Ofertas de esquí, escapadas de aventura y relax

Somos especialistas en viajes y ofertas de esquí. En Estiber.com encontrarás un sinfín de ofertas para esquiar en Andorra, Alpes, Pirineos, Sierra Nevada y muchas otras estaciones de esquí. Elige destino y fecha y encuentra los mejores packs de Hotel + Forfait. Y además de ofertas de ski, para el verano encontrarás cientos de escapadas de aventura.

loading gif

Inspiración para tu próximo viaje

loading gif

Tipos de tabla de snowboard ¿Cuál te conviene más?

Te encanta la nieve, pero no le acabas de ver la diversión a eso de esquiar; tú eres más de surfearla a bordo de una tabla. Después de unas cuantas escapadas a la nieve alquilando una tabla, ya te has comprado todo el equipo para la temporada de nieve ya te has cansado de hacer cola y de tener que estar probándola para que se adapte a ti; o quizás, después de haber decidido que vale la pena ya jubilar la vieja que tienes, ha llegado la hora de comprarte una nueva tabla de snowboard ¿Hay diferentes tipos de tabla de snowboard? ¿Qué debes tener en cuenta? Hay quien dice que la tabla debe ajustarse a la personalidad del rider; no sabemos cómo eres, pero sí te vamos a ayudar a elegir en base al estilo que prefieras. De ello dependerá que sea clásica, invertida, plana o combinada. ¿Cuál es la tuya? Consulta esta guía. https://www.youtube.com/watch?v=4le6xM5BVQI Tablas de snowboard por estilos En primer lugar, al igual que para elegir tipos de esquís, para elegir tu tabla de snowboard debes analizar qué estilo es el que más te gusta o el que practicas con más frecuencia, para ajustar tu nueva tabla de snowboard a lo que más hagas. Una tabla u otra puede variar bastante en función de si haces más snow fuera o dentro de las pistas de las estaciones de esquí. Las dividimos así: Tablas de snowboard tipo All-Mountain Se trata de las tablas de snow más polivalentes del mercado, para los que les gusta todo y les da igual estar en pistas, en fuera pistas o en el snowpark. También se las conoce con el nombre de "All Terrain" porque son eso, todo-terreno. Si no te quieres (o no puedes) gastar el dinero en más de una tabla de snow, esta es la mejor opción. Al igual que para los esquís all mountain, una de las modalidades de esquí más apreciadas, las tablas también se han adaptado para cubrir todo tipo de bajadas. Tablas de snowboard para freestyle Son cortas, con un ancho de patín medio y bastante flexibles. Estas tablas responden muy bien a los movimientos y con ellas tendrán un buen resultado en pistas. Están específicamente diseñados para pasar horas en el snowpark, en los parques de nieve con rails, cajones, saltos y half-pipe. Las tablas de snowboard pensadas para la práctica del freestyle son sintéticas y simétricas, es decir, tienen la misma forma en los dos extremos, de manera que te puedes girar y manejarlas en ambas direcciones. Son las tablas más comunes para un rider medio. Tablas de snowboard para freeride Las distinguiréis fácilmente porque tienen una cola más corta y estrecha que la parte delantera, de manera que, al contrario que las tablas de freestyle, estas no tienen la misma versatilidad y son adecuadas para usar en una única dirección. Se trata de tablas más anchas, más largas y más rígidas, por lo que son poco recomendables para los que pasáis muchas horas en pistas de estaciones de esquí o en snowparks. Como ves, son tablas muy específicas y que requieren un nivel elevado de snowboard para saber manejarlas en fuera pistas, además de uno de los tipos de nieve concreto, que se presenta después de nevadas, la más buscada "nieve polvo". Tablas de snowboard alpinas Son las tablas de snow más rígidas que podemos ver en el mercado. Están específicamente diseñadas para lograr grandes velocidades y, para usarlas, nos tenemos que poner unas botas bastante duras, más parecidas a las que nos ponemos para esquiar que para practicar snowboard. Estas tablas son alpinas y son para los que buscan agresividad, tanto en velocidad como en conducción, en pista o en competición. Las alpinas son tablas recomendadas solo para los más expertos. Tablas de snowboard Splitboard Estas sí que son exclusivamente para expertos y grandes apasionados de surfear la nieve en la montaña. Son un tipo de tablas de snowboard peculiares que se dividen en dos y que permiten girar las fijaciones para que puedas subir de frente, como si se tratara de unos esquís -uno para cada pie, de manera independiente- y después se pueden juntar para lanzarse al descenso. Camber o Rocker Snowboard ¿Qué tipo de snowboard te conviene? Además del estilo que practicas, para saber que tipo de tabla de snow necesitas comprar , o incluso regalar a un fanático de la nieve, entra en juego la forma de la tabla. La "camber" es, básicamente, la forma que tiene. Aunque al principio solo había un par de modelos, el tiempo y la investigación para encontrar otras formas óptimas para diferentes prácticas han hecho que hoy la forma de la tabla sea un quebradero de cabeza más a la hora de elegirla. Pero no te preocupes, porque estamos aquí para ayudarte. Estas son las que te encontrarás en el mercado: Camber tradicional. Es la forma de la tabla de toda la vida, con una ligera elevación en la mitad. Aunque algunos dicen que ya está pasado, lo cierto es que la camber tradicional es lo más adecuado para los que no quieren perder respuesta a sus movimientos ni agarre en diferentes tipos de superficie. Son de las más estables y versátiles; ahora bien, no son las más recomendables para los debutantes en el snow. Flat camber o Camber cero. Son tablas completamente planas, de manera que no da sustos: sabemos siempre cómo se va a comportar sobre el terreno. Para los que quieren hacer trucos de freestyle y lograr un buen agarre y control de la tabla. Presentan una gran estabilidad. Si se desaconseja para algo, es para hacer ollies y pops. Camber combinado o Doble camber. Aquí se combina el camber tradicional y el invertido, motivo por el cual también se le conoce como híbrido. Si quieres una sola tabla que sea versátil y te responda bien tanto para bajar por pistas como para practicar trucos en swowpark y para lanzarte a aventuras en fuera pistas, esta debería ser tu elección. Son de lo más versátil que encontrarás en el mercado. Reverse Camber o Camber invertido. Es todo lo contrario a la tabla de snowboard con camber tradicional: está invertido y también se le conoce con el nombre de "rocker". Tienen una especie de forma de plátano, que la hace ideal para iniciarnos en el mundo del snowboard: en las curvas, en el freestyle, en los trucos en pista y también en las disfrutonas bajadas por nieve polvo. Una buena tabla para debutantes, aunque no todo son aspectos positivos: no tienen tan buena estabilidad y agarre como otras tablas que hemos visto. TBT (Triple Base Technology) o EasyRider. Se trata de un tipo de snowboard que se parecen mucho al camber tradicional, pero tiene levantada la parte externa del canto. ¿Para qué? Esta forma ayuda a que la tabla se quede menos enganchada, sin dejar de ofrecer el agarre del camber tradicional. Unas características que van muy bien para los que se centren en hacer jibbing y en surfear por las pistas. Formas que pueden tener las tablas de snowboard (shape) Por último, vamos a hablarte de las diferentes formas que puede tener la tabla, lo que en la jerga se conoce como "shape". Hay muchas, pero tres son las que más veremos en el mercado: True Twin Tip. Son tablas de snowboard totalmente simétricas, que reaccionan de la misma manera si bajas de manera normal o si bajas de switch. Esto las hace ideales para saltos y barandillas. Directional Twin. Suelen tener el stance un poco retrasado o el camber algo distinto. Son tablas con la cola y la parte delante diferentes, algo que puede variar mucho en función del fabricante. Directional. Son tipos de tablas para ir en una sola dirección, ya que la parte delantera es más ancha y es muy diferente de la trasera. El camber también suele ser asimétrico.

Descubre el mercadillo de Navidad en Andorra: El Poblet de Nadal

"Oh, blanca Navidad, sueño, y con la nieve alrededor...". Eso canta el villancico, y aunque en muchos sitios a finales de diciembre es difícil ver nevar, los copos forman parte de la Navidad, oficialmente, en el imaginario popular. Si vives en una de esas ciudades donde raramente vayas a ver nieve en estas fechas (y quizás, tampoco en todo el año) y quieres experimentar unas fiestas navideñas diferentes y mágicas, no te puedes perder un viaje a Andorra en Navidad, y en especial el mercadillo de Navidad en Andorra. Este pequeño país ubicado en el corazón de los Pirineos queda cubierto por un halo muy especial estos días. Son muchos los planes que podemos hacer con niños en Andorra por Navidad  como, por supuesto, ir a esquiar en Andorra en estaciones como Grandvalira, Pal-Arinsal u Ordino-Arcalís. Pero hoy nos vamos a centrar en uno de los principales atractivos de Andorra durante las fiestas navideñas: el 'Poblet de Nadal' o 'Aldea de Navidad' que se celebra en la capital, Andorra la Vella. Acércate a un pueblo mágico que vive de la ilusión y de los sueños de los más pequeños, pero que también sorprenderá a los adultos. Una experiencia única con una duración muy concreta: del 25 de noviembre al 31 de diciembre. Te explicamos todos los detalles para que sepas qué hacer en esta cita tan especial. https://www.youtube.com/watch?v=4JQSRjSOmQk   ¿Qué es el Poblet de Nadal de Andorra? El Poblet de Nadal de Andorra es la marca con la que se aglutinan todas las actividades relacionadas con las fechas navideñas en Andorra la Vella. Ofrece un amplio programa con espectáculos, ferias y mucho más, que arranca el 25 de noviembre con el encendido de las luces, la inauguración del mercado y un doble castillo de fuegos artificiales simultáneo. En pocas palabras, con el Poblet de Nadal la ciudad de Andorra la Vella se convierte en una especie de aldea totalmente tematizada con elementos navideños. Sus calles se transforman y se llenan de espíritu navideño, como si estuviérais en un cuento. Todo lo que tiene el Poblet de Nadal de Andorra El Poblet de Nadal nos trae muchas ideas de Navidad en Andorra para disfrutar en familia y también con los amigos. Esto es todo lo que nos propone: El Mercat de Nadal. Feria navideña o mercado de Navidad de Andorra por excelencia, ubicada en la plaça del Poble. Es el lugar perfecto para hacer nuestras compras navideñas, desde decoración hasta artesanía y regalos para esquiadores. Abre del 25 de noviembre al 31 de diciembre; en general, los fines de semana y festivos, abre todo el día, y los jueves y viernes solo por la tarde. Consulta el horario concreto de tu visita para ir a lo seguro. Pista de patinaje. Es la gran novedad de este año, con una superficie de 200 metros cuadrados. Abre en el mismo horario que el mercadillo de Navidad de Andorra, pero cierra de 14h a 16h. "Neret after shopping". Se trata de un espacio gastronómico muy especial en el mismo mercado, donde degustar productos locales de la mano de chefs de la zona, acompañado de música en directo (grupos y DJ's). Hay desde nachos, hasta empanadas argentinas y buenos bocatas de autor. El taller de los "menairons". Los fines de semana se plantean 25 micro-propuestas dirigidas a peques de 4 a 7 años, como cuentos, teatro, música, talleres de danza, papiroflexia o reciclaje. Pedagógicos y muy divertidos para disfrutar de las vacaciones. Espectáculos itinerantes. Son una de las grandes atracciones del Poblet de Nadal de Andorra. Se trata de exhibiciones de gran formato que salen en días determinados de la avinguda Meritxell y concluyen en la plaça Príncep Benlloch. Estos son los espectáculos de 2022 (todos ellos comienzan a las 18.30h): el 25 de noviembre, "De Peluix", espectáculo inaugural de la mano de E fímer; el 26 de noviembre, "Per-Q", de Close-Act Theatre; el 3 de diciembre, "Fiers à Cheval", de Quidams; el 7 de diciembre, "L'envol", de Remue Ménage; el 10 de diciembre, "Universe", de Carromato; y el 17 de diciembre, "Aquiles", de La Fam teatre. Si tenéis la oportunidad de ir a alguno, acudid porque realmente vale la pena. La Oficina de Correos Mágica. Si vais a pasar la Navidad en la nieve, lejos de casa, a los peques igual les preocupa si Papá Noel les encontrará para darles sus regalos (si se han portado bien, claro). Pero él siempre les encuentra y, para facilitar el contacto, Andorra la Vella ha montado una oficina de Correos que hace de enlace entre los niños y niñas y Papá Noel y Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente. Los "Menairons", personajes fantásticos autóctonos, reciben las cartas con sus deseos en la plaça del Poble, los sábados y domingos de 12h a 14h y de 17.30h a 20h, y entre semana, los días de apertura del mercadillo. También volverán a abrir la parada los días 2, 3 y 4 de enero de 17.30h a 20h. Magic selfies. Además de la plaça del Poble, el espíritu navideño envuelve toda la ciudad de Andorra la Vella. Descubre los "magic selfies", rincones de lo más entrañables con postales de Navidad en Andorra, donde haceros un selfie. Estos son los espacios preparados con cariño: "El pessebre d'Andorra la Vella", en la calle Príncep Benlloch, 3; "El bosc animat", en la plaça Rebés; "Un Nadal sobre rodes!", en la plaça Guillemó; "El museu selfie de Nadal", en la misma plaça Guillemó; "El Tió de Nadal", en la avinguda Meritxell, 10; "La gran corona", en la avinguda Meritxell 112; "La fàbrica de caramels", en la avinguda Meritxell, 10; "L'osset de Peluix", en la avinguda Meritxell, 10; "L'arbre de Nadal", en la plaça de la Rotonda; y "La bola i el trineu de Nadal", en la plaça del Poble. Actividades de Navidad en Andorra Además de lo anteriormente mencionado, el mercadillo de Navidad de Andorra, los espectáculos y resto de espacios que ha preparado Andorra la Vella para vivir como nunca la Navidad, os esperan otras actividades para estos días. Parc de Nadal. Un parque de atracciones que encantará a los más pequeños de la casa, con Carrussel y Trenet de fantasía. Está entre la avinguda Meritxell y Riberaygua. Consultad el horario de apertura de los días de vuestra escapada. El juego de los Menairons. Los niños y niñas más aventureras podrán participar en este juego completamente gratuito en el que se les reta a encontrar los cinco menairons que se esconden por Andorra la Vella. Quienes los encuentren, ¡recibirán un regalo! El mapa con las pistas y toda la información necesaria está en la Oficina de Turismo de la plaça de la Rotonda y en la caseta de información del Mercat de Nadal en la plaça del Poble. Carrera "El petit Santa Claus". El 17 de diciembre a las 17h podrán participar los peques en una carrera en el Estadio Comunal Joan Samarra Vila, que concluye con la entrega de la carta a Papá Noel. Visita a Papá Noel. En persona, llega el 24 de diciembre a las 18h a Andorra la Vella. Este gran evento está acompañado de un bonito pasacalles. Cabalgata de los Reyes Magos de Oriente. El 5 de enero, como marca la tradición, Sus Majestades se acercan a Andorra la Vella y son recibidos con un desfile donde no faltarán los caramelos.

Los 10 mejores regalos originales para esquiadores

¿Tienes un amigo, familiar o pareja loco o loca por la nieve y el esquí? Se acercan las fiestas navideñas y quieres sorprenderle con algo que realmente necesite o que le vaya bien para su afición favorita y no quieres fallar. ¿Qué se le regala a un esquiador o esquiadora? Más allá de unos buenos esquís, ¿hay regalos para esquiadores que pueden ser útiles en las pistas o en la montaña? Por supuesto que sí. Y hay elementos para todos los presupuestos. Tanto si te quieres gastar mucho dinero porque esa persona es muy especial para ti, como si tu bolsillo está más ajustado, hay cosas que encantarán a todo esquiador o esquiadora que se precie; y si algo es un poco más caro de lo previsto, piensa que siempre podéis pagarlo entre varias personas. Estas son nuestras ideas de regalos para esquiadores para la Navidad o para cualquier otra fecha especial, como puede ser un cumpleaños. Sea lo que sea lo que elijas, ¡seguro que le encantará! Un kit de encerado para esquís [caption id="attachment_6853" align="alignnone" width="750"] Fuente: Glisshop[/caption] Para los esquís o para todos los tipos de tabla de snow. Es un regalo que siempre le va bien a un esquiador o esquiadora, de los que son necesarios y no chorradas para quedar bien. Permite mantener el material en buenas condiciones, algo esencial para alargar su vida útil. Lo normal es que traigan todo tipo de objetos para facilitar la faena, como piezas de encerado y afinación con cera, cera de hierro, biseles de esquís, piezas PTEX, papel de lija para pulir los bordes de las palas, rascadores de metal, almohadillas y otros elementos. En el mantenimiento de los esquís, como en todo, el abanico de precios es muy variado, en función de la cantidad de objetos que lleve y de la marca del fabricante, pero tienden a oscilar entre los 50 euros y los 120 euros. Otra idea similar es una plancha para encerar, es decir, para aplicar cera en la suela de los esquís o de la tabla, con termostato y muy fácil de utilizar (las más baratas cuestan alrededor de 40 euros). Funda para esquís [caption id="attachment_6860" align="alignnone" width="750"] Fuente: Decathlon[/caption] Otro elemento muy práctico para los esquiadores: un sistema para transportar el material sin necesidad de llevar una gran mochila. Como si fuera una funda para la guitarra, vaya. Lo mejor de este regalo de esquí es que es barato y asequible: por unos 15 o 20 euros ya puedes comprar una que da más que buenos resultados. Si te sabe a poco, puedes completarlo con un bolso para guardar las botas de esquí, que si no tiene, también le vendrá muy bien. Así como elegir y comprar los esquís adecuados para alguien es algo mucho más personal, regalar una funda de esquís siempre es un acierto y tiene poco margen de error. Ropa de esquí Es cierto que entramos en terreno peliagudo: primero, porque la elección de la ropa de esquí y material que debemos llevar a la nieve es muy personal y algunos son muy exigentes; segundo, porque es bastante caro (aunque podemos comprarlo entre varios); tercero, porque hay que saber la talla del destinatario y qué necesita realmente para que no se le acumulen cuatro chaquetas para esquiar en el armario. Algo que siempre se agradece son los complementos: unos buenos guantes para esquiar (si quieres sorprender y no te importa el dinero, se venden unos con tecnología wireless para manejar el móvil sin quitarse los guantes por unos 250 euros) una braga para el cuello -hay algunos diseños originales y con precios variados- o un gorro bonito. Los calcetines para esquiar también son un acierto, ya que con el uso se desgastan mucho y nunca está de más tener de sobra, y son asequibles. Ropa para el après-ski Los esquiadores y esquiadoras no van a la nieve solo para descender por pistas o palas sin parar; un momento fundamental de los viajes a la nieve es el llamado 'après-ski', cuando cierran las pistas. Es entonces cuando van a tomarse un chocolate calentito o una cerveza en una terraza con música, viendo el espectacular entorno de montañas nevadas. De nuevo, nos enfrentamos a un mundo muy personal, pero si conocéis bien a quien recibirá el regalo, seguro que le alegráis el día. Cada vez hay más après-ski de moda y hay muchas marcas con buenas colecciones, por ejemplo, SkiDress, con prendas apropiadas para llevar tanto en pistas como en la ciudad.   Un pack con cremas hidratantes El sol y el frío hace que la piel y los labios sufran mucho en la nieve y se resequen. ¿Qué debería llevar el pack? Lip balm, crema solar facial antimanchas, hidratante, tónicos y crema de manos. Importante que lleven protección solar, porque aunque no van a la playa, en alta montaña la radiación ultravioleta es espectacular.   Un secador de botas de esquí [caption id="attachment_6861" align="alignnone" width="750"] Fuente: Decathlon[/caption] Un regalo para esquiadores de lo más práctico: le asegurará que cuando vuelva a las pistas de esquí, las botas estarán secas, y es que no hay nada más desagradable que ponérselas y descubrir que siguen mojadas o húmedas. El aire caliente de estos aparatos seca las botas de forma progresiva y nada agresiva, elimina la humedad y también los olores e impide la acumulación de bacterias. Le encantará, seguro, y no te costará mucho dinero: los más baratos cuestan alrededor de 20 euros. Una cantimplora para esquiadores Es un regalo para esquiadores que puede parecer poco espectacular, pero es muy útil y siempre va bien. Los que hacen escapadas de freeride y son amantes del café, también agradecerán un termo. Es una opción sostenible para mantenerse hidratados y en la actualidad hay muchos diseños e incluso, si queremos sorprender, podemos comprar una botella reutilizable personalizada en tiendas especializadas. Una cámara deportiva, un clàsico en regalos de esquí ¿Qué sería de nuestras hazañas deportivas si no las compartiéramos con el resto del mundo? Igual que en otros deportes, a los esquiadores y esquiadoras también les gusta posturear en las redes sociales. Una cámara deportiva -tipo GoPro- es un acierto seguro como regalo de esquí. Mira que pueda grabar en 4K o al menos 1080p para asegurarte de que la calidad de la imagen cuando baje por las laderas tenga un mínimo de calidad. Aquí hay precios para todos los bolsillos, ya que las calidades y las marcas varían mucho: desde los 50 euros ya podemos encontrar algo aceptable y podemos llegar hasta los 400 euros. Skiball, un regalo para esquiadores de lo más original https://www.youtube.com/watch?v=ySB67SYqqQI&t=6s Se trata de un sistema innovador para llevar los esquís y con el que seguro que sorprendéis al esquiador o esquiadora al que se lo regaléis. Pone una bolita en el extremo trasero de los esquís, de manera que ya no hay que cargarlos al hombro, sino que se pueden arrastrar como si fuera un carrito de la compra. Ahora bien, es un regalo para esquiadores delicado, ya que la decisión de colocarlos es muy personal, ya que exige hacer dos pequeños taladros en los esquís. Nada exagerado, pero ya sabemos que hay puristas a los que no les gustará mucho la idea. Un reloj inteligente Hay muchos modelos, para que sean útiles para un esquiador debemos fijarnos en que tenga GPS y otros sistemas de geolocalización, a ser posible, para saber los datos de la jornada de esquí (velocidad, distancia recorrida, etc.), así como poder enviar una localización exacta en caso de emergencia; altímetro para saber en todo momento en qué punto se encuentra; que sea resistente; que envíe alertas meteorológicas, para estar al tanto de cómo evolucionará la meteo durante el día; que permita hacer llamadas sin tener que sacar el móvil; que tenga brújula y mapas; que tenga una buena autonomía; y detector de caídas, entre otras funciones. Es uno de los cinco gadgets que más han triunfado y los hay de hasta 500 euros.  

10 planes con niños para pasar la Navidad en Andorra

La Navidad es, seguramente, el periodo de vacaciones más mágico del año. Es un momento para juntarnos con la familia y con otros seres queridos, para compartir tiempo juntos, para echar la vista atrás y reflexionar de cara al próximo año. En esta época, un toque de nieve le da un toque todavía más especial. Así que, ¿por qué no hacer un viaje en familia en Navidad al llamado "país de la nieve", es decir, Andorra? Aunque Andorra es un destino que no falla nunca porque siempre tiene propuestas para disfrutar de la naturaleza, es cierto que el invierno es su punto fuerte: en el corazón de los Pirineos, montañas que en estas fechas lucen preciosas cubiertas con el manto blanco de la nieve, es un lugar perfecto para pasar la Navidad en familia o con los amigos. Además de contar con el entorno y paisaje perfecto para las fiestas navideñas, podemos encontrar muchos planes para pasar la Navidad en Andorra. Y, por supuesto, no podemos olvidar que Andorra cuenta con grandes estaciones de esquí como Grandvalira, Pal-Arinsal y Ordino-Arcalís, para los que quieren pasar la Navidad en la nieve. Estas son las 10 mejores propuestas. ¡Toma nota y vivid unos días inolvidables!   https://www.youtube.com/watch?v=qtXAEPp1sso   Disfruta del 'Poblet de Nadal' Un plan imprescindible para los que viajáis en familia a Andorra en Navidad, es una visita al espectacular 'Poblet de Nadal' que se monta en la capital del país, Andorra la Vella. Se trata de una feria navideña con un programa muy completo que está en marcha del 25 de noviembre al 31 de diciembre. Se desarrolla por diferentes espacios de la ciudad, con espectáculos, actividades y talleres para adultos, niños y niñas. No falta oficina de correos mágica de los "menairons", un "tió" o una pista de patinaje. Uno de los puntos fuertes del 'Poblet de Nadal', el mercadillo de Navidad de Andorra es el Mercat de Nadal, en la plaça del Poble, un mercado navideño que abre las tardes de los jueves y viernes, así como todo el día los fines de semana y días festivos. Aquí también podremos acudir al "Neret after Shopping", que es un espacio gastronómico con productos locales y chefs del país y música en directo, todo en un ambiente tipo chill-out muy agradable. Conocer a Papá Noel en Andorra Papá Noel no se olvida de que muchos niños y niñas pasan la Navidad en Andorra, de manera que también se acerca con su trineo por sus calles. Ha dado ya el aviso de que visitará las diferentes parroquias de Andorra entre el 22 y el 24 de diciembre, como Andorra La Vella, Canillo o Soldeu. Y es que a Papá Noel también le gusta esquiar... por lo que os dará alguna sorpresa en las pistas de esquí. Allí los peques podrán entregarle directamente las cartas con sus deseos. Un plan muy emocionante es visitarlo por la noche a la Cabaña Piolet, donde se aloja, en el sector de Grau Roig. Un guía os acompaña hasta allí, en medio del bosque del Montmalús, desde el aparcamiento. Os recibirán por todo lo alto, con un aperitivo con productos de la zona. Hay que reservar previamente. Visita los pesebres de Andorra Hay belenes o pesebres montados por todo el país, para pasear y tomarnos algo en los alrededores. Sin duda, el más famoso es el de Canillo: es el más grande y os sorprenderá con más de 200 figuras de tamaño real al aire libre y con más de 30 escenas relacionadas con el nacimiento del niño Jesús. Se reparten por las calles más concurridas del pueblo, como el paseo Carlemany, el casco antiguo, la plaza de Sant Cerni o el molino de harina en la calle mayor (el nacimiento está en la iglesia de la Santa Creu). Se puede visitar del 2 de diciembre al 15 de enero. Descubre la magica de los desfiles de Andorra la Vella En el marco de la Navidad en Andorra, la capital acoge -además del citado 'Poblet de Nadal'- diferentes espectáculos itinerantes que recorren las principales arterias de la ciudad. Es de lo más esperado en fiestas por su espectacularidad (son de gran formato). Van de la avenida Meritxell hasta la plaza Príncep Benlloch y estas son las fechas: el 25 de noviembre, 'Peluix' (espectáculo inaugural); el 26 de noviembre, 'Per-Q'; el 3 de diciembre, 'Fiers à Cheval'; el 7 de diciembre, 'L'envol'; el 10 de diciembre, 'Universe'; y el 17 de diciembre, 'Aquiles'. ¡Esquía en Andorra en Navidad! Entre las ideas de Navidad en Andorra en familia o con amigos, no podía faltar pasar unos días en las impresionantes estaciones de esquí del país. Los Pirineos se tiñen de blanco en estas fechas y es un gran momento para disfrutar de sus pistas: en la enorme estación de Grandvalira o en las menos conocidas, la estación de esquí familiar de Pal-Arinsal y más extraordinaria y salvaje estación de esquí de Ordino-Arcalís. Hay recorridos con diferentes niveles de dificultad, así que no importa si alguien nunca se ha puesto las botas. Además, se hacen actividades especiales para las fechas navideñas y hay cursos especializados en el público infantil, por lo que los peques también se lo pasarán en grande. Actividades en la nieve En la nieve la única actividad que podemos practicar no es el esquí y el snowboard. Las mismas estaciones de esquí nos lanzan unos cuantos planes para Navidad en sus pistas, como recorrer las montañas nevadas en trineos tirados por perros (mushing), hacer paseos a bordo de motos de nieve en Andorra, dar una vuelta en raquetas de nieve, vuelos panorámicos en helicóptero, participar en talleres de construcción de iglús e incluso seguir esquiando por la noche en Grandvalira, bajo la luz de la luna, algo que se ofrece en Pas de la Casa – Grandvalira. Hay ideas para todos los gustos. Relax en Navidad en Andorra Después de tanto ajetreo, deportes en la nieve, horas de pie paseando por mercadillos navideños, etc., también llega el momento de regalarnos un espacio de paz, tranquilidad y descanso. Así que uno de los planes para Navidad en Andorra que no puede faltar es una sesión en el spa de Caldea, el centro termal más reconocido del sur de Europa situado en Escaldes Engordany. En este balneario hay un espacio para cada ocasión: Termolúdico, el espacio de Inúu, Orígenes y Likids (solo para niños y niñas, a partir de 3 años). Descubre las iglesias románicas de Andorra No es un plan específico de Navidad, pero sí un imprescindible si te gusta conocer la historia de los lugares que visitas. Hay muchas cosas que hacer en Andorra pero la arquitectura románica con montañas nevadas como telón de fondo es una estampa que no deberías perderte. Son muchas las que podremos conocer, como Sant Miquel d'Engolasters, Sant Climent de Pal, Sant Martí de la Cortinada o Sant Joan de Caselles. Una buena excusa para hacer algo de turismo por pueblos de Andorra con mucho encanto. Un día en Naturland El parque de atracciones en la montaña de Naturlandia, en Andorra, es otra propuesta para pasar un día de estas fechas navideñas. De diciembre a abril, este espacio multiaventura nos ofrece entradas con actividades para todo el día: bajadas en su popular Tobotronc, tirolina, paseos guiados en raquetas de nieve, trineos, circuito de buggy y Airtrekk. Se incluye el material necesario para practicarlas. Irte de "shopping" por Andorra Las calles se decoran con iluminación y motivos navideños, pero, ¿Qué sería la Navidad sin las compras en Andorra? Como todo el año, en este pequeño país te esperan grandes centros comerciales, entre los que se encuentra el nuevo centro comercial Epizen de Andorra, en los que podremos aprovecharnos de muchas gangas en productos de calidad. En estas fechas, eso sí, sus pasillos estarán ambientados con villancicos.  

Los 5 restaurantes en Grandvalira que debes probar

Has decidido ir a esquiar a Grandvalira. Sabia elección, ya que es una de las mejores estaciones de esquí de los Pirineos y de Andorra. Tiene un espectacular dominio esquiable de 210 kilómetros, que nos garantizan mucha diversión y retos diferentes durante mucho tiempo, por lo que es un buen destino para dedicar una semana de esquí y así aprovechar todos los restaurantes de Grandvalira. Una cuestión muy importante cuando vamos a las pistas de esquí, y a la que a veces no le damos la importancia que se merece, es la alimentación en pistas. Para que te hagas una idea, una mujer consume alrededor de 400 Kcal por hora de esquí, lo que vendría a ser unas 1.600 Kcal por jornada (no salen las cuentas con todas las horas que están abiertas las pistas porque no estamos esquiando todo el rato sin pausa, ya que hacemos paradas para tomar algo, para hacer cola, para subir a los remontes, etc.); un hombre todavía quema más, unas 500 Kcal por hora y unas 2.000 Kcal por día esquiando. Así que, como ves, es importante la cantidad y la calidad de lo que comemos en un viaje a la nieve. La excelencia de la estación de esquí de Grandvalira se ve en la gran cantidad de pistas y en lo bien cuidadas que están, pero también se aprecia en sus servicios. Entre ellos, los puntos de restauración de Grandvalira. Podemos encontrar muchos puntos para comer algo, variados en su oferta y precio, desde exquisitos menús a la carta hasta establecimientos tipo self-service y puestos de venta de comida rápida, como hamburgesas y bocadillos -de alta calidad, eso sí-. Para que aciertes y te alimentes bien en tu escapada de esquí a Andorra, te hemos preparado una lista con el TOP 5 restaurantes que no te puedes perder. 1. Cala Bassa Costa Rodona, uno de los restaurantes más emblemáticos. El antiguo restaurante Costa Rodona de Grandvalira se transformó con la llegada de Cala Bassa Beach Club, uno de los más populares de las Islas Baleares. Los nuevos propietarios revolucionaron el concepto del espacio, que ahora cuenta con un Snow Lounge en Pas de la Casa y un toque muy mediterráneo, sin olvidar la cocina típica de la montaña pirenaica. En este restaurante nos chuparemos los dedos, literalmente. Nos esperan arroces de lo más deliciosos, desde unos con carne de matanza de animales de la zona hasta arroz de marisco. Igualmente, se sirven entrecots y chuletas de carne de calidad. No faltan hamburguesas hechas con ternera de Andorra, ensaladas muy completas, ni un tono ibicenco que veremos en las aceitunas. Los postres tampoco defraudan: no dejéis de probar la Greixonera. El Cala Bassa Costa Rodona de Grandvalira tiene servicio de interior, que agradeceremos mucho en los días fríos, y también de exterior, en una terraza con fantásticas vistas a los Pirineos que podemos aprovechar cuando salga el sol, equipada con mesas, hamacas y sofás y música DJ. Por supuesto, una buena alimentación debe ir acompañada de buena bebida: aquí tienen excelentes vinos y se sirven gin-tonics muy bien hechos. Podemos reservar cenas de montaña, solo bajo reserva previa. 2. Refugio del Llac de Pessons de Grandvalira En las orillas de este lago, en el sector de Grau Roig de Grandvalira, podemos comer en uno de los mejores restaurantes de la estación de esquí (y casi de Andorra). Un refugio muy acogedor con sabrosos platos de cocina tradicional, como trinxats a la andorrana, escudella, huevos estrellados con jamón ibérico, carne de Kobe y Angus a la brasa, espaldas de cordero o asado de tira a la piedra de pizarra. Podemos maridarlo todo con vinos de buena calidad. En la terraza exterior nos espera una sorpresa muy agradable: podremos pedir ostras Amélie y acompañarlas con un delicioso champagne. Para una experiencia única, reservad una cena con menú delicatessen, con productos de alta gama que enamorarán a los más exigentes. El postre está a la altura del resto de la carta: el maestro pastelero Christian Escribà se encarga de preparar unos deliciosos dulces que, además, os sorprenderán porque están muy vinculados al mundo de la nieve, la montaña y su entorno. Los nombres ya dan algunas pistas: Pista Negra, para los locos del chocolate; La bola de nieve; o el Alud. Otra cosa que nos encanta de este restaurante de Grandvalira es su arquitectura y ubicación. Es una típica borda andorrana, con un ambiente muy acogedor, y a 2.350 metros de altitud, junto al lago de Pessons y abrazado por el circo de origen glaciar de Colells. Os encantará comer aquí. 3. L'Abarset, el restaurante con más ambiente de Grandvalira Este espacio mítico del après-ski en Andorra y en los Pirineos, es también uno de los imprescindibles para comer o cenar en Grandvalira. Lo encontraremos a pie de pistas, en la zona de aparcamiento del telecabina El Tarter. Abre a primera hora para servir desayunos, siguen con comidas y cierran con cenas. Así que cualquier momento del día es bueno para dejarnos seducir por un restaurante que es mucho más que eso; aquí se juntan la alta gastronomía, los buenos cócteles, la música y la fiesta, y una decoración increíble, inspirada en la naturaleza.   https://www.youtube.com/watch?v=GWaAtZ0ytf4 Este restaurante de Grandvalira arranca el día con fuertes desayunos de montaña, de los que se comen con tenedor; prosigue con una vermutería, al medio día, para tomar tapas acompañadas por buenos vinos; continua con un "après-ski & tapas", para picar tras el cierre de las pistas; y podemos acabar el día cenando de carta, con platos de cocina local en los que no falta la caldereta de ciervo, las fondues de queso ni los postres caseros, todo a unos precios más que asumibles. A partir de las 18.30 horas comienzan las sesiones de DJ. 4. Restaurante Arrosseria Pi de Migdia El nombre de este restaurante de Grandvalira no es casual, se lo debe a un pino que está en el Pla de Ribaescorjada, muy cerca del establecimiento. Tiene un gran simbolismo, ya que los pastores lo utilizaban como una especie de reloj solar, para saber cuándo era mediodía. El restaurante está junto al telecabina de El Tarter de Grandvalira, a 2.100 metros de altitud. Para acceder a esta zona hay que tener forfait o también puedes llegar esquiando. La cocina de esta arrocería es de lo más exquisita. Entre los entrantes, hay jamón y ostras, y como plato principal, arroces que van desde arroz con setas y foie hasta arroz caldoso de bogavante, carnes al horno y pescado fresco. Si las pistas de esquí os han dejado con hambre, este es un buen lugar para llenar al estómago con sabores genuinos. También se sirven cenas de montaña para grupos con reserva previa. 5. Restaurante Roc de les Bruixes, un restaurante rústico en Grandvalira Cerramos el TOP 5 con los mejores restaurantes de la estación de esquí de Grandvalira en Andorra con un restaurante familiar a pie de pistas, muy acogedor y con una decoración rústica. Está en el telecabina Canillo, a donde podemos llegar esquiando o enseñando el forfait. No dejéis de pedir platos tradicionales de montaña -es obligatorio probar el trinxat de los Pirineos-, además de carnes cocinadas a baja temperatura y carnes al grill, con un emplatado exquisito. Como no podía ser de otra manera, los postres son caseros. El restaurante Roc de les Bruixes abre de 12h a 15h y ofrece también una magnífica terraza con vistas al valle. Un buen lugar para comer con buena relación calidad-precio.

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.