< Inicio del Blog

Cadenas de nieve, compañero indispensable en tus viajes de esquí

Los amantes de la montaña y los deportes de invierno no podemos olvidar un complemento indispensable en nuestras salidas invernales: las cadenas de nieve. Las cadenas son para nuestro coche el equivalente de lo que los esquís son para nosotros, por tanto, pueden resultar indispensables para poder circular con seguridad en las carreteras de acceso a las diferentes estaciones de esquí.

 

A diferencia de los triángulos de señalización o el chaleco reflectante, las cadenas no son un elemento obligatorio según la Dirección General de Tráfico y no nos pueden multar en caso de no llevarlas. Pero con el tema de las cadenas no es una cuestión de multas u obligaciones es, simplemente, una cuestión de seguridad.

 

Cuando vamos a la nieve, a la montaña o vamos a realizar un viaje que nos obliga a subir y bajar puertos, nos podemos encontrar con carreteras nevadas donde para circular puede resultar obligatorio el uso de cadenas. En estos casos, si no las llevamos nos vemos obligados a esperar el paso de la máquina quitanieves, lo cual nos puede suponer una larga espera o incluso nos podemos ver obligados a dar media vuelta. Para evitar esto y, sobre todo, para conducir con seguridad, nuestras cadenas son un elemento tan importante y necesario como los esquís o el casco.

Cómo y cuándo se deben colocar las cadenas

Las cadenas se tienen que colocar siempre en las ruedas motrices del coche. La mayoría de los vehículos son de tracción delantera, por lo que las cadenas deben colocarse en las ruedas de delante. En los coches de tracción trasera, en las ruedas de atrás. Y para los 4×4 deberían colocarse en las cuatro ruedas, para lo que se debe disponer de dos juegos de cadenas.

 

Hay casos en los que la policía o la guardia ponen un control en el punto a partir del cual deben instalarse las cadenas, sin las cuales no podrás seguir circulando. Si no hay controles, está en tu mano decidir en qué momento las pones, pero debe ser siempre cuando hay una capa de nieve sobre la calzada, nunca antes ya que en ese caso podrías dañar la suspensión del coche.

 

Para colocarlas nos debemos apartar de la vía, ponernos el chaleco reflectante antes de salir del coche y señalizar nuestra posición con los triángulos. También es recomendable usar guantes y abrigarse bien, no olvidemos que estamos hablando de condiciones de nieve y frío.

 

cadena de nieve para el coche

Tipos de cadenas: ventajas e inconvenientes

Calcetines o telas para nieve

De unos años a esta parte se ha popularizado el uso de los llamados “calcetines” para nieve. Se trata de unas telas que, por su composición, facilitan la evacuación del agua y un buen agarre en condiciones de nieve.

 

Ventajas: Su principal ventaja es su sencillez a la hora de colocarlas sobre los neumáticos y su buen agarre sobre superficies nevadas.

 

– Inconvenientes: las telas deben lavarse después de cada uso para eliminar la sal y mantener sus cualidades y se tendrán que renovar con cierta frecuencia (después de un número de usos que suele marcar el fabricante). También conviene saber que no se puede circular con ellas sobre asfalto o tierra porque se deterioran rápidamente, por lo que hay que retirarlas en cuanto la calzada esté limpia.

Cadenas de nieve

Las cadenas de nieve son las clásicas cadenas de metal que se ajustan a las ruedas y facilitan un mayor agarre del vehículo en superficies nevadas.

 

– Ventajas: su principal ventaja -además del precio- es que son muy duraderas y te acompañaran durante muchos inviernos.

 

– Inconvenientes: su colocación es sencilla, pero hay que cogerle el truco, por lo que es más que recomendable que practiques en casa su colocación. Si te encuentras en medio de una nevada, con frío y nervios, intentando colocar las cadenas por primera vez, vas a tener alguna que otra dificultad. También hay que saber que una vez ajustadas, requieren de una segunda parada para volver a apretar las cadenas.

 

Cadenas de tensión automática

Hace poco que han sacado esta versión actualizada de las cadenas que tienen las mismas ventajas que las anteriores, pero añadiendo que se colocan tan rápido y fácil como las telas ya que llevan un sistema que se ajusta automáticamente a la rueda una vez nos ponemos en marcha.

 

Su único inconveniente es el precio, son las más caras del mercado.

Cadenas de tejido

A mitad de camino entre las telas y las cadenas de metal están las cadenas de tejido. Su principal ventaja es que aúna la sencillez de colocación y la durabilidad; como inconvenientes, por un lado, el precio -son caras- y por otro lado que todavía no hay para todos los tamaños de ruedas.

 

cadenas textiles coche

Cadenas Araignées o tipo araña

Se trata de un nuevo diseño que se adapta como una araña a la rueda. Son muy sencillas de usar y muy resistentes, además de tener un agarre excelente en nieve. Su inconveniente es el precio, además de ser caras exigen que se compre también un adaptador para las llantas.

Cadenas líquidas

Se trata de un spray que se aplica sobre la rodadura para facilitar su adherencia en nieve, pero solo están indicadas para zonas con poca nieve y no están homologadas por la DGT, de tal modo que, si es necesario el uso de cadenas y solo llevas el spray, no te dejaran pasar.

Cómo conducir con cadenas de nieve

Una vez puestas las cadenas, sean del tipo que sean, la velocidad máxima a la que se puede circular son 50 km por hora (excepto para las cadenas de tejido que son 40 km/h). La conducción debe ser lenta y cuidadosa, utilizando el freno motor y evitando los cambios bruscos de dirección o velocidad para no dañar ni la suspensión ni las llantas del coche.

Qué cadenas elegir

Las cadenas se deben elegir en función del uso que les vas a dar. Si vas a la montaña de forma esporádica la mejor relación calidad-precio será la de las cadenas de toda la vida, pero si no te apetece practicar en casa como ponerlas, puedes gastar un poco más y decidirte por unas de tela.

 

Si se conduce por la montaña con frecuencia, lo mejor es optar por las cadenas de tensión automática, las de tejido o las arañas, lo que pagas de más en el precio lo amortizaras con el tiempo y el uso.

 

Si tienes la suerte de vivir en la montaña y conducir habitualmente por nieve, entonces lo tuyo debe ser unos neumáticos de invierno que es mucho más práctico que andar poniendo y quitando cadenas cada día.

 

Comparte en redes

Publicado por Viajes Estiber

Ofertas de esquí en Andorra, Alpes, Pirineo y Sierra Nevada. Encuentra ofertas de ski hotel más forfait y viajes de esquí al mejor precio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.