Ofertas de esquí en el Pirineo Aragonés por Carnaval

¿Este año todavía no tienes plan para los Carnavales? Si has conseguido reunir unos días libres, olvídate de salir de fiesta, levantarte tarde y no hacer nada de provecho. ¿Por qué no aprovechas estas ofertas esquí Pirineo Aragonés? Las estaciones estarán más coloridas y festivas que nunca. Esta vez, ¡disfrázate en medio de la montaña y pásatelo en grande!

Excusas para un Carnaval en el Pirineo Aragonés

 

¿Que necesitas argumentos para escaparte a una de las zonas más bonitas de todo el Pirineo, plagado de valles espectaculares en los que no te despegarás de la cámara de fotos? Pues nos lo pones muy fácil, porque hay van unas cuantas:

 

Está cerca de casa. Las estaciones son fácilmente accesibles por carretera y están muy bien comunicadas con las principales ciudades.

 

No está completamente aislado. Cuando marchamos a la montaña, buscamos desconectar pero tampoco meternos en una cueva o en un paisaje remoto. Esquiar en Carnaval Pirineo Aragonés es sinónimo de descanso, pero también de tener todos los lujos a mano. Además, son muchos los pueblos que rodean las estaciones de esquí (como Jaca o Benasque) con todos los servicios, variada oferta de ocio, actividades y puntos de interés turístico.

 

Las estaciones tienen mucho prestigio entre los esquiadores. Incluso los menos amigos del esquí han oído hablar de Formigal, Cerler o Candanchú. No es casualidad: son algunas de las mejores pistas del estado para la práctica de los deportes de nieve Pirineo Aragonés Carnaval.

 

No solo esquí y tabla. El Pirineo Aragonés tiene un amplio abanico de actividades para experimentar durante tu viaje a la nieve, es muy completo: desde rutas en raquetas o paseos en trineo, hasta opciones más sorprendentes como el popular ‘Speedriding’ de Cerler. ¡Atrévete a probar algo nuevo!

 

 

Las mejores estaciones de esquí del Pirineo Aragonés

 

¿Te hemos convencido? En ese caso, elige ya tu paquete de hotel+forfait en las mejores pistas, que las encontrarás en Formigal-Panticosa, Cerler, Astún y Candanchú. Esquí Pirineo Aragonés Carnaval llenará de diversión y magia tus días festivos en pareja, familia o amigos. No dejes que te lo cuenten otros y descubre algunos de los paisajes más espectaculares de la cordillera pirenaica.

¿Qué hacer en Formigal si no esquías?

No te atrae lo de esquiar, pero te han liado. Todos tus colegas van a hacer un viaje a la nieve a la estación de esquí de Formigal y tú no quieres perdértelo porque te han hablado del après-ski, así que a ver a qué dedicas el día mientras están las pistas abiertas. O quizás sí hayas ido a esquiar, pero por el motivo que sea, por indisposición, por lesión, por una climatología desfavorable o simplemente porque se te ha acabado el forfait, lo cierto es que no puedes o no te apetece esquiar. Vaya, ¿se acabó el viaje? ¡De eso nada! En Formigal, en el Pirineo Aragonés, tenemos muchas cosas que hacer sin esquiar, tanto durante el día como cuando cierran las pistas de esquí. Descubre todos los planes que hay sin botas ni esquís. Que hacer en Formigal si no esquías y viajas en familia Las familias que viajan con peques tienen dos espacios de visita obligada en Formigal en los que no hace falta esquiar. Quizás los niños aún no se atrevan a ponerse los esquís o ya han tenido demasiado; no les fuerces, vale la pena que se lleven un buen recuerdo de la nieve y retomen el deporte más adelante para que no lo aborrezcan. Mientras tanto, os lo podéis pasar en grande todos juntos en estos espacios: Petrosos Park. En el sector de esquí de Panticosa, está donde acaba el trayecto del telecabina que da acceso a la estación. Se trata de una zona de actividades dirigida a familias, para que jueguen con la nieve, se deslicen sobre ella, etc. Hay una pista exclusiva para trineos y un área para poder hacer muñecos de nieve. Nieve Aventura. Una zona pensada para el público infantil y amenizada por la "pandilla snowy", que es la personificación de los copos de nieve como simpáticos personajes. Juegos de todo tipo que requieren diferentes habilidades en medio de la montaña nevada y donde aprenderéis a deslizaros por la nieve de formas de lo más originales. Muy divertido. Los mejores planes en Formigal si no te gusta esquiar ¿Qué podéis hacer tanto en la estación de esquí de Formigal como en sus alrededores si no vais a esquiar? Tenéis muchas propuestas: Excursiones con raquetas de nieve Formigal está en pleno Pirineo Aragonés, una zona con impresionantes parajes naturales. ¿Has caminado alguna vez con raquetas de nieve? Podrás encontrarlas en las tiendas de alquiler de Formigal y nos brinda otra manera de descubrir la montaña: a un paso más lento y sintiendo el crujir de la nieve bajo nuestros pies; da una agradable sensación de estar flotando y verás rincones que, cubiertos con un manto blanco, están más espectaculares que nunca. Algunas ideas: visitar las cascadas de Ardonés en el valle de Benasque o, para los que estén en mejor forma física, subir al pico del Anayet. Un paseo a bordo de una máquina pisapistas ¿Cómo se ve el mundo desde una ski-ratrack? Ahora puedes descubrirlo y pasar por parajes vírgenes de forma gratuita, ya que está incluido en el forfait de Formigal. Hay varios recorridos y se hacen viajes todos los días desde Portalet, al final del telesilla Espelunciecha. Te puede dejar en pistas e itinerarios difíciles o muy difíciles, para volver esquiando. Tobogganing nocturno Una actividad muy especial y divertida para cuando cierran las pistas de esquí. Cuando cae la noche, podremos subir con el telesilla de Sallent para cenar en el restaurante italiano Trattoria Cantal, en plenas pistas de esquí. Y bajaremos de una forma diferente, no esquiando: a bordo de un trineo clásico de madera por una pista iluminada de 2,5 kilómetros de largo que acaba en la zona de Sextas. Vivir la experiencia de La Glera Se trata de una pequeña cabaña a más de 2.000 metros de altitud en Formigal con capacidad para solo 16 personas. Como peculiaridad, señalaremos que solo se puede llegar con máquina pisapistas, por lo que el simple hecho de desplazarnos hasta allí ya es toda una aventura. Allí se sirven cenas muy especiales, bajo la luz de la luna y entre el silencio de la montaña por la noche. Se ofrecen platos típicos del valle, como cocidos, carnes a la brasa, postres caseros y una carta de vinos, licores champagnes y cervezas que se enfrían directamente en la nieve. https://www.youtube.com/watch?v=MWnMIP5yFx8 Las Mugas, dormir en medio de la montaña Ahora bien, ¡con todas las comodidades! Se trata de espacios de lo más exclusivos donde podremos pernoctar en una especie de iglús acristalados, con calefacción dentro, pero sin renunciar a las comodidades ni a las espectaculares vistas que nos rodean: los Pirineos nevados. Se sirve cena y desayuno gourmet, con comidas preparadas por chefs. Es una de actividades para hacer en invierno en Formigal más excusivas, además se puede ir a bordo de máquina ratrack o directamente esquiando. Practicar la fotografía ¿Te gusta hacer fotografías y no hay viaje en el que no te acompañe tu cámara de fotos? Uno de los mejores planes en Formigal si no te gusta esquiar, ya que pocos destinos encontrarás más fotogénicos que la estación de esquí de Formigal-Panticosa y sus alrededores. Desde sus pistas hasta sus picos, ibones, las panorámicas del valle de Benasque con el impresionante pico Aneto de fondo... eso sí, carga bien la batería de la cámara. Pasa un día en un spa Si llevas varios días esquiando, es una buena opción para cuidar el cuerpo y la mente después de apretar tanto; y si no has esquiado porque no te gusta o te has lesionado, también son buenas excusas para darte el capricho. Hay muchos balnearios naturales cerca de Formigal, como Las Termas de Tiberio en el Panticosa Resort Spa o las Vilas del Turbon y los Baños de Benasque. Son 37 grados con vistas a la nieve, una experiencia única. Saborea los platos típicos de la zona ¿Qué sería de un viaje a la nieve sin un momento para degustar los manjares de montaña? La gastronomía del Pirineo Aragonés es muy variada y hay restaurantes de todo tipo: con platos tradicionales, otros que mezclan la sabiduría de siempre con toques modernos, etc. No dejes de probar las migas con uvas o huevo, las sopas de ajo que entran muy bien en invierno, las carnes a la brasa o los guisos de caza. De postre, deberías probar las rosquillas y los licores de la zona, un toque final para acabar de entrar en calor. Fiesta en Marchica ¿Qué sería de un viaje de esquí a Formigal sin pegarte una fiesta en el Après ski Marchica en Formigal?  Bar durante el día y discoteca por la noche. Ubicado al lado del edificio de Sextas, está inspirado en la típica decoración de una taberna de Los Alpes tirolenses, con mucha madera en el interior. Tiene dos plantas (una de ellas, VIP), cada una con su barra propia; también hay una terraza, que es donde hay más ambiente, con cabina DJ por donde han pasado artistas de renombre internacional. Marchica es uno de los après-ski más populares de los Pirineos. Vale la pena ir, aunque sea una noche; muy buen rollo y gente con todo tipo de vestuario: hay quien viste como si estuviera en una discoteca al uso, pero otros van con sus trajes de esquí o incluso con disfraces. ¡Tú decides!

¿Dónde esquiar en Jaca? Estaciones de esquí cerca de Jaca

Jaca es, por decirlo de alguna manera, la capital de la nieve en el Pirineo Aragonés. Ubicado a 820 metros de altitud, está en la comarca de la Jacetania, en la provincia de Huesca. Es punto clave en el Camino de Santiago y tiene un bonito centro histórico y una espectacular Ciudadela del siglo XV. Y lo que más nos gusta: está muy cerca de las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y Formigal-Panticosa. ¿Viajas con niños o vas con un grupo de amigos con una cierta experiencia en los esquís y buscáis retos? ¿Qué posibilidades de ski en Jaca tenemos? ¿Cuáles son las mejores estaciones? ¿Y si te decimos que pronto podrías esquiar en todas ellas con un único forfait, porque está sobre la mesa la unión de todos los sectores? Te damos todas las claves. Un nuevo plus para esquiar cerca de Jaca: La unión de Astún-Candanchú y Formigal-Panticosa En pocos años será una realidad la unión de Astún-Candanchú y Formigal-Panticosa, lo que lo convertiría en el mayor dominio esquiable de España. Aprobado ya por el Gobierno de Aragón, se espera que a principios de 2023 se lance la licitación para iniciar las obras durante la primavera de 2024. ¿En qué consistirá la unión? No se crearán nuevas pistas ni se aumentará la superficie esquiable existente. Lo "único" que se hará son dos telecabinas para unir Candanchú con La Raca y Astún con Formigal a través del Canal Roya. Así serán: Astún-Candanchú. Un telecabina de 2,5 kilómetros conecta ambas estaciones del valle de Aragón, ya en proceso de construcción. Astún-Formigal. Aquí está el telecabina que hará posible la gran unión, que tendrá 116 vehículos de 10 plazas cada uno. El transporte por cable hará un recorrido de 8,8 kilómetros para enlazar las estaciones del valle de Aragón con las del valle de Tena. Habrá dos estaciones de salida y llegada y una de reenvío a medio camino, en el mencionado Canal Roya. El trazado seguirá la orografía montañosa, con lo que argumentan que se reducirá el impacto ambiental. Se prevé una inversión de 34 millones y las obras deben estar acabadas antes de finales de 2025. De esta manera, el dominio esquiable del Pirineo Aragonés sumaría los 100 kilómetros de pistas que hay actualmente en el valle de Aragón con los 182 kilómetros del valle de Tena, sumando un total de 282 kilómetros esquiables. Esta cifra es muy similar a la de grandes dominios europeos como Espace Killy (Tignes y Val d'Isère) en Alpes franceses o Les Portes du Soleil (unión de 12 estaciones de esquí de Francia y Suiza). De la inversión total, 26,4 millones de euros procederán de los fondos Next Generation de la Unión Europea (financia el 77%), en el marco de la II Convocatoria extraordinaria del programa de Planes de Sostenibilidad Turística en Destino 2022. La diputación de Huesca defiende el proyecto con el argumento de que mejorará la competitividad de los valles de Aragón y de Tena, convirtiendo la nieve en un sector estratégico "con alcance nacional e internacional". Esquí en Jaca: ¿Cómo son las estaciones de ski en Jaca? Mientras la unión de todos los dominios esquiables pasa los procesos administrativos y hasta que se haga una realidad, tenemos que elegir a qué estación de ski de Jaca queremos ir. Todas son un acierto y la nieve está garantizada en esta zona del Pirineo Aragonés en plena temporada de invierno, pero cada una tiene unas características que vale la pena tener en cuenta. Ya podemos disfrutar de la estación de esquí de Astún-Candanchú, dos estaciones de ski en Jaca en el valle de Aragón, con un mismo forfait. Entre ambas suman 100 kilómetros esquiables y cuentan con más de 100 pistas con diferentes niveles de dificultad. Así es cada una de ellas: Astún Se encuentra a cotas entre los 1.658 y los 2.300 metros de altitud y está pegada a la frontera con Francia. Su ubicación es inmejorable, en la vertiente norte de los Pirineos, por lo que suele tener unas magníficas condiciones de la nieve, al mismo tiempo que sus pistas quedan protegidas del viento, lo que hace que el esquí aquí sea muy agradable. Tiene 50 kilómetros esquiables y 51 pistas, bastante equilibradas entre fáciles y difíciles, así como 10 itinerarios de esquí de montaña, un snowpark, un estadio de competición y una zona de trineos. Para los esquiadores que buscan retos, es muy recomendable la bonita zona del Ibón de Astún y el área del Pico Anayet, repleto de pistas rojas y alguna negra. Los debutantes y familias pueden disfrutar de muchas pistas verdes y azules, entre las que destacamos Prado Blanco, en la parte alta, donde además de aprender a manejaros sobre los esquís podréis contemplar unas vistas impresionantes. Candanchú Si de algo presume esta estación de esquí cerca de Jaca es de ser la más alpina del Pirineo por su orografía, llena de montes escarpados y picos agrestes que encantarán a los más montañeros. Además, Candanchú es la estación decana en España, ya que abrió hace casi un siglo, en el año 1928. A una cota mínima de 1.530 metros y máxima de 2.645 metros en el Pico del Aspe, tiene 50 kilómetros esquiables y 51 pistas (hay más difíciles, 29, que fáciles, 22) y un desnivel de 900 metros. También tiene dos stadiums (uno de competición de esquí alpino y otro de biathlon y esquí de fondo). Aunque tiene menos pistas fáciles que otras estaciones, ofrece una de las mejores áreas para novatos de los Pirineos: la zona de la Pista Grande, con muchas pistas verdes. Los más experimentados encontrarán en Candanchú una negra mítica pirenaica como es Quebrantahuesos. Otra zona de esquí en Jaca por excelencia es el valle de Tena, donde se encuentran las estaciones de Formigal y Panticosa, que se unieron en 2014. Ofrecen un dominio esquiable espectacular de 180 kilómetros (actualmente, el más grande de toda la península), en los que podremos probar hasta 146 pistas de todos los niveles de dificultad, donde predominan especialmente las rojas y las negras. Así son: Formigal Todos los forfaits de Formigal incluyen acceso para poder esquiar en Formigal y Panticosa. Las pistas del dominio de Formigal se reparten a lo largo de cuatro valles, todos ellos conectados por, al menos, una pista azul y una pista roja. ¡Así que podréis recorrerlo sin parar de esquiar, ni siquiera para tomar un remonte! Una de las pistas más emblemáticas de Formigal es Tres Hombres, en el sector de Sextas, donde se celebran diferentes campeonatos internacionales por su gran exigencia y que parte desde la cima del pico a 2.276 metros y baja 695 metros de desnivel. También hay espacio para esquiar en familia en la zona de Anayet, donde hay una pista azul de 2,8 kilómetros, muy ancha, para practicar sin sobresaltos. No os perdáis todas actividades que podéis hacer en invierno en Formigal, como el ski retrack, en las que máquinas pisanieves transportan a esquiadores a laderas a las que no se puede llegar de otra manera, en busca de nieve virgen, o incluso, pasar un buen rato en el après-ski más de moda en España, Marchica. Panticosa La estación conocida por el prestigioso balneario de Panticosa, que hay en su entorno cuenta con diferentes atractivos, como los bonitos parajes de los valles de Petrosos y Sabocos. También hay pistas exigentes como la roja Estrimal, con la que llegaréis, con los esquís puestos, hasta el mismo pueblo de Panticosa, lo que la convierte en la pista de esquí que llega a la cota más baja de España (hasta los 1.100 metros de altitud). Pala Petrosos es una roja que algunos tildan de negra que no deberían perderse los esquiadores más atrevidos. https://www.youtube.com/watch?v=9rbW7heW6iM

El mejor après-ski de Europa: Top 5 destinos

Ya estamos preparando el material y la mochila para afrontar nuestro próximo viaje de esquí. Soñamos con las pistas nevadas, con pisar algo de nieve polvo, con probar aquel descenso que el año pasado se nos quedó en el tintero, con explorar un nuevo reto... Nos encanta surfear sobre la nieve a bordo de nuestros esquí o de la tabla. Ahora bien, todos sabemos que un viaje de esquí no es solo esquí. Las pistas cierran hacia las 5 de la tarde porque anochece pronto y los profesionales de las estaciones deben prepararlo todo para que esté listo para el día siguiente. Es entonces cuando se nos abre un mar de posibilidades: descansar, ir a hacer algo de turismo, relajarnos en un balneario... y, por supuesto, ¡salir de fiesta! Los alrededores de las estaciones se llenan de esquiadores que buscan pasar un buen rato, tomar algo y comentar lo vivido en las pistas, conocer a gente e incluso, si se tercia, ligar. Sabemos que, por lo menos, tenemos una afición en común: ¡el esquí! El après-ski significa, literalmente, “después de esquiar” y viene del francés. Precisamente, en Francia es donde se encuentran algunos de los mejores locales y fiestas après-ski de Europa, con música en directo y Djs. Conoce el Top 5. 1. Folie Douce en Alpes Franceses Se trata de una empresa familiar que nació en 1969 y que, desde entonces, no ha visto más que crecer su popularidad. Es, seguramente, el après-ski más famoso de Europa. Tiene hasta 8 locales en algunas de las mejores estaciones de esquí en Alpes Franceses: Tignes – Val d'Isère, Val Thorens, Méribel-Courchevel, Alpe d'Huez, Saint Gervais – Megève, Avoriaz, Les Arcs y Chamonix Mont-Blanc. El más conocido es la Folie Douce de Val Thorens, que abre todos los años a finales de diciembre, y que se encuentra en la cima de los telesillas Plein Sud y Pionniers. Los après-ski de Folie Douce suelen tener varios puntos en común: una gran terraza soleada -cuando hace buen tiempo- y mucha música y locura sana, con actuaciones que se inspiran en el cabaret con un toque contemporáneo; dos restaurantes con sello propio, que cocinan ingredientes que compran a productores locales, frescos y de calidad, llamados La Petite Cuisine y La Fruitière, donde también se sirven platos veganos y vegetarianos y postres hechos por pasteleros; un food-truck para comer algo rápido, pero de calidad, como hamburguesas y perritos calientes; una zona VIP para los que quieren algo de privacidad; y una tienda, la Folie Shop, con productos de la firma, como camisetas y tote-bags, hechas con algodón orgánico reciclado. Todos los après-ski de Folie Douce abren durante la temporada de esquí, excepto el de Chamonix Mont-Blanc, que está dentro de un hotel y monta fiestas los 365 días del año. 2. L'Abarset de Grandvalira Como presentación, debes saber que es el mayor après-ski de los Pirineos. Un lugar mítico de Andorra, decidió reinventarse tras el confinamiento y las restricciones del coronavirus de marzo de 2020. Antes estaba en el aparcamiento de El Tarter, las nuevas instalaciones están muy cerca del viejo escenario: en el parking del telecabina del mismo sector de la estación de esquí Grandvalira. El actual L'Abarset de Andorra está diseñado por David Alayeto, del estudio Dream Up Design, y se plantea como un restaurante “bistro”, con un gran espacio para fiestas, que acoge Djs y música en directo, así como cenas temáticas y otros eventos. En total, este après-ski tiene una superficie de 2.000 metros cuadrados, en los que se distribuyen una terraza de 700 m2 y dos plantas. Atención a la decoración del interior del edificio, porque combina un toque moderno con formas orgánicas y paredes llenas de esculturas de troncos y rocas, que parece que salgan de la tierra, un estilo muy apropiado para un après-ski en el corazón de los Pirineos. Le acompaña una bonita y tenue luz ambiental y chimeneas en las que se simulan hogueras. L'Abarset abre sus puertas a las 16h y tiene marcha hasta bien entrada la noche. https://www.youtube.com/watch?v=GWaAtZ0ytf4 3. Marchica en Formigal Nuestra tercera recomendación del Top 5 con los mejores après-ski de Europa la tenemos cerquita: Marchica en la estación de esquí de Formigal-Panticosa, en el Pirineo Aragonés. Abrió sus puertas en 2009 y desde entonces se ha convertido en todo un referente de la fiesta en la temporada de esquí. Ha cosechado tanto éxito, que hubo un año (en 2014) en el que tuvo que abrir incluso antes que las pistas de esquí por la alta demanda. Marchica está junto al edificio de Sextas y su arquitectura se inspira en los Alpes. Si nos meten en su interior tapándonos los ojos, bien podríamos pensar que hemos viajado a un bar típico del Tirol. Tiene dos pisos, ambos con barra propia: uno inferior, accesible a todo el mundo y con su emblemática gran barra semicircular presidiendo el espacio; y uno superior, destinado a la zona VIP y que requiere reserva previa. No nos olvidamos de su gran terraza al aire libre, el espacio con más ambiente de Marchica, especialmente cuando sale un día soleado, y que es, de facto, una pista de baile gigante. Por su escenario han pasado artistas como Brian Cross, DJ Nano, Dorian, Carlos Jean o Javi Reina. https://www.youtube.com/watch?v=C-mMCoRz1ds 4. Farinet en Verbier (Suiza) A la belleza de las montañas nevadas de Suiza le acompaña, también, buenas dosis de fiesta. En la estación de esquí de Verbier encontramos uno de los mejores après-ski de Europa, Farinet, en el que hay un espacio para todo el mundo. Ofrece dos ambientes: uno en la parte delantera y otro diferente en la trasera. Si por algo es conocido este local es por su techo corredizo que se cierra de manera automática cuando cae una nieve demasiado pesada y protege a los esquiadores que están pasándoselo bien. Este après-ski lo encontraréis en la planta baja del Hotel Farinet y abre todos los días de 16h a 20h. Aquí la locura es máxima y no es difícil ver a gente encaramada por todas partes, por la barra, por las vigas, por el fondo... y es que aquí se hace una especie de competición oficiosa en la que los asistentes se pelean por ver quién se sube al lugar más extraño. Ah, y si os habéis animado y queréis seguir la marcha, podéis hacerlo muy cerca: cuando cierra Farinet todo el mundo se va al Club Casbah. https://www.youtube.com/watch?v=Sa5iq9WqOGM 5. Mooserwirt en St. Anton (Austria) El lema del local Mooserwirt, en la estación de esquí austríaca de St. Anton, dice que es "la madre de todos los bares de après-ski". Abrió a finales de los años 80 -curiosamente, antes era una granja familiar- y se ha convertido en uno de los grandes referentes en Europa. Veréis la cabaña en la base del teleférico Galziq. Todos los días de la temporada de esquí comienza a animarse hacia las 15.30h y para las 17h el espacio ya comienza a estar a rebosar, tanto en su interior como en su exterior; la fiesta se prolonga hasta las 20h, cuando puedes seguir la marcha en el Anton Bar, en el Piccadilly Bar o en la discoteca Postkeller. La cerveza es la bebida por excelencia del Mooserwirt y se dice que es el bar que más vende en toda Austria, con unos 5.000 litros al día (de hecho, hay un empleado que solo se dedica a cambiar barriles de cerveza).

Marchica en Formigal: Así es el après-ski de moda

Si vais a esquiar a la estación de esquí Formigal-Panticosa en el Pirineo Aragonés. Os espera un impresionante dominio esquiable de 182 kilómetros, donde podremos disfrutar de 147 pistas, tanto para debutantes como para veteranos sobre los esquís: 12 verdes, 36 azules, 52 rojas y 42 negras, además de cinco itinerarios para los que quieren surcar las nieves más vírgenes y salvajes. En definitiva, es una estación apta para todos los niveles de esquí, aunque aquellos que quieran pueden realizar unas clases de esquí en Formigal para mejorar su técnica. Y es que, desde la apertura de la estación de esquí de Formigal, este destino nos ofrece calidad de nieve para disfrutar al máximo del nuestros días de esquí. Ahora bien, algo que nos encanta de los viajes de esquí, además de darlo todo en las pistas, es el momento en el que cierran. Entonces es cuando empieza el 'après-ski', todavía queda mucha tarde y noche por delante para disfrutar a tope. Algunos prefieren practicar otras actividades deportivas en este tiempo; otros, relajarse en un balneario como el de Panticosa, hacer turismo por los pintorescos pueblos de montaña de los alrededores, o descansar en alguno de los hoteles cercanos a Formigal; y también están quienes buscan la mejor fiesta para tomarse algo y comentar la jornada, conocer a gente y, por qué no, ligar. Está claro que podemos encontrar diversas actividades en Formigal, ya sea para los más mayores como para los pequeños de la casa. Si sois de los que os gusta la marcha, en Formigal se encuentra uno de los locales con más ambiente de los Pirineos: Marchica. ¿Lo conoces? Te contamos todas las claves. ¿Cómo es la fiesta en Marchica? https://www.youtube.com/watch?v=C-mMCoRz1ds Marchica es un bar con terraza muy popular que abrió sus puertas en 2009 y desde entonces se ha convertido en un lugar de referencia de la fiesta en las pistas de esquí. Se encuentra junto al edificio de Sextas y año tras año recibe cada vez a más visitantes. Para que os hagáis una idea de la gran acogida que tiene, hubo un año, en 2014, que Marchica abrió incluso antes de que lo hiciera la estación de esquí ya que recibieron muchas llamadas interesándose por el local. Marchica se inspira en el ambiente de los locales típicos de Los Alpes. En el interior nos zambulliremos en una decoración en la que pensaremos que bien podríamos estar en un bar austríaco del Tirol; de hecho, la madera que veremos en el interior y que otorga gran calidez al ambiente procede de tres establos abandonados que había en aquellas tierras. Dentro hay dos pisos y ambos tienen barra propia para atender a los clientes. Estos son los tres grandes espacios de Marchica: Piso inferior. Es accesible a todas las personas y cuenta con una gran barra semicircular en el centro. Piso superior-VIP. Es el que está destinado a la zona VIP y que requiere reserva previa. Ofrece selección especial de bebidas, un espacio reservado, calefacción individual, terraza con vistas, opción variada de aperitivos y menús, asientos de descanso, acceso exclusivo prioritario y zona especial de champanería. Cuenta con el apoyo de dos partners: Ron Barceló y El Ganso. Terraza. Sin duda, la zona con más ambiente de Marchica y que ha ido ampliándose con el tiempo dada su popularidad. Está totalmente al aire libre y funciona como una pista de baile. Hay una cabina de DJ por donde han pasado artistas como Brian Cross, DJ Nano, Dorian, Carlos Jean, Javi Reina, Albert Nevé y Alexander Som, entre otros. En la terraza suenan temas actuales y de todos los tiempos. Por cierto, "Sweet Caroline", de Neil Diamond, es el himno de Marchica y sonará seguro durante vuestra estancia. El ambiente de Marchica es muy bueno y de lo más peculiar. Podremos encontrar a gente bailando y dándolo todo con sus trajes de esquí o con disfraces. ¡Aquí todo lo que esté relacionado con el buen rollo está permitido! Puedes consultar las redes sociales del local para saber la programación especial que habrá en las fechas de tu viaje a Formigal-Panticosa, ¡porque aquí la experiencia es cada día diferente! Puede haber concierto de un grupo musical, pinchar uno o varios DJ's o haber alguna fiesta temática. Marchica, un local que abre todo el día Pero Marchica no es solo fiesta y baile. Nada más lejos de la realidad: el establecimiento está abierto todo el día. Habitualmente abre a primera hora de la mañana, en torno a las 7.30 horas, para servir los mejores desayunos y llegar a las pistas de esquí con fuerzas. Conforme avanza la jornada, el local ofrece bocadillos, tapas, vermuts y diferentes snacks para hacer una pausa en las pistas y matar el gusanillo hasta la hora de comer, como cualquier otro bar o restaurante que se encuentra a pie de pistas. Es por la tarde-noche cuando Marchica se transforma totalmente y se reconvierte en una pista de baile con música y mucho ambiente. Como una discoteca al aire libre y en medio de los Pirineos. Podríamos decir que, Marchica se asemeja a l'Abarset de Andorra, otro après-ski de lo más moderno en el que durante el día puedes disfrutar de platos de calidad y por la noche tomar algo en la discoteca. Otra experiencia que te recomendamos es contemplar la puesta de sol, cuando cierran las pistas de esquí, desde la terraza de Marchica: un precioso momento que podremos disfrutar con una copa o cerveza en la mano y con la mejor compañía.  Otros planes imprescindibles en el après-ski de Formigal Ir a tomar algo y a mover el esqueleto a Marchica no es lo único que podemos hacer cuando cierran las pistas de esquí de la estación de Formigal. Te proponemos tres planes muy especiales para vuestro viaje a la nieve al Pirineo Aragonés: Tobogganing. Es uno de los planes en Formigal para los que no esquían más populares¿Qué te parece subir en el telesilla de Sallent al anochecer, cenar los platos italianos de la Trattoria Cantal en medio de las pistas de esquí, a 1.800 metros de altitud, y después bajar desde allí en un trineo clásico de madera por una pista iluminada de 2,5 kilómetros? Suena bien, ¿verdad? Una bonita y completa experiencia para descender la montaña nevada bajo la luz de las estrellas. La aventura comienza a las 19h y concluye en la zona de Sextas, después de haber recibido una charla explicativa sobre la historia y el manejo de los trineos de madera donde no faltarán curiosidades. La Glera. No podéis dejar de vivir al menos una noche una de las experiencias más singulares que nos ofrece la estación de esquí de Formigal. Se trata de cenar en una pequeña cabaña con una capacidad muy limitada, hasta 18 personas, en medio del silencio de la montaña por la noche, a más de 2.000 metros de altitud. Los más exigentes se encontrarán con una carta de lujo: carnes a la brasa, potaje montañés, postres caseros y una completa carta de bebidas con vinos, champagnes y cervezas que se dejan enfriar en la nieve. Por si fuera poco, uno de los alicientes de esta experiencia es el desplazamiento hasta La Glera. No irás andando ni en telesilla: solo se puede acceder a través de ratrack, es decir, máquinas pisapistas. Las Mugas. ¿Quieres dormir en medio de la montaña, viendo las estrellas, pero sin perder comodidades? En la estación de esquí de Formigal nos proponen algo así como un "vivac" para exquisitos: Las Mugas. Se trata de un espacio exclusivo ubicado a 1.800 metros de altitud en los Pirineos donde podremos hacer noche, con todo incluido, y con vistas a la montaña. Una experiencia mágica. Cada "muga" tiene una pequeña terraza, una nevera surtida, servicio de habitación las 24 horas y servicio de desayuno y cena gourmet en la Muga principal. Además, podremos contratar experiencias exclusivas con o sin guía, como por ejemplo, un paseo por los alrededores con raquetas de nieve. El ascenso a la zona de Las Mugas se hace en máquina ratrack, lo que ya de por sí es toda una experiencia, que salen de la zona de Anayet.

Dónde hacer rafting en Aragón – Huesca y Zaragoza

¿Buscando un plan deportivo diferente para este verano, refrescante, en medio de un entorno natural, en la montaña, con algunas dosis de adrenalina y con muchas risas aseguradas? Una de nuestras actividades favoritas para los días más calurosos es el rafting. Y dónde mejor para practicarlo que en el Pirineo Aragonés. ¿Qué és el rafting y por qué practicarlo? Primero, porque es una actividad dirigida con varios niveles de dificultad. Si nunca lo has practicado, no te preocupes porque hay opciones y ofertas de rafting muy entretenidas para principiantes; y si tenéis un cierto nivel y forma física, ¡atreveos con recorridos más arriesgados! El segundo motivo por el que recomendamos el rafting Pirineos es que es un deporte ideal para practicar con grupos de amigos, rafting con la familia o con compañeros de trabajo: las balsas neumáticas tienen normalmente capacidad para 6 u 8 personas, y además de potenciar el trabajo en equipo, nos brindará anécdotas muy divertidas. Además, es una actividad que también permite la participación de niños a partir de una determinada edad (que marca cada empresa de monitores, aunque lo habitual es que pidan 8 años como mínimo y saber nadar). Y aunque en el rafting recorres un río a bordo de una balsa, hazte a la idea de que mojarte, te mojarás. ¡Algo que agradecerás en los días más calurosos del año! Una vez convencido de tu escapada de rafting, la siguiente pregunta será: ¿Dónde practicar rafting en Aragón? Aquí te hemos preparado una lista con las mejores posibilidades de Zaragoza y Huesca, en el prepirineo y Pirineo Aragonés. En esta zona hay muchos ríos caudalosos, gracias al deshielo en las altas montañas pirenaicas, y que discurren por grandes cuencas y barrancos formados con el paso de los milenios. ¡Toma nota! Rafting en Huesca En los Pirineos, tenemos la posibilidad de practicar rafting en Huesca en divertidos ríos con diferentes niveles de dificultad como son Ésera y Ara. Hay grados de I, II y III en función de la experiencia que tengáis los participantes y dependiendo del tramo del río. Rafting en el río Ésera. Está en la vertiente norte del macizo de la Maladeta, concretamnte en la localidad de Campo. Es un río que, gracias a la regulación de su caudal, que se encuentra represado en varios puntos de su recorrido, permite hacer rafting durante toda la temporada. Ofrecemos entre 7-8 kilómetros de descenso en su lecho y una duración de dos horas y media, de las cuales más de una hora estarás en el agua a bordo de la balsa neumática. Es apto para todos los públicos y pueden participar los niños y las niñas a partir de 5 años, aunque se requiere que sepan nadar. https://www.youtube.com/watch?v=k82jkEaOZAI Rafting en el río Ara. Es conocido por ser el río más técnico para hacer rafting en el Pirineo en España, ideal para los que tienen más experiencia y para los más intrépidos (los rápidos tienen un nivel entre medio y alto, aunque cualquier persona que haga un mínimo de ejercicio físico está preparada para hacerlo). Discurre por un cañón frondoso y escapado, con fuertes pendientes, entre Torla y Broto, en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Los descensos arrancan ya en primavera con el deshielo. Tiene unos 7 kilómetros llenos de adrenalina. También se estima que la actividad dura unas dos horas y media. Todo lo que debes saber sobre el rafting en Huesca ¿Qué necesitaréis para practicar rafting en Huesca? Los participantes deben llevar bañador o mallas, camiseta, zapatillas de ducha y toalla. La ropa debe ser cómoda y tened en cuenta que se mojará, aunque vaya por debajo del neopreno. Por su parte, la organización de la actividad facilita a todos los participantes el material más especializado para hacer rafting: balsa (para entre 6 y 8 personas), remo, chaleco, casco, neopreno y botines. ¿Cuándo se hace la actividad? Los descensos de rafting por el río Ésera y por el río Ara se hacen en dos turnos: el primero, antes de comer, a las 11h; y el segundo, a las 15h. Calcula unas dos horas y media de actividad. Hay que llegar 20 minutos antes de la hora al punto de encuentro. ¿Dónde hay que ir? Para practicar rafting en Huesca, la base de aguas bravas se encuentra en la carretera que va al pueblo de Benasque, concretamente a 300 metros de su centro urbano. Las instalaciones son de lo más completas, ya que además de oficina de atención e información, hay sala de neoprenos, solárium para el lavado e higienización del material. Así como zona de espera, baños y duchas con agua caliente, vestuarios específicos donde te podrás cambiar con toda comodidad, aparcamiento propio y un jardín donde podremos hacer un picnic y relajarnos. En el pueblo encontrarás todos los servicios: panadería, tienda de alimentación, bares y restaurantes. Ofertas para hacer rafting en Huesca ¿Sabías que en la actualidad es posible encontrar interesantes descuentos para practicar rafting en Huesca? Gracias a los paquetes que incluyen hotel+actividad deportiva, el rafting Pirineo Aragonés está más al alcance de tu mano que nunca. En Estiber tenemos ofertas para pasar una noche de hotel y un día en el río desde 71 euros por persona con alojamiento en el Hostal Parque Natural de Benasque, en un entorno natural impresionante. Si prefieres aprovechar y pasar todo el fin de semana en el Pirineo, ofrecemos escapadas con dos noches y rafting en el río Ésera o en el río Ara desde 100 euros por persona. Una buena opción para practicar rafting familia Huesca. Rafting en Zaragoza Otra posibilidad que tenemos para practicar rafting en Aragón es ir a algunas zonas, muy bonitas también, de la provincia de Zaragoza. Aquí tendremos la posibilidad de descender el clásico de rafting en Murillo de Gállego, especialmente indicado para aquellas personas que nunca han practicado rafting. Son 8 kilómetros que discurren por aguas bravas, pero sin grandes sobresaltos y con mucha seguridad. Todo en el espectacular entorno de Jaca y el valle de Tena. En este caso, las reservas incluyen a los guías profesionales, la ropa técnica necesaria para practicar rafting (neoprenos, escarpines, chaleco salvavidas, casco y remo), el transporte desde la base hasta el punto de salida y desde la llegada a la base, zona de aparcamiento gratis, seguro de responsabilidad civil y accidentes. Por su parte, los participantes deben llevar bañador o bikini, crema solar, cintas para asegurar las gafas en caso de ser necesario toalla y mochila. ¿Quién puede hacerlo? Para hacer rafting en Murillo de Gállego los participantes deben tener una forma física sana, deben saber nadar y los menores deben tener, al menos, 12 años si van acompañados, y 15 años si van solos. Ofertas para hacer rafting en Zaragoza Si prefieres esta opción, también contamos con interesantes ofertas de paquetes de hotel+rafting en Zaragoza. Si buscas hacer una escapada exprés, puedes reservar una noche en el Hotel Las Nieves de Jaca con rafting en Murillo de Gállego desde solo 63 euros por persona; para alargar el viaje y tener tiempo para visitar los alrededores. Ofrecemos escapadas de fin de semana con dos noches en el mismo hotel y la actividad de rafting desde 82 euros por persona. Estos precios son sensiblemente más baratos que si contrataras el alojamiento y la actividad por separado, por tu cuenta. Aragón es también considerada como una de las comunidades más idóneas de toda España para practicar rafting, un deporte de aventura que goza de un gran estado de salud dentro del ámbito turístico. En este sentido, es justamente en la provincia de Huesca donde se encuentra la cordillera pirenaica, un lugar donde existen multitud de ríos caudalosos en donde con el paso de los milenios se han formado grandes cuencas y barrancos. Y es ahí donde es posible practicar el descenso de ríos en Aragón durante cualquier fin de semana que tengáis libre. Tal vez también te interese... Qué es el Rafting, Graduación y Consejos básicos Dónde hacer ráfting en Catalunya: Lleida (I) Dónde hacer rafting en Andorra y la Seu d'Urgell (III) Rafting con niños: Una actividad ideal para realizar en familia

Estás en buenas manos
34 años de experiencia, + de 100 destinos y más de 1 millón de clientes.
Ahorra al reservar tu paquete
Más por menos, aprovecha las múltiples ventajas reservando tu paquete.
Paga en cómodos plazos
Asegura tu plaza con antelación y sin grandes desembolsos.
Volverás a casa encantado
Nuestros clientes nos avalan y son nuestra mejor carta de presentación.