circuito de buggy y Airtrekk. Se incluye el material necesario para practicarlas. Irte de "shopping" por Andorra Las calles se decoran con iluminación y motivos navideños, pero, ¿Qué sería la Navidad sin las compras en Andorra? Como todo el año, en este pequeño país te esperan grandes centros comerciales, entre los que se encuentra el nuevo centro comercial Epizen de Andorra, en los que podremos aprovecharnos de muchas gangas en productos de calidad. En estas fechas, eso sí, sus pasillos estarán ambientados con villancicos.  

Los 5 restaurantes en Grandvalira que debes probar

Has decidido ir a esquiar a Grandvalira. Sabia elección, ya que es una de las mejores estaciones de esquí de los Pirineos y de Andorra. Tiene un espectacular dominio esquiable de 210 kilómetros, que nos garantizan mucha diversión y retos diferentes durante mucho tiempo, por lo que es un buen destino para dedicar una semana de esquí y así aprovechar todos los restaurantes de Grandvalira. Una cuestión muy importante cuando vamos a las pistas de esquí, y a la que a veces no le damos la importancia que se merece, es la alimentación en pistas. Para que te hagas una idea, una mujer consume alrededor de 400 Kcal por hora de esquí, lo que vendría a ser unas 1.600 Kcal por jornada (no salen las cuentas con todas las horas que están abiertas las pistas porque no estamos esquiando todo el rato sin pausa, ya que hacemos paradas para tomar algo, para hacer cola, para subir a los remontes, etc.); un hombre todavía quema más, unas 500 Kcal por hora y unas 2.000 Kcal por día esquiando. Así que, como ves, es importante la cantidad y la calidad de lo que comemos en un viaje a la nieve. La excelencia de la estación de esquí de Grandvalira se ve en la gran cantidad de pistas y en lo bien cuidadas que están, pero también se aprecia en sus servicios. Entre ellos, los puntos de restauración de Grandvalira. Podemos encontrar muchos puntos para comer algo, variados en su oferta y precio, desde exquisitos menús a la carta hasta establecimientos tipo self-service y puestos de venta de comida rápida, como hamburgesas y bocadillos -de alta calidad, eso sí-. Para que aciertes y te alimentes bien en tu escapada de esquí a Andorra, te hemos preparado una lista con el TOP 5 restaurantes que no te puedes perder. 1. Cala Bassa Costa Rodona, uno de los restaurantes más emblemáticos. El antiguo restaurante Costa Rodona de Grandvalira se transformó con la llegada de Cala Bassa Beach Club, uno de los más populares de las Islas Baleares. Los nuevos propietarios revolucionaron el concepto del espacio, que ahora cuenta con un Snow Lounge en Pas de la Casa y un toque muy mediterráneo, sin olvidar la cocina típica de la montaña pirenaica. En este restaurante nos chuparemos los dedos, literalmente. Nos esperan arroces de lo más deliciosos, desde unos con carne de matanza de animales de la zona hasta arroz de marisco. Igualmente, se sirven entrecots y chuletas de carne de calidad. No faltan hamburguesas hechas con ternera de Andorra, ensaladas muy completas, ni un tono ibicenco que veremos en las aceitunas. Los postres tampoco defraudan: no dejéis de probar la Greixonera. El Cala Bassa Costa Rodona de Grandvalira tiene servicio de interior, que agradeceremos mucho en los días fríos, y también de exterior, en una terraza con fantásticas vistas a los Pirineos que podemos aprovechar cuando salga el sol, equipada con mesas, hamacas y sofás y música DJ. Por supuesto, una buena alimentación debe ir acompañada de buena bebida: aquí tienen excelentes vinos y se sirven gin-tonics muy bien hechos. Podemos reservar cenas de montaña, solo bajo reserva previa. 2. Refugio del Llac de Pessons de Grandvalira En las orillas de este lago, en el sector de Grau Roig de Grandvalira, podemos comer en uno de los mejores restaurantes de la estación de esquí (y casi de Andorra). Un refugio muy acogedor con sabrosos platos de cocina tradicional, como trinxats a la andorrana, escudella, huevos estrellados con jamón ibérico, carne de Kobe y Angus a la brasa, espaldas de cordero o asado de tira a la piedra de pizarra. Podemos maridarlo todo con vinos de buena calidad. En la terraza exterior nos espera una sorpresa muy agradable: podremos pedir ostras Amélie y acompañarlas con un delicioso champagne. Para una experiencia única, reservad una cena con menú delicatessen, con productos de alta gama que enamorarán a los más exigentes. El postre está a la altura del resto de la carta: el maestro pastelero Christian Escribà se encarga de preparar unos deliciosos dulces que, además, os sorprenderán porque están muy vinculados al mundo de la nieve, la montaña y su entorno. Los nombres ya dan algunas pistas: Pista Negra, para los locos del chocolate; La bola de nieve; o el Alud. Otra cosa que nos encanta de este restaurante de Grandvalira es su arquitectura y ubicación. Es una típica borda andorrana, con un ambiente muy acogedor, y a 2.350 metros de altitud, junto al lago de Pessons y abrazado por el circo de origen glaciar de Colells. Os encantará comer aquí. 3. L'Abarset, el restaurante con más ambiente de Grandvalira Este espacio mítico del après-ski en Andorra y en los Pirineos, es también uno de los imprescindibles para comer o cenar en Grandvalira. Lo encontraremos a pie de pistas, en la zona de aparcamiento del telecabina El Tarter. Abre a primera hora para servir desayunos, siguen con comidas y cierran con cenas. Así que cualquier momento del día es bueno para dejarnos seducir por un restaurante que es mucho más que eso; aquí se juntan la alta gastronomía, los buenos cócteles, la música y la fiesta, y una decoración increíble, inspirada en la naturaleza.   https://www.youtube.com/watch?v=GWaAtZ0ytf4 Este restaurante de Grandvalira arranca el día con fuertes desayunos de montaña, de los que se comen con tenedor; prosigue con una vermutería, al medio día, para tomar tapas acompañadas por buenos vinos; continua con un "après-ski & tapas", para picar tras el cierre de las pistas; y podemos acabar el día cenando de carta, con platos de cocina local en los que no falta la caldereta de ciervo, las fondues de queso ni los postres caseros, todo a unos precios más que asumibles. A partir de las 18.30 horas comienzan las sesiones de DJ. 4. Restaurante Arrosseria Pi de Migdia El nombre de este restaurante de Grandvalira no es casual, se lo debe a un pino que está en el Pla de Ribaescorjada, muy cerca del establecimiento. Tiene un gran simbolismo, ya que los pastores lo utilizaban como una especie de reloj solar, para saber cuándo era mediodía. El restaurante está junto al telecabina de El Tarter de Grandvalira, a 2.100 metros de altitud. Para acceder a esta zona hay que tener forfait o también puedes llegar esquiando. La cocina de esta arrocería es de lo más exquisita. Entre los entrantes, hay jamón y ostras, y como plato principal, arroces que van desde arroz con setas y foie hasta arroz caldoso de bogavante, carnes al horno y pescado fresco. Si las pistas de esquí os han dejado con hambre, este es un buen lugar para llenar al estómago con sabores genuinos. También se sirven cenas de montaña para grupos con reserva previa. 5. Restaurante Roc de les Bruixes, un restaurante rústico en Grandvalira Cerramos el TOP 5 con los mejores restaurantes de la estación de esquí de Grandvalira en Andorra con un restaurante familiar a pie de pistas, muy acogedor y con una decoración rústica. Está en el telecabina Canillo, a donde podemos llegar esquiando o enseñando el forfait. No dejéis de pedir platos tradicionales de montaña -es obligatorio probar el trinxat de los Pirineos-, además de carnes cocinadas a baja temperatura y carnes al grill, con un emplatado exquisito. Como no podía ser de otra manera, los postres son caseros. El restaurante Roc de les Bruixes abre de 12h a 15h y ofrece también una magnífica terraza con vistas al valle. Un buen lugar para comer con buena relación calidad-precio.

Mantenimiento de los esquís: Consejos y pasos a seguir

Pasar de alquilar los esquís cada año cuando vamos a las pistas a tener nuestro propio material, es un paso de gigante que te adentra de lleno en el mundo de los apasionados del esquí. Por fin, llevarás siempre las mismas botas y las mismas palas, te podrás familiarizar con ellas y no cambiarás en cada viaje de esquí que hagas; también dejarás de hacer colas y de perder el tiempo antes de ir a las pistas y no tendrás que volver a la tienda a devolver el material. Sin duda, un gran salto cualitativo y en el que deberas invertir algo de tiempo en elegir y comprar los esquís que se adecuen más a tus características. Ahora bien, con la compra del equipo de esquí propio llegan también nuevas responsabilidades. Tienes que preocuparte por su mantenimiento y por guardarlo correctamente cuando acabe la temporada de esquí. ¿Tienes dudas sobre lo que tienes que hacer? No te agobies, es una tarea constante pero no es complicada. Para que hagas un mantenimiento de los esquís correcto, te hemos preparado una guía con todos los pasos para que te duren años.   https://www.youtube.com/watch?v=z3amQnSVJvs   Mantenimiento regular de los esquís Piensa en el material de esquí como si fuera tu coche o tu bicicleta; de la misma manera que esos otros medios de transporte -no olvides que los esquís son, además de un deporte, un medio para desplazarse-, necesita unos cuidados regulares. Lógicamente, cuanto más utilices los esquís, más se desgastarán y más mantenimiento requerirán; si usas los esquís bastante, te aconsejamos que los pases por un taller especializado al menos una vez al año. Para mantener adecuadamente los esquís, ¿qué debes hacer? Básicamente, reparar y pulir la base, hacer el afilado de los cantos, el encerado y el control de las fijaciones (esto último, recomendamos que lo haga un técnico especializado para garantizar tu seguridad). Puedes hacer esto por tu cuenta: Limpieza. Siempre que acabes una jornada de esquí y antes de guardarlos en el baúl o en un rincón, pasa un paño o una esponja húmedos por ellos y sécalos, prestando especial atención a los cantos. Este paso es muy sencillo, pero muy importante, ya que en la estación y en el transporte los esquís pueden haber cogido suciedad, insectos o incluso la sal que hay en la carretera, la cual es muy corrosiva. Cuidado de las suelas. Los esquís tenemos que quitárnoslos sobre la nieve. Es algo bastante obvio, pero no está de más recordarlo porque seguro que has visto alguna vez al típico que se los quita ya en el asfalto o sobre piedrecitas. Podemos caminar algún metro sobre la nieve sin problemas, con las botas o nuestro calzado de recambio, y evitar que las suelas de los esquís se dañen gratuitamente. También se pueden desgastar si pasamos esquiando por algún sitio con poca nieve y damos con rocas o piedras. Encerado. Seguimos con el cuidado de las suelas de los esquís. Si estas son importantes en las zapatillas o botas de montaña (¡cuando las desgastamos mucho y nos quedamos sin ellas se nos clava hasta la arena en el pie!), también lo son en los esquís. Un síntoma del desgaste es la aparición de manchas blanquecinas, sobre todo cerca de los cantos. Para evitarlo, una acción esencial es el encerado de los esquís, que podemos hacer nosotros mismos con cera líquida, en spray o aplicadores con esponja, o bien con cera caliente. La suela siempre tiene que estar bien limpia antes de aplicar la cera. Estos son los pasos que seguiremos para el encerado de los esquís (necesitarás una plancha, una rasqueta de plástico, un cepillo de crin y otro de plástico): primero, tienes que cepillar la base para eliminar todo resto de suciedad o polvo; después, derrite la cera en pequeñas gotas con la plancha (ajusta la temperatura a la recomendada en el envase de la cera), de manera que caigan sobre los esquís y pasa a extenderla de manera uniforme por toda la base, hasta que la cubras toda, con cuidado de no quemar la base; y por último, pasa la rasqueta de plástico para eliminar el sobrante de cera de la base, para posteriormente cepillarla hasta que quede como nueva, brillante y completamente lisa. Cantos. Son una parte esencial de los esquís, ya que es lo que nos mantiene en pie sobre la pista cuando hay nieve dura o hielo. Para cuidarlos, hay que saber como guardar el equipo de esquí y siempre deben estar bien secos (para evitar que se oxiden los cantos) y podemos repasarlos con una lima de diamante (de las de toda la vida, o en adaptadores) después de cada esquiada: elimina los puntos ásperos con mucho cuidado (es lo que hace que sientas que el esquí se engancha en la nieve) y mira de conservar correctamente el filo, para acabar con las imperfecciones hasta volver a sentir la superficie suave. Vale la pena acudir a un profesional si no sabes hacerlo, ya que si te pasas rebajando los cantos, podrías acabar con ellos. Ten en cuenta que la nieve artificial es más abrasiva que la nieve natural, por lo que desgasta los cantos a mayor velocidad. De hecho, hay diversos tipos de nieve para esquiar y debemos tener en cuenta el estado de nuestro material si queremos disfrutar de la jornada.   Reparación de daños en los esquís Al margen del mantenimiento de los esquís, en cualquier momento pueden sufrir daños de diversa consideración. No es tu culpa, es lo que tiene el uso continuado del material. En cualquier momento podemos tener un fallo o tener algún encontronazo con árboles, piedras, rocas o con los mismos rieles del snowpark. No te preocupes, porque todo tiene solución. Los desperfectos más comunes que podemos ver en los esquís estarán en la base y en los cantos, normalmente porque han chocado contra algo que no era nieve; estos impactos pueden provocar fisuras en los cantos o en la base, como ralladuras o surcos menores. Son relativamente fáciles de arreglar e incluso puedes repararlos tú mismo con P-Tex (o Cofix), un polietileno que no falta en ningún kit de reparación y mantenimiento de los esquís. En el caso de que los daños sean más graves, la cosa se complica: quizás sea necesario cortar la zona afectada y reemplazarla con material nuevo; esto vale la pena dejarlo en manos de un taller de esquí si no queremos dejar los esquís hechos un auténtico desastre. ¿Y qué pasa si se han dañado los cantos? Es lo peor que nos puede pasar. Una cosa es que haya pequeñas deformaciones o rayas superficiales, algo que seguramente podrán reparar en un taller especializado; sin embargo, si hay partes del borde dañadas o que se han desprendido totalmente, quizás debas plantearte buscar un nuevo par de esquís.   El almacenamiento de los esquís Un último paso esencial para garantizar una larga vida a nuestro material de esquí es almacenarlos de manera correcta. Eso es importante entre jornada y jornada de esquí, y también cuando acaba la temporada y llega el largo y caluroso verano. Ten en cuenta estos consejos: Para guardar los esquís entre usos. Debes limpiarlos con un paño seco y guardarlos igualmente en un lugar seco, para evitar la corrosión de los cantos y de las otras partes metálicas de los esquís. De la misma manera, tienes que procurar que queden protegidos de la luz solar directa y del calor. Para guardar los esquís al finalizar la temporada. Antes de almacenarlos durante meses, hay que inspeccionarlos y arreglar las posibles partes dañadas, retocar los cantos que presenten problemas y rellenar los huecos que puedan tener, así como encerarlos para sellarlos frente a la suciedad o polvo. Hecho todo esto, guárdalos en un lugar seco y donde no vaya a haber temperaturas excesivamente calurosas durante el verano y no vaya a pegar el sol.

Rasos de Peguera: Esquí de fondo cerca de Barcelona

¿Sabías que pasado Berga, a solo hora y media de Barcelona, hay una zona para practicar esquí? Nos referimos a Rasos de Peguera, que es una estación de esquí y parque de nieve en invierno, donde podremos realizar un viaje de esquí para practicar diversos deportes invernales como pasear en raquetas de nieve o deslizarte con trineos. Vamos a descubrir la historia agridulce de la estación de esquí de Rasos de Peguera que, pese a haber pasado por diferentes dificultades a lo largo de su trayectoria, hoy sigue siendo un punto de encuentro entre los amantes de la montaña en invierno.   https://www.youtube.com/watch?v=kLwfmhAhxoE   ¿Qué pasó con la estación de esquí Rasos de Peguera? La estación de esquí Rasos de Peguera estuvo abierta desde 1975 hasta 2004, aunque ya se esquiaba desde mucho antes, hacia 1908 un grupo de jóvenes ya se deslizó por estas montañas tras haber importado el material de Suiza, marcando el inicio del esquí en Catalunya. Pese a la buena acogida que tenía esta zona, especialmente de público familiar por su proximidad a la gran ciudad de Barcelona, en 2004 se vio obligada a cerrar por la combinación de dos factores que supusieron su final: la falta de nieve y los problemas económicos. Muy cerca del municipio de Berga, cuando Rasos de Peguera abrió como estación de esquí se convirtió en la primera de Catalunya. Estaba en un paraje de un relevante valor natural y paisajístico, en el acceso al Espacio Natural Protegido de la Serra d'Ensija-els Rasos de Peguera. Con los años, y pese a algunas reivindicaciones en la comarca para recuperar la vieja e histórica estación de esquí, se recuperó en 2010 con una forma algo diferente: entonces se convirtió en un parque de nieve con un marcado carácter familiar en el que se puede practicar esquí de fondo, hacer sencillas excursiones con raquetas de nieve y jugar a tirarse con trineos por el manto blanco. En definitiva, en esta estación se pueden practicar distinatas modalidades de esquí. Además, hay un bar-restaurante donde hacer una pausa y resguardarse del frío, tomar algo o comer de caliente. Hoy vuelve a ser la estación que era, con sus itinerarios y pistas.   ¿Cómo es hoy Rasos de Peguera? Ya recuperada la estación de esquí, está donde siempre. Se encuentra a una altura mínima de 1.825 metros, y máxima de 2.035, estando la base con todos los servicios en Coll de la Creu, a 1.892 metros. En su momento tenía pistas de esquí de fondo, 3 kilómetros de pistas fáciles (verdes y azules) y 2 kilómetros de pistas rojas. En la actualidad, ha recuperado prácticamente todo lo que había entonces, con dos circuitos para recorrer con raquetas de nieve, diez pistas y seis tele-arrastres. ¿Cómo llegar a Rasos de Peguera? La estación de esquí está, viniendo desde Barcelona o desde el sur, pasando el municipio de Berga; tomaremos la salida Berga norte desde la C-16 y después seguiremos por la BV-4241. Pasado el camping Fontfreda y Castellar del Riu, llegaremos a Rasos de Peguera. Está a 114 kilómetros de Barcelona, alrededor de hora y media en coche, y el trayecto está libre de peajes. ¿Qué servicios hay en la estación de esquí Rasos de Peguera? Pese a lo pequeña que es la estación de esquí de Rasos de Peguera, cuenta con todos los servicios que podemos necesitar para disfrutar con los amigos o en familia de un día en la nieve. Tenemos estas posibilidades:   Alquiler de material: Es importante ir bien equipado, por ello, debemos tener un equipo de esquí con el que disfrutar de la jornada. En Rasos de Peguera tenemos la posibilidad de alquilar material de esquí o raquetas de nieve, de la mano de Relleus Gent de Muntanya. Y contratar a monitores titulados para que nos orienten y nos acompañen en las escapadas.   Alquileres de espacios para filmaciones o anuncios: A no ser que tengas una productora o similar, seguramente esto no te interesará. Pero lo señalamos para que sepas de qué va la cosa si te encuentras, el día que vayáis a esquiar a Rasos de Peguera, un montón de cámaras en los alrededores.   Alojamiento en Rasos de Peguera: El lugar más cercano para dormir en Rasos de Peguera es el Chalet – refugio que hay allí mismo. Está a 1.754 metros de altitud y ofrece 33 plazas, repartidas de la siguiente manera: una habitación compartida con literas para hasta 20 personas y tres habitaciones no compartidas con una cama doble y camas individuales para cuatro o cinco personas. En todo caso, ninguna opción tiene baño privado, por lo que todas comparten duchas y WC. Es posible hacer reserva con alojamiento y desayuno o en régimen de media pensión, con cena (es obligatoria la media pensión fuera de la temporada de verano). Como todo refugio de montaña, se rige por unas normas propias que se alejan de lo que podemos esperar de otro tipo de alojamiento, como un hotel: hay que llevar saco de dormir o sábanas, zapatillas de descanso y material de higiene propio.   El restaurante de Rasos de Peguera: En la misma estación de esquí está el Chalet – refugio Rasos de Peguera, a 1.754 metros de altitud, con un restaurante exquisito. Ofrece menú al medio día y cenas a la carta, todo con productos de temporada y de proximidad. No es un restaurante al uso y para poder ofrecer los platos con la máxima calidad es imprescindible reservar con antelación y elegir el día de antes el menú. Al medio día solo hay un turno con entre 30 y 40 plazas; para cenar, solo pueden reservar las personas que no se alojan en los días que no está lleno el refugio. El menú para comer va cambiando, pero para que te hagas una idea, suelen ofrecer varios primeros (con ensaladas, carpaccio, salteado de setas, berenjenas rellenas o fondue) y otros tantos segundos (como pollo con gambas, pies de cerdo, botifarra, carrillada de cerdo, entrecots o arroces). La cena es a la 20 horas y se sirven los mismos platos a la carta y también se ofrece una variada carta con vinos de proximidad. Otros alojamientos cercanos a la estación de esquí Rasos de Peguera Si lo vuestro no son los refugios de montaña ni compartir habitación con otras personas, tenemos la posibilidad de alojarnos en otros hoteles, pensiones, fondas y casas rurales no muy lejos de las pistas de esquí de Rasos de Peguera: Hotel Ca l'Amagat. Modesto, está en el centro de Bagà, muy cerca de su núcleo medieval. Cuenta con 18 habitaciones, algunas de ella con terraza exterior, todas con baño privado, televisión y teléfono. Además, hay una sala de estar común con un acogedor fuego de leña.   Els Roures. Unos apartaholetes en Castellar del Riu, muy cerca de Rasos de Peguera, en plena naturaleza del Berguedà. Tiene wifi, restaurante, cafetería, piscina, jardín con terraza, spa y hasta un espacio de granja con animales que encantará a los peques de la familia. En ellos te sentirás como en casa, con una decoración muy rústica, y con todo tipo de servicios.   Les Fonts. A solo tres kilómetros de Castellar de n'Hug podemos alojarnos en este acogedor hotel familiar, en el nacimiento de Les Fonts de Llobregat, uno de sus grandes atractivos. Desde aquí es muy fácil llegar a las pistas de Rasos de Peguera, pero también de otras estaciones de esquí más grandes como La Molina y Masella (están a 14 kilómetros del hotel). También se facilitan actividades, como excursiones en 4x4, rutas a caballo o rutas con raquetas de nieve.

Hoteles en Andorra con mascotas: Viaja con tu perro

¿Has decidido hacer una escapada a esquiar o a hacer senderismo por las montañas pirenaicas de Andorra? Tienes mascotas y llega el quebradero de cabeza de siempre: ¿Dónde dejar a los animales cuando me vaya de viaje? ¿Se los dejo a un familiar o a un amigo, o los dejo en una residencia para mascotas? ¿Los cuidarán como tú? Eso seguro que no, así que si queremos disfrutar del viaje acompañados de nuestros peludos, debemos encontrar los mejores hoteles en Andorra para viajar con mascotas. Ya sea por desconfianza o porque no pueden separarse de sus mascotas, cada vez son más los que deciden no salir de viaje sin su animal de compañía. Porque, ya se sabe, el perro es el mejor amigo del hombre (y de la mujer). Si es tu caso y te estás planteando ir a Andorra con tu animal de compañía, o directamente no contemplas una escapada sin él, debes saber que en este pequeño país enclavado en el corazón de los Pirineos hay mucha oferta hotelera que es "pet-friendly", donde no te pondrán problemas por llevar a tu perro. Para que no te rompas la cabeza buscando, te hemos preparado una lista de hoteles en Andorra que aceptan mascotas. ¡Para que nadie se quede en casa!   ¿Puedo ir con mi perro a Andorra? ¡Por supuesto! Primera pregunta importante. Puedes llevarlo y cruzar la frontera sin problemas, pero antes debes tener en cuenta que el animal tiene que ir con la documentación correspondiente y debes cumplir una serie de requisitos y recomendaciones para viajar a Andorra. Para entrar con perro a Andorra, debe poseer el Pasaporte Europeo debidamente firmado y sellado; lo expide el veterinario y en él tienen que constar los datos personales del propietario, las vacunas y desparasitación en regla y la identificación del perro. Además, para entrar en Andorra, de la misma manera que para viajar por el resto de Europa, tu perro debe tener microchip y la vacuna de la rabia. Por cierto, una vez en el país pirenaico, debes saber que podrás pasear tranquilamente con tu perro por la ciudad. Date una vuelta con él por la avenida Meritxell, pero eso sí, atado con la correa.   Los mejores hoteles en Andorra para mascotas Hay muchos hoteles en Andorra con encanto en los que aceptan mascotas. Hemos hecho una selección con los mejores alojamientos: - Hotel Roc Blanc (4 estrellas). Un alojamiento para disfrutar toda la familia a lo grande, perro incluido. Está en Escaldes-Engordany, a solo cinco minutos caminando de la capital, Andorra la Vella, en un entorno excepcional. Buen hotel también para los esquiadores, ya que se encuentra a apenas 5 kilómetros del sector Soldeu de Grandvalira. Todo el edificio es muy elegante y las habitaciones son muy amplias y modernas. En el mismo hotel hay un completo spa termal, por lo que, sin duda es un de los 8 mejores hoteles en Andorra con piscina climatizada, ideal para relajarse tras una jornada intensa en las pistas de esquí o caminando en la montaña, y hay dos restaurantes con deliciosos platos típicos de la gastronomía andorrana. - Acta Arthotel (4 estrellas). Un espectacular hotel de diseño que no deja a nadie indiferente y que está en el centro de Andorra la Vella, ideal para los que quieren estar cerca del ajetreo de la ciudad en las horas del après-ski y de las zonas comerciales. Las habitaciones están totalmente insonorizadas, de manera que el descanso vuestro y del perro está asegurado; son amplias y luminosas, tienen wifi, televisión y agua gratuita en el minibar. Las instalaciones cuentan con gimnasio, spa con sauna y baño turco, y servicio de masajes por un suplemento. Sin salir del hotel podremos comer o cenar en el restaurante Plató, con platos gourmet en el que nos sorprenderán exposiciones de arte. El parking es de pago, pero los huéspedes tienen descuentos especiales. Está cerca de las pistas de esquí de Grandvalira. - Hotel Plaza Hotel &Wellness (5 estrellas). Uno de los alojamientos más lujosos de Andorra que permiten la pernocta de mascotas. Aquí os sentiréis todos como auténticos reyes y reinas: tanto los que vais a dos patas, como los que van a cuatro patas. Con mucha elegancia, se encuentra en pleno centro de Andorra la Vella y está a apenas 9 kilómetros de las pistas de esquí de Grandvalira. Hay guardaesquís, wifi gratis, habitaciones muy amplias, centro de wellness completo, piscina cubierta climatizada y gimnasio, así como servicio de masajes por un suplemento. Además, hay un restaurante tipo buffet llamado El Gran Café, en el que encontraréis platos típicos de la cocina tanto local como internacional. - Hotel Les Closes (3 estrellas). Un hotel más modesto, pero muy moderno y confortable. Un buen alojamiento donde aceptan mascotas en Andorra con buena relación calidad-precio. Se encuentra en pleno centro de Escaldes-Engordany, cerca de Andorra la Vella -a pocos minutos caminando- y a solo cinco minutos a pie del prestigioso balneario de Caldea. Las habitaciones están reformadas y tienen baño completo y aire acondicionado. Además, las instalaciones del hotel tienen salón con televisión y mesa de billar, para echaros unas partidas cuando volváis de la montaña. El hotel tiene restaurante y café-bar para tomar algo en el après-ski y recordar las anécdotas del día. - Hotel Tudel (3 estrellas). Un alojamiento con mucha historia que no deja atrás a las mascotas. Se inauguró allá por 1960, pero se reformó completamente el año 2002. Está en una tranquila zona peatonal de Escaldes-Engordany (la plaza Vivand), a pocos metros de la capital y a solo 300 metros del centro termal de Caldea. El mismo hotel ofrece servicio de venta de forfaits y guardaesquís. Las habitaciones, sin grandes aspiraciones, son bonitas y luminosas. Tiene terraza y bar. - Hotel President (4 estrellas). Un alojamiento de lo más completo para disfrutar a tope de una escapada a Andorra y donde aceptan mascotas. Las habitaciones están insonorizadas y cuentan con aire acondicionado, calefacción y wifi. Además, el hotel tiene una sala común con videojuegos y otro salón con juegos para niños. No dejéis de pasar por la terraza con extraordinarias panorámicas a las montañas de los Pirineos que rodean el hotel. Un buen alojamiento para esquiadores, ya que ofrece servicio regular de autobuses a Encamp, donde se puede coger el Funicamp (telecabina) para llegar a las pistas de esquí de Grandvalira. - Novotel Andorra (4 estrellas). Un alojamiento en pleno centro de Andorra la Vella al que podrá acompañarnos nuestra mascota. Hay 102 habitaciones, todas con un estilo muy moderno. Como punto a favor, podemos destacar que los menores de 16 años se alojan gratis si comparten la habitación con sus padres (hasta un máximo de dos menores). El hotel tiene piscina cubierta, piscina al aire libre, spa, sauna y bañera de hidromasaje, unas instalaciones que nos encantará utilizar cuando volvamos de esquiar. Asimismo, sin salir del hotel podemos ir a tres bares y un restaurante. También hay pistas de pádel y zona de juegos infantiles. https://www.youtube.com/watch?v=m5ZlGb6VrPQ   - Hotel Magic Andorra (4 estrellas). Cerramos las recomendaciones de hoteles en Andorra donde aceptan mascotas con este alojamiento en el centro de Andorra la Vella. Ideal para esquiadores, ya que ofrece servicio tanto de guardaesquís como de alquiler de material de esquí, y las pistas no están lejos. Las habitaciones son muy amplias y tienen aire acondicionado y calfacción. En cuanto a las instalaciones comunitarias, hay bar-cafetería con televisión, mesa de billar y ordenadores con conexión a internet. Asimismo, hay un restaurante buffet con platos de Andorra e internacionales. Te agradará saber que el hotel tiene spa con sauna, bañera de hidromasaje y gimnasio.

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.