Ofertas esquí fin de Semana Pirineo Catalán

¡Por fin llegó el invierno! Las montañas ya están nevadas y las estaciones de esquí están abiertas. ¿A qué esperas para escaparte a la nieve? Que el dinero no sea una excusa. Con estas fantásticas ofertas esquí fin de semana tendrás más fácil que nunca acercarte a las pistas del Pirineo Catalán. Paquetes de hotel+forfait asequibles para tu bolsillo. ¡Lánzate a la aventura!

Esquiar cerca de casa

Es cierto que un fin de semana no da para mucho. Es muy costoso y poco aprovechable un viaje a, por ejemplo, Los Alpes. Pero entre eso y quedarse en casa sin hacer nada hay un trecho. Aprovecha cada minuto de tu viernes, sábado y domingo pasando un fin de semana ski. ¿Dónde mejor y más cerca que en el Pirineo Catalán? La temporada invernal ya está aquí y las estaciones catalanas ya han abierto sus pistas.

 

Las mejores estaciones del Pirineo Catalán

 

Haz las llamadas que toque y acuerda qué fines de semana os vais a esquiar. ¿Os queréis quedar en el Pirineo Catalán pero aún no habéis decidido la estación? Tomad nota, esto puede ayudaros a decantaros por una o por otra:

  • Baqueira-Beret: la estación del glamour por excelencia (por la gran cantidad de famosos y personas de la realeza que se dejan ver por sus pistas durante la temporada) es ahora más asequible que nunca gracias a estas ofertas de alojamiento+forfait. Entre las bonitas comarcas de Vall d'Aran y Pallars Sobirà, es un destino obligado donde nunca falta la nieve. Tiene un desnivel de más de 1.000 metros.

 

  • Boí Taüll: tiene la cota más alta de nieve de todos los Pirineos, ya que alcanza los 2.751 metros. ¡Una buena excusa para dejaros caer por sus pistas el próximo fin de semana! Además, es una estación menos masificada que otras, con diferencia.

 

  • La Molina: es una estación histórica, que abrió sus puertas en 1943. Experiencia es lo que caracteriza a su personal, y fidelidad, a sus esquiadores.

 

  • La Masella: está dentro del dominio Alp2500. Cerca de Barcelona y con orientación norte, ¡te sorprenderá la calidad de su nieve!

 

  • Port del Comte: en el pre-Pirineo, su entorno mágico de bosque de pino negro te seducirá en tu escapada de fin de semana en la nieve.

Esquí nocturno en Masella: Pistas abiertas, precio y consejos

Masella suele ser la primera estación de esquí de los Pirineos que abre sus pistas y la última en cerrarlas, motivo por lo que es conocida por ser una pequeña gran joya de las estaciones de esquí del Pirineo Catalán. Eso es gracias, en parte, a su orientación norte, que garantiza una buena calidad y cantidad de la nieve durante toda la temporada, y también ofrece una buena señalización y servicios que fidelizan mucho a los esquiadores que la conocen. La estación de Masella tiene 74 kilómetros esquiables, en los que se distribuyen hasta 65 pistas muy equilibradas por niveles de dificultad: hay 9 verdes (muy fáciles), 24 azules (fáciles), 22 rojas (difíciles) y 10 negras (muy difíciles). La cota máxima está en La Tosa, a 2.535 metros de altitud, y la mínima, en Pla de Masella, a 1.600 metros, que es donde se concentran los servicios de la estación. Para movernos por sus pistas, que tienen hasta 935 metros de desnivel, podemos utilizar un total de 17 remontes. https://www.youtube.com/watch?v=dSVwbYAqCn4 ¿Y qué pasa cuando cierran las pistas de esquí? A las propuestas habituales para el après-ski, como disfrutar de una buena cena (no os perdáis el Restaurante del Pla de Masella) o tomar algo conociendo a gente y comentando las anécdotas del día (aquí un imprescindible es el ambientazo del Chill Out del Pla de Masella), tenemos una gran propuesta: ¡el esquí nocturno de Masella! Hay muchas cosas que hacer en la Cerdaña, pero... ¿Te imaginas esquiar de una manera diferente y mágica, bajo la luz de la luna y viendo un gran manto de estrellas en contraste con la blanca nieve? El esquí nocturno en Masella no es cualquier cosa: es la que ofrece el mayor dominio esquiable por la noche, motivo por el cual se conoce a esta estación como "La capital del esquí nocturno de los Pirineos". Ofrece un total de 13 pistas iluminadas (unos 10 kilómetros) en las cotas medias y bajas del dominio, unidas por 7 remontes y con un total de 420 metros de desnivel. ¿Te animas a esquiar por la noche?   Así es el esquí nocturno de Masella Como decíamos, el esquí nocturno de Masella abre un total de 13 pistas (aunque en realidad son 12 más el snowpark). Tienen un total de 420 metros de desnivel, estando la cota máxima en La Pleta, a 2.020 metros de altitud (la mínima es el Pla de Masella, a 1.600 metros). Abren las siguientes pistas, cuando las condiciones meteorológicas lo permiten, los jueves en horario de 18.15h a 20h y los sábados de 18.15h a 21h (hay semanas, durante la temporada alta, que también abren los viernes, pero vale la pena consultarlo): Las pistas verdes Pista fácil, Pastors y Pastorets, ideal para que los debutantes tengan una experiencia muy especial en sus inicios sobre los esquís. Las pistas azules Enamorats superior, La Pleta, La Plana superior, Enamorats inferior y Aparador, para los que quieren un poco más de diversión por la noche. Las pistas rojas Davallada, Esquirols, Muntanyes russes y Eslàlom, unos trazados más arriesgados que tendrán un toque más salvaje en medio de la oscuridad. El snowpark La Pleta, para disfrutar de saltos y piruetas también por la noche, gracias a módulos sencillos y otros más complicados. ¿Cómo nos podemos mover por las pistas? ¿Siguen funcionando los telesillas? Sí, para desplazarnos por las pistas abiertas para el esquí nocturno, se ponen a disposición de los esquiadores los siguientes remontes: el telesilla desembragable TGV Masella, que une el Pla de Masella con la cota superior de la Pleta; el Tq Eslàlom La Pleta; Tq Parc de Neu; las cintas transportadoras de Pastors y Pastorets para debutantes en el Pla de Masella; y los telecuerdas Freestyle y Telecorda. ¿Se paga aparte el esquí nocturno en Masella? Sí. El forfait para esquiar en Masella no incluye las 13 pistas que abren solo por la noche. Se venden pases solo para acceder al esquí nocturno (entre los 20 y 22 euros el adulto) y suplementos más económicos que se añaden al forfait de día (12 euros el adulto). Si quieres vivir la experiencia del esquí nocturno en Masella, ten en cuenta esto a la hora de reservar tu paquete de hotel+forfait. Cómo exprimir al máximo Masella con la sesión nocturna Después de que la estación de esquí de Sierra Nevada fuera la pionera en España a la hora de abrir pistas por la noche en 1994, la estación de esquí de Masella se lanzó a la misma aventura en diciembre de 2013. Y lo hizo sorprendiendo a muchos, con el esquí nocturno en Sierra Nevada cuenta con un gran dominio esquiable de 10 kilómetros (no sonará a mucho, pero realmente es bastante si tenemos en cuenta que se tienen que iluminar para garantizar la visibilidad y la seguridad por la noche). Esta apuesta a lo grande ha atraído a miles de esquiadores desde entonces y hoy Masella es toda una referencia en el esquí nocturno. Ahora bien, debemos tener en cuenta algunas cosas antes de lanzarnos por las pistas por la noche: La nieve es diferente. En primer lugar, cabe recordar que cuando cierran las pistas, pasan las máquinas para pisar la nieve y prepararla. Eso significa que estará más compacta, aunque puede tener una agradable capa superficial de nieve polvo. ¿Cómo nos equiparemos para el esquí nocturno? Las condiciones de la nieve son diferentes que durante el día; y las temperaturas, lógicamente, también. A la hora de escoger el equipo para esquiar por la noche en Masella debemos tener en consideración que hará más frío, algo que para algunos es lo menos atractivo de esquiar cuando desaparece el sol. Pero eso tiene fácil solución: bastará con que nos abriguemos algo más (sigue siempre el sistema de tres capas). Una parte importante son las gafas, ya que es recomendable elegir unas máscaras algo diferentes, que sean totalmente transparentes (las de día están pensadas para reducir el reflejo del sol en la nieve y para la alta insolación). Venden en las mismas tiendas de la estación de esquí de Masella. ¿Qué servicios hay en Masella por la noche? Los días que se ofrece esquí nocturno, los servicios son exactamente iguales que durante el día: hay escuela de esquí, alquiler de material, tiendas, bar, cafetería, restaurantes, puntos de venta de forfaits, oficina de atención al cliente, centro médico, armarios guardaesquís... ¡no os faltará de nada en Masella! ¿Por qué esquiar por la noche? La mejor respuesta es que lo pruebes para descubrir el atractivo tan especial que tiene el esquí nocturno en Masella. Seguir esquiando cuando cierran las pistas, con menos gente y bajo un manto estrellado lo convierte en una experiencia única. El ambiente también es mucho más tranquilo, sin el griterío habitual de la estación de esquí. De hecho, todo ese silencio y calma ya lo notaremos en el mismo viaje en el telesilla, que se nos hará más largo. Además, al no tener tantos estímulos visuales que durante el día, nuestros sentidos se concentrarán mucho más en las bajadas y en el contacto con la nieve. ¡El esquí nocturno en Masella hay que vivirlo! Esquí nocturno en Masella con niños. Esquiar por la noche es, sin duda, una actividad muy estimulante para los peques. Vivir ese momento del día sobre los esquís, que para ellos es tan misterioso porque durante el año escolar ya están en casa, lo experimentarán como una auténtica aventura. Y en Masella, como hemos visto, se abren pistas muy fáciles y aptas para todos. Además, por la noche también abre el jardín de nieve.

Rasos de Peguera: Esquí de fondo cerca de Barcelona

¿Sabías que pasado Berga, a solo hora y media de Barcelona, hay una zona para practicar esquí? Nos referimos a Rasos de Peguera, que es una estación de esquí y parque de nieve en invierno, donde podremos realizar un viaje de esquí para practicar diversos deportes invernales como pasear en raquetas de nieve o deslizarte con trineos. Vamos a descubrir la historia agridulce de la estación de esquí de Rasos de Peguera que, pese a haber pasado por diferentes dificultades a lo largo de su trayectoria, hoy sigue siendo un punto de encuentro entre los amantes de la montaña en invierno.   https://www.youtube.com/watch?v=kLwfmhAhxoE   ¿Qué pasó con la estación de esquí Rasos de Peguera? La estación de esquí Rasos de Peguera estuvo abierta desde 1975 hasta 2004, aunque ya se esquiaba desde mucho antes, hacia 1908 un grupo de jóvenes ya se deslizó por estas montañas tras haber importado el material de Suiza, marcando el inicio del esquí en Catalunya. Pese a la buena acogida que tenía esta zona, especialmente de público familiar por su proximidad a la gran ciudad de Barcelona, en 2004 se vio obligada a cerrar por la combinación de dos factores que supusieron su final: la falta de nieve y los problemas económicos. Muy cerca del municipio de Berga, cuando Rasos de Peguera abrió como estación de esquí se convirtió en la primera de Catalunya. Estaba en un paraje de un relevante valor natural y paisajístico, en el acceso al Espacio Natural Protegido de la Serra d'Ensija-els Rasos de Peguera. Con los años, y pese a algunas reivindicaciones en la comarca para recuperar la vieja e histórica estación de esquí, se recuperó en 2010 con una forma algo diferente: entonces se convirtió en un parque de nieve con un marcado carácter familiar en el que se puede practicar esquí de fondo, hacer sencillas excursiones con raquetas de nieve y jugar a tirarse con trineos por el manto blanco. En definitiva, en esta estación se pueden practicar distinatas modalidades de esquí. Además, hay un bar-restaurante donde hacer una pausa y resguardarse del frío, tomar algo o comer de caliente. Hoy vuelve a ser la estación que era, con sus itinerarios y pistas.   ¿Cómo es hoy Rasos de Peguera? Ya recuperada la estación de esquí, está donde siempre. Se encuentra a una altura mínima de 1.825 metros, y máxima de 2.035, estando la base con todos los servicios en Coll de la Creu, a 1.892 metros. En su momento tenía pistas de esquí de fondo, 3 kilómetros de pistas fáciles (verdes y azules) y 2 kilómetros de pistas rojas. En la actualidad, ha recuperado prácticamente todo lo que había entonces, con dos circuitos para recorrer con raquetas de nieve, diez pistas y seis tele-arrastres. ¿Cómo llegar a Rasos de Peguera? La estación de esquí está, viniendo desde Barcelona o desde el sur, pasando el municipio de Berga; tomaremos la salida Berga norte desde la C-16 y después seguiremos por la BV-4241. Pasado el camping Fontfreda y Castellar del Riu, llegaremos a Rasos de Peguera. Está a 114 kilómetros de Barcelona, alrededor de hora y media en coche, y el trayecto está libre de peajes. ¿Qué servicios hay en la estación de esquí Rasos de Peguera? Pese a lo pequeña que es la estación de esquí de Rasos de Peguera, cuenta con todos los servicios que podemos necesitar para disfrutar con los amigos o en familia de un día en la nieve. Tenemos estas posibilidades:   Alquiler de material: Es importante ir bien equipado, por ello, debemos tener un equipo de esquí con el que disfrutar de la jornada. En Rasos de Peguera tenemos la posibilidad de alquilar material de esquí o raquetas de nieve, de la mano de Relleus Gent de Muntanya. Y contratar a monitores titulados para que nos orienten y nos acompañen en las escapadas.   Alquileres de espacios para filmaciones o anuncios: A no ser que tengas una productora o similar, seguramente esto no te interesará. Pero lo señalamos para que sepas de qué va la cosa si te encuentras, el día que vayáis a esquiar a Rasos de Peguera, un montón de cámaras en los alrededores.   Alojamiento en Rasos de Peguera: El lugar más cercano para dormir en Rasos de Peguera es el Chalet – refugio que hay allí mismo. Está a 1.754 metros de altitud y ofrece 33 plazas, repartidas de la siguiente manera: una habitación compartida con literas para hasta 20 personas y tres habitaciones no compartidas con una cama doble y camas individuales para cuatro o cinco personas. En todo caso, ninguna opción tiene baño privado, por lo que todas comparten duchas y WC. Es posible hacer reserva con alojamiento y desayuno o en régimen de media pensión, con cena (es obligatoria la media pensión fuera de la temporada de verano). Como todo refugio de montaña, se rige por unas normas propias que se alejan de lo que podemos esperar de otro tipo de alojamiento, como un hotel: hay que llevar saco de dormir o sábanas, zapatillas de descanso y material de higiene propio.   El restaurante de Rasos de Peguera: En la misma estación de esquí está el Chalet – refugio Rasos de Peguera, a 1.754 metros de altitud, con un restaurante exquisito. Ofrece menú al medio día y cenas a la carta, todo con productos de temporada y de proximidad. No es un restaurante al uso y para poder ofrecer los platos con la máxima calidad es imprescindible reservar con antelación y elegir el día de antes el menú. Al medio día solo hay un turno con entre 30 y 40 plazas; para cenar, solo pueden reservar las personas que no se alojan en los días que no está lleno el refugio. El menú para comer va cambiando, pero para que te hagas una idea, suelen ofrecer varios primeros (con ensaladas, carpaccio, salteado de setas, berenjenas rellenas o fondue) y otros tantos segundos (como pollo con gambas, pies de cerdo, botifarra, carrillada de cerdo, entrecots o arroces). La cena es a la 20 horas y se sirven los mismos platos a la carta y también se ofrece una variada carta con vinos de proximidad. Otros alojamientos cercanos a la estación de esquí Rasos de Peguera Si lo vuestro no son los refugios de montaña ni compartir habitación con otras personas, tenemos la posibilidad de alojarnos en otros hoteles, pensiones, fondas y casas rurales no muy lejos de las pistas de esquí de Rasos de Peguera: Hotel Ca l'Amagat. Modesto, está en el centro de Bagà, muy cerca de su núcleo medieval. Cuenta con 18 habitaciones, algunas de ella con terraza exterior, todas con baño privado, televisión y teléfono. Además, hay una sala de estar común con un acogedor fuego de leña.   Els Roures. Unos apartaholetes en Castellar del Riu, muy cerca de Rasos de Peguera, en plena naturaleza del Berguedà. Tiene wifi, restaurante, cafetería, piscina, jardín con terraza, spa y hasta un espacio de granja con animales que encantará a los peques de la familia. En ellos te sentirás como en casa, con una decoración muy rústica, y con todo tipo de servicios.   Les Fonts. A solo tres kilómetros de Castellar de n'Hug podemos alojarnos en este acogedor hotel familiar, en el nacimiento de Les Fonts de Llobregat, uno de sus grandes atractivos. Desde aquí es muy fácil llegar a las pistas de Rasos de Peguera, pero también de otras estaciones de esquí más grandes como La Molina y Masella (están a 14 kilómetros del hotel). También se facilitan actividades, como excursiones en 4x4, rutas a caballo o rutas con raquetas de nieve.

Qué ver y hacer en la Cerdanya: Planes imprescindibles

La Cerdanya es un territorio precioso de los Pirineos que en la actualidad está gestionado por dos estados: Francia y España. Se repartió en el Tratado de los Pirineos de 1659, con el que quedó dividido en Alta Cerdanya, que es ya tierra francesa, y la Baja Cerdanya, que forma parte de la provincia de Girona, en Catalunya. El valle donde se ubica la Cerdanya es de los pocos pirenaicos que discurre de este a oeste, y no de norte a sur. Sus montañas más altas son el pico Carlit (2.921 metros), el cual lo consideramos una de las mejores rutas de senderismo en Cataluña y el Puigmal (2.909 metros). ¿Qué podemos ver y hacer en la Cerdanya? Hay muchos planes en el Pirineo Catalán tanto en invierno como en verano, que os conectarán con la naturaleza y os ayudará a desconectar totalmente de la rutina diaria. Déjate llevar por las embriagadoras montañas, ríos y pueblos con encanto de la Cerdanya. https://www.youtube.com/watch?v=Eiqg4uRYwRk ¿Qué hacer en la Cerdanya en verano? La Cerdanya es un destino precioso para los amantes de la montaña y de la aventura para pasar unos días en verano. Aquí hay paisajes, naturaleza, arquitectura, historia, cultura... ¿Qué prefieres? Estas son nuestras propuestas: Una visita al pueblo de Llívia. Este municipio de 1.500 habitantes es todo un atractivo turístico de la Cerdanya y tiene una curiosidad: es catalán, pero se encuentra físicamente dentro de Francia. ¿Qué ver en Llívia y alrededores? Son muchos los puntos de interés, desde su castillo hasta su casco antiguo, con la torre Bernat de So y la iglesia; los restos arqueológicos que desvelan la presencia romana en el pueblo, como el fórum romano; visitar el Museu Municipal; o conocer la que se considera que es la botica más antigua que se conserva de Europa: la Farmacia Esteva, que data del siglo XV y hoy es un museo. Subir a La Tosa, a 2.536 metros de altitud. Desde las alturas tendremos unas bonitas panorámicas de la comarca. Hay dos alternativas, una para montañeros y otra para los más comodones. Empezamos por la primera: una ascensión desde Coma Oriola, en la estación de esquí de Masella, hasta la cima, con 600 metros de desnivel (más de una hora de subida), y que pasa por el refugio del Niu de l'Aliga, que abre todo el año y donde podremos hacer una pausa a tomar algo; los menos preparados físicamente también pueden contemplar las vistas de la cima cogiendo el telecabina Cadí-Moixeró de la estación de esquí de La Molina. Turismo en Puigcerdà. Es otro de los pueblos que no podemos dejar de visitar en la Cerdanya. Hay mucho que ver en Puigcerdà, capital de comarca con mucho movimiento cultural y de ocio. Un imprescindible es pasear sin prisas, pasando por la plaza de Santa Maria de Puigcerdà, donde hay un campanario al que podremos subir y tener unas vistas impresionantes del entorno. No hay visita a Puigcerdà sin pasar por su conocido Estany y el parque Schierbeck, con aire bucólico y donde seguro que caerán unas cuantas fotos. Otro plan es acercarse al Museu Cerdà, que acoge una exposición permanente que explica y muestra cómo vivían las familias del lugar no hace tanto tiempo, en los siglos XIX y XX. Hacer un trozo del Camino de Santiago. ¿Os animáis a ser peregrinos por un día (o más)? El Camino de Santiago atraviesa de este a oeste la Cerdanya y es una buena excusa para recorrer sus rincones más auténticos a pie, en bici o a caballo. Son 20 kilómetros con solo 240 metros de desnivel. Sale desde Llívia y pasaréis por otros pueblos como Ur, Puigcerdà, Guils de Cerdanya, Bolvir, Ger, Isòvol y Bellver de Cerdanya. Descubrir la historia a través de las iglesias y ermitas románicas. Los amantes de la historia podréis recorrer auténticas joyas arquitectónicas del pasado en la Cerdanya, ya sea por vuestra cuenta, ya sea con una de las visitas guiadas gratuitas que ofrece la oficina de turismo de Sallaigouse. Algunas iglesias que no pueden faltar son Santa María de Talló, San Andreu de Baltarga o Sant Julià de Pedra. La Cerdanya en invierno En invierno podemos hacer todo lo que hemos mencionado en el apartado anterior -aunque si hacemos senderismo y montaña, ojo porque tendremos que llevar un equipo adecuado a las condiciones de hielo y nieve, si es el caso-, y tenemos un aliciente añadido a una escapada a la Cerdanya: ¡esquiar! Estas son las dos grandes estaciones para esquiar en Cataluña que te recomendamos y que forman parte del dominio esquiable de Alp 2500: Esquiar en Masella. Si algo caracteriza la estación de esquí de Masella, una de las mejores estaciones del Pirieno, es el esquí nocturno en la estación y la gran calidad y cantidad de nieve que tiene durante la temporada, gracias a que el 90% de sus pistas están orientadas hacia el norte. Presenta el mayor desnivel esquiable del Pirineo Oriental, con hasta 935 metros.. Tiene 74 kilómetros esquiables y 65 pistas: 9 verdes, 24 azules, 22 rojas y 10 negras. Practicar esquí en La Molina. Está en el municipio de Alp y tiene 71 kilómetros esquiables, con 68 pistas para practicar esquí alpino: 21 verdes, 18 azules, 22 rojas y 7 negras. Por lo que ves, es un buen sitio para debutantes y para los que viajan en familia, ya que más de la mitad de los trazados balizados son fáciles. Se trata de una de las estaciones de esquí donde se encuentra poca gente, por ello, es la favorita de muchos. Y en estas estaciones no faltan otros planes para disfrutar a tope del frío y de la nieve, más allá del esquí: podemos conducir 4x4, hay pistas de tubbing, trineos, parques de aventuras en los árboles, rutas en Segway por la nieve, bolera, spa, paseos en tándem y hasta una "escape room" al aire libre llamada "Escape Snow La Molina 'Alerta Alud'", donde tendréis que ayudar a sobrevivir a un esquiador accidentado superando cinco enigmas. Para todo ello, siempre recomendamos reservar tu viaje de esquí con antelación, de esta manera podrás hacerte con los mejores precios. Qué ver en la Cerdanya francesa Como decíamos al principio, la Cerdanya también tiene una parte en el territorio francés: la Alta Cerdanya. Estos son algunos planes que no te puedes perder allí: Subirte al Tren Groc (Tren Amarillo). De vía estrecha, circula por alta montaña entre Villefranche de Conflent y La Tour de Carol. Un viaje con preciosas panorámicas de los Pirineos y con vagones sin techo. Ir al parque de fauna de Les Angles. No es un zoo porque los animales están en semi-libertad. Es un espacio natural que se puede recorrer a través de dos circuitos y que nos muestra la fauna autóctona de la zona: jabalís, muflones, cabras montesas, marmotas, osos pardos, ciervos, o incluso lobos. Adentrarte en la Grotte de Fontrabiouse (Cueva de Fontrabiosa), de origen cárstico. Todo el año está a una temperatura constante de 6 grados, un plan ideal para hacer en verano. El recorrido se hace en una hora, es casi un kilómetro y tiene 70 escalones. Pasear por Les Gorges de Carançà. Un paraje de lo más espectacular en los Pirineos, que propone un recorrido apto para casi todos los públicos (ojo las personas que tengan vértigo): una ruta circular de 7 kilómetros y 300 metros de desnivel. Relajación en los baños termales de Dorres. Un plan perfecto para relajarse entre tanto ajetreo, en unas termas que datan de la Edad Media y con unas aguas indicadas para problemas de piel y reuma. Lo mejor de todo, que nos brinda espectaculares vistas a los Pirineos: veremos el Puigmal a un lado, y a otro, la Serra del Cadí.

Baqueira en verano: Cosas que hacer y actividades

La estación de esquí Baqueira-Beret, en el Pirineo Catalán, requiere pocas presentaciones. Es uno de los complejos invernales más populares para esquiar en los Pirineos Catalanes gracias a su espectacular entorno, en plena Val d'Aran y Valls d'Àneu, y a su gran número de pistas: 99 de todos los niveles en 153 kilómetros esquiables. Un auténtico paraíso de nieve. Ahora bien, con la llegada del calor no se acaba la diversión en Baqueira-Beret. Su espíritu montañero sigue vivo en una época en la que el manto blanco de la nieve se transforma en verdes y bonitos prados. Te animamos a descubrir todo lo que ofrece Baqueira en verano. https://www.youtube.com/watch?v=xdyHrFBjohk Remontes abiertos en verano Para que te puedas desplazar cómodamente por el dominio de Baqueira, debes saber que hay dos telesillas que abren desde principios de julio hasta principios de septiembre. Se trata del TSD El Bosque, situado en Baqueira 1500, y del TSD Clòt der Os -muy nuevo, se inauguró en 2021- en el sector de Beret. En la época estival funcionan de lunes a domingo en horario de 10h a 18h, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. El pase para estos telesillas incluye una subida y una bajada en el mismo día y cuesta 15 euros para adultos y 10 euros para niños y niñas (hasta los 11 años). Se trata de un servicio para facilitarte el acceso a zonas altas de montaña para pasear, pero también para practicar BBT. Por eso, también hay un ticket para acceder al telesilla con la bici (en este caso, ofrece subidas y bajadas ilimitadas en ambos remontes durante todo el día): 28 euros para adultos y 18 euros el pase infantil. El acceso a los telesillas de Baqueira en verano se puede comprar en los puntos de venta que hay en las zonas inferiores de ambos remontes, y para mayor comodidad, se puede adquirir en la web o recargando el BaqueiraPASS o el BaqueiraTICKET. Y si eres de los fanáticos de Baqueira que compraron el pase de temporada, tendréis acceso gratuito a los telesillas también en verano. ¿Qué hacer en Baqueira en verano? Ya sabemos cómo movernos por Baqueira-Beret en verano, cuando no hay pistas de esquí, sino prados y senderos para recorrer a pie o en bici. Ahora te vamos a dar algunas ideas de cosas que hacer en Baqueira estos meses más soleados. Excursiones en BTT en Baqueira  ¿Qué os parece hacer una ruta en bicicleta de montaña para explorar los Pirineos? En Baqueira están apostando mucho por este deporte y el territorio aranés ya cuenta con más de 900 kilómetros de itinerarios marcados para recorrerlos a dos ruedas. Hay para todos los públicos, sencillos y otros más complicados y con emocionantes descensos en bici. En el núcleo de Baqueira hay una zona para los que se están iniciando en los descensos, con nivel azul y verde, y que arranca en la parte superior del telesilla El Bosque, a 1.800 metros de altura; ¡cruzaréis la mítica pista Vuelta a Casa y Dera Cascada hasta llegar al mismo punto de partida, tras bajar 300 metros de desnivel! Vamos con otro itinerario, esta vez en el área de Beret: igualmente fácil, de nivel verde, está en la parte superior del telesilla Clòt der Os, concretamente en la zona familiar del Fun Park, desde donde haréis una agradable bajada hasta el Pla de Beret. ¿Más ideas? Tanto los ciclistas como los amantes del senderismo podréis hacer en la zona la ruta que une Baqueira con el núcleo de Beret, atravesando el precioso Pla de Beret. Es una excursión sin dificultad, apropiada para el público familiar. Por cierto, si viajáis con la bici, debéis saber que el Hotel Montarto, en la carretera del Puerto de la Bonaigua, es "Bike-Friendly": eso quiere decir que facilitan todo tipo de servicios para ciclistas, como guarda-bicis cerrado, espacio de taller y limpieza, servicios de alquiler (para que no cargues con tu bici), así como información sobre rutas para pedalear. Rutas de senderismo Baqueira-Beret está en medio de los Pirineos, así que los amantes del senderismo y del montañismo no os acabaréis las rutas que hay en los alrededores. Para aprovechar los telesillas que están abiertos en verano en Baqueira, proponemos una ruta circular que empezaremos en la parte alta del TSD Clòt der Os y que nos llevará hasta los lagos del Pirineo; volveremos al mismo sitio y bajaremos con el telesilla, si ya estamos cansados, o podemos continuar caminando hasta el Pla de Beret. Un bonito recorrido para hacer en familia, pues apenas tiene desnivel y es muy cómodo, y por su corta distancia, ya que son poco más de 3 kilómetros. Los más montañeros tienen muchas propuestas para hacer en una escapada en verano a Baqueira. Por ejemplo, la ascensión al Cap del Muntanyó d'Àneu, con panorámicas de los lagos, 10 kilómetros con una subida de 655 metros que podremos hacer, con una buena forma física, en 3 o 4 horas, sin duda una de las mejores rutas de senderismo de Cataluña; o el Tuc de Saumet y Tuc de Baciver, que os llevará hasta picos de 2.645 metros y 2.462 metros respectivamente, más de 8 kilómetros con un desnivel positivo de casi 800 metros que podremos hacer con entre dos y tres horas de marcha. Gastronomía de montaña en Baqueira Beret Porque las actividades para hacer en Baqueira en verano no iban a requerir todas un esfuerzo físico. ¡También hay que disfrutar! Por eso, un plan que no puede faltar en vuestra escapada estival es una visita a algunos de los mejores restaurantes con auténticos platos de montaña de la zona. Sin salir del dominio de la estación de esquí, podemos degustar la gastronomía del Restaurante Pla de Beret, que también abre sus puertas en verano con su oferta tradicional: platos a la carta, ensaladas, pastas y carnes a la parrilla con una amplia terraza. Igualmente, nos podremos tomar algo en julio y agosto en el Bar 1500, que encontraremos en la base del telesilla de El Bosque, y que nos brinda su habitual ambiente juvenil y relajado, para pedir mojitos , vinos o cervezas, pero también podremos picar algo como pinchos, bocadillos y empanadas. Otra opción para comer en Baqueira en verano es visitar el Hotel Montarto, que abre sus restaurantes Wine Bar by Viña Pomal, con exquisitos platos (tatakis, pizzas gourmet, croquetas, tartar, costillas, calamares y un largo etcétera) y la Borda Lobató, conocida por su cocina fusión internacional con brasa a la vista. Relajación en el spa Otro plan para vuestro viaje en verano a Baqueira es relajarse en un balneario, en este caso os recomendamos pasar por el spa del Hotel Montarto. De 150 metros cuadrados, es de los más grandes que encontraremos en la Val d'Aran. Aquí podremos cuidar nuestro cuerpo después de jornadas intensas en la montaña gracias a su carta de tratamientos específicos, salón de belleza, masajes... y no falta un circuito termal de lo más completo con dos spas Hydra, un polar, paseo de cantos rodados, una agradable ducha escocesa, ducha de esencias y de contraste, fuente de hielo, sauna finlandesa, baño de vapor y tumbonas térmicas. ¡Un lugar para desconectar del mundanal ruido! Además, en el hotel hay una piscina exterior cubierta y climatizada, donde haga el tiempo que haga, nos podremos pegar un baño a lo largo y ancho de sus 100 metros cuadrados.

Las 15 mejores rutas de senderismo en Cataluña

Cataluña es un auténtico paraíso para los amantes de la montaña y de la naturaleza, ya que tiene paisajes, flora y fauna muy variados a lo largo y ancho de su extensión. Hay nada menos que 165 espacios de especial valor protegido que ocupan el 30% de la superficie del territorio e infinidad de rutas de senderismo en Cataluña. Hay 14 parques naturales: zona volcánica de La Garrotxa, Cadí-Moixeró, Delta de l'Ebre, Els Aiguamolls de l'Empordà, Muntanya de Montserrat, Montseny, Sant Llorenç del Munt y L'Obac, Cap de Creus, Els Ports, Serra de Montsant, L'Alt Pirineu, Montgrí, las Illes Medes y el Baix Ter, Collserola y las Cabeceras del Ter y del Freser. Además, hay cuatro parajes naturales de interés nacional que cuentan con diferentes excursiones de montaña: Massís del Pedraforca, Poblet, L'Albera y Pinya de Rosa. Suma la reserva natural del Delta del Llobregat y el Parque Nacional de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici. Sin tener en cuenta las que puedes encontrar en los territorios cercanos a Cataluña, sobretodo en el Pirineo Aragonés y en el país vecino, y es que hay infinidad de rutas de montaña en Andorra. Como ves, son muchísimos los espacios naturales por donde te puedes perder e infinitas rutas por sus senderos, de las que tambien pueden disfrutar las personas con movilidad reducida. La montaña más alta de Cataluña está en los Pirineos: la Pica d'Estats (3.143 metros), un ascenso donde suele haber algo de nieve y hielo incluso en verano y donde se requiere una buena forma física y un buen equipamiento de senderismo. ¿Cuáles son las rutas de montaña en Cataluña que no te puedes perder? Hay muchas, así que te hemos preparado una selección de quince por diferentes zonas. Top 15 de mejores rutas de montaña en Cataluña 1. Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici y "Carros de Foc" Empezamos con el único parque nacional que hay en Cataluña y que se encuentra en el Pirineo de Lleida. Una de sus rutas más bonitas es la que recorre el Lago de San Maurici: desde Espot, se sube por la carretera y aparcamos en Prat Pierró, desde donde comenzamos a caminar y pasaremos por la Cascada de Ratera, el Lago de Ratera y el mirador del Estany de Sant Maurici. Son aproximadamente 14 kilómetros y unos 600 metros de desnivel acumulado que se recorren en unas cuatro horas y media. Se puede recortar si cogemos un taxi de Espot al Estany (no es posible llegar hasta allí en coche privado). Por otro lado, para los que busquen algo más largo e intenso y conocer a fondo este Parque Nacional, recomendamos hacer el impresionante camino llamado "Carros de Foc": 150 kilómetros y 12.000 metros de desnivel acumulado que pasa por 11 refugios de montaña... una auténtica aventura en el Pirineo catalán para los que buscan una travesía de varios días con la mochila a la espalda. Distancia: 14,02km Nivel de dificultad: Fácil Duración: 4h 25min 📍Ver el recorrido aquí 2. Ascensión al Pedraforca Es una de las grandes montañas catalanas, cuya peculiar silueta y perfil (con dos "pollegons") se ve desde lo lejos y se ha convertido en todo un símbolo. La población más cercana al Pedraforca es Saldes y tiene una altitud de 2.506 metros. Vamos a hacer una de las subidas más típicas desde el mirador del Gresolet (aquí hay amplia zona de aparcamiento) y el refugio Lluís Estasen, donde muchos suelen hacer noche para madrugar para el ascenso. Desde el refugio se flanquea la cara norte del macizo del Pedraforca por su base y se sube hasta el collado del Verdet. Aquí seguiremos ascendiendo por la canal, donde tendremos que hacer algunas trepadas, por lo que es imprescindible tener conocimientos básicos de escalada y experiencia en alta montaña. No es difícil pero la inexperiencia y los nervios pueden hacernos pasar un mal momento. Una vez superado este tramo, llegaremos a la cima Norte, y después, a la cima del Pollegó Superior del Pedraforca. Bajaremos hasta la Enforcadura y seguiremos el descenso por la tartera (pedrera), que se puede hacer bastante larga y que tiene mucha piedra suelta. Por aquí volveremos al refugio Lluís Estasen. La ruta son 7,96 kilómetros, 1.100 metros de desnivel acumulado y se hace en unas 5 horas. Distancia: 7,96km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 5h 28min 📍Ver el recorrido aquí 3. Ascensión al Pico Carlit Otra de las cimas que más atraen a los montañeros catalanes: el pico Carlit (2.921 metros), desde donde tendremos unas vistas impresionates de la alta Cerdaña y del Pirineo oriental. En nuestra ruta vamos a proponeros salir desde el gran embalse de las Bulloses, desde donde subiremos hasta el collado Colomer. Continuaremos por alguna pequeña arista y haciendo alguna trepada fácil, hasta acabar culminando la cima. La primera parte de la ruta es más sencilla y va pasando por decenas de lagos; la segunda parte, al llegar cerca del Tossal Colomer y del lago Sobirá, es donde comienzan los desniveles fuertes. Bajaremos por el lago de las Dugues y el lago del Viver, hasta alcanzar, de nuevo, el embalse de las Bulloses. La ruta son 15 kilómetros y presenta un desnivel acumulado de 950 metros. Se requieren unas seis horas para completarla. Distancia: 15,45km Nivel de dificultad: Difícil Duración: 6h 16min 📍Ver el recorrido aquí 4. Congost de Montrebei Hay montañas que constituyen fronteras naturales entre países o regiones; el desfiladero del Congost de Montrebei es uno de esos tesoros geográficos. Concretamente, separa las comunidades autónomas de Aragón y Cataluña y es, además de un buen lugar para hacer rutas, un espacio ideal para practicar kayak. Es una de las rutas catalanas más populares por la espectacularidad de su entorno y porque está muy preparado para recibir a turistas y excursionistas. Para realizar esta ruta de senderismo tenemos varias opciones, un paseo más corto para familias y novatos, y otro más largo para senderistas habituales y aventureros. Primero, vamos a aparcar. Podemos hacerlo en el párking libre de la Pertusa, desde Àger; en el párking libre de Montfalcó, desde Viacamp; o en el párking privado de La Masieta (de pago), desde Puente de Montañana. A partir de aquí: una ruta fuerte desde la Pertusa, siguiendo las marcas del GR1 y por el camino excavado en la roca hasta cruzar el puente colgante de Sant Jaume y volver por el mismo sendero pero con diferentes vistas, un desnivel acumulado de 1.000 metros y 23 kilómetros para los que necesitaremos entre seis y ocho horas. Una ruta más suave la tenemos desde Montfalcó (la parte aragonesa), desde donde podemos andar 4 kilómetros y 700 metros de desnivel que haremos en unas dos horas, más la vuelta. Distancia: 20,57km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 9h 53min 📍Ver el recorrido aquí 5. Montserrat Una de las montañas más mágicas de Cataluña es Monteserrat, con sus curiosas formas y relieve abrupto y salvaje. Una de las rutas de montaña en Cataluña más conocidas que para recorrer sus caminos, sin duda, tenemos que hacer una parada obligatoria en el monasterio (donde nos deja el tren cremallera y donde cerca se puede aparcar). Si quieres coronar las montañas de Montserrat, debes saber que su cumbre es el pico de Sant Jeroni (1.236 metros), desde donde tendremos impresionantes vistas del macizo. Subiremos desde el monasterio, por la plaza del Abat Oliba, por los escalones. Cogemos el camino viejo de Sant Jeroni hacia la derecha y seguiremos por el "Pas dels Francesos", que se estrecha entre dos rocas. Seguimos por la plaza de Santa Anna, El Pla dels Ocells y hacia Sant Jeroni. Volveremos por otro camino para hacer la ruta circular: por el Pla de les Taràntules y pasando por la ermita de Sant Miquel. Un total de 10 kilómetros que se hacen en unas tres horas, para personas acostumbradas a hacer deporte. Distancia: 10,15km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 2h 39min 📍Ver el recorrido aquí https://www.youtube.com/watch?v=pLduGcjdIaY 6. Vall de Núria Una ruta de senderismo en Cataluña con paisajes que ganan en espectacularidad y en belleza porque aparecen de golpe y cuando uno menos se lo espera. Ese es el caso del Valle de Núria, especialmente si se llega caminando a través del 'camí vell' desde Queralbs: una ruta para repetir, con una exigencia física moderada y apta para hacer todo el año. Son 16 kilómetros con 750 metros de desnivel positivo que se recorren en unas tres horas. No tiene pérdida: solo hay que seguir el GR 11 y sus correspondientes marcas rojas y blancas. Si lo hacemos de ida, el primer tramo del sendero pasa por las casas de Queralbs y tras una subida de escaleras, se adentra en bosques de robles, chopos y fresnos. Con frecuencia os encontraréis con las vías del tren cremallera. Ubicado a casi dos mil metros de altura en el Parque Natural de les Capçaleres del Ter i del Freser, el Valle de Nuria recibe miles de visitantes al año por el famoso santuario-basílica que preside el paraje junto al estanque artificial. Solo hay dos maneras de llegar hasta ahí: a pie o con el tren cremallera. En un día se puede hacer el recorrido ida y vuelta caminando desde Queralbs, pero solo es recomendable para los más entrenados en montaña, ya que se acumulan más de seis horas de marcha. Distancia: 17,41 Nivel de dificultad: Difícil Duración: 4h 12min 📍Ver el recorrido aquí 7. Subida al Puigsacalm Una bonita y variada ascensión en la comarca de la Garrotxa. Proponemos subir el Puigsacalm (1.515 metros) desde el pueblo de Joanetes por la canal Fosca y los Ganxos Nous hasta Santa Magdalena del Mont. Se trata de una subida equipada, donde tendremos trepadas, que sin ser complicadas, requieren una cierta destreza. Desde la cima, proseguiremos hasta otra cumbre, el Puig dels Llops, y de aquí bajaremos por los Ganxos Vells, de nuevo un descenso equipado, con escalones y pasos aéreos y expuestos. Ruta divertida para los más aventureros de unos  11 kilómetros y un desnivel de 1.010 metros, se tarda unas 4-5 horas. Distancia: 11,98km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 4h 24min 📍Ver el recorrido aquí 8. Sierra de Collserola En la misma ciudad de Barcelona tenemos la posibilidad de hacer diversas rutas de montaña, en este caso hablaremos de la que separa la capital de la comarca del Vallés. Es ideal si estas buscando hacer una ruta de montaña con niños en Barcelona. Proponemos subir al punto más alto de la ciudad, partiendo de la calle Balmes y tomando la avenida Tibidabo. Seguimos por la carretera de les Aigües hasta llegar a la torre de Collserola, que se hizo por los Juegos Olímpicos del 92. Son unos 8 kilómetros agradables que nos suben a 450 metros de altitud. Una ruta de montaña ligera en Cataluña ideal para disfrutar de las vistas de Barcelona. Distancia: 8,16km Nivel de dificultad: Fácil Duración: --- 📍Ver el recorrido aquí 9. Ascensión al Matagalls El Matagalls (1.697 metros) es la tercera montaña más alta del Parc Natural del Montseny, por detrás de Les Agudes (1.703m) y del Turó de l'Home (1.706m), pero es seguramente la más famosa, quizás porque da nombre a una prestigiosa marcha de montaña de Cataluña: la Matagalls-Montserrat. La ascensión del Matagalls no presenta una gran dificultad, aunque sí tramos con bastante inclinación: son unos 8 kilómetros desde el aparcamiento de Sant Marçal de Montseny, donde hay un restaurante donde podremos comer y tomar algo al término de la ruta. Presenta un desnivel acumulado de 600 metros, que se hacen en unas 3 horas. El camino no tiene pérdida y está marcado como GR 5.2. Distancia: 8,68km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 3 horas 📍Ver el recorrido aquí 10. Volcanes de la Garrotxa Entre las mejores rutas de montaña en Cataluña no podemos dejar de recomendar, por su peculiaridad, un paseo por los volcanes de la Garrotxa. En este caso, se trata de un camino que se puede hacer en familia, ya que no presenta una gran dificultad: el "Itinerario 1" empieza en el aparcamiento de la Fageda y tiene 12 kilómetros por caminos de tierra y pistas forestales, con una pequeña subida. Son unas 4 horas caminando a paso tranquilo. Visitaremos el volcán del Croscat, el volcán de Santa Margarida y volveremos por la Cooperativa de La Fageda, donde podremos comprar productos autóctonos derivados de la leche. Distancia: 12,18km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 3h 24min 📍Ver el recorrido aquí 11. Montañas de Prades En Tarragona tenemos otro tesoro con paisajes muy variados: las montañas de Prades. Una excursión de montaña muy popular en Cataluña es la visita a la ermita de l'Abellera, desde el mismo pueblo de Prades. Es sencilla, apta para hacer con niños y personas con baja forma física: aparcamos en el municipio y tomamos la carretera de l'Espluga; pasamos la ermita de Sant Antoni, subimos en dirección a la ermita de Sant Roc y seguimos las marcas hacia la ermita de l'Abellera, una preciosidad enclavada en medio de la montaña. Son apenas 6 kilómetros que se recorren en alrededor de dos horas. Si te suena a poco, las montañas de Prades albergan otras rutas más duras para explorarlas. Distancia: 6,15km Nivel de dificultad: Fácil Duración: 1h 57min 📍Ver el recorrido aquí 12. Mont Caro (Els Ports) Estas montañas se encuentran al sur de Cataluña y son compartidas por las comunidades autónomas colindantes: Comunitat Valenciana y Aragón, dónde podrás encontrar diferentes actividades. En la parte catalana, recomendamos a los más montañeros subir la cima del Mont Caro (1.442 metros), que es el punto más alto de la provincia de Tarragona. La ruta propuesta son 7,95 kilómetros, con 450 metros de desnivel positivo y una duración de unas cuatro horas: salimos del Refugio Caro, junto al restaurante del Port, y vamos siguiendo las marcas del GR7 hasta el Coll de Pallers; desde aquí, vamos a la Moleta Rodona y subimos hasta las antenas de la cima. Distancia: 7,95km Nivel de dificultad: Fácil Duración: 3h 46min 📍Ver el recorrido aquí 13. Ruta dels 7 gorgs de Campdevànol Una de las mejores rutas de senderismo en Catalunya ideal para hacer en familia o con los amigos en verano, ya que pasas por siete pozas donde podrás refrescarte. Si hacemos la circular, son 14 kilómetros sin ninguna dificultad (desnivel acumulado de menos de 400 metros) que se hacen en unas 6 horas (¡calcula más con los baños!) y se pasa por los “gorgs” de la Cabana, de la Tosca, de l'Olla, de la Bauma, el Forat, Petit Colomer y Colomer, algunos con espectaculares cascadas. Sale del mismo pueblo de Campdevànol. En verano suele estar bastante masificado, por lo que han puesto una caseta que cobra una “ecotasa” por hacer la ruta. Una excursión en Cataluña por piscinas naturales que siempre merece la pena. Distancia: 14,01km Nivel de dificultad: Fácil Duración: 6h 48min 📍Ver el recorrido aquí 14. Ruta de Salts i Gorgs del Torrent del Puig – Mina dels Bandolers – Grau d'Olot Una de las rutas de montaña más características de Cataluña, con poca dificultad. Sale del Molí Vell d'Hostalts de Bas, en Girona, y pasamos por los saltos de l'Ansat, de los Cristianos y de l'Olla. Seguimos subiendo hasta el Grau d'Olot pasando por las curvas de “Las Marrades”. Es una ruta circular de 8,18 kilómetros y un desnivel positivo de 600 metros. El nombre de “Mina dels Bandolers” no es casual: aquí viajaréis al pasado y os podréis poner en la piel de los bandoleros que aquí se escondían, en medio de las montañas de Cataluña. También pasaréis por diferentes construcciones antiguas empedradas, como el Pont de l'Hostalot. Distancia: 8,18km Nivel de dificultad: Moderado Duración: 3h 19min 📍Ver el recorrido aquí 15. Cavalls de Vent Otro itinerario preparado para los amantes de la alta montaña y de las travesías: Un clàsico del senderismo en Cataluña es el recorrido circular por el Parque Natural del Cadí-Moixeró de 84,20 kilómetros, desnivel acumulado de 11.600 metros y pasa por 8 refugios guardados. Toda una aventura que discurre casi siempre entre los 2.000 y los 2.500 metros de altitud y con etapas diarias con desniveles que pueden llegar a los 1.000 metros, por lo que requiere buena forma física. La travesía no asciende grandes cimas y el punto más alto es el refugio Niu de l'Àliga, que está a 2.537 metros. Se recomienda hacer el Cavalls de Vent en verano (de junio a octubre), para disfrutar de un clima más amable y no toparse con nieve en las partes más altas. Distancia: 83,72km Nivel de dificultad: Difícil Duración: 3-4 días 📍Ver el recorrido aquí

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.