< Inicio del Blog

Rasos de Peguera: Esquí de fondo cerca de Barcelona

¿Sabías que pasado Berga, a solo hora y media de Barcelona, hay una zona para practicar esquí? Nos referimos a Rasos de Peguera, que es una estación de esquí y parque de nieve en invierno, donde podremos realizar un viaje de esquí para practicar diversos deportes invernales como pasear en raquetas de nieve o deslizarte con trineos.
Vamos a descubrir la historia agridulce de la estación de esquí de Rasos de Peguera que, pese a haber pasado por diferentes dificultades a lo largo de su trayectoria, hoy sigue siendo un punto de encuentro entre los amantes de la montaña en invierno.

 

 

¿Qué pasó con la estación de esquí Rasos de Peguera?

Estación de esquí Rasos de Peguera

La estación de esquí Rasos de Peguera estuvo abierta desde 1975 hasta 2004, aunque ya se esquiaba desde mucho antes, hacia 1908 un grupo de jóvenes ya se deslizó por estas montañas tras haber importado el material de Suiza, marcando el inicio del esquí en Catalunya.

Pese a la buena acogida que tenía esta zona, especialmente de público familiar por su proximidad a la gran ciudad de Barcelona, en 2004 se vio obligada a cerrar por la combinación de dos factores que supusieron su final: la falta de nieve y los problemas económicos.

Muy cerca del municipio de Berga, cuando Rasos de Peguera abrió como estación de esquí se convirtió en la primera de Catalunya. Estaba en un paraje de un relevante valor natural y paisajístico, en el acceso al Espacio Natural Protegido de la Serra d’Ensija-els Rasos de Peguera.

Con los años, y pese a algunas reivindicaciones en la comarca para recuperar la vieja e histórica estación de esquí, se recuperó en 2010 con una forma algo diferente: entonces se convirtió en un parque de nieve con un marcado carácter familiar en el que se puede practicar esquí de fondo, hacer sencillas excursiones con raquetas de nieve y jugar a tirarse con trineos por el manto blanco. En definitiva, en esta estación se pueden practicar distinatas modalidades de esquí. Además, hay un bar-restaurante donde hacer una pausa y resguardarse del frío, tomar algo o comer de caliente. Hoy vuelve a ser la estación que era, con sus itinerarios y pistas.

 

¿Cómo es hoy Rasos de Peguera?

Estación de esquí Rasos de Peguera

Ya recuperada la estación de esquí, está donde siempre. Se encuentra a una altura mínima de 1.825 metros, y máxima de 2.035, estando la base con todos los servicios en Coll de la Creu, a 1.892 metros. En su momento tenía pistas de esquí de fondo, 3 kilómetros de pistas fáciles (verdes y azules) y 2 kilómetros de pistas rojas. En la actualidad, ha recuperado prácticamente todo lo que había entonces, con dos circuitos para recorrer con raquetas de nieve, diez pistas y seis tele-arrastres.

¿Cómo llegar a Rasos de Peguera? La estación de esquí está, viniendo desde Barcelona o desde el sur, pasando el municipio de Berga; tomaremos la salida Berga norte desde la C-16 y después seguiremos por la BV-4241. Pasado el camping Fontfreda y Castellar del Riu, llegaremos a Rasos de Peguera. Está a 114 kilómetros de Barcelona, alrededor de hora y media en coche, y el trayecto está libre de peajes.

¿Qué servicios hay en la estación de esquí Rasos de Peguera?

Estación de Esquí Rasos de Peguera

Pese a lo pequeña que es la estación de esquí de Rasos de Peguera, cuenta con todos los servicios que podemos necesitar para disfrutar con los amigos o en familia de un día en la nieve. Tenemos estas posibilidades:

 

  • Alquiler de material: Es importante ir bien equipado, por ello, debemos tener un equipo de esquí con el que disfrutar de la jornada. En Rasos de Peguera tenemos la posibilidad de alquilar material de esquí o raquetas de nieve, de la mano de Relleus Gent de Muntanya. Y contratar a monitores titulados para que nos orienten y nos acompañen en las escapadas.

 

  • Alquileres de espacios para filmaciones o anuncios: A no ser que tengas una productora o similar, seguramente esto no te interesará. Pero lo señalamos para que sepas de qué va la cosa si te encuentras, el día que vayáis a esquiar a Rasos de Peguera, un montón de cámaras en los alrededores.

 

  • Alojamiento en Rasos de Peguera: El lugar más cercano para dormir en Rasos de Peguera es el Chalet – refugio que hay allí mismo. Está a 1.754 metros de altitud y ofrece 33 plazas, repartidas de la siguiente manera: una habitación compartida con literas para hasta 20 personas y tres habitaciones no compartidas con una cama doble y camas individuales para cuatro o cinco personas. En todo caso, ninguna opción tiene baño privado, por lo que todas comparten duchas y WC. Es posible hacer reserva con alojamiento y desayuno o en régimen de media pensión, con cena (es obligatoria la media pensión fuera de la temporada de verano). Como todo refugio de montaña, se rige por unas normas propias que se alejan de lo que podemos esperar de otro tipo de alojamiento, como un hotel: hay que llevar saco de dormir o sábanas, zapatillas de descanso y material de higiene propio.

 

  • El restaurante de Rasos de Peguera: En la misma estación de esquí está el Chalet – refugio Rasos de Peguera, a 1.754 metros de altitud, con un restaurante exquisito. Ofrece menú al medio día y cenas a la carta, todo con productos de temporada y de proximidad. No es un restaurante al uso y para poder ofrecer los platos con la máxima calidad es imprescindible reservar con antelación y elegir el día de antes el menú. Al medio día solo hay un turno con entre 30 y 40 plazas; para cenar, solo pueden reservar las personas que no se alojan en los días que no está lleno el refugio. El menú para comer va cambiando, pero para que te hagas una idea, suelen ofrecer varios primeros (con ensaladas, carpaccio, salteado de setas, berenjenas rellenas o fondue) y otros tantos segundos (como pollo con gambas, pies de cerdo, botifarra, carrillada de cerdo, entrecots o arroces). La cena es a la 20 horas y se sirven los mismos platos a la carta y también se ofrece una variada carta con vinos de proximidad.

Otros alojamientos cercanos a la estación de esquí Rasos de Peguera

Si lo vuestro no son los refugios de montaña ni compartir habitación con otras personas, tenemos la posibilidad de alojarnos en otros hoteles, pensiones, fondas y casas rurales no muy lejos de las pistas de esquí de Rasos de Peguera:

  • Hotel Ca l’Amagat. Modesto, está en el centro de Bagà, muy cerca de su núcleo medieval. Cuenta con 18 habitaciones, algunas de ella con terraza exterior, todas con baño privado, televisión y teléfono. Además, hay una sala de estar común con un acogedor fuego de leña.

 

  • Els Roures. Unos apartaholetes en Castellar del Riu, muy cerca de Rasos de Peguera, en plena naturaleza del Berguedà. Tiene wifi, restaurante, cafetería, piscina, jardín con terraza, spa y hasta un espacio de granja con animales que encantará a los peques de la familia. En ellos te sentirás como en casa, con una decoración muy rústica, y con todo tipo de servicios.

 

  • Les Fonts. A solo tres kilómetros de Castellar de n’Hug podemos alojarnos en este acogedor hotel familiar, en el nacimiento de Les Fonts de Llobregat, uno de sus grandes atractivos. Desde aquí es muy fácil llegar a las pistas de Rasos de Peguera, pero también de otras estaciones de esquí más grandes como La Molina y Masella (están a 14 kilómetros del hotel). También se facilitan actividades, como excursiones en 4×4, rutas a caballo o rutas con raquetas de nieve.

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.